La Orden Commando. (Kommandobefehl)

Persecuciones y crímenes en la Segunda Guerra Mundial

Moderador: cocinilla

Responder
Avatar de Usuario
Oerlikon
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Mensajes: 207
Registrado: 18 Feb 2009 17:57
País 2GM: Gran Bretaña
Zona/Región: Atlántico Norte
Ubicación: España

La Orden Commando. (Kommandobefehl)

Mensaje por Oerlikon » 09 Jul 2015 12:14

La Orden Commando (Kommandobefehl)
  • INDICE
  1. Introducción
  2. Antecedentes
  3. La Orden Commando
  4. Los asesinados bajo la Orden Commando
  5. Responsabilidades
  6. Galería fotográfica
  7. Fuentes

1. Introducción
La Orden Commando, (Kommandobefehl), fue impartida por Adolf Hitler el 18 de octubre de 1942 fijando que todos los militares aliados que fuesen capturados en el marco de operaciones de tipo comando, tanto en África como en Europa, deberían ser ejecutados de forma inmediata, sin juicio previo, incluso cuando vistieran con sus respectivos uniformes ó hubieran intentado rendirse ante las fuerzas alemanas. Cualquier comando, pequeño grupo de comandos, unidades asimiladas, saboteadores, o agentes enemigos, que cayesen en manos de las fuerzas alemanas en cualquiera de los territorios ocupados, ya fuera en combate ó arrestados por las fuerzas policiales locales, debían ser llevados de forma inmediata a las dependencias correspondientes de la Sicherheitsdienst (SD, Servicio de Seguridad de las SS).
Imagen

Emblema de la SD. Servicio de Seguridad de las SS
La orden impartida en secreto, dejaba claro que la inaplicación de la misma por cualquiera de los Comandantes de cualquiera de los Ejércitos y fuerzas alemanas, sería considerada como una negligencia y que por lo tanto sería perseguida y castigada de acuerdo al Código Alemán de Justicia Militar.

Esta Orden Commando era de hecho la segunda de este tipo. La primera, ideada e impartida por parte del Mariscal de Campo Gerd Von Rundstedt, indicaba que los militares aliados capturados en operaciones paracaidistas debían ser llevados, en primer lugar, a presencia de la Gestapo.
Imagen

El Mariscal de Campo Von Rundstedt ya había dado órdenes parecidas para las Unidades Paracaidistas
Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, durante los Juicios de Nuremberg, se decidió que la Orden Commando violaba los leyes y usos de la Guerra, la convención de Ginebra y que aquellos Oficiales y Jefes que hubieran cometido asesinatos amparándose en esta Orden Commando debían ser juzgados como acusados por Crímenes de Guerra. La mayoría de ellos fueron encontrados culpables.
2. Antecedentes
La Orden Commando, como veremos más adelante, mencionaba una serie de violaciones de la Convención de Ginebra que habrían sido llevadas a cabo por los soldados de las diferentes operaciones de tipo comando que habían tenido lugar hasta la fecha. Algunos hechos ocurridos durante el Raid de Dieppe y durante una pequeña operación en la Isla de Sark, hicieron que Hitler pudiera ver esos hecho como coartada para el crimen que trataba de perpetrar.

Durante la “Operación Jubilee”, (el Raid de Dieppe), se encontró en la playa una copia de las órdenes de combate de la operación, (perdidas al parecer por un Oficial canadiense que las llevaba consigo contraviniendo las órdenes superiores del Mando), en las que se detallaba, entre muchas otras cosas, que los prisioneros capturados durante la operación de Dieppe debían ser maniatados para su traslado. Posteriormente Oficiales alemanes alegaron que encontraron a algunos soldados alemanes maniatados y muertos por disparos enemigos.

