Ir al pié de página


6º Ejército Aleman

Moderadores: Erwin Rommel, cocinilla


6º Ejército Aleman

Notapor LARRY » 16 Jun 2008, 16:33

6º Ejército Aleman


Imagen



índice:

1- Ficha de Datos

2- Primera Guerra Mundial

3- Segunda Guerra Mundial

4- Órdenes de Batalla

5- Pirncipales generales, con renombre (Biografías)

6- Cosas interesantes sobre el VI Ejército (libros, películas, Links, etc.)



VI Ejército de Alemania


1- Ficha de Datos


Años de Actividad:
1914--1918
1939--1943
1943--1945


Nación a la que sirvió:
- Imperio Alemán (Deutsches Kaiserreich)
- Alemania Nazi (III Reich)

Rama:
Ejército Imperial/Wehrmacht-- Heer (Ejército de Tierra Alemán)

Tamaño: Ejército

Principales Comandantes:
-Rodolfo de Baviera
-Otto von Below
-Walther von Reichenau
-Friedrich Paulus

Principales Batallas:
- Primera Guerra Mundial:
· Frente Occidental
- Segunda Guerra Mundial:
· Batalla de Francia
· Operación Barbarroja
· Operación Azul


2- Primera Guerra Mundial


En agosto de 1914, el Príncipe heredero de Baviera, Rodolfo de Baviera, recibió el mando del 6º Ejército, compuesto por tres cuerpos bávaros, un cuerpo prusiano y un cuerpo bávaro en la reserva.

El General Krafft von Dellmensingen fue nombrado Jefe de Estado Mayor del 6º Ejército.

Esperando una ofensiva francesa en Alsacia y Lorena, el Plan XVII, se designó al 6º y al 7º Ejércitos a proteger el flanco izquierdo del frente.

Se le ordenó al Príncipe Rodolfo contener la ofensiva francesa en su sector, mientras que los otros ejércitos participaban en el Plan Schlieffen, pero éste persuadió al Mariscal Helmuth Johan von Moltke de ejecutar una contraofensiva.

La ofensiva francesa en Lorena se inicio el 14 de agosto de 1914, cuando el 2º Ejército Francés, comandado por el general Noël de Castelnau, se acercó a Sarrebourg.

El 20 de agosto, la contraofensiva alemana se inició, y los franceses tuvieron que retirarse al exponerse su flanco derecho.

El 6º Ejército intentó capturar Nancy, cruzando la frontera de aquella época, no obstante, fueron detenidos.

Una limitada ofensiva alemana fracasó, pero los franceses suspendieron el Plan XVII.

El 25 de agosto, los combates fueron decayendo en intensidad, y empezaron a construirse las trincheras, estabilizándose el frente.

Para fortalecer su ofensiva desde Bélgica, el nuevo comandante en jefe del Ejército Alemán, Erich von Falkenhayn, decidió disolver el 6º Ejército y formarlo de nuevo en el norte, detrás del río Aisne.

En este momento, se inició un período de la guerra en el frente occidental conocido como la Carrera al mar, ya que los ejércitos alemanes y aliados intentaron desbordar los flancos del enemigo, moviéndose al norte, hacia el Mar del Norte.

El 6º Ejército participó en la Primera Batalla de Ypres, siendo el flanco izquierdo del ataque contra la Fuerza Expedicionaria Británica que protegía Ypres.

Desde entonces, este ejército protegió el sector al sur de Ypres, conteniendo varios ataques británicos, iniciados con la batalla de Neuve Chapelle, pero sufriendo importantes bajas.

Los soldados de esta unidad fueron víctimas del primer ataque británico con gas venenoso durante la batalla de Loos, en septiembre de 1915.

No obstante, el resultado no fue el esperado y la ofensiva aliada se estancó.

En julio de 1916, el Príncipe Rodolfo fue nombrado Mariscal de Campo, y paso a comandar el Grupo de Ejércitos Príncipe heredero Rodolfo, que incluía al 6º Ejército.

El mes siguiente, Ludwig von Falkenhausen reemplazo al Príncipe Rodolfo como comandante.

El comandante en jefe alemán, Erich Ludendorff, dió indicaciones al general von Falkenhausen para que implementará una nueva táctica llamada defensa elástica, cuyo objetivo sería entregar ganancias limitadas en caso de una ofensiva aliada, con el objetivo de que sus líneas de comunicación sean expuestas.

Luego, reservas alemanas contraatacarían, recuperando las posiciones originales y causando daños severos a la vanguardia enemiga.

Para la ofensiva aliada de Arras de 1917, el Mariscal británico Edmund Allenby planificó una ofensiva inicial sobre Vimy, protegida por una serie de colinas conocidas como la cresta de Vimy, donde el Grupo Vimy, subordinado al 6º Ejército había formado una línea defensiva.

La ofensiva, contaba con 170.000 soldados aliados, de los cuales 97 mil eran canadienses.

La 79ª División de Reserva, formada en Prusia, protegía el sector de Vimy, mientras que la 1ª División Bávara de Reserva y la 16ª División Bávara de Infantería protegían sus flancos izquierdo y derecho respectivamente.

El general von Falkenhausen preparó cinco divisiones adicionales como reserva, pero las colocó muy alejadas del frente, a unos 24km, ya que quería protegerlas de la artillería enemiga.

Cuando la ofensiva inició, en la madrugada del 9 de abril, la reserva no llegó hasta el día siguiente, cuando casi toda la cresta de Vimy estaba en manos canadienses.

Esta derrota motivó el reemplazo del General von Falkenhausen el 28 de abril, en medio de la batalla de Arras.

El General Otto von Below, que se encontraba en Macedonia, lo reemplazó.

En julio, los aliados preparon una ofensiva sobre Flandes, pero los preparativos no pasaron desapercibidos a los alemanes, que empezaron a fortalecer el 4º Ejército a expensas de otras unidades. El 6º Ejército envió 10 divisiones al norte.

El 9 de septiembre de 1917, el General von Below recibió el comando del 14º Ejérctio Austríaco en el frente de Italia.

Lo reemplazó el General Ferdinand von Quast.

El general von Quast comandó a sus hombres durante la operación Georgette al sur del río Lys, cuyo objetivo era romper el frente en este punto, para separar al 1º y 2º Ejércitos británicos, en april de 1918.

El 6º Ejército llegó hasta Armentières, aplastando a dos divisiones portuguesas, y formando, junto con el 4º Ejército del general Sixt von Armin, una brecha de casi 50 km de ancho en el frente.

No obstante, para el 18 de abril la ofensiva alemana se había estancado, y el 29 de abril, el Mariscal Erich Ludendorff la suspendió.

Al inicio de la ofensiva de Lys, el general von Quast recibió las Hojas de Roble para la Pour le Mérite,que había recibido en 1916.

A mediados de octubre, el 6º Ejército retrocedió detrás del río Escalda, como consecuencia de una ofensiva aliada desde Flanders, que había obligado al 4º Ejército, al norte, a cruzar el Lys.

A mediados de noviembre, luego de la ofensiva de los Cien Días, el 6º Ejército se encontraba detrás de Gante.

Luego de la firma del armisticio de Compiègne, retrocedió organizadamente hacia Alemania, donde fue desmobilizado al finalizar el año.


3- Segunda Guerra Mundial


Después de haber participado en la invasión de Polonia de 1939, el 10º Ejército, al mando del general Walther von Reichenau, fue trasladado al frente occidental el 10 de octubre de 1939, renombrado como el 6º Ejército.

El general von Reichenau continuó al mando de esta fuerza, con el general Friedrich Paulus como su jefe de Estado Mayor.

Hasta el inicio de la batalla de Francia el 6º Ejército estuvo resguardando la frontera alemana alrededor de Cléveris.

Para la campaña de Francia, el 6º Ejército fue asignado el Grupo de Ejércitos B, al mando del Generaloberst Fedor von Bock.

Los hombres de von Reichenau recibieron la tarea de ocupar el norte de Bélgica, pasando por territorio neerlandés a la altura de Maastricht para luego dirigirse al suroeste, hacia Namur y Lieja, donde se alzaba un sistema de fuertes belgas.

No obstante, al sur de Maastricht, en el punto donde el Canal Alberto y el río Mosa confluyen, se alzaba el Fuerte Eben-Emael, el orgullo del sistema defensivo belga, con una guarnición permanente de 1.200 hombres.

Para asegurar el avance rápido de los hombres del general von Reichenau, se exigía neutralizar Eben-Emael, y proteger los puentes que cruzaban el canal Alberto.

Para asegurar el paso del 6º Ejército a través del Canal Alberto, se entrenó un grupo selecto de paracaidistas para que descendieran en planeadores en las primeras horas del 10 de mayo de 1940, y neutralizaran a los equipos de demolición belgas que cuidaban los puentes.

Los silenciosos planeadores no fueron detectados por los defensores de Eben-Emael, y sus tripulantes salieron de sus transportes a las 4:20 de la madrugada sin su comandante, que sufrió un retraso.

Al mediodía del día siguiente, la fortaleza se rindió y toda resistencia organizada en el canal desapareció.

Sin embargo, los puentes en Maastricht fueron volados con dinamita, pero los ingenieros alemanes improvisaron un pontón sobre las ruinas y a las 4:30 de la madrugada del 11 de mayo, los panzer de von Reichenau empezaron a cruzar el Mosa.

Los Aliados enviaron un escuadrón de bombarderos a destruir los puentes en manos alemanas, pero la defensa anti-aérea del 6º Ejército y la Luftwaffe frustraron sus planes.

El primer día del ataque alemán, el gobierno de Bélgica invitó a los británicos y franceses a entrar a su territorio, acción que estos últimos habían previsto, y se dirigieron al río Dyle a establecer una línea defensiva allí.

