Lanzacohetes M1 y M9A1 [EE.UU.]

Descripción: Lanzacohetes antitanque portátil famosos durante la SGM, donde fue una de las principales armas antitanque de infantería, usada por el Ejército de los EE.UU.

Etiquetas del tema: EE.UU. Lanzacohetes M1 Lanzacohetes M9A1

Moderadores: Amarok, Marklen

Responder
Avatar de Usuario
guscano
Colonel
Colonel
Mensajes: 3176
Registrado: 30 Jul 2009 22:40
Zona/Región: Bosque Hürtgen

Lanzacohetes M1 y M9A1 [EE.UU.]

Mensaje por guscano » 06 Mar 2011 10:28

El LANZACOHETES M1 y M9A1


Lanzacohetes M1 y M9A1
La idea de fabricar un lanzacohetes se remonta al año 1917, cuando el científico e inventor Robert Goddard desarrolló un pequeño cohete que se lanzaba con la ayuda de un cilindro metálico. Aunque este ingenio formaba parte de una serie experimentos destinados a la exploración espacial, Goddard advirtió que también podía tener un uso militar, por lo que lo ofreció a los gobiernos estadounidense y británico. Sin embargo, y aunque éstos mostraron cierto interés, el final de la Gran Guerra aparcó definitivamente el proyecto. Además, en aquel momento no se supo entender la utilidad de un arma que a diferencia de otras, como el mortero, requería que su operador se enfrentara directamente con la amenaza. Pero esta apreciación cambió con el paso del tiempo, ya que el desarrollo de la carga hueca y, sobre todo, la definitiva irrupción del carro de combate en el campo de batalla convirtieron al lanzacohetes en un arma esencial para la infantería.


Desarrollo

En 1940 el Ejército de los EE.UU. no disponía de ningún arma ligera antitanque, por lo que el Departamento de Armamento encargó a Leslie A. Skinner y a Edward G. Uhl el desarrollo de un arma de este tipo a partir de la idea de Goddard. El resultado fue un prototipo que consistía en un simple tubo metálico con un sistema de disparo que se activaba por medio de dos pilas. Este prototipo superó los problemas de retroceso de otros al permitir que los gases de la combustión salieran por la parte de atrás. El cohete que llevaba la cabeza se basaba casi totalmente en el diseño de Goddard, pero hacía falta una cabeza de guerra adecuada.

La solución se encontró en el diseño de una granada antitanque que no se había podido utilizar por no poder dispararla eficazmente, pero que como cabeza para un cohete resultaba ideal. Dicha granada era el resultado del trabajo de un ingeniero suizo, Henry Mohaupt, quien ofreció su modelo al departamento de armamento estadounidense en 1941. Su diseño era un sistema ya existente, pero perfeccionado por él, que consistía en una carga diseñada para enfocar toda la potencia del explosivo en un único punto. De esta forma, no era necesaria una gran cantidad de explosivo para penetrar en el blindaje de los carros de combate. El ejército adoptó el diseño de Mohaupt como "Granada antitanque de explosivo de alta potencia M10". Con un peso de un 1,3 kilogramos, no quedaba muy claro como utilizarla en combate, ya que el excesivo peso impedía lanzarla a mano, mientras que las pruebas con los lanzagranadas de rifle adaptados a una ametralladora de calibre .50 terminaba destruyendo el trípode por su excesivo retroceso. Así, los diseñadores del lanzacohetes encontraron la solución perfecta para la cabeza de guerra en un diseño que ya se encontraba en el arsenal de guerra estadounidense.
Planos originales del diseño del lanzacohetes de Skinner y UhlPlanos originales del diseño del lanzacohetes de Skinner y Uhl

Planos originales del diseño del proyectil de Skinner y UhlPlanos originales del diseño del proyectil de Skinner y Uhl
Después de varios ensayos, el arma se adoptó oficialmente con el nombre de Rocket Launcher M1 (Lanzacohetes M1), comenzando a ser distribuido entre las tropas en 1942. Consistía en un tubo metálico de ánima lisa de 140 centímetros de longitud, estaba abierta por ambos lados y disponía de pistolete, apoyo de hombro, mira y mecanismo de disparo. Este último consistía en una pila que emitía un impulso eléctrico mediante el que se activaba el motor del cohete. El cohete estaba dotado de una cabeza de guerra con un calibre de 60 milímetros y unos 2 kilos de peso. La carga consistía en una mezcla de TNT y pentolita, un potente explosivo capaz de penetrar hasta 120 mm. en en blindaje de un carro de combate. La distancia de tiro efectiva era de unos 110 metros.

