Ir al pié de página
II Guerra Mundial: La colección definitiva


La Francia de Vichy

Estudios de la Segunda Guerra Mundial

Moderador: Erwin Rommel


La Francia de Vichy

Notapor albertoa » 12 Mar 2011, 18:44

LA FRANCIA DE VICHY (1940-1944)



Cuando oímos hablar del “Gobierno de Vichy”, el "Régimen de Vichy" o “La Francia de Vichy”, a todos nos viene a la cabeza una palabra: traición; y un personaje: Petain.

¿Cómo un héroe nacional durante la I Guerra Mundial pudo actuar así? ¿Qué era en realidad la Francia de Vichy?

Por definición entendemos a La Francia de Vichy por el nombre con que informalmente se conoce al régimen instaurado en parte del territorio francés y en la totalidad de sus colonias tras la firma del armisticio con la Alemania nazi y en el marco de la II Guerra Mundial. El Gobierno de Vichy fue un régimen político de carácter colaboracionista, establecido en julio de 1940, cuya duración se prolongó hasta agosto de 1944 y que recibe su nombre de la ciudad que fue su sede: Vichy.

El nombre oficial con que se denominó el régimen fue "Estado Francés". Formalmente, constituye una interrupción de la III República francesa (cuyo nombre desaparece de las actas oficiales), por los cambios constitucionales que liquidaron la democracia parlamentaria y establecieron un régimen autoritario. El sistema político se debe encuadrar en los regímenes autoritarios de la época, y es deudor del corporativismo.

Imagen

Mapa de Francia tras la ocupación Alemana



LA FORMACIÓN DEL GOBIERNO DE VICHY

Después de que las tropas alemanas derrotaran a las fuerzas franco-británicas en las batallas de los meses de mayo y junio de 1940, el primer ministro francés Paul Reynaud presentó su dimisión el 16 de junio y su sucesor, el mariscal Henri Philippe Pétain, entabló inmediatamente negociaciones con Alemania encaminadas a firmar un armisticio, que fue suscrito el 22 de junio. En este documento, se decidió que los alemanes ocuparían los territorios situados al norte del río Loira y la costa atlántica hasta la frontera con España. Lo cual suponía que el 55% del territorio francés (incluido París) pasaría a ser zona ocupada, pero seguiría existiendo un Estado francés que mantendría la administración de las colonias. El nuevo gobierno estableció su sede en Vichy el 1 de julio. El 10 de julio, la Asamblea Nacional sometió a votación una ley que abolía la Constitución republicana existente y confería plenos poderes al mariscal Pétain: la propuesta fue aprobada mayoritariamente. Pétain asumió la jefatura del Estado, el término república fue eliminado y se suspendieron las sesiones de la Asamblea Nacional francesa. Quedó formado así el régimen que gobernó esta zona del territorio francés (aunque la totalidad de Francia fue ocupada el 11 de noviembre de 1942) hasta que los alemanes obligaron a Pétain a trasladarse en agosto de 1944 a Alemania.


¿CÓMO ERA EL RÉGIMEN DE VICHY?

El gobierno de Vichy giraba en torno a la figura de Pétain, al que se rendía culto popular. Sus ideas sobre las causas de la derrota y humillación francesa fueron de una importancia primordial para la ‘revolución nacional’ que pretendía encabezar. Ensalzó los valores tradicionales, como la religión, el patriotismo, la familia y la aceptación del trabajo como una obligación. Se dificultó la tramitación de divorcios, el aborto fue duramente reprimido y los padres de familia numerosa recibieron condecoraciones del Estado.

La ‘revolución nacional’ implicaba necesariamente una política nacionalista. La legislación dispuso que los judíos franceses no tuvieran acceso al cuerpo de funcionarios, la educación, la prensa y el cine, en tanto que los de origen extranjero que se habían refugiado en Francia fueron recluidos en campos de concentración. La colaboración entre el gobierno de Vichy y Alemania, que quedó consagrada con la reunión sostenida entre Adolf Hitler y Pétain en octubre de 1940, se intensificó especialmente en 1942, cuando la policía francesa ayudó a los alemanes a detener a los judíos, sobre todo a los de procedencia extranjera, para enviarlos a campos de concentración como Auschwitz, donde eran exterminados. Unos 76.000 judíos fueron deportados por Francia entre 1942 y 1944, y únicamente sobrevivió un 3% de ellos, aunque otras fuentes hablan del regreso de un 10% de los deportados.

