Matilda (Mk I y Mk II) [Tanque Medio]

Descripción: Carro ligero y sencillo, desarrollado en 1934 como blindado de infantería. Basado en el tren de rodadura de los tractores de Artillería Dragón.

Etiquetas del tema: Matilda Mk I Matilda Mk II Tanque Medio

Responder
Avatar de Usuario
cocinilla
Grande Ammiraglio
Grande Ammiraglio
Mensajes: 6731
Registrado: 17 09 2009 17:58
País 2GM: Italia
Zona/Región: Mediterráneo
Ubicación: España

Matilda (Mk I y Mk II) [Tanque Medio]

Mensaje por cocinilla » 09 11 2011 22:52

Matilda (Mk I y Mk II)

Matilda Mk I y Mk II
Carro ligero y sencillo, comenzó su desarrollo en 1934 como blindado de infantería. El MK I estaba basado en el tren de rodadura de los tractores de Artillería Dragón, con dos hileras de doble pista y ocho ruedas por cada una. Su mejor característica era el blindaje, de 65 mm., muy logrado para su época, si bien en principio su armamento - una ametralladora de 12,7 mm.- era algo deficiente, como se comprobó en los primeros combates con los carros alemanes.

Diseñado para ser utilizado junto a la infantería, mostró sus carencias en las invasiones de Bélgica y Francia en la primavera de 1940, quedando destrozados buena parte de los 140 aparatos construidos. El resto fueron abandonados en Dunkerque. En definitiva, no fue un carro eficaz, pues además de ser extremadamente lento (13 km/h) tenía una reducida autonomía (120 km).

El modelo Mk II subsanó esta deficiencia, por lo que pudo demostrar su eficacia en los combates del desierto, especialmente en El Alamein en 1942. Presentaba una línea defensiva general, caracterizada por unas gruesas planchas laterales (78 mm.), aunque la relación potencia/peso quedaba descompensada. Esta característica operó en su contra, especialmente en los combates habidos frente a los carros alemanes en Francia. Sin embargo, frente a carros inferiores pudo demostrar sus virtudes, como ocurrió con los italianos en la Cirenaica (Beda Fomm, 5-7 de febrero de 1941).

Cuando comenzó a quedar obsoleto paso a desarrollar trabajos más concretos, como limpiador de campos de minas (era llamado el Barón), lanzallamas -"Frog"- o iluminación para la defensa del Canal mediante unos reflectores especialmente instalados sobre él.

  1. CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS MATILDA MK I Y II
    A1. MK.I
    A2. MK.II
  2. DESARROLLO
    B1. A11 Matilda
    B2. A12 Matilda
    B3. Del Prototipo a la Producción en Serie
    B4. 1940: Fracaso en Francia
    B5. Matilda Mark II
    B6. Matilda Mark III
    B7. Los Mark IIICS, IV, IVCS y V
    B8. Modificaciones Posteriores
  3. HISTORIA OPERATIVA
    C1. Norte de África
    C2. El Papel del Matilda
    C3. Eritrea
    C4. En el Mediterráneo
    C5. La Tripulación
  4. USUARIOS DEL MATILDA
    D1. Alemania
    D2. Unión Soviética
    D3. Canadá
    D4. Nueva Zelanda
    D5. Australia
  5. VARIANTES
  6. GALERÍA FOTOGRÁFICA
  7. VÍDEO
  8. FUENTES



A. CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS MATILDA MK I Y II

A1. MK.I

Esquema del A1. MK.I
  • Tipo: Carro de Combate de Infantería.
  • País de Origen: Gran Bretaña.
  • Diseñador: Vickers-Armstrongs Limited
  • Fabricante: Vickers.
  • Años en Producción: De 1936 a 1939.
  • Cantidad Producida: 139 Ejemplares Construidos.
  • Dotación: 4 Hombres (Comandante-Artillero y Conductor).
  • Peso: 12.5 Toneladas.
  • Longitud: 4,8 m.
  • Anchura: 2,05 m.
  • Altura: 2,25 m.
  • Blindaje: De 25 a 60 mm.
  • Motor: Un Motor Ford V8 de 70hp.
  • Peso/Potencia: 6.36 hp/to.
  • Velocidad Máxima: 12.87 km/h.
  • Autonomía: 150 km.
  • Armamento Principal: 1 Ametralladora Vickers de 7,56 mm (0,303) con 4.000 Proyectiles.
  • Armamento Secundario: 2 Lanzadores de humo de 4 Pulgadas.
  • Suspensión: Sprung Bogie
  • Obstáculo Vertical: 0,76 m.
  • Profundidad de Vadeo: 1,98 m.
A2. MK.II

Esquema del A2. MK.II
  • Tipo: Tanque Medio.
  • País de Origen: Gran Bretaña.
  • Constructor: Mechanization Board y Messrs Vulcan.
  • Diseñado: 1937.
  • En Servicio: 1937 a 1943.
  • Cantidad Producida: 2.890 Ejemplares Construidos.
  • Tripulación: 4 Hombres (Comandante, Artillero, Cargador y Conductor).
  • Peso e combate: 26,9 Toneladas.
  • Largo: 6,019 m.
  • Ancho: 2,59 m.
  • Alto: 2,5 m.
  • Armamento principal: Un Cañón Ordnance Quick Firing de 40 mm (2 libras).
  • Armamento secundario: Una Ametralladora Besa de 7,92.
  • Motor: Dos Motores Diésel de 6 Cilindros Leyland de 95 cv cada uno.
  • Capacidad de Combustible: 181,8 litros + 163,6 litros en un tanque auxiliar.
  • Blindaje: Máximo de 78 mm.
  • Transmisión: Wilson Epicicloide de seis marchas adelante y una para atrás.
  • Vadeo: 1 m.
  • Velocidad: 24 km/h.
  • Autonomía: 80 Kms.



B. DESARROLLO
En 1929, el Jefe del Estado Mayor General Imperial anuncio una revisión a fondo de los efectivos y organización del Ejercito Británico, provocada por los recientes progresos en mecanización. Se propuso empezar por la infantería, para lo cual se designaron dos brigadas con propósitos experimentales, cada una de ellas apoyada por un batallón de carros ligeros, equipados de momento con los diminutos porta-ametralladoras Carden-Lloyd Mark VI, aunque estos vehículos eran totalmente inadecuados para dicha tarea. Los ejercicios pronto pusieron de manifiesto que la infantería esperarla que sus carros efectuasen la ruptura inicial contra las posiciones defensivas enemigas, lo que implicaba un carro de movimientos lentos, bien blindado para absorber un castigo considerable.

A11E1, prototipo del carro de Infantería Mark IA11E1, prototipo del carro de Infantería Mark I
En 1934, las ideas se fueron decantando hacia un carro diseñado específicamente para este propósito; un Carro de Infantería o Carro "I". El inspector del Real Cuerpo de Carros, General de Division P.C.S. Hobart, explicó las alternativas: un carro poco conspicuo, relativamente bien blindado y equipado con una ametralladora, disponible en gran numero para inundar las defensas enemigas; o bien uno más grande, dotado de un cañón y lo suficientemente blindado como para resistir la artillería de campaña.

La decisión final estaba en manos del Director General de Armamento y Material, General Sir Hugh Elles, comandante del Cuerpo de Carros en Francia durante la Primera Guerra Mundial. A tenor de su propia experiencia, Elles era un decidido partidario del concepto de carros de Infantería, pero, obligado por una economía de tiempo de paz, dio prioridad al tipo más pequeño.


B1. A11 Matilda

En octubre de 1935, Sir John Carden, jefe de proyectos de carros de Vickers-Armstrongs Ltd., asistía a una reunión en el Ministerio de Guerra con el Coronel M.A. Studd, director adjunto de Mecanización. Sir John salió con un borrador de propuesta con el nombre en clave de "Matilda" para un pequeño carro de dos tripulantes, armada con una sola ametralladora. Studd puso dos condiciones significativas: el diseño tenía que estar listo en seis meses y, sobre todo, el nuevo carro debía ser barato. Se le asignaría la especificación A11 del Estado Mayor General.

Dado que el proyecto difícilmente podía calificarse de técnicamente comprometido, el prototipo, designado como A11 E 1 (WD - Departamento de Guerra, nº T1724), estuvo listo para ser probado por la Dirección Experimental de Mecanización (MEE) en septiembre de 1936. No era una máquina impresionante; el casco, bajo y estrecho, estaba Coronado por una minúscula torre de acero de fundición con una sola Ametralladora Vickers.

La cabeza y hombros del jefe de carro casi llenaban el espacio de la torre, el conductor estaba situado delante suyo en una cámara igualmente estrecha con una escotilla sobre su cabeza que abierta, bloqueaba de hecho la torre y obstruir el cañón.

El HMH788 T3433 fue el primer A11 de serieEl HMH788 (T3433) fue el primer A11 de serie
El motor, un Ford V8 de 70 hp, estaba situado detrás de ]a torre, bajo una cubierta posterior en pendiente, y estaba conectado a una caja de Cambios Fordson de cuatro marchas y a una directivo del tipo de carro ligero, de embrague y freno Vickers, que movía las ruedas tractoras traseras.

La suspensión, derivada del tractor de artillería medio Dragon Mark IV, consistía en dos elementos por lado, cada uno de los cuales comprendía cuatro pares de rodillos que actuaban sobre ballestas de un cuarto de elipse desde un soporte central que incluía un rodillo de retorno.

El carro presentaba también ruedas tensoras dentadas y orugas de acero al manganeso de paso media. Tanto estas corno las unidades de suspensión estaban totalmente al descubierto. Aunque el prototipo estaba construido en acero dulce, tenía unos respetables 60 mm de espesor en el frente y, de hecho, confiaba en la rigidez de su gruesa plancha para la integridad estructural, puesto que no había ningún armazón interno de soporte del blindaje.

