Ir al pié de página


El Tratado de Versalles

Estudios de la Segunda Guerra Mundial

Moderador: Erwin Rommel


El Tratado de Versalles

Notapor Kasparov » 17 Sep 2008, 16:43

El Tratado de Versalles


Imagen
De izquierda a derecha, el Primer Ministro David Lloyd George del Reino Unido, el Primer Ministro Vittorio Emanuele Orlando de Italia, el Primer Ministro Georges Clemenceau de Francia, y el Presidente Woodrow Wilson de los Estados Unidos


    El Tratado de Versalles fue un tratado de paz firmado al final de la Primera Guerra Mundial que oficialmente puso fin al estado de guerra entre Alemania y los Países Aliados. Fue firmado el 28 de junio de 1919 en el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles, exactamente cinco años después del asesinato del archiduque Francisco Fernando, uno de los principales acontecimientos que habían desencadenado la guerra. A pesar de que el armisticio fue firmado meses antes (11 de noviembre de 1918) para poner fin a los combates en el campo de batalla, se necesitaron seis meses de negociaciones en la Conferencia de Paz de París para concluir el tratado de paz. El Tratado de Versalles entró en vigor el 10 de enero de 1920. De las muchas disposiciones del tratado, una de las más importantes y controvertidas estipulaba que Alemania y sus aliados aceptasen toda la responsabilidad moral y material de haber causado la guerra y, bajo los términos de los artículos 231-248, deberían desarmarse, realizar importantes concesiones territoriales a los vencedores y pagar enormes indemnizaciones económicas a los Estados victoriosos.

    El Tratado de Versalles fue socavado tempranamente por acontecimientos posteriores a partir de 1922 y fue ampliamente violado en Alemania en los años treinta con la llegada al poder de Adolf Hitler. Alemania liquidó el pago de las reparaciones de guerra en 1983, pero todavía quedaba pendiente el abono de los intereses generados desde la aprobación del tratado, que ascendían a 125 millones de euros (cambio de 2010). Dichos intereses no podían ser abonados hasta que Alemania no estuviese re-unificada, dándosele para ello 20 años a partir de ese momento. Por aquellos días se creía que nunca iban a ser abonados, pero, tras procederse a la reunificación del país, se fijó el 3 de octubre como fecha de inicio de esos 20 años. Finalmente, Alemania liquidó totalmente las reparaciones de guerra el 3 de octubre de 2010.

    INDICE:

    1. INTRODUCCIÓN.
    2. EL DESARME Y LAS REPARACIONES DE GUERRA.
    3. MODIFICACIONES TERRITORIALES.
    4. FUENTE TEXTO Y FOTOS.




1. INTRODUCCIÓN


Imagen
Woodrow Wilson con la Comisión Americana de la Paz


    Tratado de Versalles (1919), acuerdo de paz firmado, tras la conclusión de la I Guerra Mundial, entre Alemania y las potencias aliadas vencedoras el 28 de junio de 1919 en la galería de los Espejos del palacio de Versalles, próximo a París. Fue negociado durante la conferencia de paz celebrada en Versalles, que comenzó el 18 de enero de 1919. En ella participaron Estados Unidos (representada por su presidente, Thomas Woodrow Wilson), Gran Bretaña (con su primer ministro, David Lloyd George, al frente de la delegación), Francia (representada por su primer ministro, Georges Clemenceau) e Italia (con su jefe de gobierno, Vittorio Emanuele Orlando, a la cabeza de la delegación, si bien su ministro de Asuntos Exteriores, Giorgio Sonnino, se ocupó de representar a su país en momentos clave). Alemania, que había adoptado un régimen republicano (la llamada República de Weimar) tras la disolución del II Imperio Alemán al final de la guerra, quedó excluida de las conversaciones. La primera sección del Tratado recogía el Pacto de la Sociedad de Naciones, cuyo objetivo era garantizar el cumplimiento de los términos de varios convenios acordados después de la I Guerra Mundial con el fin de lograr una paz duradera. Estados Unidos no lo ratificó, pero firmó con Alemania por separado el 2 de julio de 1921 el Tratado de Berlín.