El gobierno de Vichy fracasó, debido en parte a su propia debilidad. Pétain tenía 84 años cuando asumió el poder y su talante reservado le impidió constituir un ejecutivo fuerte. No obstante, fueron las acciones de los alemanes las que más perjudicaron su gestión. En febrero de 1943, se creó el Servicio de Trabajo Obligatorio, por el que 250.000 franceses fueron enviados a trabajar a Alemania. Los alemanes requisaron alimentos y materias primas a Francia y provocaron épocas de escasez. La persecución de los judíos ofendió a muchos católicos y protestantes. El argumento de que los alemanes protegían a Francia de los bolcheviques dejó de ser convincente. Comenzó a proliferar la resistencia armada contra los alemanes, en 1942, y se constituyó un movimiento unificado dirigido por la FranciaLibre, la organización fundada en 1940 por el general Charles de Gaulle en Londres.

MEDIDAS POLÍTICAS Y ECONÓMICAS ADOPTADAS DURANTE EL GOBIERNO DE VICHY

Contando con la reputación del "vencedor de Verdún", el régimen decidió explotar el prestigio del mariscal Pétain y comenzó a difundir un culto a la personalidad del nuevo líder: las fotos del mariscal figuran en las vitrinas de todos los negocios, en las paredes de la ciudad, en todas las oficinas administrativas, lo mismo que en todas las instituciones educativas y en las organizaciones juveniles. Se suspendieron las libertades públicas, lo mismo que los partidos políticos, y todos los sindicatos fueron unificados en una organización de corporativismo laboral, al tiempo que aparecían jurisdicciones de excepción.


Imagen

Cartel propagandístico de la época


El régimen de Vichy pretendía realizar una "Revolución Nacional", si bien sus principios contradecían la Revolución Francesa. El lema del régimen será "Trabajo, Familia, Patria". En sus anhelos de la restauración de Francia, el Gobierno creó en un corto tiempo, bajo la dirección del general Joseph de La Porte du Theil, campos de formación de las juventudes, que se convertirían más adelante en las Canteras de la Juventud Francesa. La idea era reunir toda una generación de franceses y, a través de una vida de formación próxima a las prácticas del escultismo, inculcarles los valores morales del nuevo régimen. Al mismo tiempo, se suprimió el servicio militar.

En el campo económico, se ponen en marcha otros medios de control, como los Comités profesionales de organización y repartición, que tenían un poder jurisdiccional sobre sus miembros y un poder de repartición de las materias primas, lo que representaba un poder capital en esos tiempos de restricciones generalizadas.

Paralelamente con el desarrollo de un poder centralizado, el mariscal se dedicó al "levantamiento de Francia", que incluía la repatriación de refugiados, la desmovilización, un sistema de abastecimiento, el mantenimiento del orden y de la unidad nacional. Pétain se mostraba como garante del respeto de Alemania por las convenciones del armisticio.

Se tomaron varias medidas de organización del régimen, como la creación de un ministerio de la reconstrucción, la unificación del permiso de construir, y una política familiar. Se prohibió fumar en las salas de espectáculos, y se instauró el día de las madres.

En octubre de 1940 y sin contar con la solicitud de Alemania, se promulgaron precipitadamente leyes de exclusión contra los masones y los judíos, que serían endurecidas al año siguiente. Las leyes excluían también a los franceses de "raza judía" (determinada por la religión de sus padres) de la participación en actividades públicas y en la administración. Se trató asimismo de limitar el número de estudiantes judíos en las universidades, medida que contó con el rechazo de la comunidad universitaria.

Durante el período del armisticio se creó la "Legión Francesa de Combatientes", a la que se agregarían los "Amigos de la Legión" y los "Cadetes de la Legión". La Legión se fundó por Xavier Vallat el 29 de agosto de 1940 y fue presidida por el mariscal Pétain. Para el régimen de Vichy, la nueva Legión deberá servir de punta de lanza de la Revolución Nacional y del propio régimen.

En el seno de esta Legión se constituyó un Servicio del Orden Legionario, que se dedicaría inmediatamente al colaboracionismo con la Alemania Nazi. Comandado por Joseph Darnand, héroe de la Primera Guerra Mundial y de la campaña de 1940, este organismo se convierte en enero de 1943 en la Milicia Francesa. Al fin de la guerra, cuandoVichy se había convertido en un régimen al servicio de los alemanes, una parte de la Milicia (que cuenta con unos 30,000 hombres) participa activamente en la lucha contra la Resistencia, con el apoyo público del Mariscal Pétain y de Pierre Laval, su presidente oficial.


