Mando de Operaciones Combinadas - Comandos

Descripción: Las misiones del Mando de Operaciones Combinadas y de los Comandos, eran las de llevar a cabo reconocimientos, golpes de mano, obtención de información...

Etiquetas del tema: Comandos Gran Bretaña

Responder
Avatar de Usuario
Oerlikon
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Mensajes: 208
Registrado: 18 02 2009 17:57
País 2GM: Gran Bretaña
Zona/Región: Atlántico Norte
Ubicación: España

Mando de Operaciones Combinadas - Comandos

Mensaje por Oerlikon » 16 06 2014 02:57

COMANDOS

MANDO DE OPERACIONES COMBINADAS DEL EJÉRCITO BRITÁNICO

  1. INTRODUCCIÓN
  2. ORÍGENES
  3. ORGANIZACIÓN
  4. ENTRENAMIENTO
  5. ARMAMENTO
  6. EQUIPO
  7. UNIDADES
  8. MISIONES EN LA SGM
  9. FUENTES



Parche de hombro del Mando de Operaciones CombinadasParche de hombro del Mando de Operaciones Combinadas
1. Introducción

Los 38 Honores de Batalla ganados en combate por los Comandos del Mando de Operaciones Combinadas del Ejército Británico, podrían ser un estupendo prólogo a la historia de esos Comandos y sus cinco años de servicio activo durante la Segunda Guerra Mundial. Pero sería sólo la historia de las más famosas de las incontables batallas y operaciones en las que tomaron parte.

A pesar de todo, un listado de las condecoraciones otorgadas a los Oficiales, Suboficiales y Tropa, pertenecientes a esos Comandos, nos dan una visión global de la valentía e importancia de esos Soldados. Ocho Cruces Victoria, 37 Órdenes de Servicio Distinguido, 162 Cruces Militares, 32 Medallas de Conducta Distinguida, y 218 Medallas Militares, nos dan la medida de aquellos que fueron condecorados, pero dejan fuera a otros que, por no haberlo sido, no podemos considerar que fueran menos “devotos” y menos valientes.

Una de las características que mejor definen a los Comandos, es que todos y cada uno de los hombres que formaron parte de ellos eran voluntarios. Eran, de hecho, voluntarios escogidos de entre voluntarios, seleccionados por los Oficiales que los mandarían en la batalla. Aquellos que, por una razón u otra, no pudieron superar el periodo de adiestramiento o no dieron la medida de la más exacta perfección en lo tocante a la disciplina y la conducta, fueron devueltos a sus Unidades de origen sin ningún tipo de miramiento, pero tampoco sin desdoro para ellos. Y no fueron pocos. Además, este proceso de “supervivencia” de los mejores, se tornó “doble” con el tiempo, ya que a partir de 1942 todos los aspirantes a ingresar en el Mando de Operaciones Combinadas tenían que atender un periodo de instrucción conjunto en el Centro de Entrenamiento de Comandos de Achnacarry, antes de ser asignados a la Unidad que correspondiera.

Este era el respaldo y el carácter. Los Oficiales del Mando de Operaciones Combinadas, no estaban satisfechos con menos de la perfección. Desde el primer día se concentraron en aprender las tácticas y técnicas de la guerra, y en diseñar nuevas que les permitieran alcanzar sus objetivos de la manera más eficiente posible. Ningún detalle se tenía por insignificante. Ningún plan se tomaba por demasiado audaz, aunque está claro que aquellos que rozaban la insensatez eran totalmente desechados. Estas actitudes, provocaron un cierto espíritu de emulación dentro del Ejército Británico que ayudó en una cierta medida a “desoxidar” el pensamiento militar que imperaba por aquel entonces en el Ejército Británico.


2. Orígenes

El 4 de junio de 1940, Winston Churchill envió un memorándum a su Jefe de Estado Mayor y Asistente Adjunto Militar, el General Hastings Ismay, en el que le advertía de los peligros de concentrar mayoritariamente los esfuerzos militares en defender el territorio del Reino Unido y evitar una invasión por parte de las tropas alemanas. Churchill era de la idea, y así se lo transmitía a sus Jefes de Estado Mayor, de que una de las maneras que tenían de preservar el territorio del Reino Unido de esa posible invasión era la creación de una fuerza militar que se dedicara a hostigar a las fuerzas alemanas destacadas por toda la costa atlántica, sobre todo en aquellas poblaciones que eran territorio ocupado por los nazis por lo tanto susceptibles de ser más “colaborativas” con esas operaciones de hostigamiento y esos “golpes de mano”.

El 14 de junio, la Junta de Jefes de Estado Mayor propuso al Teniente General Sir Alan Bourne como Comandante Asesor de Operaciones Combinadas, cuya amplia experiencia como Jefe de los Reales Infantes de Marina y su formación en las Escuelas de Estado Mayor y de Defensa del Imperio Británico, fueron tenidas en cuenta como decisivas para su elección en este nuevo desafío. Churchill no había sido consultado sobre el nombramiento de Sir Alan Bourne, debido al frenesí y la ansiedad del momento, y aunque le tenía en una gran estima personal y profesional pensaba que el Teniente General Bourne era demasiado cercano al Almirantazgo para poder operar de manera independiente sin estar demasiado influenciado por éste, y que por lo tanto carecía de la autoridad y el liderazgo para poder operar de manera conjunta con los tres Ejércitos.

El 17 de julio de 1940, Churchill designa al Almirante de la Flota Roger Keyes para ocupar el recién creado Mando de Operaciones Combinadas. El Almirante Keyes ocupó el puesto hasta el 27 de octubre de 1941 cuando fue relevado por Lord Louis Mountbatten, quién se mantuvo al mando hasta su traslado a Birmania en octubre de 1943 cuando fue relevado por el General de División Sir Robert Laycock que a su vez se mantuvo en el Mando de Operaciones Combinadas hasta su disolución en el año 1947.
Almirante Sir Roger Keyes. Primer Director del Mando de Operaciones CombinadasAlmirante Sir Roger Keyes. Primer Director del Mando de Operaciones Combinadas

Lord Louis Mountbatten. Segundo Director del Mando de Operaciones CombinadasLord Louis Mountbatten. Segundo Director del Mando de Operaciones Combinadas

Sir Robert Laycock. Tercer, y último, Director del Mando de Operaciones CombinadasSir Robert Laycock. Tercer, y último, Director del Mando de Operaciones Combinadas
A finales de junio de 1940, ven la luz los primeros de los que llegarían a ser 17 Comandos. Los Comandos Nº 1 y Nº 2 se forman a partir de las Compañías Independientes, traídas desde las unidades territoriales durante la campaña de Noruega.

El Comando Nº 10, denominado “Comando Interaliado” es formado con voluntarios escogidos de varias nacionalidades de países ocupados tales como Noruega, Francia, Bélgica, Polonia, Holanda, Yugoslavia y, curiosamente en número bastante significativo, Alemania.

El resto de Comandos se formaron con voluntarios de diferentes Unidades del Ejército de Tierra Británico. Aunque en cifras comparativas había un número pequeño de tropas que tenían experiencia de combate, ya fuera en Noruega ó en la Fuerza Expedicionaria Británica, tampoco era poco frecuente encontrar soldados con una cierta experiencia. Por ejemplo la Compañía H del Comando Nº 3, estaba formada casi en su totalidad por Reservistas que habían cumplido sus siete años de servicio y que tras ser llamados a filas tras el inicio de la guerra habían combatido con la 4ª División en la retirada de Dunkerque.


3. Organización

Las misiones fundamentales del Mando de Operaciones Combinadas y de los Comandos, eran las de llevar a cabo reconocimientos, golpes de mano, obtención de información, ó la destrucción de infraestructuras enemigas, todo ello tras las líneas enemigas o en territorios ocupados. Además se podían utilizar como destacamentos ó fuerzas de asalto para asegurar cabezas de puente ó de playa en la preparación de operaciones de desembarco anfibio o aéreo, ó para proporcionar a las diferentes fuerzas y ejércitos personal altamente especializado y entrenado como apoyo a cualquier tipo de operación. Por todo lo expuesto, podemos considerar a los Comandos muy cercanos a tropas especializadas en la “guerra de guerrillas”, en las cuales grupos pequeños se unen para formar otros más grandes pero a la vez fácilmente desplegables y manejables.

La unidad más pequeña en la que se dividían los Comandos eran las de tipo Compañía, compuestas por unos 60 hombres, mandadas por un Capitán y divididas a su vez en dos secciones al mando de dos Tenientes. Las secciones a su vez se dividían en subsecciones, escuadras, que estaban bajo mando de los Sargentos. El Comando propiamente dicho comprendía a seis Compañías, y estaba bajo mando de un Teniente Coronel, el cual tenía entre sus principales cometidos el conocer a todos los hombres bajo su mando intentando extender entre ellos un sentimiento de apoyo y confianza mutuos. Además de esas seis Compañías existía un Cuartel General con siete Oficiales y unos 70 hombres, divididos en las Secciones de Administración, Inteligencia e Información, Señales y Comunicaciones, y Transportes y Logística. Y como agregados, una Unidad quirúrgica, con un cirujano y siete enfermeros, del Real Cuerpo Médico del Ejército y dos armeros del Real Cuerpo de Artillería del Ejército.