El carro pesaba cerca de 11 toneladas, más o menos lo rnismo que el Vickers Medio; no obstante, la MEE se refería siempre a el como carro pesado de infantería, y su velocidad máxima era de unos 13 km/h, to cual se consideraba suficiente para seguir el paso de la infantería.

Las primeras pruebas revelaron la colección habitual de defectos, el peor de los cuales era el fallo constante de los pernos de las orugas. Esto se solventó en abril de 1937, cuando se bajó la unidad de suspensión trasera de cada lado, lo cual permitió elevar la altura de la rueda tractora 13 cm. De manera similar, debido a su gran desgaste, los dos conjuntos traseros de ruedas de rodadura do cada lado, provistas de llantas de caucho, fueron sustituidas por otras de acero.

También hubo quejas sobre la visibilidad del conductor y la escotilla de la torre, pero estos aspectos se dejaron para mejorarlos en los vehículos de serie, aunque en realidad poco se hizo hasta la aparición del Segundo lote.

Otra vista del T3433 con las tapas del motor levantadasOtra vista del T3433 con las tapas del motor levantadas
La diferencia más significativa entre el prototipo y los vehículos de serie se refería a la torre, que perdió su labio prominente y ahora poseía una escotilla en dos secciones. Estos carros tenían ruedas tensoras sin dientes y rodillos de retorno no unidos directamente a los soportes de la suspensión, mientras que las orugas estaban más separadas del casco que en el prototipo.

Los del primer lote tenían faros en lo alto del casco, junto delante de la torre. Los 79 restantes los tenían más abajo, cerca de la parte frontal, debido a las modificaciones exigidas por el arado antiminas, como se explica más adelante. La mayoría de A11 tenían también dos cajas de respetos, dispuestas como alforjas, a ambos lados del frente. Aunque no cabe duda de que estos pequeños carros estaban diseñados para ser empleados en gran número contra objetivos concretos, ya que en la práctica eran poco más que ametralladoras de infantería mecanizadas, nunca fueron encargados en gran cantidad.

Se firmó un contrato de 60 unidades con Vickers-Armstrongs a finales de abril de 1938, repitiéndose el pedido por el mismo numero solo diez días después, más o menos los suficientes para equipar dos batallones. Esto fue así no por restricciones económicas, sino debido a un cambio de política, y el último pedido a Vickers de carros de infantería Mark I, formalizado en enero de 1939, fue solo de 19 vehículos.

Ante la inestabilidad de la guerra, se había decidido después de todo fabricar un carro de infantería armado con un cañón, y formar hasta seis batallones de carros. El nuevo carro se denominaría Matilda Senior.


B2. A12 Matilda

La primera propuesta de un carro de infantería agrandado data de septiembre de 1936, aunque el acento en aquel tiempo se ponía mas en conseguir mayor potencia y velocidad con una tripulación de tres hombres, que en una mejor protecci6n o incluso potencia de fuego. Siguieron tres meses de discusiones sobre las prioridades del provecto, que tropezaban invariablemente con el probable de un motor adecuado, y la búsqueda de un contratista, hasta que lo primero se resolvió en la Especificación del Estado Mayor General A12, y lo último en forma de la Vulcan Foundry de Newton-le-Willows, Cheshire.

En los presupuestos del Ejército de 1937 se incluyó el encargo de dos carros A12, por un valor de 30.000 libras esterlinas. Aunque en las primeras fases se propuso un armamento de dos ametralladoras coaxiales, esta idea se abandonó pronto en favor de un cañón contracarro de dos libras y una ametralladora coaxial Vickers en una torre para tres tripulantes. En vista del cometido propuesto para el carro, hubo algunos que habrían preferido que se le instalara un cañón capaz de disparar proyectiles de alto explosivo (HE). Pero el argumento oficial era que aquellos carros estaban para proteger a la infantería de los carros enemigos, y que en aquel momento el "dos libras" era el mejor cañón contracarro del mundo.

El problema de encontrar un motor de la potencia apropiada se resolvió poniendo dos. La misma solución se había adoptado en el caso del carro medio A Whippet de 1917, y de nuevo la unidad motriz escogida fue la de un autobús londinense.

El A12E 1, primer prototipo del Matilda, durante los ensayosEl A12E 1, primer prototipo del Matilda, durante los ensayos
Pero en este caso el motor elegido era diésel, un AEC de seis cilindros en línea, refrigerado por agua y que desarrollaba un máximo de 87 hp a 2.000 rpm. Dos de estos motores se colocaron, uno junto a otro, en la mitad posterior del carro, actuando sobre un engranaje situado en una caja en el extremo anterior de los motores, que reunía su potencia en un solo eje de salida, el cual pasaba por debajo de ellos hacia una caja de cambios epicíclica Wilson con preselector, de seis marchas, que funcionaba con aire comprimido procedente de un compresor Reavell de dos fases.

Los ejes de salida de la caja de cambios pasaban a través de embragues de conducción de leva Rackham a unos últimos engranajes reductores que conectaban con las ruedas tractoras traseras. Sobre la caja de cambios se había instalados ventiladores de refrigeración, movidos independientemente por el cigüeñal de cada motor, mientras que los radiadores, que podían girarse hacia arriba para permitir el acceso, estaban directamente sobre los ventiladores.

El empleo de dos motores no fue nunca un compromiso satisfactorio; doblaba de hecho el tiempo de mantenimiento y producía un desgaste desigual de los componentes de la transmisión, a menos que ambos motores estuviesen perfectamente equilibrados.

El único punto a favor era que si fallaba un motor el carro podía moverse todavía con el otro, ya que el motor inútil se podía desembragar permanentemente desde el interior de la cámara de combate. La suspensión adoptada para el A12 se denominaba de tipo japonés. Era un sistema altamente interdependientemente de palancas acodadas y ballestas de espiral, desarrollado por Vickers-Armstrongs para el Carro Medio C vendido a Japón en 1928.

Había sido intensamente probado en un carro medio británico cedido a Vulcan Foundry durante la etapa de diseño, y resultaba muy eficiente si no se requerían grandes velocidades. Las orugas, por lo menos en los prototipos, eran del tipo estampado de una sola pieza con una profunda muesca en forma de "H" en cada zapata, como las desarrolladas para el Carro Medio Mark III. Los prototipos y algunos de los primeros carros de serie tenían rodillos de retorno, pero los vehículos posteriores empleaban raíles deslizantes, mucho más sencillos de fabricar.

La suspensión adoptada para el Matilda consistía en dos bogies dobles y uno simple, con ballestas horizontales, y polea tensoras, de mayor tamaño y con ballesta vertical, en la parte anterior. Este diagrama, procedente de uno de los primeros manuales, muestra los seis rodillos de retorno, identificados como ruedas portadoras de la oruga, que fueron posteriormente sustituidos por raíles deslizantesLa suspensión adoptada para el Matilda consistía en dos bogies dobles y uno simple, con ballestas horizontales, y polea tensoras, de mayor tamaño y con ballesta vertical, en la parte anterior. Este diagrama, procedente de uno de los primeros manuales, muestra los seis rodillos de retorno (identificados como ruedas portadoras de la oruga) que fueron posteriormente sustituidos por raíles deslizantes

A pesar de la indiferencia anterior, la protecci6n blindada se convirtió en uno de los factores mas importantes del diseño del A12. El frente del casco tenia unos impresionantes 78 mm de espesor, e incluso la plancha mas delgada era de 20 mm, mas del doble que en el Carro Medio Vickers. De hecho, el carro podía resistir el impacto de cualquier canon contracarro y de la mayor parte de piezas de artillería de la época.

Estructuralmente era una mezcla de planchas laminadas y de fundición, con una fuerza de integrante mas que suficiente para obviar la necesidad de un armazón. Pero dado que se consideraba que el casco sufriría un esfuerzo considerable a toda velocidad campo a través, las planchas superiores e inferiores del mismo estaban rebajadas en los lados para reducir la tensión sobre los pernos de sujeción.

Uno de los elementos mas interesantes era el morro, que albergara la cámara de conducción. Al igual que en el A1I, no estaba prevista una ametralladora en el frente del casco ni un tirador. Siguiendo las instrucciones del director adjunto de Mecanización, esta sección se mudó como la del Carro de Crucero Christie, de importancia, y luego fue probada por la MEE, rellenando los huecos entre el morro y los armazones de las orugas con cajas de respeto triangulares y con tapa de persiana. La forma compleja de esta pieza frontal fue el cuello de botella principal en la producci6n del Matilda.

Aunque la fundición era de un espesor apropiado donde hacia falta, también era demasiado gruesa en áreas donde no era necesario, imponiendo una clara penalización en el peso. Se hizo preciso rebajar buena parte de este exceso de blindaje desde dentro, tarea laboriosa que solo podían llevarla a cabo con gran cuidado artesanos de probada destreza.

La suspensión, en acusado contraste con la del All, estaba totalmente cubierta, no solo en su parte superior, sino que también estaba provista de profundos faldones laterales con tolvas para el lodo y complejos paneles de inspección con bisagras.

Este diagrama oficial muestra el espesor del blindaje del Matilda en todas sus superficies, junto con el valor de la prueba Izod de la planchaEste diagrama oficial muestra el espesor del blindaje del Matilda en todas sus superficies, junto con el valor de la prueba 'Izod' de la plancha

La torre era de fundición, con los paneles superiores empernados por separado, una copula del jefe del carro en forma de tambor a la izquierda y una pequeña escotilla del cargador a su lado. El cargador era también el operador de radio del equipo Nº 11, alojado (originalmente) detrás de la torre.