Lamentablemente para ellos, estas acciones también habían sido previstas por los alemanes.

Sin embargo, no fue hasta el 12 de mayo que los tanques de las 3ª y 4ª Divisiónes Panzer encontraron resistencia considerable en el sector de Hannut y Gembloux, de parte de un cuerpo francés.

Los aliados consideraron que el ataque del 6º y 18º Ejércitos a través de Bélgica y los Países Bajos consistían el grueso del ataque alemán, y las enormes distancias cubiertas por la infantería de von Reichenau en poco tiempo convencieron los oficiales aliados de que esta fuerza enemiga contaba con el grueso de los tanques.

Las fuerzas del 6º Ejército recibieron la orden de sostener fuertes combates con la línea defensiva aliada en el Dyle, orden que fue ejecutada éxitosamente los primeros días.

El 13 de mayo el general Franz Halder, jefe del Estado Mayor, escribió en su diario:

"Al norte de Namur hemos contabilizado una concentración de unas 24 divisiones británicas y francesas, y unas 15 divisiones belgas. Contra esto, nuestro 6º Ejército tiene 15 divisiones en el frente y 6 en la reserva... Somos lo suficientemente fuertes allí para repeler cualquier ataque enemigo. No hay necesidad de traer refuerzos.


La confianza alemana ante la superioridad numérica enemiga no sólo radicaba en la calidad de las tropas, sino en el plan de ataque alemán, ya que en esos momentos el Grupo de Ejércitos A, con el grueso de los tanques alemanes, estaba cruzando las Árdenas para cortar las líneas de comunicación y abastecimiento aliadas.

En efecto, cuando los aliados detectaron que las fuerzas del 6º Ejército no poseían el grueso de los tanques, el grupo que cruzaba las Ardenas estaba cruzando el río Mosa por Sedán.

Eventualmente, las fuerzas aliadas fueron cercadas alrededor de Dunkerque, junto con las fuerzas belgas.

En la mañana del 28 de mayo, el Rey Leopoldo III de Bélgica rindió su nación incondicionalmente, en una ceremonia en la que estuvo presente el general Walther von Reichenau.

La salida de Bélgica de la guerra significó el quiebre del frente en Dunkerque al norte, formándose un vacío entre Ypres y el Canal de la Mancha, vacío que fue aprovechado por el 6º Ejército, que después de haber eliminado los fuertes entre Namur y Lieja, había pasado a presionar el cerco aliado desde Flandes y Lille.

Al finalizar la batalla en Dunkerque, el 6º Ejército avanzó junto con el resto de las fuerzas alemanas hacia Francia, al sur, acercándose a las posiciones defensivas al este de París a mediados de junio.

No obstante, este ejército no entró a la ciudad, y en su lugar continuó bajando por Francia, rodeando a Orleans el 16 de junio.

El 6º Ejército llegó a la línea de demarcación a finales de junio.

Dicha línea separaba la Francia ocupada de la Francia desmilitarizada.

El 2 de julio de 1940, el 6º Ejército fue enviado al norte de Francia, alrededor de Cherburgo, en espera de la ejecución de la operación León Marino, cuyo objetivo era la invasión de Inglaterra.

Se planificó el desembarco de tres divisiones del 6º Ejército, al mando de von Reichenau, que había sido ascendido a Mariscal de Campo después de la campaña de Francia.

El desembarco se realizaría en la bahía de Lyme, entre Lyme Regis y Weymouth.

Estas tres divisiones avanzarían hacia Bristol, aislando a Cornwall y Devon.

Una vez que estos objetivos estuviesen asegurados, se continuaría avazando hacia el norte, siguiendo el río Severn, con el objetivo de aislar a Gales.

No obstante, la invasión de Gran Bretaña se encontraba sujeta a la superioridad marítima británica en el Canal de la Mancha, y luego de que la Batalla de Inglaterra no arrojara los resultados deseados por los alemanes, la operación se suspendió.

No obstante, el 6º Ejército continuó operando en el norte de Francia, realizando labores de patrullaje en la costa.

El Jefe de Estado Mayor del 6º Ejército, Teniente General Friedrich Paulus, fue enviado a la OKW para que participase en la planificación de la Operación Barbarroja, la invasión de la Unión Soviética.

Fue reemplazado por el Coronel Ferdinand Heim.

Para la invasión de la Unión Soviética, el 6º Ejército Alemán fue asignado al Grupo de Ejércitos Sur, comandado por el Mariscal de Campo Gerd von Rundstedt.

El 6º Ejército cubría el flanco norte de este Grupo, ya que el 2º Grupo Panzer al norte, pertenecía al Grupo de Ejércitos Centro.

Con el 1º Grupo Panzer (post. 1º Ejército Panzer) al sur, las fuerzas de von Reichenau no contaban con muchas unidades blindades, y al igual que en Francia, la mayoría de sus divisiones eran de infantería.

Al noroeste del Grupo de Ejércitos Sur se encontraba el Frente Suroeste al mando del General-Polkovnik Mijaíl Kirponos.

El 5º Ejército soviético, al mando de Mijaíl Potapov, era la fuerza que se oponía directamente a las fuerzas de von Reichenau.

Esta fuerza enemiga era muy importante, ya que incluía al XXII Cuerpo Mecanizado, y se encontraba localizada en las marismas del Pripet, un área considerada no apta para los tanques por los alemanes.

Kiev fue capturada por unidades del 6º Ejército en septiembre de 1941.

La invasión inició el 22 de junio de 1941, y la acción del 6º Ejército en la etapa inicial fue limitada a abrir una brecha en la línea defensiva Stalin, que fue cruzada por el 1º Grupo Panzer.

El 5º Ejército soviético logró entonces mantener sus posiciones en el Pripet, y atacó el flanco izquierdo del 1º Grupo Panzer, que debía ser protegido por el 6º Ejército.

Para el 13 de julio, ambos ejércitos alemanes se encontraban a unas decenas de kilómetro de Kiev, sin embargo, el Frente Suroeste de Kirponos continuó resistiendo en la zona.

En efecto, la captura de Berdičev significó la separación entre el Frente Suroeste y el Sur, y mientras los frentes vecinos retrocedían, se formó un saliente en Kiev gracias a la hábil defensa del 5º Ejército soviético.

El 16 de septiembre, los flancos derecho e izquierdo del Frente Suroeste fueron rebasados, y los 1º y 2º Grupo Panzer atraparon a cuatro ejércitos soviéticos al norte de Kiev, incluyendo al 5º Ejército.

El 6º Ejército se dedicó entonces a limpiar la bolsa de Kiev de soldados soviéticos, entregando a judíos y a los comisarios políticos a los temidos Feldgendarmerie y a los Sonderkommando.

A finales de septiembre, el 6º Ejército continuó su recorrido hacia el este, intentando alcanzar el Donets.

La partida del 2º Grupo Panzer hacia la batalla de Moscú, deja al Grupo de Ejércitos Sur con insuficientes tanques para mantener el paso acelerado que llevaban.

El Frente Sudoeste Soviético fue reorganizado bajo el mando del Mariscal Semión Timoshenko, quien enfocó sus fuerzas en el sur de Ucrania, contra el 1º Ejército Panzer de Ewald von Kleist.

Más al norte, el 6º Ejército rodeó Jarkov a medidados de octubre, y la Stavka soviética ordenó su inmediata evacuación, aprendiendo del error cometido en Kiev.

El 24 de octubre, tropas alemanas entraron a la ciudad.

La masacre de Babi Yar ocurrió en el área de operaciones del 6º Ejército, aunque las unidades de infantería ordinarias no participaron en la misma.

Siguiendo su línea de admiración hitleriana, el 10 de octubre, el General Walther von Reichenau emitió una orden al 6º Ejército, donde les recuerda a sus hombres que su deber es:

"Liberar a los alemanes de la amenaza judío-asiática para siempre."


El 6º Ejército permaneció en el triangulo formado por Kursk, Jarkov y Belgorod el resto del año, no obstante, importantes acontecimientos ocurrieron mientras tanto.

Un contraataque de Timoshenko al sur de Ucrania ocasionó el primer retroceso alemán en la guerra, y la pérdida de Rostov del Don, que ya estaba en manos alemanes.

El general von Rundstedt se excusó argumentado la superioridad numérica enemiga, pero Hitler no se dejó convencer.

El 30 de noviembre, después de que von Rundstedt hubiera solicitado la retirada del 1º Ejército Panzer detrás del río Mius, solicitó que fuera relevado de su mando debido a la desconfianza mostrada por Hitler.

El Mariscal von Rundstedt fue relevado de inmediato y el Mariscal von Reichenau recibió el mando del Grupo de Ejércitos Sur, conservando el mando del 6º Ejército.

En la primera semana de diciembre, el Mariscal von Reichenau se reunió con Hitler en Poltava, donde lo convenció de su incapacidad para ejercer dos mandos simúltaneamente.

Sugirió entonces a su antiguo Jefe de Estado Mayor, Teniente General Friedrich von Paulus, y en el Año Nuevo de 1942, éste último recibió el mando del 6º Ejército de un cuarto de millón de hombres, sin haber comandando siquiera una división.

El apoyo que el General der Panzertruppen Paulus esperaba recibir del Mariscal von Reichenau se esfumó el 12 de enero, cuando éste sufrió un ataque cardíaco en Poltava, que lo mató cinco días después.

En enero de 1942, los Cuarteles Generales del 6º Ejército fueron trasladados a Jarkov, siendo éste el principal objetivo de una nueva ofensiva planificada por el Mariscal Timoshenko.

Si bien la ofensiva soviética logró avanzar en el sur, formando un saliente de 100 kilómetros, la falta de recursos y tropas de reserva la condenó al fracaso dos meses después.

Las acciones del General Paulus durante estos meses no fueron bien vistas por el Mariscal von Bock, y estuvo cerca de perder el mando.