Durante la “Operación Basalt”, un golpe de mano contra la Isla de Sark para reconocer el terreno y capturar prisioneros, llevada a cabo por miembros del Grupo de Operaciones a Pequeña Escala, (Small Scale Raiding Force, SSRF), y del No. 12 Commando, se captura a cinco prisioneros alemanes que son maniatados para su traslado. En el tiempo que dura ese traslado, los comandos ingleses cuentan que uno de los prisioneros comenzó a gritar para alertar a varios de sus compañeros que montaban guardia en un edificio cercano, por lo que fue eliminado de un disparo por uno de los soldados británicos, lo que provocó además un breve tiroteo entre los ingleses y los alemanes. De acuerdo al testimonio del Comandante Anders Lassen, que era el Oficial al mando, al resto de prisioneros se les “tapa la boca con hierba” para evitar futuros incidentes. Pero durante el traslado a la playa para la extracción, otros tres de los prisioneros, (que podrían haber logrado zafarse de sus ligaduras durante el tiroteo anterior), intentaron huir, siendo dos de ellos tiroteados y otro más apuñalado. El quinto prisionero llegó sano y salvo a Inglaterra para su interrogatorio. Pero en el informe subsiguiente redactado por los Oficiales alemanes, se manifiesta que los soldados encontrados muertos cerca de la playa tenían todos ellos las manos atadas a la espalda, de un modo especialmente doloroso, (con los pulgares atados entre sí para facilitar su conducción), que coincidía con las instrucciones halladas en Dieppe.
Imagen

El Comandante Anders Lassen estaba al mando de la Operación Basalt
Unos pocos días después de la “Operación Basalt”, los alemanes difundieron un comunicado en el que se explicaba que al menos uno de los prisioneros alemanes había logrado escapar y que manifestaba que sus compañeros habían sido asesinados mientras se resistían a ser conducidos con sus manos atadas a la espalda. De esta manera, el 9 de octubre de 1942 los alemanes hacen publico que 1376 prisioneros de guerra aliados, (mayoritariamente canadienses capturados en Dieppe), permanecerán engrilletados. Los canadienses responden comunicando que los prisioneros de guerra alemanes que se encuentren en campos canadienses también serán engrilletados. Este “toma y daca” de grilletes por parte de ambos bandos, finaliza cuando los suizos logran un acuerdo entre las partes cediendo los canadienses el 12 de diciembre y los alemanes algo más tarde cuando reciben además mayores garantías por parte de los ingleses. En el marco de esta escalada de tensión, se produce un motín en el Campo de Prisioneros de Bowmanville en Ontario, Canadá, cuando unos 1500 prisioneros de guerra alemanes se rebelan contra el uso de grilletes.
3. La Orden Commando
El 18 de octubre de 1942, después de largas conversaciones y deliberaciones con Abogados, Jefes y Oficiales, Hitler decide poner en marcha la Orden Commando, de manera secreta y con sólo 12 copias de la misma. Al día siguiente el Jefe del Estado Mayor del Ejército Alfred Jodl reparte las copias de la Orden con un apéndice manuscrito propio:

“Sólo para los Comandantes. Bajo ningún concepto, ni circunstancia, debe caer en manos del enemigo”.

La Orden Commando recogía literalmente los siguientes puntos:

1. Durante largo tiempo nuestros oponentes, en aplicación de su concepto de la Guerra, han estado utilizando métodos que contravienen la Convención Internacional de Ginebra. Los miembros de los autodenominados Commandos se comportan de una manera brutal e indisciplinada, que se nutren de criminales reclutados no sólo en sus propios países sino en otros países en los que son puestos en libertad a cambio de ser reclutados para los Commandos. De las órdenes encontradas se desprende que no sólo atan a los prisioneros, sino que los matan en el caso de que supongan un impedimento ó pongan en peligro su misión. Además también se han encontrado órdenes en las que se les encomienda directamente matar a prisioneros.

2. De acuerdo a esto y tal y como se notificó en el Apéndice a las Órdenes del Ejército, se adoptarán contra estas Unidades de Sabotaje de los Británicos ó sus aliados los mismos métodos, de tal manera que allí donde se les encuentre serán destruidos sin piedad por las fuerzas alemanas.

