Ir al pié de página


Curtis Emerson LeMay

Los protagonistas de la Segunda Guerra Mundial

Moderadores: Erwin Rommel, cocinilla



    

Normas del Foro


Curtis Emerson LeMay

Notapor LARRY » 26 Mar 2008, 12:29

Curtis Emerson LeMay nació el 15 de noviembre de 1906 en Columbus, Ohio, USA.

Cursó sus primeros estudios en una escuela pública y luego siguió la carrera de ingeniería civil en la Universidad del Estado de Ohio.

No postuló a West Point, pero en 1928 ingresó como cadete a la reserva del recién creado Cuerpo Aéreo del Ejército de Estados Unidos.

Por sus estudios universitarios recibió el grado de Segundo Teniente.

Se graduó como piloto en Kelly Field, Texas, en 1930.

El 2 de junio de 1934 se casó con Helen E. Maitland, con quien tuvo una hija, Patricia Jane LeMay.

En 1937, LeMay fue transferido al cuerpo de bombarderos.

Pronto fue reconocido por su eficiencia e inteligencia, pese a que debido a su carácter no era una persona fácil de llevar y extremadamente controversial, por ello se ganó el apelativo de "Culo de Hierro".

Se ganó gran prestigio como uno de los mejores navegantes y pilotos del Cuerpo Aéreo.

Ese mismo año, en unas maniobras, recibió coordenadas equivocadas de la posición del acorazado Utah, pero se las arregló para encontrarlo y lo bombardeó con bombas de agua.

En otras maniobras en el Atlántico en 1938, trazó una ruta de intercepción de 800 millas con el trasatlántico italiano Rex y lo encontró, demostrando la posibilidad de defender las costas de Estados Unidos por medio de bombarderos.

También lideró el vuelo de una escuadrilla de bombarderos Boeing B-17 Flying Fortress en una gira por Sudamérica para demostrar la capacidad del Cuerpo Aéreo para defender el continente.

El ingreso de Estados Unidos en la guerra, después del ataque a Pearl Harbor, lo hizo ascender rápidamente.

Fue a Europa apenas con grado de capitán y ya en 1942 fue puesto al mando del 305 Grupo de Bombarderos de la 8º Fuerza Aérea en Inglaterra. Organizó y desarrolló las tácticas de vuelo de los escuadrones de bombardeo.

Ideó los vuelos de lanzadera despegando de Inglaterra, bombardeando Alemania y prosiguiendo a aterrizar en África.

Se caracterizó por su frialdad para planificar los vuelos diurnos contra las ciudades alemanas, mientras los británicos lo hacían de noche.

Puso en práctica el bombardeo masivo con bombas incendiarias precedidas por bombas explosivas para facilitar el ingreso del fuego por los destruidos techos, puertas y ventanas de casas y edificios.

LeMay y Bombardero Harris se complementaron muy bien el un o con el otro.

Cuando LeMay pasó a dirigir los bombardeos en Asia se ganó el apelativo "El Bombardero Harris del Pacífico".

En 18 meses de servicio en Europa alcanzó el grado de Teniente Coronel y luego Mayor General siendo nombrado comandante de división.

Se le reconoció su capacidad para resolver problemas y desarrollar tácticas innovadoras y efectivas.

Cuando el General Arnold se encontraba en apuros para desplegar los B-29 en Asia, llamó a LeMay y en poco tiempo los B-29 estaban volando en China.

Por esa razón, cuando llegó el momento de poner en servicio a la 21º Fuerza Aérea desde las Marianas, Arnold no se lo pensó dos veces, pese a que el General Chenault quedó un tanto disgustado por no obtener la asignación.

LeMay fue enviado al Pacífico y en un par de meses los B-29 estaban listos para bombardear Japón.

Su primera decisión drástica fue cambiar las tácticas de vuelos de precisión diurnos a gran altura, por los vuelos nocturnos a muy baja altura y el bombardeo en alfombra usando bombas incendiarias y Napalm.