El General Halder logró mantener al General Paulus en su puesto, sin embargo, su Jefe de Estado Mayor, General Mayor Heim, fue reemplazado por el Coronel Arthur Schmidt.

Con el frente estancado en el norte, Hitler buscó relanzar su ofensiva en el sur, esta vez dirigida hacia el Cáucaso.

Antes de esto, fue necesario ejecutar la Operación Federico, que buscaba eliminar el saliente formado por Timoshenko en enero.

La siguiente fase, Operación Azul, involucraba a todo el Grupo de Ejércitos Sur, que contaba un número insuficiente de tropas para cubrir el área tan extensa de operaciones.

Al igual que el año pasado, se subestimaron las reservas enemigas, un error que resultaría ser fatal para todo el 6º Ejército.

El 12 de mayo, seis días antes del inicio de la operación Federico, se desencadenó una nueva ofensiva del Mariscal Timoshenko, esta vez con 640.000 tropas, 1.200 tanques y casi mil aviones.

El objetivo de esta ofensiva era rodear al 4º Ejército Panzer y al 6º Ejército, utilizando como base el saliente formado en Barvenkovo en enero.

El Mariscal von Bock envió entonces al 1º Ejército Panzer hacia el norte, con el objetivo de rodear el saliente de Barvenkovo con la ayuda de las fuerzas del General Paulus.

En efecto, el 22 de mayo, el VIII Cuerpo del 6º Ejército se reunió con las fuerzas del 1º Ejército Panzer, y el cerco en Barvenkovo quedó completo.

El 6º Ejército y el 57º Ejército soviéticos fueron atrapados, lo que significó la captura de 240.000 soldados enemigos.

El General Paulus recibió la Cruz de Caballero por sus acciones en la Segunda Batalla de Jarkov, aunque la Stavka determinó que la principal causa de esta nueva derrota soviética se debió a errores de inteligencia militar y a la falta de coordinación de frentes.

La ofensiva alemana del verano de 1942 sería hacia el sur, hacia Maykop y Grozni, importantes centro petrolíferos en el Cáucaso.

La primera fase de la ofensiva incluía la participación del 6º Ejército, que debería avanzar desde la línea Belgorod-Jarkov hacia el río Don, en el sureste, de allí se dirigiría al Volga.

Un cuerpo del 6º Ejército, el XXIX, acompañaría al 4º Ejército Panzer, al norte, hacia Voronezh.

Luego, este ejército acorazado bajaría en una línea paralela al Don y ayudaría al 6º Ejército a cortar la retirada de las fuerzas de Timoshenko, que intentaría cruzar el río en su retirada.

Luego, el Grupo de Ejércitos Sur se dividiría en dos grupos: A y B, estando incluidos en este último el 6º Ejército y el 4º Ejército Panzer.

Estos dos ejércitos se dirigirían hacia el Volga, donde destruirían las fábricas de armas en Stalingrado y asegurarían el flanco este del Grupo A que avanzaría por el Cáucaso.

Antes de iniciar el avance, el 6º Ejército y el 1º Ejército Panzer lanzaron una pequeña ofensiva el 10 de junio para asegurar el cruce en diversos puntos en el Donets.

Por su parte, Stalin estaba convencido de que la ofensiva alemana sería contra Moscú de nuevo, y no cambió de opinión ni siquiera cuando un avión alemán con documentos de la operación Azul se estrelló detrás de las líneas rusas, el 19 de junio.

Stalin catalogó a dichas pruebas de ser una falsificación y siguió insistiendo en la inminente ofensiva alemana en el norte.

El 28 de junio comenzó la operación Azul con un ataque hacia Voronezh.

El grueso del 6º Ejército no avanzó hasta dos días después, con el 2º Ejército húngaro y el 1º Ejército Panzer cuidando sus flancos izquierdo y derecho respectivamente.

El 5 de julio, a pesar de que la ofensiva alemana ya estaba alcanzando Voronezh, la Stavka continuaba insistiendo en la ofensiva contra la capital rusa, argumentando que desde Voronezh las fuerzas alemanas girarían hacia el norte.

Para el 13 de julio el frente al sur de Rusia había sido desbordado y el 6º Ejército se dirigió hacia el Don, con el objetivo de ayudar a cercar las fuerzas del Mariscal Timoshenko que se retiraban desde Rostov del Don.

Impaciente, Hitler ordenó que el XL Cuerpo Panzer del 6º Ejército fuese enviado al 4º Ejército Panzer a ayudar a cerrar una trampa en Millerovo, mientras que 6º Ejército avanzó sólo hacia el Don.

El 17 de julio la bolsa de Millerovo fue cerrada, pero sólo se capturaron unas unidades del 9º y 38º Ejércitos soviéticos.

El hecho de que tan pocos prisioneros de guerra fuesen capturados por los alemanes era un indicio de la nueva madurez militar soviética, que estaba permitiendo la retirada estratégica de sus tropas, aprendiendo de los errores de 1941.

El 23 de julio, Rostov cayó.

Este éxito motivó la emisión de la Directiva del Führer Nº45, que cambiaba el orden de ejecución de la Operación Azul.

Se ordenaba que el Grupo de Ejércitos A ya no debía esperar a que el Grupo B asegurara el Volga para avanzar hacia el Cáucaso, sino que ambos objetivos se tomarían simultáneamente.

El 6º Ejército, ayudado por el XXIV Cuerpo Panzer del 4º Ejército Panzer, avanzaría solo hacia Stalingrado, y tomaría la ciudad.

Luego, enviara unidades motorizadas hacia Astracán.

Este cambio de planes fue interpretados por algunos generales alemanes como un símbolo inequívoco de que las fuerzas soviéticas estaban al borde de la derrota, ya que el área a cubrir era demasiado extensa, y no se disponían de suficientes tropas para resguardar los flancos exitosamente.

Además, los problemas de abastecimiento ya eran latentes, durante el cerco de Rostov, el 6º Ejército había suspendido su avance por diez días, debido a falta de suministros.

El 22 de julio, el Teniente General Vassili Gordov había reemplazado al Mariscal Timoshenko como comandante del recién nombrado Frente de Stalingrado.

Dos ejércitos, el 62º y el 64º, ya estaban ubicados detrás del río Chir, y al día siguiente entraron en combate con el 6º Ejército.

En aquel momento el 64º Ejército se encontraba al mando del Teniente General Vassili Chuikov.

El establecimiento de cabezas de playa en la orilla oriental del Don por el 6º Ejército no pudo ser evitado por las fuerzas soviéticas, y el Teniente General Gordov fue reemplazado por Yeremenko, quien recibió un mando dividido, ya que el norte del Frente de Stalingrado fue designado Frente del Don.

En agosto, el 6º Ejército se detuvo frente al Don, para acumular suministros y para permitir que el 3º Ejército rumano se dirigiera al flanco norte.

Debido a la falta de tropas alemanes, ejércitos aliados de Alemania fueron destinados a proteger los flancos del 6º Ejército: rumanos, húngaros e italianos.

Estas tropas de inferior calidad y desprovistas de defensas anti-tanque determinarían el futuro del 6º Ejército en los próximos meses.

El 23 de agosto, el 6º Ejército cruzó el Don hacia Stalingrado, que estaba sufriendo un intenso bombardeo.

El 4º Ejército Panzer había sido enviado hacia Stalingrado para ayudar al 6º Ejército, luego de que inicialmente fuese destinado al sur.

A mediados de septiembre, tropas alemanes alcanzaron el Monte Elbrus en el Cáucaso.

A pesar de que la propaganda alemana hizó eco de esta hazaña, lo cierto es que la operación Azul ya había fracasado.

Simplemente, Alemania no contaba con suficientes tropas en el Cáucaso para cubrir toda el área, y posteriores contraataques soviéticos los obligarían a entregar el territorio ganado.

Sin una victoria a mano para justificar las pérdidas, la presión de la operación cayó sobre el 6º Ejército alemán, que estaba intentando tomar Stalingrado.

La lucha del 6º Ejército contra el 62º Ejército soviético ha sido inmortalizada en varios libros, documentales y películas, debido a la brutalidad de la misma.

Los temores de algunos oficiales alemanes de que su ejército no contaba con suficientes reservas para continuar manteniendo el frente oriental fueron confirmados en Staligrando, siendo necesaria la destrucción de todo el 6º Ejército para probarlo.

El 21 de agosto, la infantería del LI Cuerpo al mando del General von Seydlitz cruza el Don, y empieza a asegurar las cabezas de puente para el cruce del XIV Cuerpo Panzer del General von Wietersheim.

Al mediodía del día siguiente, los pontones sobre el Don se tienden, y la 16ª División Panzer recibe el honor de liderar el avance hacia Stalingrado.

Por órdenes de Hitler, la 4º Flota Aérea, al mando del Coronel General von Richthofen, debía emplear sus 1.200 aviones en el Frente de Stalingrado.

A las 4 de la tarde del 23 de agosto, la vanguardia de la 16ª División Panzer divisió el Volga, así como Stalingrado, que estaba en llamas luego de que la Fuerza Aérea alemana la hubiera bombardeado esa mañana, matando 40.000 personas.

El rápido avance del 6º Ejército hacia el Volga había creado un flanco izquierdo expuesto de más de 560 km hasta Voronezh, protegido por los ejércitos 2º húngaro, 8º italiano y 3º rumano.

En el flanco derecho, menos expuesto, estaba el 4º Ejército rumano, mientras que el 4º Ejército Panzer avanzaba desde el suroeste hacia Stalingrado.

El 6º Ejército entró entonces solo a Stalingrado, el envío del 4º Ejército Panzer al Cáucaso y la posterior reversión de esa orden significó que los cuerpos IV y XLVIII Panzer llegaron tarde a la lucha en el Volga, teniendo que enfrentar el grueso de las fuerzas de Yeremenko, que estaban colocadas al sur de Stalingrado.