Es por todo esto que dentro de los Comandos el elemento de cohesión de las tropas es mucho más el liderazgo que el mando. El liderazgo es absoluto. Ningún mando superior puede intervenir entre un miembro de un Comando y su Jefe más inmediato. Este tipo “extremo” de organización no podría ser adoptado por las Unidades del Ejército “convencionales”, por lo que las tradiciones de ese Ejército “regular” tuvieron que adaptarse a las características de la “guerra de guerrillas” y a las propias de los soldados. Para poder optar a prestar servicio en el Mando de Operaciones Combinadas y en los Comandos, se había seleccionado a Oficiales, Suboficiales y Tropa que aportaran un buen nivel de inteligencia, con un espíritu arriesgado, con buenas condiciones físicas y con capacidad para actuar de forma rápida y decisiva. Para que esto pudiera funcionar, se decidió que los Oficiales pudieran seleccionar a los hombres que estarían luego bajo su mando. Y se les concedió también la prerrogativa de mandar a cualquier hombre de vuelta a su Unidad de origen sin más explicación que su propia decisión de mando y sin que éste pudiera ejercer su derecho de réplica. De la misma manera, cualquier Suboficial ó Soldado que quisiera volver a su Unidad de origen podía hacerlo en cualquier momento, con el único requisito de efectuar la solicitud y sin necesidad de argumentar la petición. La experiencia justificó estas innovaciones, ya que nunca hubo de producirse ningún “castigo” que fuera más allá de la advertencia de tener que dejar el Comando.

Ya hemos dicho que una de las características fundamentales de los Comandos era la voluntariedad de todos los aspirantes que querían formar parte de esas unidades. Los primeros aspirantes fueron llamados mediante una circular enviada desde la Oficina del Ministerio de la Guerra a los Generales Jefe de cada uno de los Ejércitos en los que se les instaba al reclutamiento de voluntarios para un “servicio especial” que no se especificaba en la carta. La carta indicaba además que no se exigiría aptitud paracaidista salvo para aquellos que se ofrecieran voluntariamente para tal cometido, que todos los candidatos serían entrevistados por un Oficial de forma individualizada y que cualquiera de los candidatos podría retirar su solicitud en cualquier momento. En general los requisitos que expresaba la misiva eran los siguientes:
  • Juventud y buena forma física
  • Inteligencia, autoconfianza y capacidad para la toma de decisiones
  • Ser buen nadador
  • Inmunidad a los mareos
Además de todo lo expuesto cada voluntario tenía que ser un soldado experimentado y totalmente instruido. Con la excepción de los Oficiales de carrera, cualquier personal de cualquier arma y de cualquier especialidad podía optar a ser voluntario para ese servicio especial. Posteriormente se comprobó que habría que “afinar” más en las restricciones a la hora de quienes podían optar al servicio en los Comandos, ya que se pudo observar que había un cierto número de especialistas cualificados en funciones de tropas de infantería. De hecho, muchos de los hombres que se ofrecieron como voluntarios para formar parte de los Comandos, se encontraron con las reticencias de sus Jefes a su petición esto llevó a que se tuviera que buscar voluntarios también entre los reclutas de los Centros de Instrucción.

En esa época se podía observar que en un Comando había representados hasta 90 Regimientos diferentes del Ejército Británico, del Ejército Canadiense, y de los Reales Infantes de Marina. Se permitió que los Oficiales y el resto de hombres mantuvieran su insignia regimental, ya que se observó que era un extra de motivación en el entrenamiento ya que cada hombre quería destacar en sus cometidos como representante de su Regimiento de origen.

Para ejercer el mando de los Comandos, también se instó a los Generales Jefes de los Ejércitos a la selección de Oficiales con un empleo que no fuera superior al de Teniente Coronel y con menos de 40 años. Estos Oficiales debían tener además habilidades tácticas, capacidad de liderazgo y de guía. Cada uno de estos Oficiales seleccionó a sus Jefes de Compañía de entre los Oficiales voluntarios que aparecían en los listados proporcionados por los diferentes Cuarteles Generales, y cada uno de estos Jefes de Compañía seleccionó a sus dos Jefes de Sección, y esta terna de Oficiales, (Jefe de Compañía y Jefes de Sección), “buceó” entre los listados de los Cuarteles Generales hasta seleccionar a los 60 hombres que formarían la unidad bajo su mando. Fue un proceso costoso, laborioso y que llevó un cierto tiempo, pero que después de finalizar le dió a cada Oficial la satisfacción, y la responsabilidad, de que todos los hombres que estarían bajo su mando habían sido seleccionados personalmente por él.

Aquellos que no fueron seleccionados fueron incluidos en una lista de la que saldrían los posibles reemplazos para los soldados que formarían parte de los Comandos, aunque con el paso del tiempo se llegó a formar una Unidad de Formación e Instrucción para los futuros Comandos.

Un número importante de suboficiales se incluyó en cada una de las Compañías, no sólo para facilitar el empleo táctico de los Comandos en pequeñas unidades, sino también para ofrecer posibilidades de promoción y de ascenso a los hombres que habían acudido en masa a la petición de voluntarios para esas unidades. Aunque con posterioridad se dieron casos de soldados y suboficiales que rechazaron ascensos ya que implicaban tener que regresar a sus unidades de origen y prefirieron seguir con los Comandos.

Con respecto al alojamiento y la manutención de los Comandos se decidió, en una primera instancia, que estos no recibirían ni alojamiento ni comida por parte del Ejército, sino que se les asignaría una paga de unas 10 libras esterlinas al mes, (el doble para los Oficiales), con los cuales deberían procurarse alojamiento, comida, transporte hasta el cuartel asignado, y ropa de civil. (Hay que tener en cuenta que el salario medio en el Reino Unido en aquella época rondaba las 3,5 libras al mes para un trabajador civil).

Con respecto al alojamiento se decidió que cada Comando fuera asignado a una ciudad costera en la cual podrían entrenarse y tener relación con los elementos de la Marina Real destacados en ella. A llegar a esas ciudades, los miembros del Comando se dispersaban para proveerse de sus propios alojamientos. Se solía establecer alguno de los edificios municipales como lugar de encuentro para los miembros del Comando y de las unidades navales de la ciudad. Además se escogía alguna casa que se juzgaba adecuada para establecer en ella una suerte de cuartel general, oficina administrativa y depósito de suministros, con la que se pretendía ayudar al Oficial Jefe del Comando en las tareas administrativas tales como suministros, pagas, informes y equipos. Este destacamento administrativo no estaba previsto que participase en las operaciones y solía estar comandado por un Oficial o Suboficial veterano.

Este sistema de paga y manutención individualizada fue especialmente valorada por los Oficiales de los diferentes Comandos, los cuales coincidían en señalar que ese sistema hacía que los hombre pudieran concentrarse en la instrucción de combate sin verse “interrumpidos” por los servicios típicos de las guarniciones, (como revistas ó guardias), además de fortalecer su sentido de autoconfianza y de capacidad de adaptación. Además se reducía el trabajo administrativo y hacía que la disciplina entre los hombres que componían los diferentes Comandos se viera fortalecida ante la simple advertencia de ser expulsados de la unidad.

Además la moral y la disciplina de los hombres era excepcionalmente alta, como sólo podía esperarse de una unidad de voluntarios especialmente seleccionados. Existía un excelente espíritu de compañerismo entre los Oficiales y la tropa de cada compañía que se evidencia en todos y cada uno de los ejercicios y entrenamientos. Los Oficiales hacían gimnasia con los Suboficiales y la tropa, y participaban con ellos en actividades como carreras a campo a través, fútbol, boxeo, ó rugby. Todos los hombres eran requeridos para que participasen en una u otra de esas actividades deportivas. El hecho de que los Oficiales pudieran prescindir de cualquiera de sus hombres en cualquier momento en que lo juzgasen necesario, ya fuera por indisciplina o por ineptitud, hacía que existiera un espíritu de cuerpo y una disciplina fuera de lo común dentro de esas unidades. Se organizaban también charlas, que impartían los propios Oficiales de los Comandos y en ocasiones oradores externos tales como Oficiales de la Marina ó de las Fuerzas Aéreas, Profesores, o personal civil, y que trataban de todo tipo de cuestiones relativas al desarrollo de la guerra. Con frecuencia, y para evitar que los soldados se desmoralicen, se les daba el fin de semana libre, (desde la tarde el viernes a la mañana del lunes), dentro de una política liberal de “dejar hacer” que los Oficiales consideraba muy beneficiosa.

Avatar de Usuario
Oerlikon
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Mensajes: 208
Registrado: 18 02 2009 17:57
País 2GM: Gran Bretaña
Zona/Región: Atlántico Norte
Ubicación: España

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Comandos

Mensaje por Oerlikon » 16 06 2014 04:59

4. Entrenamiento

El entrenamiento de los Oficiales, Suboficiales y Tropa de los Comandos, tenía como principal objetivo el dotar a su personal de la necesaria iniciativa individual para el combate, y se basaba prácticamente en su totalidad en principios y tácticas ofensivas. Este programa de entrenamiento, buscaba también dotarles del más alto grado de resistencia, física y mental, para combatir en todo tipo de terrenos, condiciones y climas. Buscaba llevar, casi hasta la perfección, las habilidades adquiridas por los Soldados en su entrenamiento básico:
  • Escalada y esquí.
  • Carreras de obstáculos.
  • Combate cuerpo a cuerpo.
  • Voladuras y demoliciones.
  • Tiro nocturno y diurno.
  • Solución de problemas tácticos.
  • Manejo de granadas, minas y torpedos.
Además, se esperaba que los Soldados lograsen una especial cualificación en áreas tales como la conducción de todo tipo de vehículos, como patrones de embarcaciones ligeras y medias, como buceadores, como zapadores… Y otro de los objetivos era perfeccionar, además de todas la habilidades individuales descritas, el necesario trabajo en equipo al que se iban a enfrentar en las diferentes misiones encomendadas.

Los Oficiales Jefes de los diferentes Comandos, recibieron una cierta “libertad de acción”, además de una cantidad de dinero en efectivo para afrontar gastos, de tal manera que cumpliendo con los estándares encomendados cada uno de ellos pudiera organizar su propio plan de instrucción y adiestramiento. Se puso un especial acento en las tareas de combate anfibio, (el desembarco, la navegación, y el buceo), y en otros ejercicios que dotasen a los hombres de una adecuada condición física. Así mismo también se incidió de manera especial en el combate nocturno, debido a la necesidad del aprovechamiento del factor sorpresa para las misiones que se les iban a encomendar, haciendo hincapié en cuestiones como el acecho, el reconocimiento, y la orientación nocturna.