2. EL DESARME Y LAS REPARACIONES DE GUERRA


Imagen
Francisco León de la Barra, ex-presidente de México: presidente de la Junta de Arbitraje del Tratado de Versalles


    Según lo estipulado en el Tratado de Versalles, que seguía en lo básico los Catorce puntos, o directrices pautadas en enero de 1918 por el presidente estadounidense Wilson, Alemania tuvo que suprimir el servicio militar obligatorio, reducir su Ejército a 100.000 hombres, desmilitarizar todos los territorios situados en la margen oriental del río Rin y los de la margen occidental en una franja de 50 km de ancho, dejar de importar, exportar y prácticamente producir material de guerra, limitar sus fuerzas navales a 36 buques de superficie (no se le permitió mantener submarinos) y el personal naval a 15.000 hombres, quedándole prohibida la aviación militar. Alemania también aceptó que el ex emperador Guillermo II fuera juzgado por un tribunal internacional bajo la acusación de haber cometido "un delito supremo contra la moralidad internacional", pero el juicio nunca llegó a celebrarse. Los alemanes debían hacer frente a una cuantiosa indemnización en concepto de reparaciones de guerra para resarcir a las potencias aliadas por los daños causados durante el conflicto. Además de las reparaciones en metálico, se entregaron naves, trenes, ganado y valiosos recursos naturales. Surgieron dificultades a la hora de efectuar la recaudación de los pagos, en tanto que la modalidad y cuantía de los mismos no quedó ajustada definitivamente hasta la Conferencia de Lausana de 1932.




3. MODIFICACIONES TERRITORIALES


    Asimismo, el Tratado de Versalles abrogó los acuerdos de Brest-Litovsk y Bucarest, de marzo de 1918 y agosto de 1913, respectivamente. Alemania reconoció la soberanía incondicional de Bélgica, Polonia, Checoslovaquia (en la actualidad República Checa y Eslovaquia), así como la de Austria, y perdió aproximadamente 71.000 km2 de su territorio, esto es, algo más de un 13% de sus dominios europeos. El área fronteriza de Alsacia-Lorena fue restituida a Francia, y la región del Sarre quedó bajo la administración de una comisión de la Sociedad de Naciones durante quince años. Bélgica recibió los pequeños distritos de Eupen, Malmédy y Moresnet.

Imagen
Mapa de Alemania (1919) en el que se muestran sus pérdidas territoriales en Europa


    En 1920 se celebraron dos plebiscitos para determinar la situación política de las zonas norte y central de Schleswig: la primera, que comprendía 3.981 km2 fue cedida a Dinamarca, mientras que Alemania conservó la segunda, que se convertiría en parte del estado de Schleswig-Holstein. Grandes áreas de las provincias de Posen (actual Poznanń en Polonia) y Prusia Occidental pasaron a manos de Polonia. Los plebiscitos celebrados en 1920 en Prusia y Marienwerder (un distrito del sureste) permitieron su permanencia en Alemania. El convocado en la Alta Silesia en 1921 también otorgó la mayoría a Alemania, pero el Consejo de la Sociedad de Naciones, que había sido invitado a mediar en la disputa, asignó la parte más rica de esta región a Polonia. Una parte de la Alta Silesia (en la actualidad perteneciente a la República Checa) fue cedida a Checoslovaquia en 1920. La ciudad portuaria de Memel (la actual Kláipeda) y su territorio adyacente fue declarado bajo la protección de la Sociedad de Naciones hasta que pasara definitivamente a Lituania, lo que tuvo lugar en 1923. El puerto de Danzig quedó bajo el control de las principales potencias aliadas y sus asociadas, que reconocieron a Danzig (en la actualidad Gdańsk) como una ciudad libre administrada por la Sociedad de Naciones, pero supeditada al dominio de Polonia en lo que se refería a aduanas y representación en el extranjero.

Imagen
Mapa de Europa (1923) en el que se muestran los cambios territoriales ocurridos como consecuencia de la Primera Guerra mundial


    Alemania también perdió todo su imperio colonial. Las duras condiciones del Tratado, en especial la pérdida de los territorios del este europeo, levantaron duras críticas en Alemania que calificó el Tratado de paz como diktat (‘imposición’), y dio lugar a la aparición de numerosos grupos nacionalistas que demandaban la revisión del mismo, y que servirían de soporte para el ascenso al poder en la década de 1930 del nacionalsocialismo




4. FUENTE TEXTO Y FOTOS


Nuestra raza no ha muerto aún

T.col de Infantería D. Rafael de Valenzuela y Urzáiz, muerto heroicamente en Tizzi-Assa al frente de sus Banderas legionarias, el día 5 de Junio de 1923.