Superado numéricamente, el XIV Cuerpo Panzer logró repeler un contraataque al norte de tres ejércitos soviéticos, uno de ellos el 1º Ejército de Tanques.

Al mismo tiempo, la infantería del 6º Ejército siguió empujando a los ejércitos enemigos 62º y 64º hacia la ciudad y hacia el Volga.

El 3 de septiembre el LI Cuerpo del 6º Ejército enlazó con el 4º Ejército Panzer, y Stalingrado quedó cerca en el oeste del Volga.

El 11 de septiembre el Mariscal Wilhelm List, comandante en el Cáucaso, le indicó a Hitler que no contaba con suficientes tropas para asegurar sus objetivos en esa área, razón por la cual fue removido del mando de inmediato.

Habiéndose perdido los pozos petrolíferos en el sur, la mirada de Hitler se enfocó en el 6º Ejército en Stalingrado, y en su comandante Friedrich Paulus, que empezó a desarrollar un terrible 'tic' en su ojo izquierdo por la presión ejercida sobre él.

El 13 de septiembre el General Chuikov recibió el mando del 62º Ejército de manos de Nikita Jrushchov y Andrei Yeremenko, con la orden de defender Stalingrado del 6º Ejército y 4º Ejército Panzer hasta la muerte.

Ese mismo día, las divisiones de infantería 71ª, 76ª y 295ª avanzaron hacia la ciudad, defendida por 20.000 hombres de Chuikov.

Ese mismo día, la 71ª División llegó al centro de la ciudad, pero un contraataque de la 13ª División de Rifles de la Guardia preservó el embarcadero central, punto vital para mantener abastecida la ciudad.

De esta división soviética, solamente 320 hombres de los 10.000 iniciales sobrevivieron a la batalla.

El ataque del 6º Ejército contra Stalingrado fracasó, y muy pronto se inició una brutal lucha callejera llamada Rattenkrieg, o "guerra de ratas".

Paulus estaba bajo mucha presión en aquella época, ya que aunque contaba con un tercio de millón de hombres bajo su mando, no lograba tomar la ciudad.

Peor aún, las bajas se incrementaban rápidamente y sólo contaba con una división en la reserva.

El 25 de septiembre se inició otra ofensiva alemana, esta vez el esfuerzo principal estaba dirigido hacia el norte del Mamaev Kurgan.

Las divisiones alemanas comprometidas con este ataque llegaron al complejo de la Fábrica Octubre Rojo, pero los soviéticos siguieron recibiendo refuerzos que disminuyeron el ritmo alemán.

La lucha continuó hasta la primera semana de octubre, y el 6º Ejército continuó desangrándose lentamente, incapaz de contener al 62º Ejército enemigo, que a pesar de sufrir más bajas era abastecido continuamente con tropas frescas.

Para el 8 de octubre, era claro que la ofensiva alemana se había estancado, por lo que Paulus recibió la orden de preparar otra ofensiva para el 14 de octubre a más tardar.

La nueva ofensiva alemana empezó el 14, y el objetivo era la fábrica de tractores Dzerzhinski y la fabrica de munición Barrikady.

Dos días después, casi toda Dzerzhinski estaba en manos de los invasores, que se digieron hacia Barrikady.

No obstante, tanto Barrikady como Octubre Rojo resistieron la nueva embestida alemana, y en los primeros días de noviembre se dieron los últimos intentos de mantenerla, aunque la presión en el frente fue continua.

El 11 de noviembre el 6º Ejército hizo un nuevo intento de tomar la ciudad, no obstante, las principales divisiones panzer en la ciudad, la 14ª y la 24ª, se encontraban debajo de su tamaño regular y sus comandantes temían por la esperada contraofensiva soviética de invierno.

El 13 de septiembre, ya iniciada la toma por la ciudad, fue presentada a Stalin la Operación Urano, ideada por los generales Alexander Vasilevski y Georgi Zhúkov.

Estos tomaron en cuenta las reservas soviéticas y los flancos expuestos del 6º Ejército, concentrado en tomar Stalingrado.

Los generales propusieron a Stalin una guerra de desgaste en la ciudad, entregando solamente las reservas necesarias para mantener la ciudad.

Mientras tanto, se acumularían tropas frescas en los flancos del ejército invasor, que eventualmente lo rodearían sorpresivamente, haciendo gala de una aplastante superioridad numérica.

Esa noche, Stalin aprobó la operación, y en efecto, el destino del ejército del general Paulus quedó definido.

El plan de cerco del 6º Ejército consistía en un ataque principal a unos 160 km al oeste de Stalingrado, en un sector defendido por el 3º Ejército rumano.

También se planificó un segundo ataque a la retaguardia del XI Cuerpo, que se encargaría de formar un segundo cerco interno.

Por último, un tercer brazo avanzaría desde el sur de Stalingrado, y se encontraría con el primer brazo en Kalach.

Este cerco atraparía al 3º Ejército Alemán y parte del 4º Ejército Panzer.

En total, tres frentes soviéticos se encontraban involucrados en la operación: Suroccidental, Don y Stalingrado, comandados por los generales Nikolai Vatutin, Konstantín Rokosovski y Andrei Yeremenko respectivamente, para un total de 1.143.000 soldados y 894 tanques, apoyados por más de mil aviones.

El ataque se inició el 19 de noviembre por el Frente Suroccidental.

El 3º Ejército rumano no contaba con suficientes armas anti-tanques para hacer frente al 5º Ejército de Tanques enemigo, y fue superado rápidamente.

El 28 de noviembre el cerco se cerró al encontrarse los cuerpos soviéticos XXVI de Tanques y IV Motorizado.

El 30 de noviembre el cerco interno fue realizado y el 6º Ejército, unos 330.000 hombres en 22 divisiones, fue atrapado junto con tropas rumanas y un cuerpo del 4º Ejército Panzer.

El General Paulus fue criticado después por su falta de iniciativa, al no haber intentado romper el cerco en esta etapa inicial del mismo, no obstante, las órdenes de Hitler respecto a conservar Stalingrado era bastante claras como para ser desoídas.

Además, la falta de combustible y municiones disminuían bastante las probabilidades de éxito de un intento de escape del 6º Ejército sin apoyo externo.

El apoyo externo llegó poco después, cuando el General Erich von Manstein fue designado Comandante en Jefe del recién formado Grupo de Ejércitos Don, cuyo objetivo no era liberar a Paulus y a sus hombres, sino crear un corredor para mantenerlos abastecidos.

Mientras tanto, el Comandante de la Luftwaffe, Hermann Goering, iniciaba los arreglos para abastecer por aire al 6º Ejército, habiendo prometido a Hitler poco antes que la Fuerza Aérea era capaz de hacerlo.

Sus oficiales le aseguraron que solamente podrían entregar 350 toneladas diarias, siempre y cuando no hubiera perdidas de aviones y el clima fuera bueno, algo impensable al inicio del invierno ruso.

No obstante, Goering le aseguró a Hitler que sí era posible realizar esta hazaña, a pesar de que el 6º Ejército requería unas 700 toneladas diarias.

El 24 de noviembre, Hitler declaró a Stalingrado una "fortaleza" (Festung Stalingrad).

Sin un correcto abastecimiento, mal clima e inferioridad numérica, el destino del 6º Ejército dependía del contraataque del Grupo de Ejércitos Don del General von Manstein.

La Operación Tormenta de Invierno, como Manstein llamó a su ofensiva, se vió afectada por el lanzamiento de la Operación Saturno soviética, que afectaba al 8º Ejército italiano y al flanco norte del Grupo de Ejércitos Don, comprometiendo a un Cuerpo Panzer.

El 12 de diciembre el LVII Cuerpo Panzer avanzó hacia Stalingrado, llegando a avanzar 80 km en doce días.

La última esperanza del 6º Ejército quedó frustrada el 24 de diciembre, cuando el 2º Ejército de Guardias al mando de Rodion Malinovsky, hizó retroceder a los alemanes 160 km.

Mientras tanto, la situación del 6º Ejército dentro del kessel de Stalingrado se deterioraba rápidamente.

Las promesas de Goering habían sido desmentidas por la realidad, ya que en la primera semana solamente se habían despachado 350 toneladas, la mitad de las necesidades diarias.

En la segunda semana del cerco la cifra aumentó a 512 toneladas, estando todavía muy por debajo.

Los soldados del 6º Ejército recurrieron entonces a carne de caballo para complementar su ración diaria de 200 gramos de pan.

Los prisioneros de guerra en manos alemanas contaron con una suerte peor, de los 3.500 soldados rusos apresados en dos campos, solamente 20 sobrevivieron al hambre y al frio.

Incapaces de entender la negativa de Hitler a abandonar a Stalingrado, el Alto Mando del 6º Ejército aprovechó que el General Hans Valentin Hube iba a reunirse con Hitler en Rastenburgo para recibir las Hojas de Roble para su Cruz de Caballero, para instruirle acerca de la condición actual del ejército atrapado.

El General Hube no logró convencer a Hitler, incluso le sugirió que terminase la guerra, pero fue en vano.

Afuera del kessel, el General Kurt Zeitzler empezó a consumir la misma ingesta diaria de calorías que los hombres del 6º Ejército, en un intento de persuadir a Hitler de cumplir su promesa de no abandonar a Paulus y a sus hombres.

Pero a pesar de perder peso rápidamente, Zeitzler no logró convencerlo.

El 6 de enero los soviéticos enviaron a su primera delegación para negociar la rendición del 6º Ejército, pero los alemanes se rehúsaron a recibirlos.

El 9 de enero, Hube regresó al kessel con las malas noticias, pero Paulus decidió enviar a otro oficial, más joven, el Capitán Winrich Behr.