Con los planos completados y una única versión fabricada a mano para las pruebas, la empresa seleccionada para fabricar los primeros modelos de lanzacohetes fue General Electric Corporation. El 19 de mayo de 1942 recibió un pedido para fabricar 5.000 bazookas en 30 días. Sin otra información que un plano, sus ingenieros tuvieron que diseñar la maquinaria y el proceso de fabricación en un tiempo récord de dos semanas, tras lo cual se efectuaron las pruebas con las primeras unidades salidas de la cadena de montaje. Todo el proceso les dejó sólo 8 días para construir las 5.000 unidades solicitadas por el ejército. La fabrica de GE trabajó sin descanso y tuvo listas las unidades a tiempo. A la vez, el ejército firmó otro contrato con la empresa E.G. Budd Company para fabricar 26.000 cohetes antitanque M6 y 5.000 cohetes de prácticas M7. General Electric se mantuvo como único fabricante del arma hasta junio de 1944, cuando una pequeña firma de Springfield, Massachusetts, Cheney-Bigelow Wire Works, obtuvo un contrato para fabricar lanzacohetes M9A1. Todos los contratos se cancelaron en mayo de 1945. General Electric construyó un total de 450.000 unidades, mientras que Cheney-Bigelow unos 40.000 lanzacohetes.

Funcionamiento
Para disparar el lanzacohetes se necesitaba un equipo de dos hombres. El servidor del cohete probaba el circuito eléctrico pulsando varias veces el gatillo y comprobando que la bombilla situada en el pistolete de madera se encendía. El ayudante, situado tras él a un lado del tubo, colocaba el pestillo de la caja eléctrica en posición segura (SAFE). Después, sujetando el proyectil por las aletas, lo introducía en el tubo con una mano mientras levantaba con la otra el pasador situado en la parte superior trasera del tubo. cuando la cabeza del proyectil se encontraba dentro del tubo, el servidor soltaba el pasador, quitaba el pestillo de seguridad situado en el cuerpo del cohete, tras la cabeza y empujaba el cohete hasta que las aletas hacían contacto con el pasador. Por último, volvía a poner el pestillo de la caja eléctrica en posición de disparo (FIRE). El lanzacohetes estaba listo para disparar. A continuación, golpeaba el casco de su compañero para avisarle de que el arma estaba lista y se apartaba para evitar el golpe de los gases que producía la combustión del motor del proyectil.
Caja de contactos eléctricos. De este mecanismo salía uno de los contactos necesarios para encender el motor del cohete M7Caja de contactos eléctricos. De este mecanismo salía uno de los contactos necesarios para encender el motor del cohete M7

Detalle del cohete de prácticas M7, junto al contenedor de cartónDetalle del cohete de prácticas M7, junto al contenedor de cartón

Detalle del cableado eléctrico del proyectil
Detalle del cableado eléctrico del proyectilDetalle del cableado eléctrico del proyectil. El pasador de la caja mostrada en la foto anterior suministraba uno de los dos contactos eléctricos necesarios para encender el motor del cohete. El anillo de latón situado en la cabeza de guerra, en contacto con un saliente dentro del cañón, proporcionaba uno de los contactos para producir el encendido del motor del proyectil. Para sobrepasar la cabeza de guerra, se utilizaba una tira fenólica cubierta de tela como material aislante. Al traspasar la cabeza, la tira se transformaba en un cable redondo que atravesaba el cuerpo del proyectil sujeto por tiras de cinta hasta llegar a la cola del cohete. En las aletas se observa unos puntos brillantes sin pintar que constituían el segundo contacto eléctrico necesario para disparar el proyectil

Detalle del pasador de la parte trasera del tubo de un lanzacohetes M1Detalle del pasador de la parte trasera del tubo de un lanzacohetes M1


Uso en combate
El M1 estaba concebido para enfrentarse a los carros de combate, pero en la práctica también se utilizó para dispersar concentraciones de infantería, desalojar posiciones fortificadas y para destruir ametralladoras ligeras o posiciones avanzadas de morteros. A pesar del poco tiempo que tuvieron los soldados para practicar con el arma dada la urgencia de su uso, pronto se hizo aparente su utilidad.
Un grupo de soldados se disponen a zarpar hacia las playas de Normandía. Entre sus armas, un lanzacohetes M1Un grupo de soldados se disponen a zarpar hacia las playas de Normandía. Entre sus armas, un lanzacohetes M1

Un soldado de la 101ª División Aerotransportada subiendo al C47 durante la operación Market GardenUn soldado de la 101ª División Aerotransportada subiendo al C47 durante la operación Market Garden. En la foto se observa lo aparatoso e incómodo que resulta llevar un lanzacohetes en determinadas operaciones. Este tipo de situaciones hizo a los mandos plantearse algunas modificaciones que dieron lugar al modelo M9/M9A1, cuyo tubo podía dividirse en dos
La primera oportunidad de usar el arma en combate ocurrió durante el desembarco en Orán, Argelia y Casablanca en el marco de la operación Torch. En el libro "Men and volts at war" de John Anderson Miller, dedicado al esfuerzo de guerra de la compañía General Electric, se cuenta una de las primeras acciones de combate de este arma en los siguientes términos: "De entre los obstáculos que se encontraron los estadounidenses durante el desembarco, había un pequeño fuerte costero que estaba siendo especialmente problemático y estaba causando dificultades considerables a las tropas invasoras. Un único soldado tomó un lanzacohetes, se separó de su grupo, vadeó la playa hasta llegar solo a la orilla y con un único disparo del bazooka logró que el fuerte se rindiese". Otros reportes de combate durante la campaña de Túnez indicaban como los carros de combate enemigos volaban por los aires con un único disparo bien situado de los lanzacohetes.
El tirador se dispone a disparar el lanzacohetes. su ayudante se ha apartado para evitar el golpe de los gases expulsados por la parte posterior del tuboEl tirador se dispone a disparar el lanzacohetes. su ayudante se ha apartado para evitar el golpe de los gases expulsados por la parte posterior del tubo