El tirador estaba instalado delante del jefe de carro, como servidor del cañón de dos libras de tiro rápido (QF) y de la ametralladora coaxial refrigerada por agua Vickers de 7,7 mm. En el exterior de la torre había instalados un par de lanzafumígenos de 100 mm.

Dado que la torre era bastante mas pesada que cualquiera anterior, estaba provista de un sistema de giro hidráulico, pero corno disparar en movimiento era ahora el método aceptado en Gran Bretaña para la guerra do carros, el cañón se elevaba o deprimía por la acción del hombro del tirador. Esto significaba que el arma tenia que estar bien equilibrada, lo cual exigía a su vez que buena parte del extremo de la recamara, por detrás de los muñones, estuviese dentro de la torre.


B3. Del Prototipo a la Producción en Serie

El A12EI (T3431), el primer prototipo de Matilda Senior, llego a la MEE en abril de 1938. Después de una prueba inicial do 1.600 km, sus prestaciones fueron calificadas de extremadamente satisfactorias, aparte de los problema de refrigeración endémicos en todos los carros nuevos. Alcanzaba una velocidad máxima de 24 km/h, con mucha potencia de reserva; el único comentario adverso se refería a las orugas, que ahora tenían una banda de rodadura con barra en cada eslabón que estropeaba la superficie de las carreteras.

La vía para que la producción comenzase estaba despejada. En junio de 1938 se hizo un pedido inicial a Vulcan Foundry de 140 unidades, seguido en agosto de un contrato de 40 con Ruston & Hornsby Ltd. de Lincoln. Luego, cuando la amenaza de guerra se convirtió en una espantosa realidad, se integraron otras firmas en el programa: John Fowler & Co. de Leeds, North British Locomotive Company de Glasgow, Harland & Wolff de Belfast y Londres, Midland and Scottish Railway Company con sus talleres de Horwich. Vulcan continuo siendo la compañía matriz del grupo. La producción total alcanzo unos 2.890 unidades, incluidas las 20 construidas en acero dulce como carros de entrenamiento.

Desgraciadamente, la fabricación, aunque a modesta escala, se dejo proseguir durante demasiado tiempo. Fowler, que había sufrido toda clase de demoras y problemas de producción, acepto lo que se cree fue el ultimo pedido de 75 carros Matilda en marzo de 1942, el cual no se satisfizo hasta 1943, cuando estos carros estaban manifiestamente obsoletos.

En agosto de 1940, cuando la situación operativa de los carros británicos llego a ser desesperada, se envió por barco un Matilda a Estados Unidos para su evaluación, con la idea de fabricar allí uno parecido. Esto nunca se hizo realidad, pero tuvo un efecto colateral muy interesante. L.E. Carr, de la Misión de Carros británica en EE UU, diseñó una planta motriz que consistía en un par de motores diésel General Motors de dos tiempos, disposición que fue posteriormente adoptada en algunos carros medios norteamericanos, notablemente en el M4A2 Sherman.


B4. 1940: Fracaso en Francia

La dotación de combate de un batallón de carros era, en 1940, de 50 carros de infantería, con tres compañías de 16 carros cada una y dos carros para Ia Plana Mayor del batallón. Incluía asimismo siete carros ligeros de enlace y ocho vehículos con orugas para transporte del personal de relevo.

Por esa época se esperaba que todos estos batallones tendrían A12 Matilda (o posiblemente Valentine), pues la dotación también establecía una fuerza de 50 cañones de dos Libras. Pero en realidad no permitió cumplir estas previsiones. Los dos batallones que fueron a Francia con la BEF (Fuerza Expedicionaria Británica) en 1940, cuando atacaron los alemanes, solo contaban con 100 carros de Infantería de los que 23 eran A.12 Matilda, todos ellos en el 7º Royal Tank Regiment (Regimiento Real de Carros). El resto, incluidos todos los carros del 4.' RTR, eran All. Estos se habían equivocado claramente de guerra.

Los carros Dreadnought y Dolphin recibiendo un cuidadoso repaso per parte del personal del 4º RTR en un corral de Acq, antes de la batalla de Arras. Ambos carros tienen las torres mirando atrás, de forma que se pueden ver las escotillas abiertas. La torre del Dreadnought Ileva de motive el Ojo Chino, mientras que en el Dolphin son discernibles sus lanzafumígenosLos carros Dreadnought y Dolphin recibiendo un cuidadoso repaso per parte del personal del 4º RTR en un corral de Acq, antes de la batalla de Arras. Ambos carros tienen las torres mirando atrás, de forma que se pueden ver las escotillas abiertas. La torre del Dreadnought Ileva de motive el Ojo Chino, mientras que en el Dolphin son discernibles sus lanzafumígenos

Cuando empezó la lucha en el Oeste, los alemanes no tuvieron la amabilidad de presentar las posiciones defensivas estáticas que los carros de infantería estaban diseñados para asaltar. En su lugar, explotaron la movilidad en un frente amplio y los Matilda se consumieron tratando de detener la hemorragia.

Cuando consiguieron contactar con los alemanes cerca de Arras, el 21 de mayo, se mostraron invulnerables frente a los cañones contracarro alemanes. La mayor parte fueron puestos fuera de combate por fuego de artillería, ya que las orugas al descubierto de los A11 resultaban vulnerables.

En el apartado positivo, estos carros de infantería más pequeños eran ciertamente más fiables que sus hermanos mayores. Algunos All, principalmente los carros de los jefes de pelotón, habían sido equipados con las Ametralladoras Pesadas Vickers de 12,7 mm, que podían resultar bastante engorrosas para el jefe de carro.

Además, tienen ahora lanzafumígenos de 100 mm en la torre y un Equipo de Radio Nº 11 situado en el mamparo del motor, debajo y detrás de la torre. Para poder sintonizarlo, el jefe de carro tenía que dejar su lugar en la torre y echarse casi completamente en el suelo.

Aparte de algunos problemas de motor, los peores fallos de los A12 Matilda en Francia se produjeron en las orugas. Cuando estas se llenaban de barro quedaban prácticamente lisas e incapaces de agarrarse a suelos blandos o a los adoquinados de las carreteras francesas.

En algunos A12 se produjeron dos modificaciones; una era consecuencia de las pruebas de cruce de zanjas efectuadas en Tilford, cerca de Aldershot, en septiembre de 1939, en ]as que se comprobó que una zanja de 1,8 m recien hecha en arena blanda era excesiva para un A12.

Siendo más pesado de atrás, su parte posterior tendía a caer en la zanja y entonces ya no podía salir. El personal de la MEE ideo para ello un patin de cola que se colocaba en la parte trasera del carro, entre las orugas. Tenia la forma de una caja de acero, plana por encima pero curvada en la base, que se extendía casi 90 cm por detrás del carro.

Pruebas posteriores en Farnborough demostraron que funcionaba bien en una zanja de 1,8 m, pero no en una de 2,1 in. Se hablo de hater un patin aun mas largo, de 1 m, pero no se conocen informes posteriores. La otra modificación se refería a la suspensión.

Había algunos temores de que la altura libre sobre el suelo del A12 fuese demasiado escasa, por lo que se alteró el paso de la suspensión para bajar los bogies de las orugas 15 cm. Esto hacía subir en la misma magnitud al carro, aunque dejaba los bogies al descubierto. También ejercía una tensión excesiva en las barras acodadas, que ahora trabajaban en un ángulo forzado y se rompían con mayor facilidad.

Un Matilda Mark I del primer lote, construido par Vulcan FoundryUn Matilda Mark I del primer lote, construido par Vulcan Foundry
Esta modificación, así como la del patín de cola, se observo en algunos carros en Francia, pero raramente luego. Todos los carros de infantería de la 1ª Brigada de Carros del Ejército Británico se quedaron en Francia cuando los aliados evacuaron el continente.

En Gran Bretaña sólo permaneció el tercer regimiento, el 8º RTR, que estaba equipado con A11 y A12 en una proporción aproximada de dos a uno. Durante algún tiempo este fue el único regimiento de carros completo en el sur de Inglaterra disponible para resistir a una invasión.


B5. Matilda Mark II

Tras el desastre de Francia no hubo tiempo para replanteamientos serios. Un oficial superior sena lo que, si los alemanes iban a plantear la guerra de aquel modo, los carros británicos pronto necesitarían cañones mucho mayores; sin embargo, ante la amenaza de invasión inminente, se necesitaban carros de cualquier clase para re-equipar el ejército, por to que continuó la productivo del Matilda. Aun así, no iba muy deprisa.

Antes de alcanzar su pleno ritmo, el Ministerio de Guerra ya estaba solicitando cambios en el diseño, aunque estos hacían estragos en los planes de producción. El primero de ellos se refería al armamento secundario. Justo en el momento en que los Matilda estaban entrando en producción, el Ministerio de Guerra decidió adoptar una versión británica de la ametralladora Theca ZB, refrigerada por aire, la 7,7 mm Besa, en Lugar de la vieja Vickers refrigerada por agua, en todos sus vehículos acorazados. Esto implicaba una modificación en el diseño de la torre del Matilda, no solo donde el arma coaxial pasaba a través del mantelete, sino también cerca del borde, donde se suprimió una salida que servía para expulsar el vapor de la ametralladora refrigerada por agua.

Cuando se suprimió la ametralladora Vickers, lo mismo sucedió con la bomba eléctrica que mantenía su suministro de agua; también se modificó el circuito para instalar un ventilador de extracción en el techo de la torre. De esta forma, el carro se convirtió en el Infantry Tank Mark IIA, o Matilda Mark II.


B6. Matilda Mark III

Una vez realizados estos cambios, comenzó la búsqueda de una unidad motriz alternativa. Tanto Fowler como Perkins presentaron propuestas, pero finalmente se escogió un motor Leyland diésel de siete litros que desarrollaba 95 hp. Mientras el fabricante trabajaba en in producción de versiones derecha e izquierda de este motor, Vulcan Foundry se puso a modificar el segundo prototipo, A12E2 (T3432) para poderlos alojar.