3. Yo ordeno además que desde ahora todos los soldados que se vean envueltos en enfrentamientos con las fuerza alemanas en operaciones de tipo comando, en Europa ó en África, aniquilen a estos comandos hasta el último de sus hombres. Esto incluye a soldados uniformados ó no, armados ó no, saboteadores, ya estén luchando ó tratando de escapar, y es independiente de que hayan desembarcado de naves ó aeroplanos ó de que sean tropas paracaidistas. Incluso si estos individuos manifiestan su intención de rendirse no se tendrá piedad de ellos. En cada uno de estos casos se elevará un informe para el Cuartel General y para el conocimiento del Alto Mando.

4. Independientemente de que esos Commandos sean capturado por fuerzas alemanas ó por las policías locales de los territorios ocupados, serán conducidos inmediatamente a presencia de la SD. Mantenerles bajo custodia militar, en campos ó cárceles, incluso como medida temporal está estrictamente prohibido.

5. Esta orden no será de aplicación para aquellos soldados enemigos que sean capturados después de operaciones a gran escala, desembarcos, ó operaciones aerotransportadas. Tampoco a aquellos que sean capturados en combates navales, ó a los pilotos que sean capturados después de saltar en paracaídas para salvar su vida después de ser derribados.
6. Se aplicarán las Leyes Militares contra aquellos Comandantes y Oficiales que no lleven a cabo esta Orden, bien porque no instruyan a sus tropas en su exacto cumplimiento ó bien porque actúen directamente en contra de esta Orden.
4. Los Asesinados bajo la Orden Commando
Durante la vigencia de la Orden Commando, un número desconocido de militares y civiles fueron asesinados en aplicación y bajo el supuesto amparo de esa orden. Miembros de la OSS, del SOE, y de otros fuerzas de Operaciones Especiales, que operaban detrás de las líneas enemigas fueron capturados por las Fuerzas de Seguridad de los alemanes ó por las policías locales de los territorios ocupados, para ser de forma inmediata trasladados a diferentes lugares ó campos de concentración, para su ejecución sumaria. En la citación para la concesión de la Cruz George, del Teniente Coronel de la RAF y agente del SOE, Forest Frederick Edward "Tommy" Yeo-Thomas, (conocido como “Seahorse” ó “Shelley” en el SOE y como “El Conejo Blanco” por la Gestapo), se detalla este proceso:

“El Oficial saltó en paracaídas sobre Francia en febrero de 1944, y a pesar de su experiencia y de las medidas de seguridad adoptadas por él, no pudo evitar ser traicionado y capturado por la Gestapo en Paris el 21 de marzo. Apaleado varias veces durante su traslado al Cuartel General de la Gestapo, allí sufrió 4 días de interrogatorios consecutivos sin descanso, con golpes, torturas, inmersiones, siendo colgado cabeza abajo, y encadenado de pies y manos. Durante dos meses más estuvo siendo interrogado, y se le ofreció su libertad a cambio del nombre del Jefe de la Resistencia en París. Debido a las heridas producidas por las cadenas en una de sus muñecas, el Teniente Coronel Thomas contrajo una septicemia que estuvo a punto de ocasionarle la pérdida de su brazo izquierdo. Posteriormente se le trasladó a Buchenwald, y en el camino hicieron una parada en Saarbrücken, dónde se les encerró en una diminuta cabaña. Una vez allí 16 prisioneros fueron separados del grupo y fusilados, momento que el Teniente Coronel Thomas aprovechó para cambiar su identidad con la de un prisionero francés que acababa de fallecer, lo que a la postre acabó salvándole la vida”.
Imagen

Teniente Coronel Yeo-Thomas. Agente del SOE que se libró de la Orden Commando
Las primeras víctimas de la Orden Commando fueron los siete militares del No. 2 Commando del Ejército Británico apresados durante la Operación Musketoon, la mañana del 23 de octubre de 1942.
Imagen

Teniente Graeme Black. Asesinado durante la Operación Musketoon


Imagen

Teniente Joseph Houghton. Asesinado durante la Operación Musketoon.
En noviembre de 1942, los supervivientes de la Operación Freshman apresados tras estrellarse su planeador, también fueron ejecutados.

