Operación Musketoon

Descripción: Golpe de mano contra una estación de producción eléctrica, que abastecía a una planta de fabricación de aluminio, situada en Glomfjord en la Noruega ocupada.

Etiquetas del tema: Operación Musketoon

Moderadores: Erwin Rommel, Amarok

Responder
Avatar de Usuario
Oerlikon
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Mensajes: 208
Registrado: 18 02 2009 17:57
País 2GM: Gran Bretaña
Zona/Región: Atlántico Norte
Ubicación: España

Operación Musketoon

Mensaje por Oerlikon » 30 05 2014 02:29

Operación Musketoon


Representación del desembarco del comando anglo-noruego en GlomfjordRepresentación del desembarco del comando anglo-noruego en Glomfjord


  1. INTRODUCCIÓN
  2. ANTECEDENTES
  3. LA MISIÓN
  4. EVASIÓN Y ESCAPE
  5. LOS CAPTURADOS
  6. CONCLUSIONES
  7. FUENTES Y ENLACES




1. Introducción


La Operación Musketoon, (Operation Musketoon), fue un golpe de mano contra una estación de producción eléctrica, que abastecía a una planta de fabricación de aluminio, situada en Glomfjord en la Noruega ocupada por el Ejército Alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

La Unidad escogida estaba compuesta por 2 Oficiales y 8 Comandos del Nº 2 Commando del Mando de Operaciones Combinadas del Ejército y 2 Cabos noruegos pertenecientes a la Compañía Noruega Independiente Nº 1 del Ejecutivo de Operaciones Especiales, (Special Operations Executive, SOE).

Transportados en submarino hasta un remoto fiordo, completaron un dificultoso recorrido terrestre para aproximarse a su objetivo por la “espalda” y destruyeron la planta.

Pagaron un precio muy alto, pero fue tal el daño causado al objetivo que la planta estuvo inutilizada hasta el final de la guerra.


2. Antecedentes


La “salud” de los recursos naturales de Noruega, nunca estuvo apartada de la mente durante la ocupación del país por parte de las tropas alemanas. Bajo control alemán, todos esos recursos naturales abastecían de una manera decisiva a la maquinaría de guerra del régimen Nazi.

El objetivo de la operación era detener la producción de aluminio por parte de una fábrica cercana, mediante la destrucción de la fuente de energía que la abastecía: la estación eléctrica de Glomfjord, justo al norte del círculo polar ártico y al sur de la localidad de Narvik.

Mapa de localización
Se decidió que la aproximación al objetivo se haría en submarino ya que la propia orografía del terreno noruego hacía inviable una incursión paracaidista. El submarino que se empleó para la inserción de los comandos fue un submarino de la clase “Minerva”, el Q 186 “JUNON”, bajo mando del Comandante Querville y perteneciente a la Armada de la Francia Libre. Y se eligió este tipo de submarino ya que su silueta era muy similar a la de los submarinos U-Boat alemanes, lo que confería una cierta ventaja y el no comprometer el factor sorpresa, en el caso de que fuesen avistados en el momento de emerger a la superficie.

Clase Minerva
Los hombres que componían la fuerza que ejecutaría el golpe de mano estaría compuesta los siguientes hombres:

Capitán Graeme Black. Jefe del comandoCapitán Graeme Black. Jefe del comando
Capitán Joseph Houghton. Segundo JefeCapitán Joseph Houghton. Segundo Jefe
  • Sargento Mayor de Compañía Miller Smith.
  • Sargento Interino Richard O’Brien.
  • Cabo John Fairclough.
  • Cabo Interino, (Lance Bombardier), William Chudley.
  • Soldado Cyrill Abram.
  • Soldado Eric Curtis.
  • Soldado Reginald Makeham.
  • Soldado Fred Trigg.
  • Cabo SOE Erling Djupdraet.
  • Cabo SOE Sverre Granlund.
Durante el trimestre previo a la operación, el comando estuvo entrenándose en una gran instalación campestre situada en Escocia. En esta fase de entrenamiento, se valoró la posibilidad de que la extracción de los comandos se llevase a cabo mediante un hidroavión del tipo Short S.25 Sunderland. Pero se desechó la posibilidad debido al elevado riesgo de accidente y se decidió que los comandos se dirigieran por sus propios medios hacia la neutral Suecia.