Los Oficiales fueron inculcando a sus hombres la idea de que ningún tipo de cometido debía serles extraño, de tal modo que debían estar preparados para conducir cualquier tipo de vehículo, para montar a caballo ó en camello, para pilotar aeronaves, ó manejar embarcaciones, dependiendo de la naturaleza de la misión, del terreno, y de los medios disponibles, diferentes todos ellos en cada uno de los teatros de operaciones en los que se desarrollaba la guerra. Además debido al carácter aerotransportado de muchas de las misiones, la mayoría de los integrantes de los diferentes Comandos recibió la pertinente instrucción paracaidista.

Al principio el entrenamiento naval de las unidades consistía en el manejo de diferentes tipos de embarcaciones, bajo el mando de jóvenes Oficiales de la Reserva Naval que utilizaban a patrones de yate y pescadores como sus “tripulaciones”, pero más adelante les fueron asignados sus propias embarcaciones con las que preparar las diferentes operaciones anfibias. Se le concedió, desde el principio, una importancia primordial al entrenamiento anfibio ya que se pensó que favorecería sobremanera la movilidad de este tipo de unidades y además favorecería el elemento sorpresa de las futuras acciones de combate al evitar las “obvias” playas arenosas aptas para el desembarco, pudiendo optar por aquellas que tuvieran acantilados rocosos ó promontorios escarpados.
Primeros entrenamientos de desembarco anfibioPrimeros entrenamientos de desembarco anfibio
Se esperaba, por parte de los Oficiales Jefe de los Comandos, que se produjeran bajas durante las semanas que durase el entrenamiento de los hombres, sobre todo teniendo en cuenta que en las posteriores operaciones de combate esas bajas se podrían cifrar en torno a un 50% ó más. Por eso se encomendó a los Oficiales Jefe, y a los Jefes de Compañía, que condujeran la instrucción con el mayor realismo y haciendo hincapié en las capacidades de adaptación al combate y a la solución de los imprevistos que pudiera irse produciendo durante esas futuras operaciones.

Tanto la Academia Avanzada para Infantería de Asalto, como la Academia Básica de Entrenamiento de Comandos, se encontraban en la localidad de Achnacarry en Escocia, dónde la coincidencia de terreno escarpado, lagos y costa, hace que se convierta en el medio ideal para afrontar el entrenamiento anfibio.. En esos centros de entrenamiento era donde se formaban, durante un periodo no inferior a seis semanas, (ampliado en otras dos o cuatro semanas para aquellos Oficiales ó Suboficiales que quisieran formarse como Instructores, y que se realizaba en el Centro de Entrenamiento Combinado también en Escocia), los hombres que posteriormente serían asignados a los Comandos. Una vez finalizado ese entrenamiento básico de Comandos, cada hombre tenía que ser capaz de manejar de forma instintiva y con confianza todas las armas y equipo asignados. Pero incluso entonces no podía dar por finalizado su entrenamiento, ya que antes de llevar a cabo cualquier operación éstas se entrenaban de forma extensiva e individualizada, (tanto en los cometidos como en las circunstancias climáticas y del terreno), para cada una de ellas hasta alcanzar el necesario grado de confianza que permitieran llevarlas a cabo con garantías.
Vista del patio de la Academia de AchnacarryVista del patio de la Academia de Achnacarry

Teniente Coronel Charles Vaughan. Director del Centro de Formación de ComandosTeniente Coronel Charles Vaughan. Director del Centro de Formación de Comandos
El período básico de instrucción que debían afrontar los futuros integrantes de los Comandos, comenzaba con un riguroso examen médico y psicológico que venía determinado por la necesaria eficiencia en el desarrollo de las misiones que deberían afrontar en el futuro. En muchas ocasiones los aspirantes fueron expuestos a condiciones en las cuales el ruido, la fatiga extrema, la tensión mental de la batalla, fueron simuladas de una manera muy realista. Ese entrenamiento testaba la relación entre la fatiga y la eficiencia mental, ya que los aspirantes deberían afrontar la reconsideración y la toma de decisiones tácticas cuando el desarrollo de la misión pareciera volverse en apariencia inabordable.

Se realizaba además entrenamiento teórico y práctico sobre problemas de mapas, de orientación, y de interpretación de esos mapas, que eran proporcionados en francés, alemán y ruso, además de en inglés. Se instruía además en la realización y el dibujo de esquemas someros, y dibujo en perspectiva de las líneas costeras. Las clases prácticas de orientación y mapas, tanto diurnas como nocturnas, exigían de los aspirantes un considerable esfuerzo físico, con recorridos que superaban de media los 60 kilómetros. Además de tener que trabajar en condiciones de poca visibilidad, los aspirantes se veían en situaciones en las que tenían que dormir al raso, (a veces bajo la lluvia), cruzar rápidos de ríos de montaña, hacer fuego con combustibles mojados, y moverse con la suficiente rapidez superando las dificultades del terreno. Al principio se dieron casos de soldados que, poco familiarizados con el terreno, llegaron a estar perdidos hasta tres días.
Miembros del No. 2 Commando practicando el asalto a posicionesMiembros del No. 2 Commando practicando el asalto a posiciones

Marcha bajo la lluvia en EscociaMarcha bajo la lluvia en Escocia

Entrenamiento de guerra invernalEntrenamiento de guerra invernal

Entrenamiento de escaladaEntrenamiento de escalada

Entrenamiento de resistencia, topografía y movimiento en el terrenoEntrenamiento de resistencia, topografía y movimiento en el terreno
El uso del terreno para avanzar y cubrirse, se enseñaba de forma práctica en fases sucesivas. En una primera fase los aspirantes eran requeridos para alcanzar ciertos objetivos utilizando la cobertura natural del terreno. Si alguno se exponía más de lo necesario, era llamado por los instructores que le hacían las observaciones pertinentes. En una fase sucesiva, ya con terrenos en los que existían menos coberturas, cuando alguno de ellos quedaba en terreno batido uno de los instructores disparaba un cartucho de fogueo desde un rifle “Enfield” del calibre .303. Y en la fase final del entrenamiento cuando alguno de los aspirantes quedaba demasiado expuesto se hacía un disparo con “perdigones”, (con rifles o ametralladoras Bren), que impactaban a una distancia no superior a los dos metros del aspirante. Este método de entrenamiento produjo excelentes resultados, proporcionando a los Comandos la capacidad de avanzar de una forma instintiva y segura.

A continuación comenzaba el entrenamiento anfibio con el uso de canoas y botes plegables. Este entrenamiento se llevaba a cabo tanto en ríos y lagos, como en el mar. Según iban pasando las semanas el entrenamiento anfibio iba evolucionando hasta llegar al momento en el que se efectuaban desembarcos con “enemigos” enfrente. Por norma general efectuados antes del amanecer, podían ser desembarcos de pocos cientos de metros, como marchas de varios kilómetros subsiguientes a esos desembarcos. Los objetivos a alcanzar estaban por norma general en lo alto de alguna de las montañas cercanas a la zona de desembarco. Desde las posiciones enemigas se hacía fuego con ametralladoras Bren y rifles, se lanzaban granadas “Mills” y se producían todo tipo de explosiones y disparos de bombas de humo desde morteros de 50 mm. En ocasiones se producía alguna baja durante esos ejercicios, (incluso alguna mortal), aunque desde el Mando de Operaciones Combinadas siempre se hizo constar que esas heridas o lesiones solían ser fruto de una falta de cuidado por parte de los aspirantes.
Comandos preparándose para el desembarcoComandos preparándose para el desembarco

Entrenamiento de desembarco contra fuerzas enemigasEntrenamiento de desembarco contra fuerzas enemigas

Entrenamiento de desembarcoEntrenamiento de desembarco
Se dedicaban, también, muchas horas al combate cuerpo a cuerpo incluyendo Jiu-Jitsu, lucha libre, y otras técnicas de pelea “callejera”. Este entrenamiento de lucha proporcionaba a los Comandos un extra de autoconfianza y un extremado deseo de luchar. Era además un excelente entrenamiento físico a nivel muscular y de coordinación corporal, y era muy valorado por Oficiales y Suboficiales.
Entrenamiento de esgrima de fusilEntrenamiento de esgrima de fusil
Este entrenamiento de combate cuerpo a cuerpo, se aplicó de forma muy efectiva durante los entrenamientos de “cazacarros” y para la toma de posiciones fortificadas. A los hombres de los Comandos se les había enseñado que ciertos individuos habían conseguido acechar y destruir carros de combate con una gran eficacia en África, Noruega y Grecia, de tal manera que tenían que afrontar esas misiones con una agresividad que rayase en la imprudencia. Uno de los ejercicios típicos que se proponía dentro de esa formación de combate cuerpo a cuerpo, era la localización de un parque de tanques por parte de una patrulla de reconocimiento, y el posterior ataque a ese parque sin ser detectados por los centinelas que guardaban el recinto.
Entrenamiento para la eliminación de centinelasEntrenamiento para la eliminación de centinelas