Este carro también fue equipado, experimentalmente, con un sistema completo de dirección y caja de cambios Wilson, recibiendo la designación Mark IIB, aunque no se utilizó nunca porque el proyecto no siguió adelante. Este carro sirvió también de banco de pruebas del sistema de transmisión automático Freeborn. Una vez aceptados los motores Leyland, se dio instrucciones a los contratistas para instalarlos en el futuro modelo, que se llamaría Infantry Tank Mark IIA o Matilda Mark 111.


B7. Los Mark IIICS, IV, IVCS y V

Durante las primeras etapas del desarrollo del Matilda se habla acordado que la torre tendría que poder montar un obús de 76,2 mm, como alternativa al canon de dos libras, pero esta arma solo iba a disparar proyectiles fumígenos de ocultación de los carros con cañones, por to que difícilmente podían considerarse como de gran contribución en el asalto.

El A12 con motores Leyland fue el primero en ser equipado de esta forma y fue designado como Matilda Mark IIICS (de Close Support, apoyo cercano). Cuando los carros tuvieron un servicio mas intenso se identificaron otros problemas. Uno de los peores parece haber sido la bancada de tres puntos de los motores, que se torcían en relación con sus componentes adyacentes, por lo que en siguiente modificación introducida fue una bancada rígida de los motores.

Los Matilda Glanton y Gloucester del 7º RTR, incendiados y abandonados en un bosque tras la batalla de Arras. El Glanton tiene una de las tapas de su tanque de gasolina abiertas para facilitar su destrucción. Las tapas de persiana de los cajones frontales de almacenaje causaban un problema imprevisto, los objetos de su interior podían incendiarse en pleno combate, y el calor y el humo resultantes impedían a la tripulación actuar con eficienciaLos Matilda Glanton y Gloucester del 7º RTR, incendiados y abandonados en un bosque tras la batalla de Arras. El Glanton tiene una de las tapas de su tanque de gasolina abiertas para facilitar su destrucción. Las tapas de persiana de los cajones frontales de almacenaje causaban un problema imprevisto: los objetos de su interior podían incendiarse en pleno combate, y el calor y el humo resultantes impedían a la tripulación actuar con eficiencia

Se aprovechan también la oportunidad para mejorar la situation de las conducciones de aceite y aire, y para aumentar la capacidad de combustible. Los carros producidos según estas especificaciones se catalogaron como Mark IV o IVCS, según correspondiera. Hay un pequeño pasaje en el manual de instrucciones donde se explica al tripulante que quiera saber si su Matilda es un Mark III o un Mark IV, que levante in tapa de una toma de aire y escudriñe el depósito de combustible más cercano; si tiene una bomba de vaciado es un Mark IV.

La mejora final consistió en instalar un servo-control de aire Westinghouse directamente encima de la transmisión, para facilitar el cambio de las marchas, en Lugar del tipo Clayton Dewandre incorporado en modelos anteriores. Este cambio, en apariencia modesto, justifico la designación de Matilda Mark V; no hubo ningún Matilda Mark VCS. Puesto que, con la excepción del arma coaxial del Mark 1, todos los Matilda eran más o menos parecidos, es casi imposible identificarlos con seguridad vistos de frente.

Desde atrás, los que tienen motores Leyland pueden distinguirse por los tubos de escape que bajan por ambos lados de la cubierta del motor; los equipados con motores AEC solo tienen un tubo de escape en el lado izquierdo, puesto que el otro sale por debajo del casco; en todos los modelos los tubos terminaban en un par de silenciadores montados de través en la parte posterior del casco, bajo el saliente de la cubierta trasera.

Interior del Matilda II, se ve en rojo la munición del armamento principalInterior del Matilda II, se ve en rojo la munición del armamento principal
Desde el Mark III en adelante se instalo el Equipo de Radio Nº 19, y a partir del Mark IV se eliminó la linterna de señales de la torre, pero esta ultima solo puede verse cuando está levantada y las dos antenas, indicativas del Equipo Nº 19, no siempre son claramente visibles.

Se cambiaron las orugas por unas de tipo pesado, de sección rectangular y provistas de salientes en forma de escoplo que eran tan inútiles en el desierto como las lisas lo habían sido en Francia, pero esto podía aplicarse a cualquier modelo.

Las variantes más tardías tenían bisagras externas mas conspicuas en los paneles de inspeccion de la suspension, pero esto no es una guia infalible y la técnica (muy fiable en otros casos) de confiar en el número del Ministerio de Guerra es inútil aquí por los cambios de production. Una hoja de contrato de 140 vehículos, de fecha tan temprana como el 11 de junio de 1938, tenía la anotación posterior de Matilda I, II y III, sin ninguna indicación sobre cuantos se fabricaron realmente de cada uno, ya no digamos de cuáles eran sus respectivos números del Ministerio de Guerra, así mismo, muchos de los contratos posteriores son igualmente ambiguos.

Una vez pasada la amenaza más grave de invasión y cuando la situación respecto al suministro de carros se alivió un poco, se aprovechó la oportunidad para revisar a fondo algunos de los Matilda más viejos.

La compañía elegida fue MG Cars, de Abingdon, Berkshire, y por una fotografía tomada allí parece muy probable que en muchos, si no en todos los casos, se instalaron nuevos pares de motores diésel Leyland en lugar de los AEC. Esto hace muy difícil la identificación de los modelos, que hasta cierto punto carece prácticamente de interés.


B8. Modificaciones Posteriores

La torre del Matilda se mantuvo tan pequeña como fue posible para ahorrar peso. Esto, junto con la necesidad de equilibrar el cañón, ya explicada, hacía bastante imposible pensar en armar mejor el carro, aunque en 1942 ello fuese altamente deseable. La única alternativa era instalar una torre mayor y, aunque hay pruebas fotográficas que demuestran que esto se hizo, no se han encontrado documentos de ningún tipo que lo expliquen. Se ve el carro con el cañón de seis libras, con una torre coma la de la serie de carros de crucero A24/A27, to coal da como resultado una combinación realmente fea. Pero el anillo de la torre del A27 era de 148 cm de diámetro, mientras que la del A12 era de solo 138 cm.

Habría sido una medida drástica, aunque de ningún modo imposible, agrandar el anillo de la torre del Matilda. Es más probable que se superpusiera un anillo mayor encima del Casco. Las pruebas fotográficas parecen apoyar esto. No obstante, el Churchill Mark III llevaba una torre similar con cañón de seis libras en un anillo de torre de 138 cm, lo que podría haber sido una solución mejor. Después de la experiencia francesa, hubo una reacción algo irracional contra las cúpulas de torre y muchos de los últimos Matilda fabricados, incluyendo la mayor parte de los suministrados a Australia, aparecieron con una escotilla del jefe de carro de perfil bajo.



C. HISTORIA OPERATIVA
El destine del A12 Matilda, mas por accidente que por designio, fue el desierto libio, hasta el puntos de que durante un tiempo fue conocido como "La Reina del Desierto" y aunque este título ha persistido, no siempre es difícil justificarlo. Ya se han mencionado los acontecimientos en Francia, que fueron la tumba del pequeño AII.

Ninguno de los aproximadamente 90 carros que tenia la BFF regreso a Gran Bretaña. Sin embargo, parece que nadie lamento en demasía perderIos. Incluso los pocos que quedaban en Gran Bretaña fueron retirados del servicio en cuanto hubo algo mejor disponible.

No obstante, no había ni de lejos suficientes carros para resistir la invasión prevista, y en un intento desesperado para mejorar la movilidad, algunos regimientos acorazados y batallones de carros (entre ellos el 4º RTR, ahora reequipado con A12 Matilda) fueron asignados permanentemente a trenes especiales que se mantenían preparados en empalmes estratégicos del este y sudeste de Inglaterra, listos para ser enviados a toda prisa a un área amenazada si surgía la necesidad, ocasionando una serie do ensayos en los que se vio a los Matilda y a otros carros subiendo y bajando de vagones de tren sobre todo tipo de rampas improvisadas.
Vista superior de un Matilda Mark IVista superior de un Matilda Mark I
En gran parte por razones históricas, las brigadas de carros que empleaban carros de infantería estaban formadas por Batallones del Real Regimiento de Carros, tal vez porque se consideraba que no se ajustaban a la gallarda imagen de la caballería. Pero, en caso de emergencia, la dignidad debe ocupar el asiento de atrás y como mínimo dos regimientos de caballería, el 16º/5º y el 17º/21º de Lanceros, ambos de la 6ª Division Acorazada, contaron con algunos Matilda entre sus Valentine mientras cumplían obligaciones defensivas en la metrópoli, en 1940-41.

Los cuatro regimientos de voluntarios de caballería que formaban la 20ª y la 26ª Brigadas Acorazadas normalmente tenían dos A12 en la Plana Mayor de cada escuadrón, para proporcionar Fuego de apoyo cercano con la ventaja de las torres de tres hombres. Así y todo, no parece que les gustasen mucho, quejándose de averías frecuentes y de la debilidad de los embragues de dirección Rackham después de un uso continuado en carreteras comarcales sinuosas. No obstante, en el norte de África la historia fue otra.


C1. Norte de África

El primer batallón de Matilda en llegar a Egipto fue el infatigable 7º RTR, al mando del Teniente Coronel R.M. Jerram.

Después de dos meses de aclimatación, la unidad tomó parte en diversas acciones afortunadas junto con la 4º Division India, enfrentándose a los italianos tras el tímido avance de estos en Egipto y haciéndolos regresar a su punto fuerte costero más próximo en Bardia. Fue durante la campaña de reconocimiento a gran escala del General Wavell contra el ejército del Mariscal Graziani, que empezó el 9 de diciembre de 1940 bajo el mando táctico del General O'Connor, cuando los Matilda se ganaron su título regio.