Se les proporcionó a cada uno de ellos, como ayuda para esta extracción, un mapa de seda de Noruega y Suecia y otro, hecho de papel de arroz, de Rusia, así como una cierta cantidad de dinero en coronas noruegas. Además cada uno de ellos llevaba dos brújulas, (cosidas en cada una de las divisas de empleo del cuello), una sierra para metales, un cuchillo de combate, y una pistola semiautomática Colt. Aparte de todo ello, la única arma larga que portaban era un subfusil con silenciador del tipo Sten, que llevaba el Capitán Houghton.


3. La Misión


El Q 186 “JUNON”, dejó las Islas Orkney el día 11 de septiembre de 1942 a las 11.40 horas de la mañana bajo la escolta, en aguas británicas, de los buques de la Armada Británica HMS “STURGEON”, HMS “TIGRIS”, y HMS “THUNDERBOLT”.

El “JUNON” cruzó el Mar del Norte sin ser detectado y, cerca de la costa de Glomfjord, subió hasta profundidad de periscopio. Mientras comprobaba el horizonte y la posibilidad de insertar a los comandos sin correr riesgos, descubrieron que un barco de pesca estaba en su estela, por lo que realizaron una inmersión de emergencia, aunque no parecía que este incidente pudiera comprometer la operación. El submarino alcanzó la costa de Bjaerangsfjord, justo al sur de Glomfjord, el 15 de septiembre.

El submarino se mantuvo en el fondo del fiordo hasta que oscureció, momento en el cual, a las 21.15 horas, emergió para permitir que los comandos alcanzasen la costa utilizando un bote neumático, que ocultaron una vez seguros en la orilla utilizando piedras y maleza.

Se pusieron en marcha hacia las montañas de Glomfjord, y consiguieron alcanzar el glaciar Negro sin ser detectados por el enemigo, momento en el cual el Capitán Houghton y uno de los noruegos, Granlund, se constituyeron en una avanzadilla de reconocimiento y una vez cumplido el cometido empezaron la escalada de la montaña. Y esta escalada no se puede decir que fuera fácil, ya que en una de las partes tenían que superar una pared que era prácticamente vertical antes de alcanzar la cima. En esta parte de la misión los comandos no eran conscientes de que estuvieron a punto de ser descubiertos por una patrulla topográfica alemana, al mando del Teniente Wilhelm Dehne, que habían observado a una serie de figuras sin identificar en la cima del fiordo, y que más tarde habían encontrado los restos de un campamento y algunos paquetes de cigarrillos Players. Por suerte para los comandos, y para el éxito de la misión, el camino de regreso a Glomfjord emprendido por la patrulla del Teniente Dehne, les llevó lejos del lugar donde los comandos se ocultaban esperando el momento justo de llevar a cabo el golpe de mano.

El 17 de septiembre, a las 20.00 horas, los comandos abandonaron su escondite y comenzaron con su plan de ataque y retirada. En la fase de aproximación, los comandos observaron una pequeña embarcación cerca del fiordo y, temiendo perder el factor sorpresa, se retiraron de forma momentánea hacia la montaña. Al amanecer, no habían conseguido alcanzar su escondite original y podrían acabar en una zona expuesta, por lo que decidieron ocultarse donde se encontraban hasta la noche. Además, los comandos estaban empezando a tener escasez de suministros, por lo que el Capitán Black decidió que el ataque se haría la siguiente noche, la del 19 al 20 de septiembre, sin importar las circunstancias.