El éxito de este tipo de ejercicios era casi completo, ya que la mayoría de las patrullas conseguían su objetivo sin ser detectados ó eliminando a los centinelas enemigos que se encontraban en su camino de una manera extremadamente eficaz y silenciosa. Estos ejercicios demostraron también la importancia de contar con equipo específico y adecuado como podían ser los zapatos de suela blanda en lugar de las pesadas botas de combate, de prescindir de todos aquellos elementos del equipo estándar que no fueran estrictamente imprescindibles, tales como cascos, cantimploras, cinturones, y todo aquello que hacía que el soldado de Infantería fuera un verdadero “cascabel ambulante”, que la importancia del manejo del cuchillo de combate, para la eliminación de los centinelas, era una verdadera prioridad para estas unidades, y que el sentido común y la tranquilidad eran dos de las más importantes herramientas con que contaban los Comandos.
Entrenamiento para el combate cuerpo a cuerpoEntrenamiento para el combate cuerpo a cuerpo
Otra parte del entrenamiento era el manejo de explosivos. Manejo de explosivos entendido de forma ortodoxa y heterodoxa. La utilización convencional de granadas de mano, y la no convencional a modo de trampa explosiva, y la utilización de pértigas explosivas para la eliminación de obstáculos, conocidos como “Torpedo Bangalore”. También eran instruidos en el uso de explosivos para demoliciones y voladuras, y durante la preparación de emboscadas contra unidades enemigas.
Pértiga Explosiva ó Torpedo BangalorePértiga Explosiva ó "Torpedo Bangalore"
Otra asignatura importante del Curso de Comandos era el entrenamiento para el paso de obstáculos tales como alambradas, (montadas al “estilo alemán”), campos de minas, trampas explosivas improvisadas, y cualquier otro tipo de obstáculo, ya fuera fabricado por el hombre ó natural. Para ese paso de obstáculos se utilizaba el ya comentado “Torpedo Bangalore”, troncos, sacos terreros, ó mantas colocadas sobre la alambrada. También se comentó la posibilidad de utilizar cadáveres para pasar sobre ellos, ó incluso la posibilidad de que alguno de los soldados, equipado con ropa gruesa, se lanzase sobre la alambrada sirviendo de “puente” para el resto de la unidad.
Paso de obstáculosPaso de obstáculos

Paso de obstáculos naturales bajo el fuegoPaso de obstáculos naturales bajo el fuego

Entrenamiento de escaladaEntrenamiento de escalada
Con respecto a los campos de minas se ensayaron dos metodologías diferentes para poder superarlos con garantías. En el primero de ellos, cuando era descubierta una mina, se tanteaba el cuchillo con una bayoneta ó un cuchillo, se excavaba alrededor y a continuación se detonaba la mina con una cierta cantidad de nitrocelulosa. El otro método era un poco más “elaborado”. Se cogía una granada “Mills”, con el seguro quitado, y un cordón detonante de 0,5 centímetros de diámetro de unos 25 metros de longitud, del cual se enroscaba uno de los extremos a la granada. Se lanzaba entonces la granada, arrastrando el cordón por el campo de minas, y se disparaba contra ella con un rifle. La granada explotaba entonces, iniciando el cordón detonante, y provocando que todas las minas en un radio de 20 centímetros explotaran por simpatía.

Los zapadores se desplazaban unos tres metros lateralmente antes de introducirse en el campo minado y se repetía la operación. Quedaban entonces dos caminos expeditos de unos 20 centimetros de ancho cada uno de ellos y unos 25 metros de largo, separados unos tres metros, por los que avanzaban dos zapadores que portaban una red hecha de cordón detonante con una malla de cuadrados de unos 20x20 centímetros que extendían entre los dos caminos. A continuación se detonaba esa malla, y quedaba una zona de 3 metros de ancho 25 metros de largo totalmente libre de minas.

Por la Academia de Comandos de Achnacarry, pasaron también los hombres del 29º Batallón de Rangers el Ejército de los EE. UU., (un destacamento de la 29ª División de Infantería, con voluntarios de los Regimientos de Infantería 115º, 116º, y 175º), y después de superar el entrenamiento básico, (entre Febrero y Abril de 1943), fueron agregados al No. 4 Comando de Lord Lovat, con quién participaron en varias operaciones de reconocimiento, hasta su disolución en Octubre de 1943.
Emblema del 29º Batallón, Provisional, de RangersEmblema del 29º Batallón, (Provisional), de Rangers

Instrucción de tiro de precisiónInstrucción de tiro de precisión

Instrucción de tiro InstintivoInstrucción de tiro Instintivo
5. Armamento

Para decidir el tipo de armas que se asignarían a los Comandos se tuvo en cuenta, sobre todo, el carácter y las condiciones de las misiones que les serían encomendadas. En el verano de 1940 los alemanes ocupaban posiciones estratégicas a lo largo de toda la línea costera de Europa, desde Narvik en Noruega hasta Biarritz en Francia. Y muchas de esas posiciones estaban a una más que razonable distancia de ataque desde las Islas Británicas, que unido al hecho de la superioridad de la Marina Real Británica en el mar dejaba un panorama de misiones para los Comandos prácticamente ilimitado. El cometido era esencialmente para una fuerza anfibia, (una especie de “super infantes de marina”), que combatirían únicamente con aquel equipo que pudieran llevar a la espalda desde un barco hasta la playa. Y como necesitarían la tradicional movilidad de la “guerra de guerrillas”, cualquier medio de transporte tendría que ser capturado una vez que los Comandos hubieran llegado a territorio enemigo.

Como consecuencia de todo ello, se decidió que se haría una distribución de armamento de acuerdo a la misión que se fuera a llevar a cabo en cada caso. Cada hombre que se ofrecía como voluntario para formar parte de los Comandos traía su propia pistola o su propio rifle de dotación desde su unidad de origen y una vez seleccionado se les entregaba el característico cuchillo de combate Fairbanks-sykes que utilizaban con una gran efectividad. Aparte de esto, cada Cuartel de General de los Comandos tenía un almacén de suministro de armamento de manera que la “flexibilidad” con respecto al tema del armamento estaba asegurada. En esos almacenes se encontraban ametralladoras ligeras “Bren”, subfusiles Thompson y Sten, rifles antitanque “Boys” de calibre .50, morteros de 2 y 3 pulgadas, (50 y 75 mm.), granadas de mano “Mills”, botes de humo, multitud de modelos de pistolas, “puños americanos”, bombas lapa contra embarcaciones ó carros de combate, y explosivos especiales para todo tipo de demoliciones y voladuras. Cada Compañía tenía asignadas cuatro ametralladoras “Bren”, (una para cada Subsección, al mando de un Sargento), cuatro subfusiles distribuidos de la misma manera, (uno por subsección), y un rifle antitanque y un mortero de 2 pulgadas, que eran utilizados según las instrucciones del Jefe de Compañía.
Comandos armados con una pistola Luger y un subfusil ThompsonComandos armados con una pistola Luger y un subfusil Thompson

Comando con una Thompson durante el Raid de DieppeComando con una Thompson durante el Raid de Dieppe

Mortero de 2 pulgadasMortero de 2 pulgadas

Granada MillsGranada "Mills"

Rifle Antitanque Boys MK IRifle Antitanque "Boys" MK I

Ametralladora ligera BrenAmetralladora ligera "Bren"

Cuchillo de Combate Fairbanks-SykesCuchillo de Combate Fairbanks-Sykes
6. Equipo

Con respecto al resto del equipo y uniformidad, existían una gran variedad de prendas y de tipos. El equipamiento base se componía de:
  • Un uniforme de combate
  • Un traje de lana de dos piezas
  • Botas de combate
  • Leotardos
  • Chaleco de cuero para clima frío. (Para llevar bajo el uniforme)
  • Pantalón de peto impermeable. (Para llevar bajo el uniforme)
  • Chalecos y jerseys de lana con cuello de cisne
  • Zapatos con suela de goma para escalada. (Similares a los “pies de gato”)
  • Cuerda con “ojal”. (Toggle eyed rope)
  • Un hornillo “Tommy” para cocinar
  • Brújula
  • Esquíes y bastones
  • Estufa “Primus”
  • Chaleco salvavidas. “Mae West”
  • Poncho “anti-gas”
  • Raciones de comida individuales
Además las Compañías tenían también asignados una serie de materiales y equipamientos para cada una de ellas:
  • Kayaks de goma
  • Canoas de madera
  • Canoas de lona plegables
  • Camillas
  • Fusiles lanza “garfios”
  • Cuerdas de escalada
  • Alambre de acero grueso. (Especial para tender puentes y tirolinas)
  • Radiocomunicadores portátiles
  • Pistolas de señales
  • Banderas y paneles de señalización
Estufa PrimusEstufa "Primus"

Poncho antigásPoncho antigás

Comandos junto a una canoa plegableComandos junto a una canoa plegable

Cuerda con ojal. Toggled-Eyed-RopeCuerda con ojal. ("Toggled-Eyed-Rope")

Kayak similar a los utilizados en la Operación CheckmateKayak similar a los utilizados en la "Operación Checkmate"

Avatar de Usuario
Oerlikon
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Mensajes: 208
Registrado: 18 02 2009 17:57
País 2GM: Gran Bretaña
Zona/Región: Atlántico Norte
Ubicación: España

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Comandos

Mensaje por Oerlikon » 16 06 2014 09:06

7. Unidades

A lo largo de la Segunda Guerra Mundial y de la historia de los Comandos y del Mando de Operaciones Combinadas, hubo muchas Unidades que formaron parte de ese Mando, apareciendo y desapareciendo, integrándose en otras, recibiendo diferentes denominaciones, y que todas ellas tuvieron una identidad y sustantividad propias dentro de la historia de los Comandos y del Mando de Operaciones Combinadas. Estas Unidades son las que recogemos a continuación.
Emblema del No. 1 CommandoEmblema del No. 1 Commando
No. 1 Commando. Se formó el 13 de Junio de 1940 teniendo como germen la disolución de las Compañías Independientes 6 y 8. En Julio de 1940 pasó a denominarse Batallón de Servicios Especiales Nº 1 y en Marzo de 1941 volvía a su denominación original, No. 1 Commando, y quedaba acantonado en la ciudad costera de Dartmouth. El No. 1 Commando participó en numerosas operaciones y campañas en prácticamente todos los frentes de la guerra, en el Atlántico Norte, Madagascar, Oriente Medio, Mediterráneo, Norte de áfrica Birmania, recibiendo dos de sus integrantes la Cruz Victoria, el Sargento Thomas Frank Durrant por su valor, (reseñado incluso en los informes de los propios Oficiales alemanes), durante el ataque a la base de submarinos de St. Nazaire, y el Teniente George Knowland por su valor durante la Batalla de la Colina 170 en Kangaw, Birmania. Reseñar como curiosidad que el No. 1 Commando fue la primera unidad en lucir la boina verde, (distintiva de las Unidades de Operaciones Especiales en todo el mundo), en los desembarcos de la Operación Torch en el Norte de África.
Teniente George Knowland. Condecorado con la Cruz VictoriaTeniente George Knowland. Condecorado con la Cruz Victoria