El cañón de dos libras era netamente superior a cualquier cañón de carro italiano, el blindaje resistía a prácticamente todas las armas italianas y el desgaste en los embragues de direcci6n fue casi desconocido. Por una parte, en el desierto no había necesidad de hacer girar el carro con tanta frecuencia y, por otra, el movimiento lateral de la dirección era mucho más fácil en la arena libia que en el lodo europeo.

Matilda II de la 32 brigada de tanques alineados frente a las líneas defensivas de TobrukMatilda II de la 32 brigada de tanques alineados frente a las líneas defensivas de Tobruk
A pesar de los éxitos iniciales, se consideró que Bardia era una empresa mucho más ardua, ya que estaba protegida por una impresionante zanja contracarro; en los entrenamientos con la 6ª Division Australiana, el 7º RTR construyó en Halfaya una réplica de la zanja y desarrollo métodos para abordarla. El más sencillo revivía una técnica de la Primera Guerra Mundial, las fajinas.

Desgraciadamente el Matilda no estaba diseñado para manejar este artilugio de la forma normal, lanzándolo por encima del morro, por lo que se arrojaba desde el costado. Esto exigia que el carro se colocase primero de costado junto a la zanja, para dejar caer la fajina antes de enfilarla y cruzarla. Una solución mas sofisticada era una larga rampa en forma de curia, con pasarelas coincidentes con las orugas de los carros.

Se sostenía sobre un par de bogies de oruga corta y se empujaba por delante del carro hasta que salvaba la zanja, en cuyo momento el carro se separaba y cruzaba por encima. Otra modificación local vista en un Matilda era una simple variación del dispositivo de alfombra enrollada, sostenido por un par de brazos extendidos delante del carro. Se desenrollaba cuando las orugas pasaban sabre alambradas, para abrir una senda a los vehículos de ruedas y a la infantería.

El regimiento se había reducido a 22 carros en aquel momento, no obstante solo uno de ellos se había perdido completamente en la batalla. Cuando se lanzó el asalto a Tobruk unas tres semanas mas tarde, al 7º RTR le quedaban los efectivos aproximados de un escuadrón, pero los Matilda hicieron bien su papel aunque la mayoría de ellos estaba en las últimas.

Entonces, mientras los carros de crucero de la 7ª Division Acorazada se dirigían al oeste para infligir una aplastante derrota a las fuerzas italianas en el norte de África, los Matilda supervivientes eran llevados al este, a los talleres del RAOC (Royal Army Ordnance Corps, o Real Cuerpo de Armamento y Material del Ejército) en Alejandría, para una bienvenida reparación. La clase de guerra que se estaba desarrollando en el desierto no era la adecuada para los lentos carros de infantería y, aunque los Matilda continuarían sirviendo cuando el frente se estabilizara, simplemente carecían de la movilidad para hacer frente al rápido y fluido estilo de guerra practicado por el Afrikakorps


C2. El Papel del Matilda

El Mariscal de Campo Rommel anotó en sus memorias que, tras la Batalla de Sollum en el verano de 1941, los británicos emplearon grandes cantidades de Matilda que, gracias a su grueso blindaje, eran impenetrables para la mayoría de cañones contracarro alemanes. Estaba, sin embargo, desconcertado por su armamento, explicando que el canon era demasiado pequeño y su alcance demasiado corto: "solo se les suministraban proyectiles sólidos, anti-blindaje. Sería interesante saber por que el Mark II era llamado carro de infantería si no disponía de munición HE con la que atacar a la infantería enemiga. También era... excesivamente lento. De hecho, su única utilidad real era embestir para abrir un agujero en una concentración de material".

Rommel no era el único en opinar así, el General Wavell hizo comentarios parecidos y lo mismo hicieron, sin duda, muchas de sus tripulaciones, aunque sus puntos de vista no quedaron en general registrados. El punto de vista británico, corno ya se ha explicado, era que los carros de infantería debían tener un cañón contracarro adecuado con el que proteger a su infantería de los carros enemigos y, aunque en su momento el dos libras no tenía parangón, carecía de un proyectil de alto poder explosivo y, si lo hubiese tenido, su contenido en explosivo difícilmente habría merecido la pena. Por ello, al encontrarse ante algunos de los fuertes fronterizos italianos, los Matilda descubrieron que no podían causarles ningún daño con sus cañones y que tenían que entrar por la puerta cerrada, como un ariete. Asimismo, la artillería italiana, que siempre demostró ser un tenaz adversario, generalmente solo podía ser afrontada en una acción muy próxima y esto aumentaba los riesgos para el carro, pues un gran proyectil HE a quemarropa podía ser extremadamente destructivo.
Imagen de las pruebas que se les realizaba para comprobar la suspensión
Imagen de las pruebas que se les realizaba para comprobar la suspensiónImágenes de las pruebas que se les realizaba para comprobar la suspensión
No obstante, el auténtico villano era sin duda la artillería contracarro alemana. Empleada conjuntamente con los cargos, en consonancia con la política de Rommel de concentrar la potencia de fuego, resultaba un blanco muy difícil para un proyectil sólido de 40 mm disparado desde un carro en movimiento.

El Pak 38 aleman de 50 mm podía penetrar el frente del Matilda utilizando munition rígida compuesta y, cuando empezaron a emplear los cañones antiaéreos de 88 mm contra los carros, quedó claro que el Matilda había encontrado finalmente la horma de su zapato. No obstante, el numero de Matilda en Oriente Medio continuo creciendo. El 7º RTR, reforzado con la llegada del 4º jugó un papel importante en la Operación Battleaxe (Hacha de Batalla) en junio de 1941, utilizando carros que habían sido llevados precipitadamente a Egipto, aparentemente para la 1ª Brigada de Carros, cuyo personal estaba entonces embarcado. Así, cuando a dicha brigada se Ie entregaron carros en septiembre, su regimiento principal, el 8º RTR, fue equipado con Valentine mientras el 42º y el 44º RTR continuaban con los Matilda.

Elementos pertenecientes a todos esos regimientos de Matilda tomaron parte en las batallas de los Crusader que rompieron el cerco de Tobruk en diciembre. En el verano siguiente el conflicto se había trasladado hacia el oeste, a la línea de Gazala, que se adentraba tan profundamente en el desierto como nunca antes lo hicieran los Matilda, pero su número estaba muy reducido.

La renovada ofensiva alemana provocó combates muy encarnizados y cuando finalizó, en junio de 1942, con la recuperación de Tobruk, apenas quedaban ningún Matilda en funcionamiento. Cuatro Matilda de apoyo cercano sirvieron con los Valentine de la 23º Brigada Acorazada durante el ataque suicida a Ruweisat Ridge, a finales de julio, y el único superviviente pudo reivindicar ser el ultimo carro Matilda con cañón, en servicio activo, en el Ejercito británico durante la Segunda Guerra Mundial.


C3. Eritrea

El Escuadrón B del 4º RTR, equipado con 16 Matilda, fue enviado por mar directamente de Inglaterra a Port Sudan, para hacer de punta de lanza del ataque británico contra los italianos en Eritrea. Allí, en Lill terreno muy poco adecuado para los carros, esta dirninuta fuerza ejerci6 Lin grado de influencia absolutamente desproporcionada con su tamaño. En cuatro meses, durante los cuales casi todos los Matilda fueron mantenidos en estado de funcionamiento por los mecánicos de su escuadrón y de la LAD, sin recurrir a recambio, ya que no los había; estos carros recorrieron muchos centenares de kilómetros con sus orugas y contribuyeron a derrotar a una fuerza muy superior.


C4. En el Mediterráneo

Los Matilda también hicieron su aparición en otras partes del Mediterráneo. Nueve carros del 7º RTR fueron a Creta en mayo de 1941, pero fueron perdidos cuando los alemanes tomaron la isla. Los Matilda también entraron en el pequeño destacamento de carros de Malta, donde adoptaron el esquema de mimetización característico y ayudaron en general, sin tener oportunidad de combatir.


C5. La Tripulación

Las batallas en el desierto va han sido suficientemente descritas en otros lugares, pero las experiencias de los hombres que tripularon los carros son otra historia. El más solitario de todos era el conductor, aislado en el morro del carro.

A cada lado del asiento tenía las palancas de freno de dirección, que servían también de freno de mano, y entre sus rodillas, la palanca del cambio de marchas. Esta era lineal, como el cambio de marchas de un coche automático, y tenia, alejándose con respecto al conductor, marcha atrás, punto muerto, Una marcha corta de emergencia y cinco marchas hacia adelante.

El sistema de preselector, que era una característica de la caja de cambios Wilson, permitía al conductor mover la palanca hasta la posición de la siguiente marcha que quería poner, y activarla cuando fuera necesario accionando el pedal del embrague. Dicho pedal fue sustituido en el Matilda V por tin pedal de mando que realizaba la misma función.

A la derecha de este pedal estaba el acelerador. En comparación con la mayoría de vehículos contemporáneos, la instrumentación disponible para un conductor de Matilda era bastante extensa. Había suficientes diales, luces e interruptores como para ocupar tres paneles en los tres primeros modelos, reducidos a dos en los Mark IV y V.
Matilda II en su camino hacia Tobruk, mostrando una bandera italiana, 24 de enero de 1941, durante la Operación CompassMatilda II en su camino hacia Tobruk, mostrando una bandera italiana, 24 de enero de 1941, durante la Operación Compass
La escotilla del conductor era una tapa curvada y ondulada, accionada por un par de palancas, o en dispositivo de rosca en los últimos modelos. Cuando estaba abierta, aquel podía elevar su asiento y conducir con la cabeza fuera. Cerrada, el asiento descendía y el conductor miraba, o bien a través de un dispositivo protegido de visión, directamente delante suyo, o bien por un periscopio que estaba justo a la izquierda de aquel. Aunque la tapa era su salida normal, el conductor también podía utilizar una trampilla de escape situada bajo su asiento, pero se sospecha que este era el último recurso.