Se dividió a la fuerza de comandos en dos grupos. Uno compuesto por el Sargento O’Brien, el Cabo Chudley, y el Soldado Curtis, que tenía como objetivo las dos grandes tuberías, (de unos dos metros de diámetro), que bajaban desde lo alto de la montaña hacia la estación eléctrica, y adosarles una carga de explosivo plástico que consiguiera abrir un boquete de un metro de diámetro en cada tubería. Esas cargas llevaban un detonador de 30 minutos de retardo que activarían al oír las explosiones en la central eléctrica. El otro grupo, compuesto por los otros nueve comandos, se colocarían en la parte trasera de la planta. Siete de ellos entrarían en la sala de maquinaria, quedando los otros dos como fuerza de protección y reacción en el exterior.

Los comandos que entraron en la planta, se dieron cuenta de que no había tropas ni personal alemán en la sala de control y de que únicamente había un ingeniero noruego “de guardia”. El Sargento Smith y el Soldado Fairclough, colocaron los explosivos entre la maquinaría del cuadro principal de potencia, mientras los otros comandos localizaban el lugar donde dormían los trabajadores noruegos de la central. Esos trabajadores fueron reunidos y se les ordenó que abandonasen la planta por un túnel de acceso, de aproximadamente 1,5 kilómetros de longitud, y que era la única ruta terrestre entre la central y los pueblos del fiordo. En la aproximación al túnel el Cabo Granlund mató a un soldado alemán que estaba de centinela, pero otro consiguió escapar para activar la alarma. Una vez descubiertos los comandos, que ya habían colocado los explosivos en las turbinas y los generadores de la central, decidieron intentar retrasar la llegada de los refuerzos alemanes lanzando bombas de humo en el interior del túnel.


4. Evasión y Escape


Nada más escuchar las explosiones en la central, el grupo del Sargento O’Brien activó sus propios explosivos. Ambos grupos comenzaron la extracción iniciando una retirada hacia las montañas, mientras los refuerzos alemanes comenzaban a llegar a la central eléctrica. Los alemanes decidieron no utilizar el túnel, por temor a que estuviera minado ó con bombas trampa, y utilizaron las pequeñas embarcaciones de los habitantes de los pueblos cercanos para sortear el túnel y poder llegar a la central. Granlund guiaba al grupo de asalto de la central, intentando buscar algún tipo de puente ó pasarela que pudiera ayudarles en la huida, cuando localizó un refugio de montaña ocupado por tres noruegos a los que les pidió algunas indicaciones y éstos, lo mejor que pudieron, le dibujaron un rudimentario mapa.

Granlund salió para intentar localizar el paso, pero volvió enseguida incapaz de encontrarlo en la oscuridad. Llegó al refugio casi al mismo tiempo que el Capitán Houghton y el otro Cabo Noruego, Djupdraet, y entraron los tres al refugio sin saber que dos soldados alemanes habían entrado primero y estaban interrogando a los tres lugareños. En la subsiguiente pelea, uno de los alemanes murió y el otro resultó herido. El Cabo Djupdraet también cayó herido, apuñalado por una bayoneta.

El resto del grupo llegó al refugio y le suministró al Cabo Djupdraet los primeros auxilios, pero sus heridas eran tan graves que decidieron dejarle en el refugio para que pudiera ser atendido por los médicos alemanes. Los otros once comandos se dividieron en dos grupos más pequeños para poder evitar a las patrullas alemanas y escapar hacia las montañas.

Un grupo, formado por el Sargento O’Brien, el Cabo Granlund, y los Soldados Fairclough y Trigg, se dirigió hacia el norte rodeando las montañas. El otro grupo, formado por los capitanes Black y Houghton, el Sargento Mayor Smith, el Cabo Chudle, y los Soldados Curtis, Abram y Makeham, tomaron la ruta hacia el sur.

Ese segundo grupo, el de los Capitanes, fue descubierto por las tropas alemanas quienes abrieron fuego hiriendo al Capitán Houghton en el brazo derecho. Atrapados y rodeados se vieron forzados a rendirse. En el grupo del Sargento O’Brien, el Cabo Granlund se separó del resto y siguió por sus propios medios, alcanzando todos ellos el objetivo de llegar a Suecia, sin mayores incidentes y fueron repatriados en avión hasta la base de la Fuerza Aérea Británica en Leuchars, Escocia.