Sargento Tom Durrant. Condecorado con la Cruz VictoriaSargento Tom Durrant. Condecorado con la Cruz Victoria

Emblema del No. 2 CommandoEmblema del No. 2 Commando
No. 2 Commando. Se formó el 22 de Junio de 1940 y, desde el principio, se entendió como una Unidad Paracaidista. El 21 de Noviembre de 1940 se renombra a la Unidad pasando a ser el 11º Batallón del Servicio Aéreo Especial, (SAS), y eventualmente se la designó como 1º Batallón Paracaidista. Después de esta redenominación, se formó otro No. 2 Commando que quedó acantonado en la ciudad costera de Ayr. Esta fue la Unidad base en torno a la que se formó la fuerza que llevó a cabo el ataque a la base de submarinos de St. Nazaire donde sufrió numerosas bajas. De hecho fue la primera Unidad en ser reforzada con personal procedente de la Escuela de Entrenamiento Básico de Comandos de Achnacarry, después de lo cual sirvió en los frentes del Mediterráneo, Sicilia, Yugoslavia y Albania, antes de ser disuelto en 1946. El No. 2 Commando fue el primero en el que se produjeron víctimas a consecuencia de la “Orden Comando” de Adolf Hitler. Entre los miembros destacados de la Unidad se encuentran, (entre muchos otros), el Comandante en Jefe del No. 2 Commando durante el ataque a St. Nazaire, el Teniente Coronel Augustus Charles Newman, condecorado con la Cruz Victoria y como Oficial de la Orden del Imperio Británico, ó el 6º Duque de Wellington, que sirvió como Capitán y falleció el 16 de septiembre de 1943 en Pigoletti en la cabeza de playa de Salerno.
Teniente Coronel Charles Newman. Comandante en Jefe del Comando durante el ataque a St. Nazaire. Condecorado con la Cruz VictoriaTeniente Coronel Charles Newman. Comandante en Jefe del Comando durante el ataque a St. Nazaire. Condecorado con la Cruz Victoria

Henry Wellesley. 6º Duque de Wellington.Caído en Salerno en 1943Henry Wellesley. 6º Duque de Wellington.Caído en Salerno en 1943

Distintivo del No. 3 CommandoDistintivo del No. 3 Commando
No. 3 Commando. Se formó a finales de Junio de 1940 después de la retirada aliada de Dunkerque, bajo el mando del Teniente Coronel John Durnford-Slater y estuvo acantonado en la localidad costera de Plymouth. Para el 5 de Julio de 1940 ya habían conseguido traer de vuelta a casi toda la Unidad germen retirada de Dunkerque y, apenas una semana después, llevaban a cabo una de las primeras acciones de los Comandos en la Segunda Guerra Mundial, la “Operación Ambassador” contra la isla de Guernsey cerca de la costa de Normandía, que había sido organizada de una forma apresurada a instancia del propio Winston Churchill, lo que dio al traste con la misma. En Noviembre de 1940 se fusiona con el No. 8 Commando, y pasa a formar parte del 4º Batallón de Servicios Especiales bajo mando del Teniente Coronel Robert Laycock. Como consecuencia de este cambio pasó de denominarse Compañía A de Servicios Especiales, aunque a finales de este año volvió a recuperar su nombre original. En Enero de 1941 los Batallones de Servicios Especiales son disueltos y tanto el No.3 Commando como el No.8, recuperan su identidad y sustantividad propias. En Marzo de 1941, toman parte en la “Operación Claymore”, el ataque contra las Islas Lofoten al noroeste de la Noruega ocupada. Uno de sus Jefes, el Teniente Coronel Peter Young, fue condecorado con la Orden de Servicios Distinguidos y la Cruz Militar, (con dos barras adicionales), y retirado con el empleo honorífico de General de Brigada.
Teniente Coronel John Durnford-Slater. Primer Jefe del ComandoTeniente Coronel John Durnford-Slater. Primer Jefe del Comando

Teniente Coronel Peter Young. Condecorado con la Orden de Servicios DistinguidosTeniente Coronel Peter Young. Condecorado con la Orden de Servicios Distinguidos

Distintivo del No. 4 CommandoDistintivo del No. 4 Commando
No. 4 Commando. Se formó el 21 de Julio de 1940, con una primera dotación de 500 voluntarios, y quedó acantonado en la ciudad costera de Weymouth, hasta el 13 de octubre de 1940 cuando son destacados a la localidad costera de River Clyde en Escocia. Allí embarcaron en el HMS “Glengyle”, un transporte de tropas de desembarco, que les llevó hasta la localidad de Inveraray donde llevaron a cabo entrenamientos de desembarco. Después de esto, el No.4 Commando quedó acantonado en la localidad de Ayr. Durante ese tiempo, el No. 4 Commando pasó a formar parte del 3º Batallón de Servicios Especiales, aunque el 26 de Febrero de 1941 recuperó su propia identidad y su denominación No.4 Commando. Fue comandado por el carismático Simon Fraser, Lord Lovat, y desembarcó en la playa “Sword” durante el desembarco de Normandía y entre sus objetivos estaban capturar la ciudad de Ouistreham y relevar a las tropas paracaidistas que habían ocupado y asegurado los puentes sobre el río Orne. Lord Lovat fue condecorado con la Orden de Servicios Distinguidos y la Cruz Militar y se retiró después de haber sido declarado no apto para el servicio a causa de las heridas sufridas en la Batalla de Breville el 12 de junio de 1944. También formaba parte del No. 4 Commando el célebre gaitero Bill Millin, que desembarcó en Normandía tocando según las órdenes recibidas del propio Lord Lovat. También tiene entre sus filas a un condecorado con la Cruz Victoria. En este caso el Capitán Patrick Anthony Porteous, fue condecorado por el valor demostrado durante el ataque a Dieppe el 19 de agosto de 1942, donde resultó gravemente herido.
Lord Lovat en los momentos previos al comienzo de la Operación AbercrombieLord Lovat en los momentos previos al comienzo de la "Operación Abercrombie"

Capitán Patrick Porteous. Condecorado con la Cruz VictoriaCapitán Patrick Porteous. Condecorado con la Cruz Victoria

Distintivo del No.5 CommandoDistintivo del No.5 Commando
No. 5 Commando. Se formó inicialmente en Bridlington el 23 de Julio de 1940 con voluntarios procedentes del Mando Occidental. En Octubre de 1940 se fusionó con el No. 6 Commando, pasando a formar parte del 5º Batallón de Servicios Especiales, trasladándose a la localidad escocesa de Helensburgh. Recuperó su identidad el 26 de Febrero de 1941, quedando bajo el mando del Teniente Coronel William Sanguinetti, quedando acantonado primero en Barrhead y posteriormente en Falmouth. Llevaron a cabo sus primeras operaciones en Agosto de 1941, la “Operación Acid Drop”, y con posterioridad formando parte del ataque a St. Nazaire e 1942. Posteriormente fueron desplegados en Madagascar y después en Birmania y en la India donde permanecieron hasta el final de la guerra. Cuenta entre sus Oficiales condecorados con el Teniente Stuart Chant, quien recibió la Cruz Militar por el valor y el liderazgo demostrado durante el ataque a St. Nazaire, donde fue herido y cayó prisionero.
Capitán Stuart Chant. Condecorado con la Cruz MilitarCapitán Stuart Chant. Condecorado con la Cruz Militar

Distintivo del No. 6 CommandoDistintivo del No. 6 Commando
No. 6 Commando. Formado el 26 de Julio de 1940, fue desplegado en un primer momento en la localidad de Scarborough, siendo trasladados con posterioridad a Romney Marsh, Brightlingsea, y finalmente a Milford Haven dónde se acuartelaron para recibir entrenamiento para operaciones anfibias. Fue en esa época cuando adoptaron como prenda de cabeza la típica boina escocesa conocida como “Tam O’Shanter”, bajo el mando del Teniente Coronel Timothy Fetherstonhaugh. El 9 de diciembre de 1941, junto con un destacamento del No. 12 Commando y algunos soldados noruegos, reciben su primera misión, la “Operación Kitbag”, para atacar la localidad de Flora en Noruega. La misión se desbarató debido a un accidente con unas granadas durante la preparación, en el cual resultaron muertos 6 soldados y otros 11 quedaron heridos y a las dificultades meteorológicas y de navegación que hicieron imposible alcanzar la costa. Posteriormente tomaron parte en la campaña de África en la que contaron entre sus filas con un Equipo de Combate del Ejército de los EE.UU., del 168º Regimiento, de la 34ª División de Infantería. Entre sus Oficiales más destacados se encuentra el Teniente Coronel Anthony David Lewis, condecorado con la Orden de Servicios Distinguidos, nombrado Miembro de la Orden del Imperio Británico, y con la Cruz de Guerra francesa, y que fue el Teniente Coronel más joven de la historia del Ejército Británico en comandar una acción de combate, al liderar la última carga “a la bayoneta” del Ejército Británico, durante la ofensiva del Rhin para tomar el puente sobre el río Aller. El Mariscal Montgomery siempre se refirió a él, con afecto, como “El Chico Coronel”.
Teniente Coronel Anthony David Lewis. El Chico Coronel, condecorado por el Mariscal MontgomeryTeniente Coronel Anthony David Lewis. "El Chico Coronel", condecorado por el Mariscal Montgomery