Política (1) Biografías (1) Frente oriental (1) Ganador de Debates (1) Cinco Años (1) 1000 Mensajes (1) Contribución sobresaliente (1) Distinción personal (1)
Avatar de Usuario
-
Kasparov
-
Medallas: 8
Victorias: 7

Mensajes: 991
Registrado: 30 Oct 2007, 20:53


Re: El Tratado de Versalles

Notapor albertoa » 17 Sep 2008, 18:12

Para algunos autores no se puede afirmar que las condiciones del Tratado de Versalles fueran especialmente gravosas con Alemania y mucho menos que los problemas de Weimar y el auge del nazismo tuvieran algo que ver con los 440 artículos del Tratado.

Algunas de ellas eran injustas y tan perjudiciales para Alemania como para los aliados, pero el análisis frío y lúcido del tratado permite concluir que no fue tan malo como afirmaban los nacionalistas alemanes, el ilustre economista Maynard Keynes en su libro "Consecuencias económicas de la paz" o los políticos británicos y su política de apaciguamiento. Sin embargo, el Tratado de Versalles hábilmente manipulado por la ignorancia y la mala fe, fue la jugada maestra de los enemigos de la República de Weimar, que pusieron de su parte al pueblo alemán, que en principio había acogido con entusiasmo la democracia.

Se puede o no estar de acuerdo en esta afirmación. Yo, personalmente, estoy en parte. El Tratado en algunas cuestiones sí ahogaba económicamente a Alemania, por ejemplo en lo concerniente a su flota mercante, que quedó totalmente paralizada, con lo que supuso para su economía. El Tratado tuvo quizá una mayor carga emotiva que económica, es decir, suponía un deshonor y una humillación a Alemania.

Según el artículo 231, Alemania era la única responsable de la guerra: “Los gobiernos aliados y asociados afirman y Alemania acepta, la responsabilidad de Alemania y sus aliados por haber causado todos los daños y pérdidas a los cuales los gobiernos aliados y asociados se han visto sometidos como consecuencia de la guerra impuesta a ellos por la agresión de Alemania y sus aliados.”

Y continúa el artículo: “Se prohíbe el ingreso de Alemania en la Sociedad de Naciones.” Con esta decisión se está excluyendo a Alemania de uno de los Catorce Puntos de Wilson, que es la creación de la Sociedad de Naciones y su consecuente aislamiento internacional.

El Tratado pretendía evitar otra guerra, cosa en la que evidentemente fracasó, pero también aportó otra serie de cuestiones de las que poco se sabe o se mencionan, como son las cláusulas laborales. El Tratado de Versalles estableció principios universales y esenciales respecto a los trabajadores. Los principales son:

- El trabajo humano no es una mercancía, y no puede ser objeto de actos de comercio.
- Derecho de asociación de los trabajadores y de los empleadores.
- Pago de salarios dignos.
- Jornadas de 8 horas o 48 semanales.
- Descanso semanal, como mínimo de 24 horas.
- Supresión del trabajo infantil.
- Limitación en el trabajo de los jóvenes para permitir su normal desarrollo.
- Igual salario, o igual valor de trabajo para ambos sexos.
- Igual tratamiento (tratamiento equitativo) para los trabajadores en cada país.
- Servicio de inspección laboral en cada Estado con participación de la mujer.

Es evidente que las duras condiciones económicas de la posguerra abrumaron al pueblo alemán, que veía como el dinero se evadía del país a la par de una inflación galopante. El desempleo era excesivo y para 1923, un alemán de cada cuatro estaba en paro. Los soldados que retornaban del frente después de cuatro años de penurias vividas en las trincheras, se vieron anonadados y enfurecidos, resultando elementos propicios para los movimientos nacionalistas. Cuando el gobierno alemán solicitó una moratoria para satisfacer sus reparaciones, los gobiernos de Francia, Bélgica e Italia respondieron enviando tropas para ocupar la zona del Rin en enero de 1923.Estas humillaciones despertaron la furia nacionalista germana, que se dirigió contra los aliados y contra su propia República de Weimar. Fue el caldo de cultivo perfecto para alimentar a “la bestia” que estaba naciendo. Si sumamos a todo esto la debacle del “Crack de 1929”, donde la deuda pública alemana se multiplicó por veintisiete y trajo consigo que en marzo de 1931, el principal banco austriaco, Credit Amsteld, suspendiera los pagos y en su quiebra arrastrase los grandes bancos austriacos y alemanes, la bomba estaba lista para estallar, cosa que lamentablemente sucedió. La crisis bancaria alemana fue de tal magnitud, que no solo afectó al pueblo alemán, sino que también repercutió en toda Europa.