Incluso ordenó retirar todas las ametralladoras y el equipo innecesario de los aviones para hacerlos más ligeros y tener más capacidad de carga de bombas. No se equivocó. Los japoneses no tenían un caza nocturno que pudiera enfrentar al nuevo P-61 o al comprobado caza P-51.

A partir del 9 de marzo de 1945, LeMay incineró 70 ciudades japonesas y sólo en Tokio, en apenas dos horas, mató a más de 100.000 civiles.

Los bombardeos continuaron hasta que no tenían qué bombardear.

Cuando lanzaron las bombas atómicas, el Imperio Japonés estaba ya listo para rendirse al no poder hacerle frente a los bombardeos.

Después de la guerra fue honrado como un héroe nacional.

Recibió Doctorados Honoris Causa en Leyes en las universidades John Carroll, Kenyon College, la Universidad del Sur de California, Universidad Creighton y la Universidad de Akron.

También fue honrado con doctorados en ciencias en la Universidad del Estado de Ohio la Universidad de Virginia, y un doctorado en Ingeniería en Case Institute of Technology.

Perteneció a las organizaciones estudiantiles Sigma Tau, Tau Beta Pi y Theta Tau.

Después de la guerra y por un corto período, asumió el mando del departamento de investigación y desarrollo, luego, en 1947, fue enviado a Wiesbaden, en Alemania, para comandar las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa.

Cuando surgió la crisis de Berlín asumió el mando del abastecimiento aéreo de la ciudad.

Las posibilidades de guerra con la Unión Soviética se incrementaban día a día y por ello, en 1948, el general Hoyt Vandenberg reemplazó al General George Kenney por LeMay, quien regresó inmediatamente a Estados Unidos para ponerse al frente del Strategic Air Commmand, SAC (Comando Estratégico del Aire) en la recién creada United States Air Force, USAF (Fuerza Aérea de Estados Unidos).

La primera función de LeMay era poner al SAC en estado operativo para encontrarse en condiciones de realizar vuelos de bombardeo estratégico contra la Unión Soviética.

Lo primero que hizo LeMay fue ordenar el "bombardeo" de la ciudad de Dayton en Ohio.

Ninguno de los aviones fue capaz de completar la misión.

El SAC tenía que ser reorganizado, y para ello recibió plenos poderes de Vandenberg.

LeMay construyó nuevas bases aéreas, estableció nuevos programas de entrenamiento, instituyó el ascenso inmediato como premio a las mejores tripulaciones y con mano dura puso al SAC en condiciones de operatividad listos para el combate las 24 horas del día, los 365 días del año.

Sin duda el SAC se convirtió en una maquinaria de guerra sin igual en el mundo.

Pero antes de lograr el 100% de eficiencia, en 1949, ya en plena Guerra Fría, como parte de sus primeros planes de guerra contra la Unión Soviética, propuso lanzar el inventario completo de 133 bombas atómicas contra 70 ciudades soviéticas y capitales de Europa del Este en un período de 30 días.

Basaba su estrategia en que los soviéticos no tenían una fuerza capaz de equiparar al SAC en esos momentos y el tiempo jugaba en favor de los rusos.

Entre julio y noviembre de 1944, 4 aviones B-29, tres de ellos en perfecto estado, fueron confiscados por los rusos después de aterrizajes de emergencia.

Esos aviones fueron el modelo copiado, tornillo por tornillo, para la construcción del bombardero Tupolev TU-4 y el transporte TU-70, ambos exhibidos en Moscú en 1947.