LA FIGURA DE PETAIN Y EL COLABORACIONISMO CON LA ALEMANIA NAZI

Personalmente y por más que he intentado documentarme, no he conseguido entender el comportamiento de Petain respecto a la Alemania nazi. El “héroe” de Verdún que claudica a la primera de cambio ante el invasor de su patria. Analizando la figura del general podemos llegar a la conclusión de que dos factores influyeron en sus decisiones:

- La convicción política de sus ideas autoritarias, muy afines con el movimiento nazi y los fascismos de la época.
- Su avanzada edad, 84 años, aunque según todas las fuentes, apuntan a que el Mariscal gozaba de una excelente lucidez mental.

Podríamos barajar una tercera hipótesis que justificase su comportamiento y ésta no es otra que intentar proteger a su país mediante el gobierno títere que presidió, hecho que alegó durante su proceso, pero me inclino a pensar que no y que de ser así, seguiría suponiendo alta traición a su patria.


Imagen

Encuentro con el General Franco, durante su cargo de embajador en España


Imagen

Encuentro de Petain con Hitler en 1940


En su política exterior, Pétain, después de tres meses de permanecer oficialmente neutral entre el Eje y los Aliados, mediante un discurso por radio pronunciado el 30 de octubre de 1940, se inclinó por una política de colaboración con Alemania. Aun dependiendo fuertemente de aquel país, que se garantizaba la obediencia del régimen de Vichyreteniendo a cerca de dos millones de prisioneros (en campos de concentración o utilizados como fuerza de trabajo), Pétain evitó apoyar a Hitler entrando en la guerra con el Eje, tal y como pretendía Hitler y le solicitó en la entrevista que mantuvieron en Montoire, el 24 de octubre de 1940.

Como hemos apuntado anteriormente y utilizando otros datos de otra fuente, la colaboración del régimen fue especialmente notable en lo referente en su complicidad con el Holocausto judío: 149.000 judíos fueron deportados, regresando únicamente el 10%.

Esta colaboración de Estado tuvo varias consecuencias. El mariscal evitó protestar contra las exacciones del invasor alemán y sus colaboradores franceses en materia de impuestos y otros gravámenes, lo mismo que contra la anexión, contraria a la convención de armisticio, de Alsacia y del río Mosela por parte de Alemania. Sin embargo, Pétain condenó los "crímenes terroristas" de la Resistencia o los bombardeos aliados sobre objetivos civiles, además de alentar a los miembros de la Legión de Voluntarios Franceses que combatían en la URSS con uniforme alemán. Cuando los aliados desembarcan en África del Norte el 8 de noviembre de 1942, Pétain da la orden de combatirlos a sus generales establecidos en Argelia y Marruecos, y las tropas francesas allí estacionadas librarán tres días de sangrientos combates contra las tropas anglosajonas.

La disidencia de la mayor parte del Imperio Francés, la ocupación alemana de la "zona libre", el desbaratamiento de la flota francesa en Tolón el 27 de noviembre de 1942, y la disolución del Ejército de Armisticio hacen perder aVichy sus últimos triunfos frente a los alemanes. Manteniendo su política colaboracionista, Pétain perdió gran parte de la popularidad que gozaba en 1940 y la Resistencia se intensificó pese al endurecimiento de la represión: 70.000 reclusos en las cárceles del régimen, cuyos jueces dictaron 10.000 sentencias de muerte.

El 20 de agosto de 1944, el mariscal es conducido contra su voluntad a Sigmaringen, en Alemania, donde se refugiaron los dignatarios de su régimen. Lejos de dimitir, envía una carta a los franceses donde se denomina el "jefe moral de Francia".

El 24 de abril de 1945 decidió cruzar la frontera suiza y después entregarse a las autoridades francesas, el 26 de abril.


EL FINAL DEL GOBIERNO DE VICHY

La verdadera caída del régimen de Vichy comenzó cuando los estadounidenses invadieron el norte de África, en noviembre de 1942. En junio de 1943, se estableció en Argelia un Comité Francés de Liberación Nacional que estableció contactos con las organizaciones resistentes en el interior. La mayoría del pueblo francés veía con desagrado la hegemonía de los alemanes, por lo que acogió favorablemente la liberación de Francia y el fin del gobierno de Vichy, que, a lo largo de agosto de 1944, se trasladó sucesivamente a Belfort y a Sigmaringen (ya en Alemania), antes de desaparecer definitivamente poco después de la liberación de París.