De los otros ocho comandos, el Cabo Djupdraet murió en un hospital a causa de las heridas sufridas tres días después de la incursión. El resto, prisioneros de guerra, fueron enviados a Alemania.


5. Los capturados


Los siete comandos supervivientes que fueron capturados como prisioneros de guerra, fueron enviados en primera instancia a la prisión del Castillo de Colditz. Allí, y siguiendo las instrucciones que habían recibido en su entrenamiento como comandos, le dieron sus nombres a los otros prisioneros para que éstos los entregasen al servicio de inteligencia, el MI5, en Londres.

El Capitán Houghton en ColditzEl Capitán Houghton en Colditz

El Cabo Chudley en ColditzEl Cabo Chudley en Colditz

El Soldado Curtis en ColditzEl Soldado Curtis en Colditz
El 13 de octubre de 1942 fueron trasladados desde el Castillo de Colditz hacia el Cuartel General de las SS-Reichssicherheitshauptamt, (la Dirección General de Seguridad de las SS), en Berlín, dónde fueron interrogados uno por uno por el tristemente célebre Heinrich Müller. “Gestapo Müller”.

Permanecieron en Berlín hasta el 22 de octubre, cuando fueron trasladados al campo de prisioneros de Sachsenhausen. El día siguiente, 23 de octubre, todos ellos recibieron un tiro en la nuca y posteriormente sus cuerpos fueron incinerados.

La explicación oficial que los alemanes le dieron a la Cruz Roja, fue que los siete comandos habían escapado y no habían sido recapturados.

De esa manera, estos comandos se convirtieron en las primeras víctimas de la infame Orden Comando ó Kommandobefehl, dictada por Adolf Hitler el 18 de octubre de 1942, y que instaba a que todos los comandos aliados que fueran capturados por las tropas alemanas debían ser ejecutados sin juicio previo, incluso en aquellos casos en los que llevasen uniforme y divisas ó se hubieran rendido.

De hecho, el General Nikolaus Von Falkenhorst, Jefe de las Tropas del Ártico desde 1941 a 1944 y por lo tanto el "responsable" de Glomfjord, decidió aplicar su propia versión la Orden Comando y la invistió de un carácter realmente letal al añadir un párrafo que decía:

"Si alguno de los comandos fuera salvado para el interrogatorio, no deberá sobrevivir a sus compañeros más de 72 horas".

Nikolaus Von Falkenhorst fue condenado a muerte tras los Juicios de Nuremberg, y vio conmutada su pena por la de cadena perpetua.

El carácter ilegal de la Orden Comando quedó claro en la postura de Generales como Rommel ó Kesselring, quienes tras recibir la copia de la orden decidieron no trasladarla a sus subordinados.


6. Conclusiones


El golpe de mano de la Operación Musketoon fue considerado un éxito ya que dejó fuera de servicio la central eléctrica de Glomfjord hasta el final de la guerra y, por extensión, perjudicó la producción de aluminio que no puedo ser utilizado por el ejército alemán.

Después del regreso al Reino Unido y de informar a sus superiores, el Sargento O’Brien fue condecorado con la Medalla de Conducta Distinguida y los Soldados Trigg y Fairclough con la Medalla Militar.

De los cuatro supervivientes, el Cabo Grandlund murió en el curso de la Operación Seagull, en febrero de 1943 junto con otros cinco comandos, (un inglés y cuatro noruegos), cuando el submarino noruego HNoMS P41 “UREDD”, se hundió frente a las costas noruegas. El Soldado Trigg falleció en Italia y está enterrado en el memorial de Monte Cassino. El Sargento O’Brien y el Soldado Fairclough sobrevivieron a la guerra.


7. Fuentes y Enlaces


http://www.combinedops.com/glomfjord.htm
http://gallery.commandoveterans.org/cdo ... etoon_002/
http://en.wikipedia.org/wiki/Operation_Musketoon
http://operationmusketoon.com/
Nº 2 Commando
Unidad: Nº 2 Commando
No me digas cuantos son. Dime dónde están.

Responder