Distintivo del No. 7 CommandoDistintivo del No. 7 Commando
No. 7 Commando.Seguramente una de las Unidades con una trayectoria más corta, pero en absoluto exenta de sacrificio. Formada en Julio de 1940 en la localidad de Felixstowe, fue en Diciembre de 1940 cuando se les destacó a Escocia para recibir el entrenamiento anfibio. Posteriormente son enviados al frente de Oriente Medio, llegando a Alejandría, donde fueron asignados a la fuerza conocida como “Layforce” como Batallón A. La primera operación que les fue encomendada fue la invasión de Rodas, que posteriormente fue cancelada. Después tomaron parte en el ataque a Bardia, considerado un éxito estratégico en la campaña de África, el 19 de abril de 1941. Y por último lucharon en la Batalla de Creta, en el Frente del Mediterráneo, donde apoyaron la evacuación de las fuerzas aliadas. Hostigados por un enemigo muy superior en número, la mayoría de los hombres del No.7 Commando fueron hechos prisioneros y pasaron parte de la guerra en diferentes campos de prisioneros como el Stalag XV 111 A, el Stalag IV A, ó el Stalag 3-D. Después de la Batalla de Creta el No. 7 Commando fue disuelto y los hombres reasignados a otras unidades.
Miembros del No. 7 Commando  durante su estancia como prisioneros de guerraMiembros del No. 7 Commando durante su estancia como prisioneros de guerra

Distintivo del No. 8 CommandoDistintivo del No. 8 Commando
No. 8 Commando. (GUARDS). Otra de las unidades con un recorrido corto en el Mando de Operaciones Combinadas. Conocidos como los “Guardias”, se formó en 1940 inicialmente nutriéndose de miembros de la Brigada de Guardias de Londres. También formó parte, como el No. 7 Commando de la fuerza “Layforce” destacada en África y el Mediterráneo, designados como Batallón B. Al igual que el No.7 Commando participó en el ataque a Bardia y en la Batalla de Creta, además de acudir en auxilio de la guarnición asediada en Tobruk, y al igual que aquel muchos de sus miembros fueron capturados por los alemanes y el Comando fue disuelto después de esas campañas.
Miembros del No. 8 Commando. Se pueden observar las gorras características de los GuardsMiembros del No. 8 Commando. Se pueden observar las gorras características de los Guards

Distintivo del No. 9 CommandoDistintivo del No. 9 Commando
No. 9 Commando. Esta unidad se formó originalmente en el otoño de 1940 al fusionarse las Compañías Independientes 6 y 7, dando lugar al 2º Batallón de Servicios Especiales bajo mando del Teniente Coronel J.M. Saegert. Posteriormente, ya designado como No. 9 Commando fueron destacados a la ciudad galesa de Criccieth. Tomaron parte en su primera misión, la “Operación Sunstar” en Noviembre de 1941 contra las tropas alemanas en la costa francesa, que a pesar de llevarse a cabo sin ningún tipo de bajas tampoco pudo considerarse un éxito ya que no se destruyeron infraestructuras, ni se capturaron prisioneros, ni se consiguió información relevante. Participó en 1942 en el ataque a St. Nazaire y posteriormente fue enviada a Gibraltar a reforzar la guarnición del peñón en el marco de la “Operación Torch” durante los desembarcos aliados en el Norte de África. Durante la Invasión Aliada de Italia participó en la “Operación Partridge” en el área del río Garigliano, en la “Operación Shingle” con los desembarcos de Anzio, y en la “Operación Roast” con el cruce del lago Comacchio, además de luchar en la Batalla de Argenta. Entre sus héroes más destacados figura el que fuera su Jefe, el Teniente Coronel Ronald Frederick Tod, “Ronnie Tod”, condecorado como Comandante de la Orden del Imperio Británico y con la Orden de Servicios Distinguidos, y que se retiró con el empleo honorífico de General de Brigada.
Miembro del No. 9 Commando en AnzioMiembro del No. 9 Commando en Anzio

Distintivos, de las diferentes naciones, del No. 10 CommandoDistintivos, de las diferentes naciones, del No. 10 Commando
No. 10 Commando. (Interaliado). Impulsado por el Capitán de Fragata de la Armada Francesa Philippe Kieffer, aprobado por el entonces Jefe del Mando de Operaciones Combinadas Lord Louis Mountbatten e integrado por soldados de diferentes nacionalidades de los países aliados, y de algunos refugiados de países del Eje, el No. 10 Commando se formó el 2 de Julio de 1942 bajo mando del Teniente Coronel Dudley Lister.
Teniente Coronel Dudley Lister, Jefe del Comando InteraliadoTeniente Coronel Dudley Lister, Jefe del Comando Interaliado
Tras superar el curso de seis semanas en el Centro de Formación de Comandos en Achnacarry, fueron acuartelados en la localidad de Eastbourne en la costa de Sussex para recibir entrenamiento especializado que incluía, de forma inusual para una unidad que no era considerada como aerotransportada, entrenamiento paracaidista que recibieron en la Escuela de Entrenamiento Paracaidista de la RAF en Ringway, cerca de Manchester, (por ejemplo, más del 80% de los soldados polacos ya contaban con aptitud paracaidista), además de entrenamiento de montaña y entrenamiento de guerra de guerrillas en el Ártico. El No. 10 Commando estaba formado por 8 Compañías diferentes, como ya hemos dicho cada una integrada por soldados de una misma nacionalidad:

Las Compañías 1 y 8 Francesas bajo mando del Comandante Kiefer nombrado Miembro de la Orden del Imperio Británico y condecorado con la Cruz Militar del Ejército Británico.
Comandante Philippe KieffeComandante Philippe Kieffe
La 2 Holandesa bajo mando del Capitán Mulders.

La 3, (conocida también como Compañía X), Refugiados del Eje bajo mando del Capitán Brian Hilton-Jones.
Capitán Hilton-JonesCapitán Hilton-Jones
La 4 Belga bajo mando del Capitán Danloy
Capitán DanloyCapitán Danloy
La 5 Noruega bajo mando del Capitán Rolf Hauge que fue condecorado con la Medalla de St. Olav y la Medalla de Guerra noruegas, y la Cruz Militar del Ejército Británico.

La 6 Polaca que ya existía previamente como 1ª Compañía Independiente de Comandos y que estaba bajo mando del Capitán Smokowski.
Capitán SmokowskiCapitán Smokowski

Comandos de la Compañía Polaca del No. 10 CommandoComandos de la Compañía Polaca del No. 10 Commando
La 7 Yugoslava bajo mando del Capitán Oates.

Los hombres del No. 10 Commando participaron en numerosas operaciones aunque casi siempre como agregados a otras unidades debido a su conocimiento del terreno ó del idioma de los lugares dónde se fijaban los objetivos, siendo su primera participación en el marco de la “Operación Jubilee” en el ataque a las costas de Dieppe el 19 de Agosto de 1942.

Participaron además en la “Operación Husky”, con los desembarcos aliados para la invasión de Sicilia, en el Desembarco de Normandía tomando el Casino de Riva Bella en Ouistreham, en la “Operación Market Garden” agregados en la 1ª División Aerotransportada Británica y en las 82ª y 101ª Divisiones Aerotransportadas del Ejército de los EE.UU., en la “Operación Infatuate” en el asalto anfibio a las islas de Walcheren en Holanda, y en la “Operación Plunder” para el paso del Rhin agregados a la 1ª Brigada de Comandos.

Cabe destacar que entre los hombres del No. 10 Commando está el que, según parece, fue el último "no alemán"que vió con vida al Mariscal Rommel. El Teniente George Lane, que fue interrogado por Rommel tras ser capturado en el marco de la "Operación Tarbush".
Teniente George Lane, antes Gyuri Lányi, su nombre húngaro, de la Compañía XTeniente George Lane, (antes Gyuri Lányi, su nombre húngaro), de la Compañía "X"

Álbum con emblema del No. 11 CommandoÁlbum con emblema del No. 11 Commando
No.11 Commando (Escoceses).Formado en Junio de 1940 con voluntarios escogidos de entre los Regimientos de Infantería Escoceses, en Febrero de 1941 son asignados a la fuerza “Layforce” como Batallón C, y son destacados al frente de Oriente Medio a la guarnición de Chipre antes de ser enviados a Libia como parte de la “Operación Exporter”, para la invasión de Siria y Líbano bajo control del Régimen de Vichy. Después de sufrir numerosas bajas, en su lucha contra la Francia de Vichy para asegurar un paso sobre el río Litani, la unidad retornó a Chipre y tras la disolución de la fuerza “Layforce” fueron asignados al Comando de Oriente Medio. En noviembre de 1941, participan en un ataque a la ciudad de Bayda en el marco de la “Operación Flipper” para capturar al Mariscal de Campo Erwin Rommel en su Cuartel General. El ataque fracasó y en el mismo falleció el Teniente Coronel George Keyes, Jefe del No. 11 Commando, y condecorado por su valor en la acción con la Cruz Victoria.
Teniente Coronel Geoffrey Keyes. Jefe del No. 11 Commando. Fallecido en la Operación Flipper. Condecorado con la Cruz VictoriaTeniente Coronel Geoffrey Keyes. Jefe del No. 11 Commando. Fallecido en la "Operación Flipper". Condecorado con la Cruz Victoria