Behr partió el 12 de enero, llevando consigo el diario de guerra del 6º Ejército, y se presentó ante Hitler en el Wolfsschanze.

Behr explicó la situación con toda franqueza, ignorando al Mariscal de Campo Wilhelm Keitel, quien le dió un leve golpe para que se callara.

Este último intento también fracasó, a pesar de que Hitler renovó a Behr sus promesas de salvar al 6º Ejército.

Después de que Urano haya cercado el 6º Ejército, y Saturno haya prevenido su liberación, se lanzó la Operación Anillo para destruirlo.

El General Rokosovski recibió 47 divisiones, 160 tanques y 300 aviones para lograr esto.

La última ofensiva en Stalingrado se inició el 10 de enero.

La artillería soviética destruyó rápidamente las defensas alemanas, y el cerco fue reducido rápidamente.

El 15 de enero, el General Paulus recibió las Hojas de Roble para su Cruz de Caballero, y otras 178 condecoraciones importantes fueron enviadas al 6º Ejército.

El 24 de enero de 1943, la última pista de aterrizaje en Stalingrado fue tomada y dos días después el cerco fue dividido en dos.

El 30 de enero, el General Paulus fue promovido a Mariscal de Campo.

Hasta entonces ningún Mariscal de Campo alemán había sido capturado, y Paulus recibió esta promoción como una orden de suicidio.

Paulus declaró entonces: "No tengo intenciones de dispararme por este cabo bohemio", en referencia a Hitler.

En la mañana del 31 de enero, la tienda por departamente Univermag, donde estaba Paulus y su Estado Mayor, fue rodeado por unidades del 64º Ejército del General Mijaíl Shumilov.

El 2 de febrero, el 6º Ejército se rindió, habiendo muerto 147.000 efectivos y siendo capturados otros 90.000.

El 6 de marzo de 1943, el 6º Ejército de Alemania fue reformado desde el Destacamento de Ejército Hollidt (Armeeabteilung Hollidt), comandado por el Generaloberst Karl-Adolf Hollidt.

Este destacamento había estado defendiendo el río Chir contra la nueva ofensiva soviética en diciembre de 1942, pero fue obligado a retroceder al río Donets, a pesar de las demandas de Hitler de mantener su posición.

Para el 18 de marzo, el grueso del nuevo 6º Ejército se encontraba detrás del río Mius, cubriendo el frente desde Lugansk hasta Rostov del Don, que se acababa de perder.

El flanco izquierdo del 6º Ejército era cubierto por el 1º Ejército Panzer, y su flanco derecho colindaba con el mar de Azov.

El frente se mantuvo estable hasta finales de agosto, debido a que las miradas de Stalin y Hitler se encontraba fijas en el saliente de Kursk, formado en la última contraofensiva de Manstein en Jarkov, que había salvado el frente alemán.

Lamentablemente para las fuerzas alemanas, la arriesgada apuesta de Hitler de concentrar la mayoría de sus divisiones de tanques alrededor de Kursk fue descubierta por el enemigo, y la batalla de Kursk no arrojó los resultados buscados por el dictador.

En el centro, el frente alemán se desmoronó quedando expuestos los flancos del 6º Ejército y el 1º Ejército Panzer.

El 6º Ejército fue atacado por el Frente Sur de Fiódor Tolbujin el 18 de agosto, pero a pesar de carecer de muchos tanques, las fuerzas de Hollidt lograron retroceder hasta la línea Panther-Wotan, todavía en construcción.

El 13 de octubre, el Frente de Tolbujin, ahora llamado 4º Frente Ucraniano, reemprendió el asalto contra la línea Panther-Wotan, y logró hacer retroceder al 6º Ejército hasta el río Dniéper a inicios de noviembre.

Dicha maniobra fue tan rápida que el Grupo de Ejércitos A, conformado por el 17º Ejército, quedó aislado en Crimea.

El 6º Ejército se enfrascó entonces una batalla defensiva en Nikopol, protegiendo el cruce del gran río ruso en el sur.

Sus esfuerzos fueron en vano, ya que al norte, el 1º Ejército Panzer empezó a retroceder, incapaz de contener los ataques rusos contra Krivoi Rog.

A inicios de febrero de 1944 los alemanes abandonaron a Nikopol, mientras contribuían en la defensa de Krivoi Rog, con las constante amenaza de ser rodeados por el 8º Ejército de Guardias de Chuikov.

El 1 de marzo el frente sur colapsó y el 6º Ejército alcanzó el río Bug el 26 de marzo.

El día anterior Hitler había reemplazado al General Hollidt por el General Sigfrid Henrici.

El nuevo comandante, Heinrici, tampoco pudo cambiar la situación en el frente, y fue reemplazado el 7 de abril por el General Maximilian de Angelis.

Durante el mes de abril, el 6º Ejército retrocedió a través de Transnistria, llegando al bajo Dniéster a mediados de mayo.

Allí mantuvo una posición defensiva con los flancos protegidos por ejércitos rumanos y húngaros.

Mientras el enemigo se encontraba distraído por la operación Bagration al norte, el 6º Ejército libró una serie de pequeños asaltos para mejorar su posición, ya que se encontraban justo delante de la Besarabia, es decir, a punto de abandonar la Unión Soviética.

El nuevo comandante del 6º Ejército, el General Maximilian Fretter-Pico, recibió a esta unidad en una posición crítica.

Dos poderosos frente soviéticos, los 2º y 3º Frentes Ucranianos, amenazaban sus debílmente protegidos flancos.

El 21 de agosto de 1944 se reinició la ofensiva soviética en Besarabia, y en sólo dos días el 6º Ejército se encontraba enfrentándose de nuevo a un cerco de hasta 100 km de profundidad, esta vez centrado alrededor de Chisinau.

Esta vez, el 6º Ejército no se encontraba solo, sino que el 8º Ejército, y los ejércitos rumanos 3º y 4º también estaban siendo rodeados y diezmados.

Entre los cuatro cuerpos del 6º Ejército atrapados alrededor de Chisinau, una de sus principales unidades, la 13ª División Panzer.

Enfocados en continuar el avance, la Stavka permitió aflojar la presión sobre el segundo cerco del 6º Ejército, acción que fue aprovechada por el comandante Fretter-Pico para intentar abrirse paso hacia el oeste.

No obstante, el 5 de septiembre, el XXIII Cuerpo de Tanques enemigo fue enviado a reducir al 6º Ejército, que fue aniquilado a orillas del río Siret.

Esta derrota en la Besarabia trajo como consecuencia que el dictador Ion Antonescu fuera derrocado el 23 de agosto, y el Reino de Rumania se convirtió en aliado de la Unión Soviética.

Esto significó que los restos del 6º Ejército tuvieron que escapar rápidamente hacia Hungría, ya que con este cambio de bando, los Balcanes se abrieron al Ejército Rojo.

Después de defender sin éxito el sector Oradea-Cluj en la frontera rumano-húngara, el 6º Ejército, retrocedió hacia Budapest, ciudad que debía defender con la ayuda del 8º Ejército.

El 20 de diciembre, ambos ejércitos recibieron la principal embestida enemiga hacia Budapest, que alcanzó el Danubio en dos puntos.

El 6º Ejército retrocedió, dejando a varias unidades aisladas en la ciudad.

Como respuesta a sus derrotas, Hitler removió al General Fretter-Pico del mando y lo reemplazó por el General Hermann Balck.

De nuevo, la atención del enemigo se centró en el norte, lo que significó un respiro para el 6º Ejército, que se detrás del Lago Balatón.

En marzo de 1945, se le ordenó al general Balck que uniera esfuerzos con el 6º Ejército Panzer para el lanzamiento de una nueva ofensiva al norte del lago, cuyo objetivo sería alcanzar Budapest de nuevo para intentar recuperar los pozos petrolíferos de Rumania.

El 6 de marzo comenzó la ofensiva del Lago Balatón, pero el mal terreno y las posiciones defensivas de los soviéticos frustraron el ataque alemán, que fue cancelado el 15 de marzo.

El resto de la guerra, el 6º Ejército se vió forzado a seguir retrocediendo hacia los Alpes.


Continúa :arrow:


Saludos

LARRY
"¡Defender la ciudad o morir en el intento!". Chuikov en Stalingrado

Desarrollo tec. y militar (1) Política (1) Ganador de concurso (1) 2º Mejor Artículo Anual (1) 3º Mejor Artículo Anual (2)
Avatar de Usuario
Glavniy Márshal Flota
LARRY
Glavniy Márshal Flota
Medallas: 6
Victorias: 21

Mensajes: 8093
Registrado: 20 Ene 2008, 22:39
País: España


Notapor LARRY » 19 Jun 2008, 18:20

Continuación
:arrow:


4- Ódenes de Batalla


BATALLA DE FRANCIA

- Orden de Batalla para el 10 de mayo de 1940.

- Comandante en Jefe: Generaloberst Walther von Reichenau.

- Jefe de Estado Mayor: Teniente Geneneral Friedrich von Paulus.

- Jefe de Operaciones: Oberst Anton-Reichard Freiherr von Mauchenheim genannt Bechtolsheim.


CUERPOS, COMANDANTES Y COMPOSICIÓN


- IV Cuerpo: (General der Infanterie Viktor von Schwedler)


· 4ª División Panzer: Mayor.Gen. Johann Joachim Stever

· 7ª ID: Mayor.Gen. Eccard Frhr von Gablenz

· 18ª ID: Mayor.Gen. Friedrich-Karl Cranz

· 35ª ID: Tte.Gen. Hans Wolfgang Reinhard

· Plana Mayor de los Regimientos de Artillería motorizados 69, 627 787.