EL PROCESO JUDICIAL A PETAIN Y SUS ÚLTIMOS DÍAS

El proceso del mariscal Pétain comenzó el 23 de julio de 1945 ante la Corte Suprema de Justicia. Defendido por Jacques Isorni, Philippe Pétain declaró el primer día del juicio que siempre había sido un aliado discreto del general De Gaulle y que su responsabilidad concernía únicamente a Francia y a los franceses que lo habían designado en el gobierno y no al tribunal de justicia. En esas condiciones, se negó a responder a las preguntas. Tras la presentación de numerosos testigos, el proceso terminó el 15 de agosto de 1945: fue declarado culpable de realizar actividades de inteligencia con el enemigo y de alta traición, por lo que fue condenado a muerte, a la degradación nacional y a la confiscación de sus bienes. La pena de muerte sería conmutada, debido a su avanzada edad y en vez de ello, sería condenado a cadena perpetua. Como parte de la degradación nacional, fue expulsado de la Academia Francesa, si bien su sillón no sería ocupado hasta su muerte.

El mariscal Pétain fue internado en el Fort du Portalet, en los Pirineos, del 15 de agosto al 16 de noviembre de 1945 y posteriormente fue transferido al Fort de la Citadelle, en la Isla de Yeu. Su esposa se trasladó también a la isla y sería favorecida con el derecho de visitar diariamente a su marido. La salud del mariscal declinó considerablemente a comienzos del año 1951, perdiendo cada vez más la lucidez. Vincent Auriol, presidente de la República, viendo el fin cerca, autorizó el 8 de julio de 1951 su salida de prisión y su traslado a una residencia. Así, Pétain fue trasferido a una casa particular en Port-Joinville, en la misma isla de Yeu, el 29 de junio de 1951, donde fallecería pocos días después, el 23 de julio de 1951. Sus restos fueron inhumados en el cementerio marino de la isla de Yeu.

Pese a su condena, Philippe Pétain conservó siempre su dignidad de Mariscal de Francia, como apareció en su acta de defunción.

La tumba del mariscal Pétain fue adornada con flores en 1966 y en 1976, en conmemoración de la batalla de Verdún. Durante el gobierno de François Mitterrand, la tumba estuvo llena de flores durante varios años consecutivos entre 1984 y 1992, pero esa práctica cesó tras la protesta de la comunidad judía.


CONCLUSIONES

Paralelamente a la creación del gobierno, en junio de 1940, un puñado de franceses rechazan el armisticio y el régimen títere de Vichy. El 18 de junio, el general De Gaulle convoca desde Londres a los soldados franceses a que peleen junto a los ingleses. En Francia se sabotearán instalaciones germanas y se redactarán octavillas contra el ocupante y sus aliados de Vichy.


Imagen

Caricatura de Patain


Habían nacido simultáneamente dos corrientes de resistencia: una exterior, aglutinada por De Gaulle, que creaba en Inglaterra las Fuerzas Francesas Libres y el Comité Nacional Francés. Y otra interior, organizada en redes y movimientos antes de crearse los maquis en 1943.

En 1943, ambas corrientes se agrupan en torno a De Gaulle para frenar el propósito de prolongar el régimen deVichy con el general Giraud y el dominio americano en vez del alemán. La formación de un Consejo Nacional de la Resistencia responde a esta voluntad común de las dos principales fuerzas de la resistencia: gaullistas y comunistas.

Como conclusión final y conforme a lo expuesto en el artículo, podemos hablar abiertamente de un régimen fascista al servicio de la Alemania nazi. Como hemos visto, se dio el caso de militares franceses que lucharon contra Alemania y luego contra los aliados, sirviendo a la Francia de Vichy y muriendo por ella, aunque bien es cierto la rendición masiva de unidades francesas "fieles" a Petain, sobre todo en el norte de África durante 1942, cuando los primeros desembarcos norteamericanos en la Francia colonial. Como apunte, la invasión aliada a la FranciaMetropolitana de Vichy se produjo durante la Operación Dragón, a través de la Provenza francesa, en agosto de 1944 y que estuvo bajo ocupación italiana desde 1942.