Distintivo del No. 12 CommandoDistintivo del No. 12 Commando
No. 12 Commando. (Irlandeses). Los voluntarios del No. 12 Commando se reunieron en Belfast y Londonderry, y recorrieron a pie los más de 100 kilómetros que había hasta Crumlin dónde el 5 de agosto de 1940 quedó constituido y bajo mando del Teniente Coronel S.S. Harrison. Con voluntarios escogidos de entre los Regimientos Irlandeses pertenecientes a las Divisiones 53ª y 61ª, quedaron acantonados en Irlanda del Norte en un primer momento. El entrenamiento inicial tuvo lugar en varias localizaciones, e incluyó un “ataque ficticio” al aeropuerto de Aldergrove. De su emplazamiento original en Crumlin, se desplazaron a Warsash cerca del río Hamble, para posteriormente desplazarse a Inveraray para el entrenamiento anfibio. El No. 12 Commando no fue afectado por las sucesivas reorganizaciones del Mando de Operaciones Combinadas y permaneció fiel a la “cultura” de los Comandos manteniendo sus objetivos en pequeñas patrullas de combate y de sabotaje. Su primera acción contra el enemigo se llevó a cabo el 26 de diciembre de 1941 en el marco de la “Operación Anklet” en las islas Lofoten. Entre sus Oficiales más destacados figura el Teniente Corran Purdon, que fue capturado durante el ataque a St. Nazaire, que escapó del campo de prisioneros de Spangenburg, y tras diez días de fuga fue recapturado y enviado al Castillo de Colditz. Nombrado Comandante de la Orden del Imperio Británico y condecorado con la Cruz Militar, se retiró del Ejército como General de División en el año 1976 Comandante en Jefe de las Fuerzas Terrestres en Oriente Próximo.
Teniente Corran Purdon en el Castillo de ColditzTeniente Corran Purdon en el Castillo de Colditz

El General de División Corran Purdon durante un homenaje en Merville en 2009El General de División Corran Purdon durante un homenaje en Merville en 2009
No. 14 Commando (Ártico). Esta es otra de las unidades que tuvieron un periodo de vida corto, pero no exento de importancia. Creado a finales de 1942 con la finalidad específica de combatir y atacar las bases de la Kriegsmarine y de la Luftwaffe en Noruega que solían hostigar a los convoyes del Ártico, que llevaban suministros para la Unión Soviética. La unidad se formó a petición del entonces Director del Mando de Operaciones Combinadas, Lord Louis Mountbatten, para poder afrontar futuros ataques contra esas bases del Ártico y de Noruega. Bajo el mando del Teniente Coronel Wedderburn, el No. 14 Commando estaba integrado por la Compañía Nº1, especializada en navegación con lanchas y kayaks, formada por 9 Oficiales y 18 Suboficiales y Tropa, y por la Compañía Nº 2, especializada en ski de travesía y en operaciones de desembarco en el hielo, formada por 6 Oficiales y 22 Suboficiales y Tropa. Contaba entre sus filas con reputados científicos, ornitólogos, y geólogos, grandes conocedores y exploradores del Ártico tales como Peter Scott y Andrew Croft, (condecorados ambos con la Orden de Servicios Distinguidos), ó David Haigh-Thomas, que falleció en la playa Sword en el desembarco de Normandía cuando formaba parte de la Compañía C, dentro del No. 4 Commando. En ocasiones se les fusionó con el No. 12 Commando, dando lugar a las fuerzas “Northforce” y “Timberforce”. En Abril de 1943, siete hombres participaron en la “Operación Checkmate”contra el puerto de Haugesund en Noruega. Consiguieron hundir un dragaminas alemán, adosando al casco minas magnéticas, pero fueron capturados y enviados al campo de prisioneros de Sachsenhausen donde fueron ejecutados en cumplimiento de la criminal “Orden Comando” dictada por Adolf Hitler. Cuentan que el Teniente John Godwin, Jefe del Comando, cuando era conducido al lugar de la ejecución consiguió arrebatarle el arma del cinturón al Jefe del Pelotón de fusilamiento y le disparó, causándole la muerte, antes de ser abatido. El No. 14 Comando fue disuelto poco después, a finales de 1943, y sus miembros pasaron a reforzar otras unidades.
Teniente John Godwin. Asesinado tras ser capturado durante la Operación CheckmateTeniente John Godwin. Asesinado tras ser capturado durante la "Operación Checkmate"
No. 62 Commando. Se formó en 1941, con una pequeña fuerza integrada por 55 hombres, bajo mando directo del Ejecutivo de Operaciones Especiales, (SOE), conocidos también como Fuerza de Choque de Pequeña Escala, (SSRF). El tiempo que estuvieron bajo las órdenes del Mando de Operaciones Combinadas, estuvieron comandados por el Teniente Coronel Gustavus Henry March-Phillips. Su primera participación se produjo en el marco de la “Operación Postmaster”, en la que apresaron un remolcador, un carguero y una gabarra, cerca de la Isla de Fernando Poo. Posteriormente participaron en la “Operación Barricade” y en la “Operación Dryad”, ambas exitosas, y después en la “Operación Aquatint” el 12 de septiembre de 1942, el primer desembarco aliado en lo que fue el 6 de junio de 1944 “Omaha Beach”. La “Operación Aquatint” fue un fracaso, que desembocó en la pérdida total de la fuerza del No. 62 Commando, incluyendo al Teniente Coronel March-Phillips. Uno de los Oficiales integrantes de la fuerza, el Capitán Graham Hayes, aunque consiguió escapar en un primer momento, fue capturado en la frontera con España y enviado a la prisión de Fresnes, donde permaneció durante nueve meses en régimen de aislamiento antes de ser asesinado en aplicación de la “Orden Comando”. Bajo el Mando del Comandante Geoffrey Appleyard, se llevó a cabo la“Operación Basalt”, otro notable éxito, en la que participaron dos de los más condecorados Oficiales del No. 62 Commando, el propio Comandante Appleyard, condecorado con la Orden de Servicios Distinguidos y con la Cruz Militar, y el entonces Teniente Anders Larssen, condecorado con la Cruz Victoria, (a título póstumo en 1945 cuando era Jefe del Servicio Especial de Lanchas), y con la Cruz Militar. El No. 62 Commando fue disuelto a principios de enero y sus integrantes pasaron a reforzar otras unidades, sobre todo en Oriente Medio y el Mediterráneo.
Comandante Geoffrey Appleyard. Condecorado con la Orden de Servicios DistinguidosComandante Geoffrey Appleyard. Condecorado con la Orden de Servicios Distinguidos

Comandante Anders Larssen. Condecorado con la Cruz VictoriaComandante Anders Larssen. Condecorado con la Cruz Victoria
Comando de Oriente Medio. Integrado por los Comandos No. 50, No. 51, y No. 52, fue formado entre los meses de Agosto de 1940, (cuando se forman los Comandos 50 y 52, y Octubre de 1940 cuando se constituye el No. 51, quedando bajo mando de los Tenientes Coroneles George Young, (50 y 52), Henry Carter, (51).Estaban formados con voluntarios, algunos de ellos veteranos de la Guerra Civil Española, provenientes de Palestina, que habían llegado allí después de la derrota de Francia en 1940, además de 300 voluntarios palestinos procedentes del Real Cuerpo Auxiliar de Pioneros. Realizaron la mayor parte de sus operaciones como Batallón D de la fuerza “Layforce” en el marco de la Campaña de África Oriental en Abisinia y Eritrea. También cuenta entre sus filas con hombres que sobresalieron en el cumplimiento del deber tales como el Capitán Eric Townsend, condecorado por su valor y liderazgo con la Cruz Militar por sus acciones durante el día 14 de junio de 1942, ó el Suboficial Arthur Swinburn condecorado con la Medalla de Conducta Distinguida.
Capitán Eric Townsend. Condecorado con la Cruz MilitarCapitán Eric Townsend. Condecorado con la Cruz Militar

Suboficial Arthur Swinburn. Condecorado con la Medalla de Conducta DistinguidaSuboficial Arthur Swinburn. Condecorado con la Medalla de Conducta Distinguida
8. Misiones en la SGM


Durante los cinco años de servicio activo en los que existió, como tal, el Mando de Operaciones Combinadas y el Cuerpo de Comandos, participaron en un gran número de operaciones, golpes de mano y ataques contra posiciones de los países del Eje, en todos y cada uno de los teatros de operaciones. Esos ataques y operaciones, llevados a cabo con más o menos éxito, son los jalones que marcan una trayectoria de valor, coraje, y entrega, que caracteriza a una unidad que ha dejado su legado a las distintas Unidades de Operaciones Especiales de los diferentes países del mundo. Estas operaciones, son su Historia.
  • “Operación Collar”. (23 de junio de 1940). Se la puede considerar la primera operación de los Comandos en la Segunda Guerra Mundial, aunque no fue llevada por una unidad Comando como tal, sino por una de sus predecesoras, la Compañía Independiente Nº 11.
  • “Operación Ambassador”. (14 de julio de 1940). Primera operación bajo el recién creado Mando de Operaciones Combinadas, dirigido por el Almirante Keyes.
  • “Operación Claymore”. (4 de marzo de 1941). Primera misión a gran escala, más de 500 hombres, de los Comandos. Finalizó con 10 barcos alemanes hundidos y 228 prisioneros de guerra capturados.
  • “Operación Flipper”. (10 al 18 de noviembre de 1941). Conocida entre los Comandos como el “Raid de Rommel”, ya que entre sus objetivos estaba la eliminación física del Mariscal de Campo Erwin Rommel.
  • “Operación Anklet”. (26 de diciembre de 1941).Segundo ataque contra las Islas Lofoten, después de la “Operación Claymore”, se lo ha considerado en ocasiones como una maniobra de distracción para “Operación Archery”.
  • “Operación Archery”. (27 de diciembre de 1941).Otro de los golpes de mano a gran escala llevados a cabo por los Comandos. 10 barcos hundidos, 98 prisioneros de guerra, y 120 soldados alemanes muertos fue el resultado.
  • “Operación Postmaster”. (Enero de 1942). Ataque llevado a cabo en territorio de un país neutral, España, por aquel entonces metrópoli de la Colonia de Guinea Española en la que se encontraba la isla de Fernando Poo.
  • “Operación Chariot”. (28 de marzo de 1942). El ataque a la base submarinos de St. Nazaire en Francia. Denominado el “Mayor Raid de todos los Tiempos”.
  • “Operación Abercrombie”. (21 de abril de 1942). Operación dirigida por el célebre Lord Lovat.
  • “Operación Jubilee”. (19 de agosto de 1942). El desembarco en la costa de Dieppe en Francia, que supuso un durísimo golpe para las fuerzas canadienses que intervinieron y que perdieron unos 3500 hombres.
  • “Operación Musketoon”. (19 de septiembre de 1942). Llevado a cabo por soldados del No. 2 Commando, siete de ellos fueron asesinados convirtiéndose en las primeras víctimas de la “Orden Comando” dictada por Adolf Hitler.
  • “Operación Checkmate”. (28 de abril de 1943). Llevado a cabo por soldados del No. 14 Commando, (Ártico), se acercaron con kayaks a varios navíos de la Kriegsmarine, consiguiendo hundir un dragaminas con un explosivo lapa. Seis de los siete componentes fueron asesinados y el séptimo murió de tifus.
  • “Operación Tarbush”. (16 al 18 de mayo de 1944). Conjunto de varias operaciones consecutivas llevadas a cabo por soldados del No. 10 Commando, (Interaliado), tres de ellas comandadas por el Teniente George Lane, del que se dice que seguramente fue el último “no alemán” en ver al Mariscal de Campo Erwin Rommel con vida.
  • “Operación Roast”. (1 de abril de 1945).La Batalla de la Laguna Comacchio, durante la ofensiva de primavera en Italia, les costó a los alemanes 946 prisioneros de guerra, y la pérdida casi total de 3 batallones de infantería, dos compañías de artillería, una compañía de ametralladoras, 20 cañones, morteros y lanzacohetes.
Además de todas estas operaciones singulares, las unidades del Mando de Operaciones Combinadas, participaron también en las grandes batallas de la guerra, en las costas del norte de África durante la “Operación Crusader” y la “Operación Torch”, desembarcando en Sicilia durante la “Operación Husky”, desembarcando en Anzio durante la “Operación Shingle” y en Normandía durante la “Operación Overlord”, ó saltando en Holanda durante la “Operación Market-Garden”.
Monumento erigido a los Comandos en el Commando MemorialMonumento erigido a los Comandos en el "Commando Memorial"