Por cierto, ¿no os parece este tema (el del Crack) muy actual? Esperemos que no se repita... :?

Como bien ha señalado Kasparov, el tema es apasionante y da mucho de sí, además de ser pregunta de examen segura…, por lo menos en mi época.

Saludos.

Fuentes consultadas: wikipedia, historiasiglo20.org.

Unidad: 29th Infantry Division (U.S Army)


"Aunque el engaño sea detestable en otras actividades, su empleo en la guerra es laudable y glorioso, y el que vence a un enemigo por medio del engaño merece tantas alabanzas como el que lo logra por la fuerza."
Nicolás Maquiavelo.

Historia (1) Gran Bretaña (1) Estados Unidos (1) Frente Africano y Mediterráneo (1) Frente del Pacífico (1) Ganador de concurso (4) Ganador de Debates (3) Experto en Debates (1) 2º Mejor Artículo Anual (1) Cinco Años (1) 4000 mensajes (1) Contribución sobresaliente (1) Distinción personal (1)
Avatar de Usuario
Colonel
albertoa
Colonel
Medallas: 18
Victorias: 11
País 2GM: U.S.A
Zona/Región: Normandía. Playa Omaha

Mensajes: 5306
Registrado: 03 Abr 2008, 23:05
País: España


Re: El Tratado de Versalles

Notapor Kasparov » 17 Sep 2008, 18:35

albertoa escribió:Según economistas de la talla de Keynes, no se puede afirmar que las condiciones del Tratado de Versalles fueran especialmente gravosas con Alemania y mucho menos que los problemas de Weimar y el auge del nazismo tuvieran algo que ver con los 440 artículos del Tratado.


¡Hola a todos!

Compañero Alberto, un placer leerte de nuevo. Pero esta vez, algo en desacuerdo contigo.

En el libro de Martin Gilber. First World War. p. 671. cuenta como algunos negociadores aliados, entre los cuales figura el economista británico, J.M Keynes, opinaban que las cláusulas de indemnizaciones eran demasiado estrictas. Es más, cada día posterior a la firma del tratado, había alguna ceremonia que recordaba a los vencedores sus motivos de queja y hacía que fuera imposible hablar de modificar el tratado ni de aceptar su injusticia, como sostenían algunos, entre ellos el economista John Maynard Keynes.

Por otra parte, el escritor y poeta Rudyard Kipling, elogiaba las cláusulas de indemnizaciones del tratado, al contrario que Keynes.
Cito literalmente unos versos de Rudyard sobre el tratado:

"Fueron nuestros hijos los que murieron por nuestras tierras.
Eran carros a nuestros ojos
Sólo nos queda el recuerdo de su hogar
dichos y risas que atesoramos
El precio de nuestra pérdida se nos pagará en mano
no más adelante
Es nuestro derecho."


Pero sería estúpido comparar la palabra de un economista, con la de un poeta.

Resumiendo, que las cláusulas del tratado fueron simplemente vergonzosas. Lo fue para Alemania, y lo hubiese sido para cualquier otro país. Ahora bien, el tratado no justifica ni mucho menos los genocidios, la declaración de guerra a las potencias occidentales ni los años de persecuciones, robos y violaciones que siguieron. Pero s, y un sí rotundo, a la creación de un sentimiento de rencor, nacionalismo y venganza que surgió en algunos ámbitos en la Alemania de Weimar en los años 20 y 30.

Extracto de R.F. Harrod, La Vida de Keynes.

"...Keynes, quien de inmediato anticipó las nefastas consecuencias que unas imposiciones de ese tipo podrían acarrear, hizo una serie de contrapropuestas mucho más racionales y viables, incluyendo una especie de Plan Marshall, iniciativa por demás ingeniosa y revolucionaria para la época. Sin embargo, no tuvo éxito. El tratado final, que se firmó en Versalles el 28 de junio de 1919, además de incluir una irritante acusación de culpabilidad a Alemania, impuso a ese país unos pagos por reparaciones de guerra desproporcionados e inviables.