Sin duda, el Régimen de Vichy supone una mancha negra en la historia de Francia, siempre ligado a la controvertida figura del Mariscal Petain, que hoy en día sigue levantando ampollas en Francia.

Un capítulo aparte merece la colaboración de Vichy en el Holocausto judío, que sin lugar a dudas supone la máxima expresión de esa colaboración hacia el régimen nazi. He querido finalizar este artículo con un apunte sobre la relación del Régimen de Vichy y el Holocausto, que os transcribo literalmente de su autor:


LA ACTITUD DEL GOBIERNO DE VICHY HACIA LOS JUDIOS

Por el profesor Abraham Huberman

La política del gobierno títere de Vichy en Francia hacia los judíos durante la guerra, y las razones de "profilaxis nacional" que argumentaban para la deportación.

Pierre Laval, un traidor a su país.

Pierre Laval, (1883-1945) Ministro de Asuntos Exteriores del gobierno títere de Vichy, Francia durante la ocupación alemana. Fue juzgado por alta traición y ejecutado. Comenzó su carrera dentro del Partido Socialista francés, para abandonarlo en 1920, después de finalizada la I Guerra Mundial.

Ocupó diversos cargos políticos, siendo Primer Ministro en 1931 y en 1935. También fue designado Ministro de Relaciones Exteriores. Producida la derrota de Francia en 1940, integró el gabinete del mariscal Petain. Desde el comienzo del régimen de Vichy –liderado por Petain– se destacó como entusiasta partidario de la colaboración con la Alemania nazi, pues estaba seguro que ya había ganado la guerra frente a todas las pruebas en contrario.

Por esa razón, si Francia quería sobrevivir como nación, debía alinearse junto con los vencedores, es decir, con Alemania e Italia. No era una excepción. Muchos pensaban así en Francia a comienzos de los años cuarenta. Más aún, sostenían que había sido un gravísimo error enfrentarse a Alemania, alineándose junto a Inglaterra y otras naciones que querían defender el régimen democrático. Para Laval y otros como él, el fascismo y sus principios debían ser la guía. Si no lo hicieron, fue porque… “los judíos lo impidieron, creando un clima propicio para la desintegración que trajo como resultado la derrota de Francia”.

“Por esa razón, los judíos debían pagar la cuenta porque eran directamente responsables”. No fue la desastrosa conducción del ejército francés, la debilidad de los gobiernos que pactaron con Hitler (Munich, 1938), entregándole a Hitler una región de Checoslovaquia, con la complicidad del gobierno inglés, presidido por Chamberlain. Apenas constituido el gobierno colaboracionista en agosto de 1940, derogó el decreto Marchandeux de 1938, que prohibía y penalizaba la incitación al odio racial y religioso. Ahora, hacer eso era legítimo. Lo original fue que, esa iniciativa, así como el Estatuto de los Judíos que salió en octubre de ese año y luego ampliado en 1941, fue una exclusiva iniciativa francesa.

A los alemanes les resultaba mucho más cómodo que fueran las autoridades francesas las que emitieran leyes antijudías. Luego, ellos las ejecutarían. Al principio, todo el peso de la acusación recayó sobre los inmigrantes judíos y luego sobre todos los demás. Es interesante destacar que Laval se basó, para justificar sus medidas antijudías, en la prohibición vigente en los Estados Unidos al ingreso de judíos.

Después de todo, “la mayor democracia del mundo hace lo mismo que nosotros…”

Imagen

Deportados judíos franceses


Por lo tanto, ya no era suficiente con encerrar en campos de concentración a los inmigrantes judíos, tal como hicieron al principio, incluyendo entre los internados a muchos que se habían presentado como voluntarios para luchar contra Alemania, sino que era necesario deportarlos a sus países de origen en el Este, pues “constituyen una amenaza terrible para el orden”. La deportación significaba Auschwitz, la muerte.

Al finalizar la guerra, huyó a España, desde donde fue extraditado. Sometido a juicio, fue condenado como traidor aFrancia, siendo fusilado en octubre de 1945.

Telegrama despachado por Pierre Laval, el 30 de setiembre de 1942, a todas las embajadas francesas.

“Las medidas que la preocupación por nuestra propia protección nos obliga a tomar contra los judíos, originan comentarios maliciosos y fábulas calumniosas que no hemos de dejar sin réplica. Al instruir a Uds. sobre las razones y el alcance de dichas medidas, los datos que siguen os permitirán contrarrestar los ataques de una intriga dispuesta a no retroceder ante ninguna maniobra con tal de desfigurar nuestras intenciones y nuestros actos.