Desde el punto de vista militar no cabe duda que LeMay tenía razón, pero políticamente Estados Unidos no estaba dispuesto a verse arrastrado en una nueva guerra sin agotar los métodos disuasivos y la diplomacia.
"¡Defender la ciudad o morir en el intento!". Chuikov en Stalingrado

Desarrollo tec. y militar (1) Política (1) Ganador de concurso (1) 2º Mejor Artículo Anual (1) 3º Mejor Artículo Anual (2)
Avatar de Usuario
Glavniy Márshal Flota
LARRY
Glavniy Márshal Flota
Medallas: 6
Victorias: 21

Mensajes: 8093
Registrado: 20 Ene 2008, 22:39
País: España


Notapor LARRY » 26 Mar 2008, 12:38

Aunque afortunadamente el plan atómico de LeMay no se llevó a cabo, mantuvo al SAC en estado de permanente alerta hasta que dejó el comando en 1957, cuando fue designado Segundo Comandante de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en el Pentágono.

Al terminar la Guerra fue cancelada la fabricación de 5.092 aviones B-29C y el último pedido de 200 aviones B-29D fue recortado a 60.

Para empezar, el SAC sólo contaba con los aviones B-29 y por ello LeMay ordenó el nuevo B-50 de los cuales se construyeron 371 unidades.

Copiando los planos alemanes de las alas delta el SAC ordenó el nuevo bombardero Jet B-47 que entró en servicio en Corea.

Luego el bombardero más grande del mundo, el Convair B-36, con 6 motores a explosión y 4 turbo jet (avión que fue planificado para continuar la guerra desde Estados Unidos si Alemania hubiera invadido Inglaterra) y finalmente el Boeing B-52 Stratofortress.

LeMay constantemente creaba conflictos en el Pentágono.

Argüía en favor del desarrollo del bombardero B-70 (que fue suspendido por su alto costo en favor de los misiles intercontinentales), del misil nuclear aire-tierra GAM-87 Skybolt (que fue cancelado el día de su primera prueba exitosa) y por otro lado se oponía tenazmente al desarrollo del modernísimo caza-bombardero de interdicción que después de llamaría Aardvark F-111.

En los tres casos fracasó.

Cuatro años después, en 1961, LeMay fue nombrado Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea.

Como miembro del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, en reemplazo del General Thomas White, siempre estuvo en contra del presidente de ese organismo General Maxwell Taylor, por su mano blanda y dispuesto a criticar al Secretario de Defensa Robert McNamara por no asumir posiciones radicales, olvidando lo mucho que lo defendió por su actuación durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante la Crisis de los Misiles en Cuba, LeMay le recomendó al Presidente Kennedy que enviara a la Marina y al SAC a rodear Cuba y si fuera necesario "freírla".

Cuando finalmente la crisis fue resuelta por medio de gestiones diplomáticas y declarada como una victoria, LeMay declaró: "¿Ganamos? ¡Diablos, perdimos! Debimos haberlos atacado y barrido. Es la más grande derrota de nuestra historia".

Fue notorio el enfrentamiento entre LeMay y Kennedy, pues desde Roosevelt, Truman y Eisenhower, los presidentes dejaron que los jefes militares realizaran sus planes estratégicos y tácticos sin la intromisión de los políticos.

Con Kennedy, los viejos y experimentados jefes no soportaban que incorporara oficiales bisoños entre los altos mandos del Pentágono, porque obstruían todo intento de realizar planes demasiado agresivos o los limitaban aduciendo razones políticas.

Entre los más peligrosos de todos los generales, en un período en que la posibilidad de una guerra nuclear estaba latente, en primera fila se encontraban Curtis LeMay y el Jefe del SAC General Thomas Power, el mismo que dirigió el bombardeo incendiario de Tokio.

Fue LeMay quien insistía en realizar misiones de reconocimiento contra la Unión Soviética, con el propósito declarado de que estallara la Tercera Guerra Mundial de una vez por todas.

Curtis LeMay era, en opinión de algunos observadores, era un hombre que siempre buscaba situaciones que lo hacían aparecer como "un elefante enfurecido saliendo del bosque para embestir a cualquiera".

Era totalmente vulgar en el trato con sus colegas del Comando Conjunto.