En diciembre de 1942, varios militares de los Royal Marine Commandos capturados durante la Operación Frankton, fueron fusilados por un pelotón de la Kriegsmarine por orden directa del Almirante Erich Raeder, quién escribió en el diario de guerra Seekriegsleitung que las ejecuciones eran “algo nuevo en las leyes internacionales desde que los soldados llevaban uniforme”.
Imagen

El Almirante Raeder con Herman Goëring.
El 30 de julio de 1943, los siete hombres de la tripulación de una torpedera de la Armada Real Noruega eran fusilados en Bergen tras ser capturados.

Después del Desembarco de Normandía, 34 miembros del SAS y un Oficial de la Fuerza Aérea de los EE.UU., fueron ejecutados después de ser hechos prisioneros durante la Operación Bulbasket. La mayoría de ellos fueron fusilados, pero tres de ellos que se encontraban en el hospital recuperándose de sus heridas fueron ejecutados mediante una inyección letal.

En Marzo de 1944, 15 militares de un Grupo Operativo de la OSS de los EE.UU., fueron asesinados en Framura, Italia, después de ser hechos prisioneros durante la Operación Ginny II.

El 24 de enero de 1945, nueve miembros de la OSS al mando del Teniente Holt Green, cuatro agentes del SOE, y el corresponsal de Associated Press Joseph Morton, fueron fusilados en el campo de prisioneros de Mauthausen por el Capitán de las SS Georg Bachmayer siguiendo órdenes del General de las SS Ernst Kaltenbrunner.
Imagen

Joseph Morton unos meses antes de ser fusilado, entrevista a un líder partisano


Imagen

Capitán Georg Bachmayer. Responsable de los asesinatos en Mauthausen.
En 1945 Jack Taylor, Capitán de Corbeta de la Sección Marítima de la OSS, al frente de la “Misión Dupont” es capturado por hombres de la Gestapo bajo mando de Johann Sanitzer. Sanitzer pidió instrucciones al Cuartel General de las SS en Berlín pero los hombres de Kaltenbrunner le recordaron que la Orden de Hitler era clara. Taylor debía ser enviado a Mauthausen para ser ejecutado. Milagrosamente Taylor sobrevivió y pudo declarar como testigo en los Juicios por Crímenes de Guerra.
Imagen

El General Ernst Kaltenbrunner fue implacable en la aplicación de la Orden Commando


Imagen

Capitán de Corbeta Jack Taylor declarando en uno de los Juicios por Crímenes de Guerra.
5. Responsabilidades
Las Leyes y Usos de la Guerra, aceptadas por todas las naciones civilizadas en 1942, eran claras e inequívocas en este punto:

“Está especialmente prohibido declarar que no se dará cuartel a los contendientes enemigos”. (Artículo 23.d de la Convención de la Haya. 1907).

Además la Convención de Ginebra de 1929, la cual había sido aceptada y ratificada por Alemania, definía quienes debían ser considerados prisioneros de guerra capturados, (e incluía a todos aquellos que luchasen con su propio uniforme), y como debían ser tratados.

Y aunque tanto la convención de Ginebra permitían la ejecución, (siempre tras un juicio previo), de los saboteadores y espías que fueses capturados vistiendo ropas civiles ó uniformes propios del enemigo, la Orden Commando extendía estas ejecuciones, (además de eliminar la necesidad del juicio), a aquellos prisioneros que vistiesen sus propios uniformes.

El hecho de que contravenía los artículos 23 y 30 de la Convención de la Haya, y de la Convención de Ginebra, el hecho de que esa Orden se impartiera en secreto y el hecho de que sólo se publicasen 12 copias, además de la recomendación de Jodl de que se evitase a toda costa su conocimiento por parte del enemigo, hacen pensar que el Estado Mayor de Hitler sabía claramente la Orden Commando era ilegal. Así mismo Hitler también debía ser consciente de los reparos que la Orden Commando supondría para los Militares Profesionales, sobre todo en el hecho de que otros Camaradas de uniforme, aunque fuesen enemigos, pudieran ser tratados como criminales sin ningún tipo de derecho, por lo que la propia Orden también incluía medidas coercitivas para aquellos Militares que no mostrasen suficiente diligencia en su aplicación. Entre esos Militares, se encontraba el Mariscal de Campo Erwin Rommel, de quién se ha constatado que en varias ocasiones obvió la Orden Commando de Hitler tratando como prisioneros de guerra a soldados aliados capturados en operaciones de tipo comando.