· Reservas: 61ª ID: Tte.Gen. Siegfried Hänicke


- IX Cuerpo (General der Infanterie Hermann Geyer)


· 30ª ID: Tte.Gen. Kurt von Briesen

· 56ª ID: Mayor.Gen. Karl Kriebel

· Plana Mayor del Regimiento de Artillería motorizado 617.

·Reservas: 216ª ID: Tte.Gen. Hermann Böttcher


- XI Cuerpo (Tte.Gen. Joachim von Kortzfleish)


· 14ª ID: Tte.Gen. Peter Weyer

· 19ª ID: Tte.Gen. Otto von Knobelsdorff

· 31ª ID: Tte.Gen. Rudolf Kaempfe

· Plana Mayor del Regimiento de Artillería motorizado 606.


- XXVII Cuerpo (General der Infanterie Alfred Wager)


· 253ª ID: Tte.Gen. Fritz Kühne

· 269ª ID: Mayor.Gen. Ernst-Eberhard Hell

· Plana Mayor de los Regimientos de Artillería motorizados 614 y 783.


- XVI Cuerpo Motorizado Bajo Mando del Grupo de Ejércitos B (General der Kavallerie Erich Hoepner)


· 3º División Panzer: Mayor.Gen. Horst Stumpff.


- Reservas


- I Cuerpo: Reservas del Grupo de Ejércitos B (Tte.Gen. Kuno von Both)


· 255ª ID: Mayor.Gen. Wilhelm Wetzel

· 20ª ID (motoriz.): Tte.Gen. Mauritz von Wiktorin

· Tte.Gen. Kuno von Both 1ª ID: Mayor.Gen. Philipp Kleffel

· 11ª ID: Tte.Gen. Herbert von Böckmann

· 223ª ID: Tte.Gen. Paul-Willi Körner



INVASIÓN DE INGLATERRA



- Orden de Batalla planteado (operación suspendida).

- Comandante en Jefe: Generaloberst Walther von Reichenau.

- Jefe de Estado Mayor: Oberst Ferdinand Heim.

- Jefe de Operaciones: Oberst Anton-Reichard Freiherr von Mauchenheim genannt Bechtolsheim.



CUERPOS, COMANDANTES Y COMPOSICIÓN


- II Cuerpo (General der Infanterie Walter Graf von Brockdorff-Ahlefeldt)


· 6ª ID: Tte.Gen. Arnold Freiherr von Biegeleben

· 256ª ID: Mayor.Gen. Gerhard Kauffmann




INVASIÓN DE LA UNIÓN SOVIÉTICA


- Orden de Batalla planteado para el 22 de junio de 1940.

- Comandante en Jefe: Generalfeldmarschall Walther von Reichenau.

- Jefe de Estado Mayor: Oberst Ferdinand Heim.

- Jefe de Operaciones: Oberst Helmuth Voelter.


CUERPOS, COMANDANTES Y COMPOSICIÓN


- IV Cuerpo Desde el 8 de agosto de 1941 (General der Infanterie Victor von Schwedler)


· 9ª ID: Mayor.Gen. Siegmund Freiherr von Schleinitz

·9ª ID: Tte.Gen. Erich Schröck

·68ª ID: Tte.Gen. Georg Braun

·94ª ID: Mayor.Gen. Georg Pfeiffer

·132ª ID: Mayor.Gen. Rudolf Sintzenich


- XVII Cuerpo (General der Infanterie Werner Kienitz)


· 56ª ID: Tte.Gen. Karl von Oven

· 62ª ID:[16] [17] General der Artillerie Walter Keiner

· 298ª ID: Mayor.Gen. Walther Gräßner (27/6/1941)

· 99ª leichte ID: Tte.Gen. Kurt von der Chevallerie (1/7/1941)

· 79ª ID: Tte.Gen. Karl Strecker (8/8/1941)


- XXXIV Cuerpo Desde el 8 de agosto de 1941 (General der Infanterie Hermann Metz)


· 111ª ID: Tte.Gen. Otto Stapf

· 262ª ID: Tte.Gen. Wilhelm Stemmermann


- XXIX Cuerpo Desde el 27 de junio de 1941 (General der Infanterie Hans von Obstfelder)


· 44ª ID: Tte.Gen. Friedrich Siebert

· 299ª ID: Tte.Gen. Willi Moser

· 99ª leichte ID: Tte.Gen. Kurt von der Chevallerie (8/8/1941)

· 5ª ID: Mayor.Gen. Karl Allmendinger (8/8/1941)

· 71ª ID: Mayor.Gen. Alexander von Hartmann (8/8/1941)


- XXXXIV Cuerpo (General der Infanterie Friedrich Koch)


· 9ª ID: Mayor.Gen. Siegmund Freiherr von Schleinitz

· 297ª ID: Tte.Gen. Max Pfeffer

· 57ª ID: Tte.Gen. Oskar Blümm (27/6/1941)


- LI Cuerpo Desde el 8 de agosto de 1941 (General der Infanterie Hans-Wolfgang Reinhard)


· 98ª ID: Tte.Gen. Erich Schröck

· 113ª ID: Tte.Gen. Friedrich Zickwolff

· 262ª ID: Tte.Gen. Edgar Theißen


- LV Cuerpo (General der Infanterie Erwin Vierow)


· 75ª ID: Tte.Gen. Ing. Ernst Hammer (27/6/1941)

· 111ª ID: Tte.Gen. Otto Stapf (27/6/1941)

· 44ª ID: Tte.Gen. Friedrich Siebert


- Control directo del 6º Ejército


· 213ª Sich.Div.: Tte.Gen. Rene de l' Homme de Courbiere

· 168ª ID: Tte.Gen. Dr. Hans Mundt

· 294ª ID: Tte.Gen. Otto Gabcke




Continua
:arrow:


Saludos

LARRY
"¡Defender la ciudad o morir en el intento!". Chuikov en Stalingrado

Desarrollo tec. y militar (1) Política (1) Ganador de concurso (1) 2º Mejor Artículo Anual (1) 3º Mejor Artículo Anual (2)
Avatar de Usuario
Glavniy Márshal Flota
LARRY
Glavniy Márshal Flota
Medallas: 6
Victorias: 21

Mensajes: 8093
Registrado: 20 Ene 2008, 22:39
País: España


Notapor LARRY » 25 Jun 2008, 10:40

Continuación
:arrow:


5- Principales generales con renombre


Rodolfo de Baviera


Rodolfo de Wittelsbach y Austria, príncipe heredero de Baviera, nació en Múnich el 18 de mayo de 1869 y feneció en Starnberg el 2 de agosto de 1955.

Fue el último príncipe heredero de Baviera, como el hijo de Luis III, el último rey de Baviera, y de su esposa la arquiduquesa María Teresa de Austria-Este, sobrina del duque Francisco V de Módena.

En 1900, Rodolfo contrajo matrimonio con la duquesa María Gabriela de Baviera, hija de Carlos Teodoro, duque de Baviera y sobrina de la Emperatriz "Sissi".

Tuvieron cinco hijos: el príncipe Leopoldo Maximiliano Luis Carlos de Baviera (1901-1914) que murió de parálisis; la princesa Ermengarde María Teresa José Cecilia Adelaide Micaela Antonia Aldegunda (1902-1903) que muri de crupe; Alberto, duque de Baviera (1905-1996); una hija nacida muerta en 1906 y el Príncipe Rodolfo Federico de Baviera (1909-1912) que murió de diabetes.

Con el estallido de la Primera Guerra Mundial, Rodolfo comandó tropas alemanas en Lorena.

Tuvo éxitos al controlar el ataque francés en agosto de 1914, en la Batalla de Lorena, y después lideró un contraataque en aquel mismo mes.

Entretanto, falló al intentar entrar a Francia, permaneciendo en el frente oeste durante la tregua que duraría hasta el fin de la guerra.

Rodolfo adquirió la dignidad de Mariscal de campo en 1916.

Perdió su oportunidad de gobernar Baviera cuando ésta se convirtió en una república, durante las revoluciones que siguieron durante el periodo de la postguerra.

Algunos monárquicos llegaron a referirse a Rodolfo como "Rey de Baviera".

En 7 de abril de 1921, Rodolfo contrajo matrimonio con la princesa Antonieta de Luxemburgo, hermana de las Grandes Duquesas Carlota y María Adelaida.

De este enlace nacieron seis hijos: el príncipe Enrique Francisco Guillermo de Baviera (1922-1958), que se casó con Ana María de Lustrac (1927-1999) y no tuvo hijos; la princesa Ermengarde María Josefa de Baviera (1923-Fecha Desconocida); la princesa Edita María Gabriela Ana de Baviera (1924-Fecha Desconocida); la princesa Hilda Hildegard María Gabriela de Baviera (1926-Fecha Desconocida); la princesa Gabriela Aldegunda Maria Teresa Antonia de Baviera (1927-Fecha Desconocida) y la princesa Sofía María Teresa de Baviera (1935-Fecha Desconocida).

Como Rodolfo era contrario al régimen de la Alemania Nazi de Hitler, fue forzado a exiliarse en Italia, en 1939.

En octubre de 1944, cuando Alemania ocupó Hungría, Rodolfo consiguió escapar, pero su esposa y sus hijos fueron capturados.

Fueron llevados primero al campo de concentración de Sachsenhausen, en Oranienburg, Brandemburgo.

Después, en abril de 1945, fueron llevados al campo de concentración de Dachau, donde fueron liberados por el ejército norteamericano.

La princesa Antonieta nunca se recuperó totalmente del cautiverio, y murió pocos años después.



Otto von Below



Otto von Below nació el 18 de enero de 1857 en Danzig (Gdansk) y murió el 15 de marzo de 1944 en el mismo lugar.

Fue un militar prusiano destinado a la infantería alemana en 1875.

Se le nombró general en 1909.