La campaña de 1940 hizo afluir en los territorios nuestros que se habían salvado de la invasión, a gran parte de los israelitas establecidos no solamente en la zona ocupada, sino también en los Países Bajos, en Bélgica y en Luxemburgo. Este flujo trastornó profundamente el equilibrio demográfico de una región que –sumando ya numerosos judíos procedentes de Europa Central desde 1930– vio repentinamente crecer la población de origen hebreo hasta un porcentaje excesivo.

En el seno de esta masa heterogénea, los apátridas constituyen un elemento claramente peligroso. Deprimidos por las tribulaciones sufridas, estos desarraigados, agrupados en núcleos compactos o bien dispersos en el país, permanecen al margen de la economía sana, viviendo únicamente de ilícitos. Accesibles a los impulsos de una propaganda perniciosa, ellos son todos factores de desmoralización y discordia y aun de disturbios. Los poderes públicos faltarían a sus deberes si se mostraran indiferentes ante una amenaza tan temible para el orden. Los poderes públicos llegaron pues al convencimiento de que la única manera de conjurar el peligro era repatriar estos individuos al Este de Europa, su lugar de origen.

El movimiento ha empezado. Se lleva a cabo por familias, vale decir, los niños menores con sus padres, excepto si éstos prefieren partir solos. Ajeno a todo pensamiento oculto doctrinal e inspirado únicamente en la preocupación por la profilaxis nacional, sólo tiende a liberar nuestro suelo de la presencia de inmigrantes que se han introducido en él en demasía en el transcurso de los últimos años.

Este operativo no lleva bajo ningún concepto el carácter de una persecusión. El asunto, además, atañe únicamente a nuestra soberanía. No vamos a tolerar injerencia en este terreno. Asimismo, los intentos de inmiscuirse de tal modo, proceden de países que no nos ahorran ni sermones ni críticas pero –limitando su contribución a estos reproches– siguen cerrando sus puertas a la inmigración hebrea. Entre ellos, por ejemplo, los Estados Unidos, que buscan ocultar su posición evasiva con el pretexto que ellos mismos ya alcanzaron hace mucho el punto de rechazo en esta materia.

Esta es la finalidad de las medidas tomadas hacia los judíos apátridas. En cuanto a los judíos franceses, quedan sencillamente sometidos a las incapacidades de que son pasibles por las leyes vigentes.”


* Páginas 455 y 456 de los archivos del Ministerio de Asuntos Extranjeros de Francia (ref. C 139).

Fundación memoria del Holocausto. Prof. Abraham Huberman
Sobre la deportación de los judíos de Francia
Traducción: Myriam Kesler


Imagen

Este complejo de varios pisos fue el campo de tránsito de Drancy. La gran mayoría de los judíos deportados de Francia fueron recluidos aquí antes de su deportación. Drancy, Francia, 1941-1944.



Fuentes, referencias e imágenes:
Artehistoria
Fundación Memoria del Holocausto
Wikipedia
http://usuarios.lycos.es/christianlr/01 ... 16f21.html
Enciclopedia de la II Guerra Mundial. Editorial Codex.
mtholyoke.edu
luttennord.wordpress.com
enunacalle.com
jourdan.ens.fr
yahel.wordpress.com

Unidad: 29th Infantry Division (U.S Army)


"Aunque el engaño sea detestable en otras actividades, su empleo en la guerra es laudable y glorioso, y el que vence a un enemigo por medio del engaño merece tantas alabanzas como el que lo logra por la fuerza."
Nicolás Maquiavelo.

Historia (1) Gran Bretaña (1) Estados Unidos (1) Frente Africano y Mediterráneo (1) Frente del Pacífico (1) Ganador de concurso (4) Ganador de Debates (3) Experto en Debates (1) 2º Mejor Artículo Anual (1) Cinco Años (1) 4000 mensajes (1) Contribución sobresaliente (1) Distinción personal (1)
Avatar de Usuario
Colonel
albertoa
Colonel
Medallas: 18
Victorias: 9
País 2GM: U.S.A
Zona/Región: Normandía. Playa Omaha

Mensajes: 5145
Registrado: 03 Abr 2008, 23:05
País: España


Volver a Índice general

Volver a Historia