Otros Militares como el General Anton Dostler, el Teniente General Jodl, el Almirante Erich Raeder, ó el Teniente General Nikolaus Von Falkenhorst, Comandante Supremo de las Fuerzas Alemanas en Noruega, fueron encontrados culpables de crímenes de guerra al no tener reparos en aplicar estrictamente la Orden Commando de Hitler. Todos ellos fueron condenados a muerte, (Erich Raeder a cadena perpetua), pero sólo Dostler y Jodl fueron ejecutados.
6. Galería Fotográfica
Imagen

Johann Sanitzer al mando de la Gestapo propició la captura, tortura y asesinato de varios commandos, agentes del SOE y de la OSS


Imagen

Joe Morton de Associated Press asesinado en Mauthausen


Imagen

Alfred Jodl fue un firme defensor de la Orden Commando. Fue ahorcado en 1946 por Crímenes de Guerra


Imagen

Erich Raeder fue condenado a cadena perpetua por Crímenes de Guerra. En el juicio defendió que la Orden Commando era legal
7. Fuentes
https://en.wikipedia.org/wiki/Commando_Order
http://www.historylearningsite.co.uk/wo ... ndo-order/
http://ww2today.com/18th-october-1942-h ... -commandos
https://furtherglory.wordpress.com/2013 ... r-illegal/
Nº 2 Commando
Unidad: Nº 2 Commando
No me digas cuantos son. Dime dónde están.

Avatar de Usuario
James Doolittle
Sub-Lieutenant
Sub-Lieutenant
Mensajes: 1216
Registrado: 21 Nov 2011 02:20
País 2GM: USA
Zona/Región: Islas Marshall Task Force (TF) 16
Ubicación: Barquisimeto, Venezuela

Re: La Orden Commando. (Kommandobefehl)

Mensaje por James Doolittle » 11 Jul 2015 05:37

Nunca se justificó la aplicación de esta orden commando, debido a que existía la Convención de Ginebra, en donde se establecía el trato de los prisioneros de guerra. Buen artículo camarada Oerlikon.
ImagenUnidad: HMS Indomitable (R-92)
"Si vis pacem, para bellum"
Navy Cross (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (2) Wehrmacht-Dienstauszeichnung (1) Cruz al mérito militar con distintivo rojo (1)

Avatar de Usuario
tigerwittmann
Oberst
Oberst
Mensajes: 2933
Registrado: 13 Abr 2009 19:28
Zona/Región: En mi Pzkpfw VI Tiger en Villers Bocage
Ubicación: España

Re: La Orden Commando. (Kommandobefehl)

Mensaje por tigerwittmann » 11 Jul 2015 11:48

Saludos camaradas.

A veces las leyes de la Convención de Ginebra sobre la guerra se cumplen y en otros casos los países en litigio se saltan dichas leyes a la torera. Este es uno de los casos más evidentes de la SGM (no obviar la famosa orden de los comisarios durante la Operación Barbarroja).

Estupendo artículo camarada Oerlikon, mi enhorabuena.

Saludos.



Unidad: Division Großdeutschland
Orden Lenina (1) United States Medal of Freedom (2) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Conspicuous Gallantry (2) Commendation Medal (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco (1) Victoria Cross (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1)

Avatar de Usuario
abhang
Generalleutnant
Generalleutnant
Mensajes: 6724
Registrado: 18 Jun 2010 18:09
País 2GM: Alemania
Zona/Región: Montecassino
Ubicación: España

Re: La Orden Commando. (Kommandobefehl)

Mensaje por abhang » 11 Jul 2015 18:27

interesante artículo, una Orden a todas luces ilegal.

Saludos.
El sudor ahorra sangre, la sangre ahorra vidas, y el cerebro, las dos cosas. (Erwin Rommel)


Unidad: 1. Fallschirmjäger Division
Orden Lenina (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (4) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Cruz al Mérito Naval con distintivo blanco (1) Légion d'Honneur (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Medalla militar individual (1) Pour le mèrite (1)

Responder