John Maynard, desilusionado y frustrado volvió a Inglaterra, ocupando los últimos meses de ese año en la escritura de su libro Las consecuencias económicas de la paz, en el que, en forma brillante, hizo un análisis visionario de los efectos devastadores que aquel tratado de Versalles podría acarrear sobre el mundo entero, como de hecho sucedió. Sir Roy Harrod, el biógrafo de Keynes, fue quien mejor resumió aquella obra magistral al decir: “… la insensata locura que conduce a la tragedia; una visión de las dolientes víctimas, hambrientas, resignadas, no dispuestas a rebelarse, pero llenas de una rabia latente que puede desbordarse; sombríos augurios; una profecía de males por venir...”(*).

El estallido 20 años más tarde de la II Guerra Mundial probó lo profético de aquellas previsiones del visionario, que luego se transformaría en el economista de mayor influencia del Siglo XX..."

Saludos cordiales
Última edición por Kasparov el 17 Sep 2008, 19:06, editado 4 veces en total
Nuestra raza no ha muerto aún

T.col de Infantería D. Rafael de Valenzuela y Urzáiz, muerto heroicamente en Tizzi-Assa al frente de sus Banderas legionarias, el día 5 de Junio de 1923.

Política (1) Biografías (1) Frente oriental (1) Ganador de Debates (1) Cinco Años (1) 1000 Mensajes (1) Contribución sobresaliente (1) Distinción personal (1)
Avatar de Usuario
-
Kasparov
-
Medallas: 8
Victorias: 7

Mensajes: 991
Registrado: 30 Oct 2007, 20:53


Re: El Tratado de Versalles

Notapor albertoa » 17 Sep 2008, 19:30

Pues camarada Kasparov, que decirte, tienes toda la razón... He mal interpretado la fuente y justamente, ésta dice que Maynard Keynes, en su libro "Consecuencias económicas de la paz" de 1919, el ilustre economista (de un "grato" recuerdo para todos los que hemos estudiado alguna asignatura de economía... :x ) señala la injusta repercusión económica del Tratado sobre la economía alemana. Es el autor de la fuente el que defiende la no injusticia económica del Tratado, que en mi opinión, no es del todo acertada.

Me he equivocado, así que, editaré el post y lo corregiré :oops:

Gracias y un saludo.

Unidad: 29th Infantry Division (U.S Army)


"Aunque el engaño sea detestable en otras actividades, su empleo en la guerra es laudable y glorioso, y el que vence a un enemigo por medio del engaño merece tantas alabanzas como el que lo logra por la fuerza."
Nicolás Maquiavelo.

Historia (1) Gran Bretaña (1) Estados Unidos (1) Frente Africano y Mediterráneo (1) Frente del Pacífico (1) Ganador de concurso (4) Ganador de Debates (3) Experto en Debates (1) 2º Mejor Artículo Anual (1) Cinco Años (1) 4000 mensajes (1) Contribución sobresaliente (1) Distinción personal (1)
Avatar de Usuario
Colonel
albertoa
Colonel
Medallas: 18
Victorias: 11
País 2GM: U.S.A
Zona/Región: Normandía. Playa Omaha

Mensajes: 5306
Registrado: 03 Abr 2008, 23:05
País: España


Re: El Tratado de Versalles

Notapor cocinilla » 04 Oct 2011, 11:15

Tema Corregido y Revisado



Unidad: Decima Flottiglia MAS


Desarrollo tec. y militar (1) Biografías (2) Países Aliados (1) Países del Eje (1) Estados Unidos (1) Francia (1) Gran Bretaña (1) Alemania (1) Italia (1) Japón (1) Estados Unidos (1) Francia (1) Alemania (1) Japón (1) Estados Unidos (1) Alemania (1) Italia (1) Archivo y Audiovisuales (1) Ganador de concurso (6)
100 Victorias (1) Tres Años (1) Forista experto (1) 4000 mensajes (1) Contribución sobresaliente (1) Distinción personal (1)
Avatar de Usuario
Grande Ammiraglio
cocinilla
Grande Ammiraglio
Medallas: 31
Victorias: 111
País 2GM: Italia
Zona/Región: Mediterráneo

Mensajes: 5371
Registrado: 17 Sep 2009, 16:58
País: Cocinando unos Frutti di Mare y Orata al Finocchio con una buena copa de Vernaccia di San Gimignano



Volver a Índice general

Volver a Historia