Siempre se quejaba que las reuniones eran improductivas, tontas y aburridas.

Era petulante y con actitudes inmaduras cuando no lograba lo que quería.

Solía echar el humo de su cigarro en la cara de quien discrepara sus puntos de vista.

Para mostrar su disgusto por alguna opinión contraria a su forma de pensar, se levantaba, iba al baño, dejaba la puerta abierta y orinaba para luego hacer correr el agua varias veces, con el prepósito de perturbar la reunión.

Luego regresaba a su puesto pretendiendo que no había pasado nada.

Cuando se molestaba con algún oficial subalterno optaba por el sarcasmo y si eso arremetía contra todo el equipo.

Siempre anduvo en oposición manifiesta contra los demás jefes del Estado Mayor Conjunto.

Su enfrentamiento con el Almirante Arleigh Burke por el control de los submarinos nucleares Polaris fue abierto y descarado.

Eventualmente logró algún control sobre ellos en el Pacífico usando influencias políticas.

Pero Burke se las ingenió para combatir a LeMay, tanto en el Comando Conjunto, como en el Congreso y la prensa, para impedir que echara mano de las fuerzas navales.

Curtis LeMay desarrolló durante la Segunda Guerra Mundial una inmunidad contra el horror de asesinar militares y civiles empleando cualquier método a su alcance.

Durante los ataques incendiarios contra Japón decía: "Hay que matar gente. Cuando hayas matado el número suficiente, ellos dejarán de luchar".

También dijo en una oportunidad, respecto a la guerra de Corea, como si se tratase de piezas de un juego: "Hemos matado, ¿cuanto? ¿Veinte por ciento de la población de Corea del Norte?".

Hablaba de más de dos millones de seres humanos que fueron muertos en los bombardeos con Napalm y la destrucción masiva de las represas y por las inundaciones causadas en Corea del Norte.

En 1950, bajo la presidencia de Eisenhower, LeMay estaba autorizado para ordenar un ataque nuclear sin la aprobación presidencial, si el presidente no hubiera podido ser contactado.

Esa orden fue extendida al General Thomas S. Power su general preferido para los ataques a Japón.

Sin embargo, decía que Power era "inestable" y "sádico."

Cuando Eisenhower prohibió que se realizara un ataque nuclear a la Unión Soviética, sin su consentimiento, LeMay dijo que Eisenhower era un "irresoluto".

Claro, que eso era nada contra su opinión de que Kennedy era un "cobarde", por su actitud en Bahía de Cochinos.

Opinión que, valgan verdades, muchos cubanos en el exilio comparten, pero que tomo decisiones que salvaron al mundo de una guerra nuclear.

LeMay habló abiertamente de la necesidad de asestar ataques preventivos en los que debían morir "cien millones de personas".

Muchas veces fue criticado y adjetivado como loco, agresivo, imprudente e irresponsable.

Incluso hubo personas que pensaron que LeMay era capaz de intentar un golpe de estado para asumir el poder en Estados Unidos.

Cuando pasó al retiro en 1965, el General Cuatro Estrellas Curtis LeMay se involucró en movimientos políticos radicales.

Luego se alió con el segregacionista Gobernador de Alabama George C. Wallace formando en 1968 el Partido Independiente Americano.

Wallace era un abogado que, recién graduado, se enlistó en el Cuerpo Aéreo en 1942, alcanzando el grado de sargento en la 20º Fuerza Aérea al mando de LeMay, cuando bombardeaba Japón.

Luego fue gobernador de Alabama y presentó su candidatura presidencial acompañado por LeMay para la Vicepresidencia.

Fracasaron en ese intento, tal vez por las violentas declaraciones de LeMay, como cuando dijo que el pueblo de Estados Unidos le temía a una guerra nuclear con la Unión Soviética, pero él no.

Luego de la derrota, LeMay prácticamente se recluyó en su casa, de donde rara vez salía y se dedicó a escribir artículos políticos sobre los radicales y los liberales en la cultura de Estados Unidos.