Cuando la tapa estaba atrancada, era mucho más probable que el conductor tratase de escapar por la cámara de combate, pero para ello era importante que la torre estuviese girada a la derecha, de lo contrario quedaba atrapado. Por ello, era vital que, al evacuar el carro, el tirador dejase el interruptor de mando de giro de la torre hacia ]a derecha de forma que, poniendo en marcha los motores del carro, el conductor pudiese mover la torre. Además, era igualmente importante, si la tripulación regresaba al carro, reajustar el interruptor antes de poner en marcha los motores, en caso contrario podían producirse daños.

El procedimiento de arranque incluía desembragar ambos motores por medio de volantes manuales situados en la cámara de combate; para condiciones de frío intenso, los Matilda Mark IV y V disponían de carburadores de éter que se cargaban con una cápsula de alcohol etílico a través de un dispositivo en el mamparo del motor.

Un Matilda fuera de combate fotografiado en Tobruk, en diciembre de 1941Un Matilda fuera de combate fotografiado en Tobruk, en diciembre de 1941
En el interior de la torre, la posición del jefe del carro estaba debajo de la cópula giratoria, en el lado izquierdo. Cuando el carro estaba cerrado ocupaba un pequeño asiento y observaba a través de un dispositivo protegido de visión, en la pared de la cópula, o por un periscopio situado en una de las mitades de la escotilla de la cópula.

En la práctica, especialmente en el desierto, estas escotillas raramente se cerraban, incluso en acción; los jefes de carro escogían la opción más arriesgada de sacar la cabeza fuera de la torre, lo cual mejoraba su visión, la ventilación y las posibilidades de escape para toda la tripulación.

En los carros dotados con el equipo de Radio Nº 11, un cuadro de mandos permitía al jefe del carro seleccionar hablar por radio o dar órdenes a su tripulación a través de los auriculares, aunque esta comunicación solo funcionaba en una dirección. Cuando se dotó a los carros con el equipo Nº 19 se hizo posible la comunicación en ambas direcciones con la tripulación y, por radio, el jefe de carro podía hablar con otros carros de la vecindad o, a mayor distancia, con la plana mayor de su escuadrón o regimiento. Delante suyo, el tirador ocupaba un pequeño asiento plegable.

En posición de tiro, se inclinaba hacia adelante, con la mano izquierda asiendo la manivela del dispositivo de giro mecánico o de giro manual, según conviniera, y la derecha agarrando la palanca de tiro, con el pulgar dispuesto sobre el seguro.

Matilda II capturado y en uso por el Afrika Korps, Bir Hacheim, mayo de 1942Matilda II capturado y en uso por el Afrika Korps, Bir Hacheim, mayo de 1942
Con la pieza del dispositivo de elevación sujetada firmemente bajo el hombro derecho, apoyaba la frente en la almohadilla frontal mientras se concentraba en el telescopio de mira. Este tenía 1,9 aumentos y estaba graduado independientemente del cañón principal o de la ametralladora, pero solo permitía un estrecho campo de visión. Por lo tanto, normalmente era tarea del jefe de carro seleccionar el blanco y dirigir at tirador hacia el, mediante una línea de mira de referencia colocada justo delante de la cúpula.

Este dispositivo algo tosco se utilizaba también cuando el carro disparaba con el casco o la torre inclinados hacia abajo. El tirador disponía también de un periscopio rotatorio Vickers en el techo de la torre. En acción, el cargador mantenía el equilibrio en el otro lado de la torre, empleando su mano derecha para sostenerse y la izquierda para cargar, ya que el proyectil de dos libras era lo bastante pequeño y ligero para levantarlo y cargarlo con una cola mano.

Tan pronto como el canon estaba cargado, golpeaba al tirador en el brazo e inmediatamente cogía otro proyectil. El mecanismo semiautomático del canon extraía el culote vacío y dejaba la recamara abierta, lista para el siguiente proyectil. El cargador era también responsable de accionar los dos lanzafumígenos, que se activaban con palancas de freno del tipo de bicicleta y cables Bowden. Había una pequeña escotilla rectangular en el techo de la torre, encima del puesto del cargador, pero su otro único medio de observar el mundo exterior cuando estaba cerrada era a través de un dispositivo protegido de visión, situado detrás suyo, en la pared de la torre.



D. USUARIOS DEL MATILDA
Puesto que se trataba en todos los aspectos de un diseño de Vickers-Armstrongs, el pequeño carro de infantería Mark I estaba, en teoría, disponible para su exportación según las normas británicas vigentes. Las pruebas existentes sugieren que solo se vendio uno, aunque los registros de la compañía no parecen confirmarlo. Al parecer, en Junio de 1939 el Gobierno polaco adquirió un carro de muestra y lo embarco en Liverpool en agosto. Probablemente era para su evaluación, pero de hecho, a juzgar por una fotografía que ha sobrevivido, fue utilizado en acción tras la invasión alemana y debidamente puesto fuera de combate, hasta el punto de quedar con la torre fuera de sitio.


D1. Alemania

Los registros alemanes declaran la captura de 97 de estos carros en Francia, de los que por lo menos dos fueron examinados en el terreno de pruebas de Kummersdorf. Uno de ellos, el Derwent del 4ª RTR, fue apartado para un examen muy cuidadoso, siendo considerado débilmente armado y falto de potencia, por to que si la Wehrmacht los utilizo, solo puede haber sido en tareas de seguridad internas. El A12 Matilda habría sido un botín mucho más valioso, pero el puñado capturado en Francia no fueron de mucha utilidad. Algunos fueron suministrados al Mando de Entrenamiento de Alta Mar; con base en Terneuzen, en el estuario del Escalda. Esta uniclad convirtió como mínimo un Matilda, de nombre Oswald, en el soporte de un cañón autopropulsado de 50 mm y, para mayor escarnio, utilizó otros en las pruebas para la pretendida invasión de Gran Bretaña. Algunos de los capturados por el Afrika Korps fueron empleados contra sus anteriores propietarios pero, teniendo en cuenta los comentarios de Rommel consignados anteriormente, difícilmente podían haber sido considerados aceptables dada su escasa movilidad, y en algunos casos sus torres fueron desmontadas para utilizarlas en defensas fijas. Entre los capturados al Ejército Rojo en el Primer Frente Oriental, algunos fueron convertidos por los alemanes en tractores de artillería improvisados eliminando la torre.


D2. Unión Soviética

Algo mas de 1.000 Matilda fueron enviados por barco a la Unión Soviética, aunque unos 250 se perdieron por el camino. De nuevo, su baja velocidad y malas características de dirección habrían jugado en contra suya cuando la batalla se desarrollaba sobre grandes superficies, pero en condiciones invernales estos problemas se acentuaban por la tendencia de la suspensión a atascarse con nieve o barro que quedaba atrapado detrás de los faldones de blindaje.


D3. Canadá

Aunque los usuarios de la Commonwealth no caen dentro de la categoría de extranjeros en sentido normal, merecen un tratamiento aparte. Los primeros entre ellos, aunque no se reconoce a menudo, fueron los canadienses, cuya 1ª Brigada de Carros del Ejército estuvo entrenandose en Gran Bretaña con los Matilda en el verano de 1941, antes de pasar a los Churchill. Esto pudo influir en su desilusión por los carros británicos, que duró hasta que adoptaron los Sherman en 1943.


D4. Nueva Zelanda

Nueva Zelanda recibió 33 Matilda, todos ellos del modelo Mark IVCS. Habían sido solicitados en 1942, cuando se hacían planes para crear una brigada de carros. Esta debía basarse principalmente en los Valentine, pero dado que no había una versión de apoyo cercano de este carro, se entregaron los Matilda, que tenían asimismo la ventaja de las torres de tres hombres, a razón de seis por batallón. En definitiva, nunca llegaron a utilizarse. Las prioridades cambiaron con Ia entrada de Japón en la guerra y un año más tarde la brigada fue disuelta. Se preparó un batallón para el servicio activo en el Pacífico pero, para evitar dificultades de suministros, debía reducirse al mínimo la diversidad de los carros. Para las tareas de apoyo cercano se adaptaron 18 Valentine montando los obuses de 76,2 mm de los Matilda y, puesto que estos eran ahora superfluos, fueron entregados a los australianos en 1944.


D5. Australia

A menudo, cuando se hacen comparaciones entre los carros británicos y alemanes de la Segunda Guerra Mundial, se señalan ejemplos como el del PzKpfw IV, que estaba en servicio antes de empezar la guerra y no obstante seguía siendo adecuado para el servicio de primera línea cuando esta termino. Se dice que no puede encontrarse ningún ejemplo británico parecido. En sentido estricto, esto era muy cierto. El PzKpfw IV tenía lo que los proyectistas militares Haman potencial de expansión, lo que significa que podía ser adaptado en diversos aspectos Para seguir el ritmo de los avances y continuar compitiendo. No obstante, a los Matilda, diseñados antes de la guerra, se les pudo ver aún combatiendo valientemente hasta la segunda gran rendición del Eje, en agosto de 1945, tres meses después de que el Día de la Victoria en Europa diese por finalizadas las actividades del PzKpfw IV. La razón en este caso no era su potencial de expansión, a rodas luces imposible; se debió al Ejército australiano, que no solo mantuvo y combatió con este obsoleto y temperamental carro mucho tiempo después de que hubiera debido ser retirado, sino que además lo empleo en una campana en la que su mayor virtud, el espeso blindaje, era todavía un factor importante. Se cree que Australia adquirió 409 Matilda a Gran Bretaña y Nueva Zelanda entre 1942 y 1944; sin embargo, la leyenda de que eras veteranos curtidos en la guerra del desierto no parece ser cierta. De hecho, todos menos un puñado parecen haber sido vehículos de producción tardía, con la cúpula de perfil bajo y probablemente con motores Leyland, de manera que hay pocas dudas de que fueron suministrados directamente desde Gran Bretaña. Ademas de las versiones especializadas enumeradas mas adelante, los australianos introdujeron varias modificaciones de carácter general. Una de ellas era algo parecido a una protección del anillo de la torre, en elemento por desgracia ausente en la mayoría de carros británicos. En el Matilda, se dispusieron estrechos paneles de blindaje alrededor del frente y costados del anillo de la torre.