Durante la Primera Guerra Mundial, tomó parte como comandante en la batalla de Gumbinnen, la Batalla de Tannenberg (1914) y la Segunda Batalla de los Lagos Masurian (febrero 1915), comandó a las tropas que conquistaron Libau, Windau y Mitau durante la Ofensiva de Riga.

Fue trasladado al Oeste en 1916, donde mandó a las tropas Imperiales entre Arras y Soissons.

Luchó en las campañas de Macedonia (1916) y de Italia (1917), donde derrotó a los italianos en Caporetto en octubre de 1917 comandando el XIV Ejército.

En 1918, mandó el XVIIº Ejército en el frente occidental durante las ofensivas alemanas de la Primavera.

A continuación, fue el primo de von Below, Fritz, otro comandante alemán durante la guerra, el que sucedió a Otto.



Walter von Reichenau


Hijo de un general prusiano, se alistó en el ejército alemán en 1902.

En 1904 se convirtió en oficial del I Regimiento de Artillería de Campo.

Ingresó en la Academia de Guerra de Berlín en mayo de 1914.

Al inicio de la Primera Guerra Mundial fue enviado al frente occidental.

Fue condecorado con la Cruz de Hierro y ascendido a capitán en 1918.

Tras la guerra, fue nombrado comandante de la 8ª Compañía de Ametralladoras en 1920.

En 1923 fue ascendido a Mayor; siendo asignado comandante del 5º Batallón de Señales en Stuttgart entre 1927 y 1929, y Jefe de Sección del Inspectorado de Señales en el Ministerio del Reichswehr entre 1929 y 1931.

En febrero de 1931, fue nombrado Jefe de Seccin en la Zona I, en el Este de Prusia, sirviendo bajo el mando del General Werner von Blomberg.

En 1932, fue presentado a Hitler por su tío Friedrich von Reichenau, gran admirador del Führer.

Cuando Hitler alcanzó el poder en enero de 1933, Blomberg fue nombrado Ministro de Guerra y Reichenau fue puesto a la cabeza de la Oficina Ministerial del Reichwehr, convirtiéndose en el enlace entre el partido Nazi y el ejército alemán.

Ese mismo año, von Blomberg y Reichenau empezaron a preocuparse por el gran poder político que estaba adquiriendo el comandante de las SA, Ernst Röhm, iniciando una conspiración en su contra acompañados por Göering y Himmler.

Este último encargó a Reinhard Heydrich confeccionar un caso en contra de Rohm.

Se hizo creer que Rohm había pagado 12.000.000 de marcos a los franceses con el fin de que dieran un golpe de estado contra Hitler.

Aunque inicialmente Hitler no creyó las pruebas, el 29 de junio de 1934 llegó a Wiesse acompañado por las SS.

Allí arrestó personalmente a Rohm, y con él cayeron otros 200 oficiales de las SA en un plazo de 24 horas.

Ernst Rohm fue asesinado por dos oficiales de las SS, al negarse a suicidarse.

En agosto de 1935, Reichenau fue ascendido a Teniente General y designado comandante de la Zona VII en Munich.

En Febrero de 1938 reemplazó a Walther von Brauchitsch como Comandante en Jefe del IV Cuerpo de Ejército.

En Septiembre de 1939, se hallaba al mando del 10º Ejército al estallar la Invasión de Polonia.

Se le asignó el mando del 6º Ejército durante la campaña de Francia, siendo ascendido a Mariscal de Campo el 19 de julio de 1940.

Acompañado de su oficial adjunto, el General Friedrich von Paulus, el General von Reichenau recibió la rendición de Bélgica de las manos de su rey, Leopoldo III.

Aunque se opuso a la Operación Barbarroja, tomó parte en ella al mando del 6º Ejército e involucró a los soldados bajo su mando en la colaboración con los regimientos SD y SS en la ejecución de judíos, especialmente cuando conquistó las ciudades de Kiev, Belgorod, Járkov y Kursk.

Promovió el asesinato de judíos dentro de las tropas bajo su mando (Matanza del Barranco de Babi Yar en Kiev), donde murieron 30.000 judíos ucranianos.

El 30 de noviembre de 1941, el Mariscal de Campo von Reichenau tomó el mando del Grupo de Ejércitos Sur, reemplazando al Mariscal de Campo Gerd von Rundstedt.

Hitler lo confirm en el cargo a finales de diciembre y el mando del 6º Ejército fue asumido por su otrora Jefe de Estado Mayor, el trágicamente conocido Friedrich von Paulus.

El 12 de enero de 1942, después de salir para hacer ejercicio matinal en la nieve a -20°C en Poltava, sufrió un severo infarto al corazón, siendo transportado en avión hacia Alemania cinco días despúes, por insistencia de Hitler.

El avión que lo transportaba sufrió un accidente al aterrizar por combustible y, aunque Reichenau sobrevivió, para cuando llegó al hospital en Leipzig ya había muerto.

Hitler no asistió a su funeral y envió a Gerd von Rundstedt como representante.



Friedrich von Paulus


Friedrich Wilhelm Ernst Paulus nació en Breitenau el 23 de septiembre de 1890 y falleció en Dresde el 1 de febrero de 1957.

Fue hijo del Tesorero en Jefe de Hesse-Nassau, intentó infructuosamente ingresar en 1909 como cadete en la Armada Imperial, donde eran preferidos los hijos de aristócratas.

Comenzó estudios de leyes en la Universidad de Marburgo, que abandonó para unirse al ejército imperial en febrero de 1910.

Ingresó en el 111º Regimiento de Infantería como oficial cadete.

Dos años más tarde, el 4 de julio de 1912, contrajo matrimonio con Elena Rosetti-Solescu, de ascendencia rumana noble.

Hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial estuvo comisionado como Teniente Segundo en el 3º Regimiento de Infantería de Baden.

Cuando comenzó la contienda, formó como ayudante en el III Batallón del frente occidental, donde combatió en los Vosgos y cerca de Arrás en otoño de 1914.

Tras una larga ausencia por enfermedad, en 1915 fue asignado al 2º Regimiento de Cazadores Prusianos y dos años más tarde se unió como Oficial de Sección al Cuerpo Alpino, sirviendo en Macedonia, Francia y Serbia.

Ascendido a capitán, Paulus continuó en el diezmado ejército del Reichswehr resultante del Tratado de Versalles.

Luchó junto con los Freikorps durante el Levantamiento Espartaquista.

Designado ayudante del 14º Regimiento de Infantería en Konstanz, más tarde fue asignado al 13º Regimiento de Infantería de Stuttgart como Comandante de compañía.

Se unió al II Grupo de Ejércitos en Kassel, y en 1930 se le asignó como instructor táctico de la 5ª División de Infantería.

Sirvió en varias secciones entre 1921 y 1933.

En 1934 fue ascendido a Teniente Coronel y comandante de la 3ª Sección de Transporte Motorizada.

En septiembre de 1935 relevó a Guderian como Jefe de Sección de las Tropas Mecanizadas.

De mentalidad estrictamente monolítica, Paulus era un hombre que carecía de habilidad de estratega, pero era diligente en extremo a la hora de cumplir las directivas que se le imponían, incapaz de tomar iniciativas en contra de sus superiores.

Considerado un experto en guerra motorizada, fue ascendido a Mayor General, y asesor de instrucción para las cuatro divisiones ligeras en 1939, que comprendían dos regimientos de infantería motorizada, uno de reconocimiento y otro de artillería motorizada.

Fue compañero, en la primera fase de la campaña de Rusia, de Claus von Stauffenberg (responsable del atentado contra Hitler del 20 de julio de 1944), quien intentó atraerlo a sus convicciones, sin éxito.

Pocas jornadas antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, fue nombrado Jefe de Sección del 10º Ejército Alemán, al mando de Walter von Reichenau.

Tomó parte en la invasión de Polonia el 1 de septiembre de 1939 y en las campañas de Holanda (donde el 10º Ejército fue renombrado como 6º Ejército) y Bélgica.

En junio de 1940, ascendió a Teniente General, pasando a convertirse en Jefe del Estado Mayor del Ejército de Reichenau en septiembre.

Desde ese puesto, fue citado por Hitler para colaborar en el diseño de la Operación Barbarroja destinada a la invasión de la Unión Soviética.

Aconsejó cortar la retirada a los rusos, evitando su repliegue hacia el interior.

También le planteó a Hitler la necesidad de buscar ropa invernal para los soldados, en caso de que la guerra se extendiese, pero Hitler le prohibió que mencionase el tema de nuevo.

El objetivo principal de la operación sería la conquista de Moscú.

Nombrado comandante del VI Ejército Alemán en diciembre de 1941 gracias a una recomendación del Mariscal de Campo Walter von Reichenau, tomó el mando del mismo el 1 de enero de 1942 con el rango de General.

Libró la primera batalla en Dnepropetrovsk, donde contuvieron su avance, viéndose obligado a efectuar retiradas tácticas durante varios meses.

El 9 de mayo de 1942, fue atacado en Volchansk por un ejército de 640.000 hombres al mando de Semión Timoshenko.

Paulus efectuó una nueva retirada en dirección a Járkov, antes de ser rescatado por Edwald von Kleist y su 1º Ejército Panzer, que atacó el flanco sur de las tropas de Timoshenko.

Lanzó un contraataque el 20 de mayo de 1942, acabando con toda resistencia soviética antes del comienzo de junio.

Las bajas enemigas ascendían a 240.000 hombres, lo que le valió la Cruz de Caballero.

En verano de ese mismo año, avanzó hacia Stalingrado, una gran urbe industrial que se extendía unos 50 kilómetros a lo largo de la orilla derecha (Oeste) del río Volga.

Era un importante nudo ferroviario en el tramo Moscú–Mar Negro.

Carecía de puentes entre las dos orillas del río, que se comunicaban por medio de ferrys.