Bazooka
A pesar de su denominación oficial, el arma pasó pronto a denominarse popularmente como Bazooka. La historia de como pasó a denominarse así resulta de lo más curiosa. El famoso cómico estadounidense Bob Burns, quien tenía un espectáculo con el que recorría los Estados Unidos durante los primeros años de la década de los cuarenta, sacaba en uno de sus números un instrumento musical de viento inventado por él al que llamaba Bazooka. El parecido entre este instrumento y el lanzacohetes no pasó inadvertido a los avispados soldados estadounidenses, quienes rápidamente apodaron al M1 con este curioso nombre.
Bob Burns utilizando su Bazooka durante uno de sus espectáculosBob Burns utilizando su Bazooka durante uno de sus espectáculos

Burns comparando su instrumento con el lanzacohetesBurns comparando su instrumento con el lanzacohetes


El Lanzacohetes M9A1
Las experiencias en el norte de África y Europa aconsejaron la introducción de algunos cambios sobre el diseño inicial. La excesiva aparatosidad del lanzacohetes era uno de sus mayores inconvenientes. El sistema de disparo basado en dos pilas tenía asimismo algunos fallos, por lo que en 1943 se fabricó un modelo mejorado, el M9, en el que las pilas se sustituyeron por una magneto, y el tubo se "rompió" en dos secciones desmontables para facilitar el transporte. Poco después se le añadió un sistema de puntería mejorado y pasó a denominarse M9A1. Asimismo, el tubo pasó a ser de aluminio, lo que aligeró el peso del arma. Esta configuración se mantuvo durante el resto de la Segunda Guerra Mundial, y hasta los primeros meses de la Guerra de Corea, en los que la poca efectividad de esta arma frente al carro T-34 soviético aconsejó su sustitución por un nuevo modelo denominado M20. Como curiosidad, mencionar que los británicos hicieron un pedido de 600 Bazookas para usarlos en el teatro de operaciones de África. Sin embargo, tuvieron que renunciar a usarlos debido a que el terreno del desierto no ofrecía cobijo al operador delatándolo fácilmente.
Detalles del lanzacohetes M9A1
Detalles del lanzacohetes M9A1
Detalles del lanzacohetes M9A1
Detalles del lanzacohetes M9A1Detalles del lanzacohetes M9A1. A destacar el sistema de puntería, una carencia de los lanzacohetes estadounidenses que solo se corrigió con este modelo
Por último, mencionar que los alemanes copiaron el diseño del lanzacohetes estadounidense a partir de un ejemplar capturado en el norte de África, pero aumentaron su calibre a 88 milímetros para crear el temible y altamente efectivo RPzB "Panzerschreck".
Un soldado británico muestra un ejemplar del lanzacohetes alemán RPzBUn soldado británico muestra un ejemplar del lanzacohetes alemán RPzB

Soldados estadounidenses prueban un ejemplar capturado del arma alemanaSoldados estadounidenses prueban un ejemplar capturado del arma alemana
Irónicamente, la evolución de este tipo de armas se ha acercado más al Panzerfaust alemán, siendo su exponente actual el LAW (Light Antitank Weapon o Arma Ligera Antitanque), un lanzacohetes que al igual que el Panzerfaust, es un arma desechable de un solo disparo.



Características Técnicas


Lanzacohetes M1
  • Diámetro del ánima: 5.99 cms.
  • Peso: 8,16 Kg.
  • Longitud: 137.16 cms.
Lanzacohetes M9 /M9A1
  • Diámetro del ánima: 5.99 cms.
  • Peso: 7,19 Kg.
  • Longitud: 152,4 cms.
  • Velocidad inicial del cohete: 300 km/h aproximadamente.
  • Producción total: 460,000 unidades.




Fuentes

• The encyclopedia of Infantry weapons of World War II, Ian V. Hogg
• U.S. Infantry weapons of World War II, Bruce Canfield.


Fotos

• NARA
• Los Angeles Times
• MilitaryImages.net
• Library of Congress
• U.S. Army
• Museum of American History


Mi agradecimiento a Robin Newby por las fotos del lanzacohetes M9A1 y proyectil M7 de su colección.

Imagen
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

Unidad: 165th Signal Photo Company
Ordre de la Libération (1) Mannerheim-risti (2) Distinguished Service Cross (2) Atlantic Star (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (2) Polemikos Stauros (1) Voyenny Orden Sviatogo Velikomuchenika i Pobedonos (1) Magyar Vitézségi Érem (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Victoria Cross (1) Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1)

Responder