Tropas australianas dotadas con estos tanques en el frente del Pacífico, Bouganville 1945Tropas australianas dotadas con estos tanques en el frente del Pacífico, Bouganville 1945
Algunos carros procedentes de Gran Bretaña ya tenían este elemento en forma de paneles atornillados, pero los australianos prefirieron soldar los suyos en su lugar. Otra adición, probablemente diseñada para impedir que la tenaz maleza se colara entre las orugas y los guardabarros en la jungla espesa, era un pesado escudo de fundición colocado en el frente, sobre cada oruga.

En el servicio activo, muchas tripulaciones dieron el tradicional paso de mejorar la protección colgando trozos de cadenas de recambio alrededor del frente y costados del casco, mientras que en la parte trasera se instalaban paneles de metal para impedir que los japoneses colocasen bombas adhesivas u otros dispositivos de demolition en el casco.

En su evolución final, esta protección tomo la forma de rejillas de alambre en un marco de acero que cubría toda la cubierta del motor. Aunque el Gobierno australiano había construido una fuerza acorazada de importancia preparada para la guerra en el desierto, esta se redujo rápidamente después de 1943, cuando su principal compromiso se centró en el Pacifico y en lo que se considero que seria una guerra predominantemente de infantería.

Las primeras experiencias con los M3 Stuart no hicieron nada por disipar esta creencia, y solo cuando los Matilda del 1er Batallón de Carros desembarcaron en Milne Bay, Nueva Guinea, en agosto de 1943, se descubrió el carro correcto para esta clase de guerra. No es que se tratase de guerra acorazada tal como la habría entendido cualquier otra unidad aliada, pero funciono admirablemente.

La 4ª Brigada Acorazada australiana, que comprendía el 1er Batallón de Carros (mas tarde 1er Regimiento Acorazado), el 214ª y el 219ª Regimientos Acorazados, raramente actuaba con efectivos de mas de un escuadrón. Aparte del apoyo del Escuadrón Acorazado (con equipo especial) "que prefería ser conocido por su viejo nombre de 2/1er Escuadrón de Reconocimiento Acorazado", con su propio "Equipo Circense", la 4ª ARB no tenía en absoluto los accesorios habituales de una brigada acorazada. Esto se debía a que se confiaba ampliamente en las fuerzas de infantería a la que sus escuadrones estaban agregados.

El Día de la Victoria sobre Japón, escuadrones destacados de la Brigada estaban actuando en diversas localidades de Nueva Guinea, en las Islas de Bougainville, Tarakan y Labuan, y en el norte de Borneo. A menudo combatían al nivel de compañía, en carreteras que no eran más que pistas en la jungla, cruzadas por ríos de curso rápido y susceptibles de degenerar en ciénagas sin previo aviso.

El enemigo permanecía invisible la mayor parte del tiempo y los carros eran sometidos con frecuencia a disparos a quemarropa de artillería de hasta 150 mm de calibre, que los Matilda resistían en su mayoría, salvo si eran alcanzados en las orugas. Probablemente, por primera vez desde que entraron en servicio, los Matilda equipados con los obuses de apoyo cercano de 76,2 mm resultaron mas populares que la variante de dos libras, puesto que podían causar daños en las casamatas japonesas.

La experiencia obtenida en estas condiciones llevo a otras modificaciones locales. La primera de ellas fue la impermeabilización improvisada, esencial para cruzar ríos y para los continuos desembarcos en playas, ya que en esta campana eran mas útiles para maniobras tácticas los tipos mas pequeños de lanchas de desembarco que los transportes de carros. Los dos silenciadores de los tubos de escape, situados de través en la parte posterior del Casco, entre las orugas, también resultaron vulnerables, y la escasez de codos de tubo de escape para repararlos dio Lugar a experimentos que los transferían a la parte dorsal del casco, a cada lado de la cubierta del motor.

Finalmente, se añadía a la parte trasera del Casco un teléfono de infantería que permitía a las tropas comunicarse con el carro cuando estaba cerrado. Esto refleja la creciente confianza que la infantería australiana empezó a depositar en sus carros una vez habían demostrado lo que podían hacer, incluso en los lugares más increíbles. Al mismo tiempo, pronto se descubrió que los japoneses mostraron una considerable reticencia a enfrentarse a los carros y con frecuencia abandonaban posiciones por lo demás defendibles cuando oían que se acercaban los Matilda. Asl fue Como estos viejos veteranos permanecieron en servicio activo hasta el final, hasta la era nuclear. Y por si todo esto no fuese bastante, unos cuantos Matilda sirvieron con las Fuerzas Militares Ciudadanas de Australia hasta cerca de 1955.



D. VARIANTES
Matilda I, Tanque de Infantería Mk II: Primer modelo de producción con Motores Diésel AEC, Cañón Ordnance Quick Firing de 40 mm (2 libras) y Ametralladora Vickers coaxial, no tropicalizado.

Matilda II, Tanque de Infantería Mk IIA: Igual al anterior pero con Ametralladora Besa 7.92 mm

Matilda III, Tanque de Infantería Mk IIA: Igual al anterior pero con Motores Leyland.

Matilda III CS: Igual al anterior pero con Howitzer de 3 Libras.

Matilda IV: Tanque de Infantería Mk IIA:: Igual al Mk III pero con un motor Leyland mejorado.

Matilda V: Igual al Mk IV pero con mejoras en la caja de transmisión.

Matilda II CDL y Matilda V CDL: Este era un chasis de Matilda sin torreta equipado con un poderoso reflector que contenía una lámpara de arco de 8 millones de bujías destinada a iluminar el campo de batalla durante las noches. La idea había sido desarrollada en los años 30 y demostrada al ejército en 1937. En Septiembre de 1939, se diseñó una torreta blindada mejorada y después de las pruebas realizadas en 1940, se ordenó la construcción de 300 unidades. Las Brigadas de Tanques 1º y 35º fueron convertidas a esta función entre 1941 y 1944, previendo que un Regimiento estuviera compuesto por 42 Tanques CDL y 19 Tanques con cañón. Sin embargo estos nunca fueron utilizados hasta el cruce del río Rhin en 1945.

Baron I, II, III y IIIA: Esta era la versión de Tanque Limpiaminas desarrollado en 1942-1943. Durante la guerra en el Norte de África donde se hizo uso por ambos mandos de grandes campos minados, el Mayor Du Toit, ingeniero de las Fuerzas Sudafricanas sugirió la instalación de una larga cadena que fuera golpeando la tierra por delante del tanque que avanzaba a baja velocidad con el fin de abrir paso en los campos minados. El mismo fue enviado por el 8° Ejército a Gran Bretaña en Noviembre de 1941 con el fin de trabajar en esa idea. Un prototipo fue construido por AEC con soporte del Ministerio de Suministros en Diciembre de 1941. Conocido como el Baron Mk I, era un Matilda que retenía su torreta y cañón principal, pero que llevaba en la parte delantera un motor rotatorio con cadena a 3 metros delante del vehículo y 2 metros por encima del terreno. El motor inicial Chrysler resultó de baja potencia, reemplazado por un Bedford de 6 cilindros, listo en Abril de 1942, recibió el nombre de Baron II; durante las pruebas realizadas se hicieron mejoras al mecanismo de rotor, dando lugar al Baron III, siendo terminado en Septiembre de 1942. A finales de 1942 estuvo lista una nueva versión, Baron IIIA, estando la producción de vehículos para mediados de 1943, pero en ese momento entro en servicio el Scorpion, desarrollado por las Fuerzas de Oriente Medio sobre la idea de Du Toit. Esta era una idea mas sencilla que el Baron, pues constaba de un motor montado sobre unos brazos fijos con la misma cadena que golpeaba delante del tanque, este fue acoplado posteriormente a los Grant M3 y Valentine. Treinta y dos sistemas Scorpion instalados en tanques Matilda fueron usados durante la ofensiva de El Alamein en Octubre de 1942.

Matilda Baron Mk IIIA Matilda Frog: Versión Australiana del tanque Matilda equipado con lanzallamas, siendo reemplazado el cañón de 2 libras por un tubo en los Matilda IV y V, se convirtieron 25 unidades. El combustible era transportado en la torreta, tenía un alcance de 100 yardas, siendo utilizado en Nueva Guinea.

Matilda Murray: Versión mejorada del anterior desarrollada en Australia, siendo reemplazado el gas con una carga de cordita, lo que permitía tener un llama continua.

Matilda Inglis Bridge: Versión de chasis del Matilda equipado con un puente ligero, destinado al cruce de fosos bajo fuego directo, solo se utilizó de modo experimental y para entrenamiento en 1942. A partir de el se construyeron versiones sobre el chasis del tanque Churchill.

Panzerkampfwagen de Infantería Mk III 748(e): esta era la versión en servicio dentro de la Wehrmacht, en donde fue retirada la torreta y en su lugar instalado un cañón 5 cm KwK, también se lo conoció como Oswald.