Estaba defendida con 400.000 hombres, 7.000 cañones y medio millar de carros de combate.

El racionado suministro de combustible ralentizó el avance del ejército alemán, en detrimento del Grupo de Ejércitos A.

El 7 de septiembre, alcanzaba la ciudad sobre el Volga, a cuyas puertas se detuvo esperando el bombardeo de la Luftwaffe.

Al principio de la batalla de Stalingrado, los progresos alemanes fueron tan notables que Hitler la dio por conquistada.

En efecto, la rapidez con que atacaron los alemanes fue tan sorpresiva que los soviéticos perdieron casi el 80% de la ciudad en menos de dos semanas, sólo las construcciones fortificadas de la orilla del Volga faltaban ser tomadas para tener el más completo éxito.

A mediados de septiembre, apareció en escena Vassili Chuikov, subordinado de Zhúkov, al mando del 62º Ejército Soviético.

Organizó la defensa de lo que les quedaba de ciudad, a sangre fría y con una implacabilidad de acero.

Obvió entrar en consideraciones humanitarias por los sufrimientos de su tropa y de los civiles.

No obstante, con sus brutales acciones, salvó a Stalingrado de caer en último momento en manos alemanas, al vencer la resistencia de sus enemigos.

La captura de la ciudad se convirtió en un duelo de voluntades entre Hitler y Stalin.

El führer insistió en la importancia simbólica de la plaza, mientras que Stalin prometi convertirla en tumba de la Wehrmacht.

La lucha se transformó en guerra de guerrillas, casa por casa, fábrica por fábrica, jugando en ésta un importante papel los francotiradores.

Por el lado soviético, varios alcanzaron la fama, entre ellos Vasili Záitsev, quien causó 149 bajas alemanas y por el alemán, el Mayor Köing (Mayor Heinz Thorvald), que cayó bajo el Mosin Nagant de Zaitsev.

Las bajas alemanas por la conquista de la ciudad fueron terroríficas, algunas compañías se vieron reducidas en pocas horas de combate a menos del 40% de sus efectivos.

Se intentó por todos los medios capturar los muelles de la orilla norte del Volga, pero la acción fue abortada por batallones siberianos y cohetes Katiushas disparados desde el banco occidental del río.

Los oficiales soviéticos utilizaban la estrategia del uno por uno: lanzaban masas de soldados a capturar posiciones enemigas.

El primero llevaba un arma, y si era derribado, el que lo antecedía, inicialmente desarmado, tomaba su lugar.

La prodigalidad con que la oficialidad soviética derramaba la sangre de sus soldados sorprendía a los alemanes.

Muchos soviéticos desertaron y se convirtieron en hiwis (voluntarios en las tropas alemanas).

A principios del mes de noviembre de 1942, las tropas germanas ocupaban el 90% de la ciudad.

Batallones de tropas siberianas fueron transferidas desde Moscú.

Este nuevo refuerzo fue significativo, pues frenó las intenciones de los alemanes de apoderarse de la orilla norte del Volga.

Fue el momento elegido por los soviéticos al mando de Zhúkov para lanzar la Operación Urano, un contraataque dirigido contra los flancos de Paulus.

Éstos, protegidos por tropas húngaras, rumanas e italianas pobremente equipadas y no entrenadas para enfrentarse a divisiones blindadas, cedieron ante el empuje soviético, siendo cercado en pocos días el VI Ejército.

Hitler rehusó dar libertad de acción a Paulus, que deseaba retirarse, sino que le ordenó resistir «a cualquier precio».

Un último intento de liberarle por parte del Grupo de Ejércitos del Don, al mando de Manstein, falló.

Hitler ascendió a Paulus al rango de Mariscal de Campo el 30 de enero de 1943, insinuándole que jamás ningún oficial de ese rango se había rendido al enemigo.

La implicación del ascenso del Führer estaba clara: Paulus debía entregar su propia vida antes de dejarse capturar.

El panorama que tenían ante sí los 250.000 efectivos embolsados en el kessel o 'caldero' no podía ser más desastroso: había soldados hambrientos, heridos, con tifus, ateridos de frío...

Cuando perdieron la única pista de abastecimientos, fue el final, la mayoría se había encerrado en un supermercado con subterráneos llamado Univermag, donde se estableció el Cuartel General de Paulus.

Los soldados ya no tenían moral combativa.

Además, la ciudad ya tenía el aspecto de tumba, con un olor a descomposición cadavérica que la cubría por completo, el 90% de los edificios estaban destruidos, el escenario era dantesco.

Finalmente, unos soldados soviéticos descendieron al subterráneo donde estaba Paulus y el resto del 6º Ejército y le ofrecieron la rendición.

Paulus aceptó el 2 de febrero de 1943.

Antes de marchar hacia el cautiverio, los soldados alemanes tuvieron que despejar los escombros en la ciudad, recogieron a sus camaradas muertos y los dispusieron en pilas en las afueras de la ciudad para luego ser quemados.

Luego marcharon hacia Siberia, muriendo muchos durante la infernal caminata, y más tarde en los campos de concentración y de trabajo o gulags.

Aproximadamente 150.000 soldados alemanes encontraron la muerte durante la batalla y 250.000 fueron capturados.

Tras la guerra, sólo 10.000 de ellos sobrevivieron y volvieron a Alemania.

Paulus fue hecho prisionero por los soviéticos.

Durante su cautiverio, criticó al régimen Nazi y se unió al Comité Nacional por una Alemania Libre, pidiendo a los alemanes la rendición.

Actuó como testigo en 1946 durante los Juicios de Nuremberg.

Liberado en 1953, dos años antes de la repatriación de los últimos prisioneros de guerra alemanes, vivió en la ciudad de Dresde (entonces Alemania Oriental); un par de años después de su liberación, ejerciendo como inspector de policía, ocupación que tuvo hasta el fin, desarrolló distrofia muscular miotónica, una forma de esclerosis que le causó la muerte, en una clínica de Dresde, el 1 de febrero de 1957.


Paulus fue un militar educado para el estricto cumplimiento del deber, no tenía la capacidad de cuestionamiento de las decisiones superiores.

Siempre, y aun en las condiciones más inhóspitas, Paulus cuidaba mucho su apariencia usando guantes blancos y siempre estando en actitud de «parada militar».

De personalidad algo reservada pero muy honesta, se ganó la estima de quienes trabajaban bajo su mando.

Paulus abrazaba siempre los conceptos que parecían cumplir con el orden y el deber a la patria.

Paulus era un admirador incondicional del genio militar de Hitler.

No profesaba el sentimiento antisemita nazi que tuvo su antecesor en el 6º Ejército, Walter von Reichenau, y de hecho apenas asumió el mando y se enteró del grado de cooperación con la Feldgendarmerie y los Einzastgruppen-sonderkommandos, dio terminantes instrucciones de no involucrarse con las actividades de estos grupos de exterminio.

Ante las atrocidades cometidas por estos grupos, Paulus adoptó la actitud de «mirar hacia otro lado» y no interferir en su autonomía.

Sentía un profundo amor hacia su familia, en especial a su esposa Elena, quien nunca lo abandonó.

En cuanto a su capacidad de estratega militar, Paulus demostró un atisbo de genio militar al embolsar y capturar los restos del ejército de Semión Timoshenko cerca de Járkov usando las maniobras del 1º Ejército Panzer de Kleist.


Paulus también es conocido como «Von Paulus».

Este «von» en su nombre no es auténtico, sino una confusión, basada probablemente en el hecho de que la carrera de oficial en las fuerzas armadas era tradicionalmente popular en las familias nobles, para al menos uno de sus hijos.

Muchos oficiales y generales alemanes poseían el título de «von» en sus nombres.

Paulus era hijo de un oficial menor, razón por la cual fue ascendido por Hitler, que se veía reflejado en Paulus, un genio desde el punto de vista del Führer, nacido en un entorno humilde, al igual que él.



Continua
:arrow:


Saludos

LARRY
"¡Defender la ciudad o morir en el intento!". Chuikov en Stalingrado

Desarrollo tec. y militar (1) Política (1) Ganador de concurso (1) 2º Mejor Artículo Anual (1) 3º Mejor Artículo Anual (2)
Avatar de Usuario
Glavniy Márshal Flota
LARRY
Glavniy Márshal Flota
Medallas: 6
Victorias: 21

Mensajes: 8093
Registrado: 20 Ene 2008, 22:39
País: España


Notapor LARRY » 25 Jun 2008, 11:59

"¡Defender la ciudad o morir en el intento!". Chuikov en Stalingrado

Desarrollo tec. y militar (1) Política (1) Ganador de concurso (1) 2º Mejor Artículo Anual (1) 3º Mejor Artículo Anual (2)
Avatar de Usuario
Glavniy Márshal Flota
LARRY
Glavniy Márshal Flota
Medallas: 6
Victorias: 21

Mensajes: 8093
Registrado: 20 Ene 2008, 22:39
País: España


Re: 6º Ejército Aleman

Notapor antonio cuesta » 12 Ene 2014, 15:23

De vez en cuando, se releen viejos artículos para refrescar la memoria, en éste se echa de menos algunas fotografías, para que se a más completo, de todas formas, excelente artículo de un forero que ya no se encuentra entre nosotros.
El sudor ahorra sangre, la sangre ahorra vidas, y el cerebro, las dos cosas. (Erwin Rommel)


Unidad: 1. Fallschirmjäger Division

Biografías (1) Tres Años (1) 1000 Mensajes (1) 2000 Mensajes (1) Contribución sobresaliente (1)
Avatar de Usuario
Major
antonio cuesta
Major
Medallas: 5
País 2GM: Alemania
Zona/Región: Montecassino

Mensajes: 3171
Registrado: 18 Jun 2010, 17:09
País: España



Volver a Índice general

Volver a Países del Eje