Durante su vida militar, Curtis LeMay fue condecorado con la Medalla del Aire con tres Hojas de Roble, por valor en combate; La Cruz de Vuelo Distinguido con dos Hojas de Roble; la Cruz de Servicio Distinguido, La Medalla de Servicio Distinguido; la Estrella de Plata; Medalla del Servicio de Defensa Americana, la Medalla por Acciones Humanitarias y la Medalla del Servicio de Defensa Nacional, entre otras condecoraciones de Estados Unidos.

En el exterior fue condecorado con La Legión de Honor Francesa, además condecoraciones británicas, rusas, belgas, chilenas, brasileras, argentinas, ecuatorianas y marroquíes.

Fue también piloto comandante calificado de jets, observador aéreo, observador de combate y observador técnico.

Escribió el libro "Mission With LeMay: My Story".

Curtis Emerson LeMay falleció de un ataque al corazón el 1 de octubre de 1990 en Riverside, California, USA.

Curtis Emerson LeMay
Imagen

Arthur "Bombardero" Harris, compañero de LeMay en la Segunda Guerra Mundial
Imagen

Saludos
Alberto Fdez.

Fuente: Exordio
"¡Defender la ciudad o morir en el intento!". Chuikov en Stalingrado

Desarrollo tec. y militar (1) Política (1) Ganador de concurso (1) 2º Mejor Artículo Anual (1) 3º Mejor Artículo Anual (2)
Avatar de Usuario
Glavniy Márshal Flota
LARRY
Glavniy Márshal Flota
Medallas: 6
Victorias: 21

Mensajes: 8093
Registrado: 20 Ene 2008, 22:39
País: España


Notapor Durand » 26 Mar 2008, 12:51

Excelente trabajo Larry,sino te importa contribuyo con unas imagenes.

Imagen
Teniente Curtis E. Lemay apareció en la escena de la aviación en 1929

Imagen
General LeMay Entre los muchos logros está el establecimiento de un registro de 13 horas, 2 minutos, 51 segundos 6322.85 millas de vuelo en un Boeing cisterna KC-135 de Westover AFB, Massachusetts, a la Argentina. El general se muestra aquí durante las ceremonias en el aeropuerto de Ezeiza, Buenos Aires, después de su llegada el 12 de noviembre, 1957.

Imagen
General LeMay en la cumbre de su carrera, en la Fuerza Aérea el 30 de junio de 1961, cuando fue juramentado como Jefe de Gabinete del Secretario de la Fuerza Aérea de Eugene M. Zuckert. Observación de la ceremonia en el jardín de rosas de la Casa Blanca con los fallecidos Presidente John F. Kennedy y el entonces vicepresidente Lyndon B. Johnson.

Fuente: http://www.century-of-flight.net/Aviati ... e/SACs.htm

Un saludo.Durand...

Si alguien os pregunta por qué habéis luchado y muerto en esta guerra, decidles: por las mentiras de nuestros padres.
Rudyard Kipling
Avatar de Usuario
Staff Sergeant
Durand
Staff Sergeant
Victorias: 1

Mensajes: 811
Registrado: 18 Sep 2007, 20:38
País: New Zealand


Notapor LARRY » 26 Mar 2008, 13:20

Gracias Durand.

Por cierto que no me importa en absoluto, cuanto más completo sea el artículo mejor!

Saludos

LARRY
"¡Defender la ciudad o morir en el intento!". Chuikov en Stalingrado

Desarrollo tec. y militar (1) Política (1) Ganador de concurso (1) 2º Mejor Artículo Anual (1) 3º Mejor Artículo Anual (2)
Avatar de Usuario
Glavniy Márshal Flota
LARRY
Glavniy Márshal Flota
Medallas: 6
Victorias: 21

Mensajes: 8093
Registrado: 20 Ene 2008, 22:39
País: España



Volver a Índice general

Volver a Biografías