F. GALERÍA FOTOGRÁFICA

Matilda Mk II-2 conservado en PaquistánA12 Matilda Mk II-2 conservado en Paquistán

A12 Matilda Mk II-2 conservado en PaquistánA12 Matilda Mk II-2 conservado en Paquistán

Matilda CDL conservado en el Museo de Tanques de BovingtonMatilda CDL conservado en el Museo de Tanques de Bovington

Matilda Mk I Dozer Nª 3 del Museo de Tanques de Puckapunyal, Victoria, AustraliaMatilda Mk I Dozer Nª 3 del Museo de Tanques de Puckapunyal, Victoria, Australia

Matilda Mk II conservado en el Musée des BlindesMatilda Mk II conservado en el Musée des Blindes

Matilda Mk II conservado en el Museo Central de la Guerra Patriotica en Poklonnaya Gora, Moscú, RusiaMatilda Mk II conservado en el Museo Central de la Guerra Patriotica en Poklonnaya Gora, Moscú, Rusia

Matilda Mk II conservado en el Museo de Tanques de BovingtonMatilda Mk II conservado en el Museo de Tanques de Bovington

Matilda Mk II conservado en el United States Army Ordnance MuseumMatilda Mk II conservado en el United States Army Ordnance Museum

Matilda Mk II Frog Lanzallamas del Museo de Tanques de Puckapunyal, Victoria, AustraliaMatilda Mk II Frog Lanzallamas del Museo de Tanques de Puckapunyal, Victoria, Australia

Matilda Mk II Hedgehog del Museo de Tanques de Puckapunyal, Victoria, AustraliaMatilda Mk II Hedgehog del Museo de Tanques de Puckapunyal, Victoria, Australia

Cúpula de un Matilda Mk II conservado en el Museo Yad la-Shiryon de IsraelCúpula de un Matilda Mk II conservado en el Museo Yad la-Shiryon de Israel

Cañón de 40 mm de un Matilda MkII, olección PrivadaCañón de 40 mm de un Matilda MkII (Colección Privada)

Matilda Mk II conservado en el Imperial War MuseumMatilda Mk II conservado en el Imperial War Museum

Matilda Mk II conservado en el Museo de Tanques de Puckapunyal, en Victoria, AustraliaMatilda Mk II conservado en el Museo de Tanques de Puckapunyal, en Victoria, Australia

Matilda Mk II y un Matilde Mk IMatilda Mk II y un Matilde Mk I

Matilda Mk II conservado en el Museo Yad la-Shiryon de IsraelMatilda Mk II conservado en el Museo Yad la-Shiryon de Israel

Matilda Mk II armado con una Cañon de 40 mm, colección PrivadaMatilda Mk II armado con una Cañon de 40 mm (Colección Privada)

Matilda Mk II conservado en el Victory Park de Moscú, RusiaMatilda Mk II conservado en el Victory Park de Moscú, Rusia

Matilda Mk II conservado en el Victory Park de Moscú, RusiaMatilda Mk II conservado en el Victory Park de Moscú, Rusia

Matilda Mk II conservado en el Museo Yadla Shiryon de IsraelMatilda Mk II conservado en el Museo Yadla Shiryon de Israel

Matilda Mk II del Musée Royal de lArmée de BélgicaMatilda Mk II del Musée Royal de l’Armée de Bélgica

Matilda Mk II del Musée Royal de lArmée de BélgicaMatilda Mk II del Musée Royal de l’Armée de Bélgica



G. VÍDEO


British Infantry Tank Mark II 'Matilda'


Matilda II Tankfest 2008


Matilda Mark I Infantry Tank


WW2 British Cruiser Mk I A9, Mk II A10 tanks. desert rats



H. FUENTES

http://en.wikipedia.org
http://commons.wikimedia.org
http://enciclopedia.elgrancapitan.org
http://www.zweiterweltkrieg.org
http://www.historyofwar.org
http://www.forosegundaguerra.com
http://www.acmalmeria.com
http://www.wwiivehicles.com
http://www.militar.org.ua
http://www.wwiiequipment.com
http://www.panzertruppen.org
http://www.thefewgoodmen.com
http://www.weaponsofwwii.com/forum/view ... f=12&t=692
http://svsm.org/gallery/matilda_II-family
http://www.youtube.com

Matilda Infantry Tank 1938–45: New Vanguard Nº 8; Autor: David Fletcher y Peter Sarson, Editorial Osprey, ISBN 1-85532-457-1
The Matilda: Armour in Action; Autor: Bryan Perrett; Editorial Ian Allan; ISBN: 0711004056


Unidad: Decima Flottiglia MAS
Imagen
US Antarctic Expedition (1) Orden Lenina (2) Distinguished Service Cross (1) Kriegsverdienstkreuz Schwerter (1) Order of Merit (1) Panzerkampfwagenabzeichen (1) Navy Cross (1) Ordre du Mérite Maritime (1) Distinguished Service Cross (1) Flotten-Kriegsabzeichen (1) Croce al Valore di Guerra (1) Kyuokujitsu-sho (1) Distinguished Flying Cross (1) Médaille Commemorative de la Guerre (1) Flugzeugführerabzeichen (1) Japón (1) Purple Heart (1) Infanterie-Sturmabzeichen (1) Corpo di Spedizione Italiano in Russia (1) Battle of the Bulge (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (9) Orden del Millón de Elefantes (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Medalla militar individual (1) Pour le mèrite (1)

Avatar de Usuario
CHESTERNIMITZ
Commander
Commander
Mensajes: 2376
Registrado: 04 07 2010 13:57
País 2GM: U.S.A.
Zona/Región: Pearl Harbour
Ubicación: Igorre, Vizcaya

Re: Matilda (Mk I y Mk II) [Tanque Medio]

Mensaje por CHESTERNIMITZ » 10 11 2011 17:21

Hubo Matildas en el pacifico???
Yo creo que los australianos utilizaron varios contra los japoneses ya que eran muy superiores alos carros japoneses.
Ahora contra los carros alemanes medios Panzer III y IV eran inferior.
United States Medal of Freedom (2) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (3) Conspicuous Gallantry (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1)

Avatar de Usuario
tigerwittmann
Oberst
Oberst
Mensajes: 2978
Registrado: 13 04 2009 19:28
Zona/Región: En mi Pzkpfw VI Tiger en Villers Bocage
Ubicación: España

Re: Matilda (Mk I y Mk II) [Tanque Medio]

Mensaje por tigerwittmann » 12 11 2011 17:45

Saludos camaradas.

Estupendo artículo camarada Cocinilla.

Aunque el primer modelo era excesivamente lento como bien se dice en el artículo, creo que este carro es excesivamente infravalorado.

Plantó cara a los carros del Afrika Korps en el desierto de manera notable y en 1940, los carros de la 7ª Div de Rommel se las vieron y se las desearon (se llevaron un susto importante) en Arras para poder frenar a los Matildas, si no es por la brillantez de Rommel que mandó utilizar los 88 mm contra los Matildas.

En mi opinión no creo que fuera tan inferior a los primeros modelos de los panzer III y IV respecto a blindaje y armamento, aunque su excesiva lentitud lo mermaba, frente a la mayor movilidad de estos dos carros alemanes.

Saludos.



Unidad: Division Großdeutschland
Orden Lenina (1) United States Medal of Freedom (2) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Conspicuous Gallantry (2) Commendation Medal (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco (1) Victoria Cross (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1)

Erwin Rommel
Generalfeldmarschall
Generalfeldmarschall
Mensajes: 10881
Registrado: 16 07 2009 03:20
País 2GM: Alemania
Zona/Región: Cirenaica

Re: Matilda (Mk I y Mk II) [Tanque Medio]

Mensaje por Erwin Rommel » 13 11 2011 05:30

Estoy muy de acuerdo con las palabras del camarada tigerwittmann.

A pesar de su mencionada lentitud, debida a que se trataba de otra concepción de carro totalmente diferente de lo que podría ser un Panzer III, era sólido y fiable. Fue de lo mejor que se pudieron llevar a la boca los Aliados en África, junto al también sensacional e infravalorado M3 Grant/Lee que, por cierto, era el carro de mando de uso personal de Montgomery.

Personalmente, el Matilda es uno de mis tanques preferidos y destacados de la Guerra.


Saludos
Orden Lenina (1) Kriegsverdienstkreuz Schwerter (1) Croix des Evadés (1) Distinguished Service Cross (1) Infanterie-Sturmabzeichen (1) Ostmedaille (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (3) Conspicuous Gallantry (4) Commendation Medal (1) Voyenny Orden Sviatogo Velikomuchenika i Pobedonos (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Victoria Cross (1) Légion d'Honneur (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Pour le mèrite (1) Laureada de San Fernando (1)

Avatar de Usuario
Bertram
General of the Army
General of the Army
Mensajes: 11334
Registrado: 31 08 2007 09:42
País 2GM: Reino Unido
Zona/Región: Norte de África
Ubicación: España
Contactar:

Re: Matilda (Mk I y Mk II) [Tanque Medio]

Mensaje por Bertram » 15 11 2016 13:09

Recuperación de imágenes y optimización de códigos
Distinguished Service (1) Mannerheim-risti (1) British Flying Cross (1) Navy Medal of Honor (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (6) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Victoria Cross (1) Légion d'Honneur (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Pour le mèrite (1) Laureada de San Fernando (1) George Cross (1)

Avatar de Usuario
Senador Plutarski
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Mensajes: 129
Registrado: 02 01 2017 17:47
País 2GM: Gran Bretaña

Re: Matilda (Mk I y Mk II) [Tanque Medio]

Mensaje por Senador Plutarski » 14 04 2017 10:31

Da gusto bucear por los archivos de este foro y encontrar artículos como éste.


Unidad: Argyll and Sutherland

Responder