Ir al pié de página



  •  Artículo destacado
  • Supervivencia al cautiverio soviético: canibalismo


    Supervivencia al cautiverio soviético: canibalismo

    Febrero de 1943. La Batalla de Stalingrado había terminado con la capitulación del VI ejército alemán. El Alto Mando del III Reich y los ciudadanos alemanes eran incapaces de averiguar cómo les había ido al Mariscal Von Paulus y a sus soldados en manos de los soviéticos. En aquel momento, el mariscal de campo y sus generales vivían en un cuartel general relativamente confortable, cerca de Moscú. Pero los hombres del VI ejército que Paulus creía que tenían garantizado el alimento y cuidados médicos, en realidad estaban muriendo en gran número en las heladas estepas. (Seguir leyendo...)



Ver último mensaje Yo jugué al fútbol en Auschwitz

UN BALÓN EN EL MATADERO NAZI


Imagen


Miren bien la imagen. Es Auschwitz y son seres humanos que van a morir. Unos minutos más y estarán en la cámara de gas. Fíjense en las nubes negras, hombres asesinados que ya se han marchado, van camino del cielo porque el infierno en la tierra lo han dejado. Es Auschwitz y esa chimenea escupe las cenizas de los muertos que caerán sobre los hombros de los vivos, esos presos que, algo apartados, juegan al fútbol en el equipo del traje rayado de los condenados. Y ya no vuelvan a mirar. Porque ahí, en esa escena nada se puede explicar. Donde a unos los calcinan, a otros los animan... a dar patadas a un balón. Pero sucede que así ocurrió. Un campo, una pelota y mucha maldad. Ahora lean. Y escuchen las voces de los que sobrevivieron para contar lo que pasó allí... en el maldito lugar de los partidos que nadie pudo imaginar.

El comandante de Auschwitz se queja de dolor en los pies. Tiene frío. Rudolp Höss está encarcelado en Núremberg antes de ser juzgado por el asesinato de más de un millón de personas. Leon Goldensohn, psiquiatra del ejército de Estados Unidos, le interroga. Paredes blancas y una celda incomunicada en el ala C de la prisión enmarcan la conversación. "¿Usted piensa alguna vez en esas ejecuciones o quema de cadáveres que ordenó, en otras palabras, le pertuban un poco esos recuerdos?", le pregunta el doctor. La respuesta de Höss es breve, pero letal: "No. No tengo fantasías de ese tipo". Goldensohn no concibe tanta frialdad, tan poca sensibilidad. Y vuelve a insistir: "¿Sufre usted pesadillas?". "Nunca". Era el 11 de abril de 1946...

... El 2 de noviembre de 2017, Yehuda Bacon, superviviente del Holocausto, atiende la llamada telefónica de este diario. El escenario de la entrevista, un despacho del Centro Sefarad de Madrid. El prisionero número 168.194 entró en Auschwitz con 14 años el 16 de diciembre de 1943. Ahora tiene 88 y vive en Jerusalén. El infierno nazi le arrebató a su padre, a su madre y a su hermana. Se quedó solo en el mundo.


Fuente MARCA

Vistas: 745  •  Comentarios: 5  •  Escribir comentario [ Atras ]

  • Encuestas

¿Podría cambiar algún día la percepción de la 'esvástica' en Occidente?

No, para la cultura occidental este símbolo siempre quedará asociado con los nazis
88
66%
Sí, bastaría con que se le recordara más a la gente su origen remoto
15
11%
Sí, pero solo con el paso del tiempo, cuando la Segunda Guerra Mundial sea ya un hecho histórico demasiado lejano
31
23%
 

Votos totales : 134

 

Ver Tema


  • Donaciones PayPal
  • La Segunda Guerra es una comunidad dedicada al estudio de la Segunda Guerra Mundial sin ánimo de lucro. Cualquier donación es bienvenida y será destinada a sufragar los costes de alojamiento, dominio, etc. Gracias por su colaboración.

    Por favor, use un punto decimal (no una coma) como separador, por ejemplo 3.50

Powered by Board3 Portal © 2009 - 2014 Board3 Group