9. Fuentes

http://www.lonesentry.com/manuals/comma ... andos.html
http://en.wikipedia.org/wiki/British_Commandos
http://www.commandoveterans.org/site/the-army-commandos
http://www.combinedops.com/

Avatar de Usuario
tigerwittmann
Oberst
Oberst
Mensajes: 2979
Registrado: 13 04 2009 19:28
Zona/Región: En mi Pzkpfw VI Tiger en Villers Bocage
Ubicación: España

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Commandos

Mensaje por tigerwittmann » 16 06 2014 14:05

Saludos camaradas.

Acabo de leer los 3 primeros punto del artículo y la verdad es que es un artículo bastante interesante.

Cuando lo lea todo, daré mi opinión al respecto. He leído varias obras sobre los comandos y me apetece bastante la lectura de este artículo.

Saludos.
Division GroßdeutschlandUnidad: Division Großdeutschland
Orden Lenina (1) United States Medal of Freedom (2) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Conspicuous Gallantry (2) Commendation Medal (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco (1) Victoria Cross (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1)

tavoohio
First Lieutenant
First Lieutenant
Mensajes: 1310
Registrado: 14 05 2013 21:11
País 2GM: Estados Unidos
Zona/Región: Pacifico

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Commandos

Mensaje por tavoohio » 16 06 2014 16:13

El monumento erigido a los Commandos (Commando Memorial) es imponente! No he terminado el articulo.....Pero se ve un trabajo muy interesante.
“Mess With One MARINE You Mess With Them All!”
US Antarctic Expedition (1) Kriegsverdienstkreuz Schwerter (2) Navy Cross (1) Flotten-Kriegsabzeichen (1) United States Medal of Freedom (1) Voyenny Orden Sviatogo Velikomuchenika i Pobedonos (1) Magyar Vitézségi Érem (1) Onderscheidingsteken voor langdurige (1) Eisernes Kreuz (1) Cruz al mérito militar con distintivo rojo (1) Pour le mèrite (1)

Avatar de Usuario
tigerwittmann
Oberst
Oberst
Mensajes: 2979
Registrado: 13 04 2009 19:28
Zona/Región: En mi Pzkpfw VI Tiger en Villers Bocage
Ubicación: España

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Commandos

Mensaje por tigerwittmann » 16 06 2014 17:05

Saludos camaradas.

Mis felicitaciones por el trabajo camarada Oerlikon.
Interesantísimo el post sobre los comandos. Tengo el libro de Peter Young, lo he leído dos veces, de ahí que el tema de los comandos británicos me parezca tan interesante.

Saludos.
Division GroßdeutschlandUnidad: Division Großdeutschland
Orden Lenina (1) United States Medal of Freedom (2) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Conspicuous Gallantry (2) Commendation Medal (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco (1) Victoria Cross (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1)

Avatar de Usuario
guti99
Major
Major
Mensajes: 2073
Registrado: 25 04 2011 21:31
País 2GM: Alemania
Zona/Región: Normandía
Ubicación: España (Zaragoza)

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Commandos

Mensaje por guti99 » 16 06 2014 18:37

Muy buen articulo camarada
Soldier’s Medal (1) Purple Heart (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Conspicuous Gallantry (1) Commendation Medal (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Eisernes Kreuz (1) Cruz al mérito militar con distintivo rojo (1)

Avatar de Usuario
albertoa
Major General
Major General
Mensajes: 5835
Registrado: 04 04 2008 00:05
País 2GM: U.S.A
Zona/Región: Normandía. Playa Omaha
Ubicación: España

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Commandos

Mensaje por albertoa » 16 06 2014 20:43

Quería recomendar dos libros sobre esta impresionante unidad:

1- "La audacia en la guerra", de Carlos Canales y Miguel del Rey
2- "Asalto desde el mar", de Peter Young, General de Brigada y ex comando británico.

No he terminado de leer el trabajo, así que cuando acabe opinaré. Promete...

EDITO: ya me lo he terminado. Oerlikon, creo que has hecho un trabajo bastante bueno. Mis felicitaciones porque te lo has currado.

He de decir que tengo predilección por esta unidad. Fue, sin duda, la mejor unidad de operaciones especiales de toda la II Guerra Mundial e instructora de otras excelentes unidades como los Rangers de los EE.UU y los FSSF estadounidenses - canadienses. Ojo, sin menospreciar a las geniales unidades germanas como los Brandemburg.

Saludos.
"Aunque el engaño sea detestable en otras actividades, su empleo en la guerra es laudable y glorioso, y el que vence a un enemigo por medio del engaño merece tantas alabanzas como el que lo logra por la fuerza."
Nicolás Maquiavelo.
Ordre de la Libération (1) British Flying Cross (1) Purple Heart (1) Africa Star (1) Kinshi Kunsho (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (5) Conspicuous Gallantry (3) Commendation Medal (1) Polemikos Stauros (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Cruz al Mérito Naval con distintivo blanco (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Pour le mèrite (1)

Avatar de Usuario
Currahee
First Lieutenant
First Lieutenant
Mensajes: 1481
Registrado: 14 10 2012 04:24
País 2GM: Francia
Zona/Región: Normandía/Holanda/Bastogne
Ubicación: Galicia (España)

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Commandos

Mensaje por Currahee » 17 06 2014 23:08

Te digo como al camarada JVB, enhorabuena por anticipado porque el trabajo tiene muy buena pinta. Ahora queda leerlo al completo.

Saludos.
WWII Victory Medal (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Polemikos Stauros (1) Onderscheidingsteken voor langdurige (1) Cruz al mérito militar con distintivo rojo (1) Légion d'Honneur (1)

Avatar de Usuario
Senador Plutarski
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Mensajes: 129
Registrado: 02 01 2017 17:47
País 2GM: Gran Bretaña

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Commandos

Mensaje por Senador Plutarski » 22 01 2017 23:36

Un trabajo excelente. Recomiendo su lectura a los que no lo hayan hecho aún :geek:


Unidad: Argyll and Sutherland

Avatar de Usuario
leon651
Szeregowy
Szeregowy
Mensajes: 46
Registrado: 31 12 2016 03:30
País 2GM: Polonia
Zona/Región: Westerplatte
Ubicación: Argentina

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Comandos

Mensaje por leon651 » 24 01 2017 06:53

Aplausos una y otra vez por este excelente trabajo, siempre me apasiono el tema sobre el accionar de los comandos, luego copiada por varias naciones del mundo. Me trae recuerdos de cuando jugaba en pc a un juego llamado del mismo nombre "comandos", donde utilizabas a cinco hombres sumamente entrenados para llevar a cabo misiones idénticas a las de la segunda guerra mundial, dificilísimo pero sumamente apasionante.
"La guerra es una masacre de gente que no se conoce, para provecho de gente que si se conoce, pero no se masacra". Paul Ambroise Valéry.
Unidad: 7mo Regimiento Acorazado Polaco.
Médaille des Services Volontaires dans la France Onderscheidingsteken voor langdurige

Avatar de Usuario
Donald Malarki
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Mensajes: 348
Registrado: 19 02 2017 13:26
País 2GM: E.E.U.U
Zona/Región: Normandía/Eindhoven/Bastogne/Foy/Hagenau/Landsberg/Berchestgaden.
Ubicación: España.

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Comandos

Mensaje por Donald Malarki » 10 03 2017 23:08

Gracias por este magnífico artículo da gusto!
Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Médaille des Services Volonataires dans la France  (1)

Avatar de Usuario
James Doolittle
Sub-Lieutenant
Sub-Lieutenant
Mensajes: 1225
Registrado: 21 11 2011 02:20
País 2GM: Gran Bretaña
Zona/Región: Atlantico norte
Ubicación: Barquisimeto, Venezuela

Re: Mando de Operaciones Combinadas - Comandos

Mensaje por James Doolittle » 11 03 2017 01:13

Excelente articulo.
Navy Cross (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (2) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Cruz al mérito militar con distintivo rojo (1)

Responder