OSS (Oficina de Servicios Estratégicos)

Descripción: Fue el servicio de inteligencia de los Estados Unidos de América durante la Segunda Guerra Mundial y considerada la antecesora de la CIA.

Etiquetas del tema: OSS

Los servicios de inteligencia

Moderador: cocinilla

Responder
Avatar de Usuario
Oerlikon
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Mensajes: 208
Registrado: 18 02 2009 17:57
País 2GM: Gran Bretaña
Zona/Región: Atlántico Norte
Ubicación: España

OSS (Oficina de Servicios Estratégicos)

Mensaje por Oerlikon » 23 06 2015 21:47

OSS

Office of Strategic Services / Oficina de Servicios Estratégicos
OSS, Office of Strategic Services u Oficina de Servicios Estratégicos en español, fue el servicio de inteligencia de los Estados Unidos de América durante la Segunda Guerra Mundial y considerada la antecesora de la CIA, Agencia Central de Inteligencia.
OFICINA DE SERVICIOS ESTRATÉGICOS – OSS

Emblema de la OSSEmblema de la OSS

1. INTRODUCCIÓN
En Junio de 1944, y después de haber formado parte de las fuerzas invasoras, el General de División William “Wild Bill” Donovan y el Coronel David Bruce se encontraban bajo el fuego de una ametralladora nazi y sin posibilidad de escapar. Estaban armados únicamente con sus pistolas reglamentarias Colt del calibre 45.

El General Donovan se dirigió al Coronel Bruce: “Dispararé yo primero”, le dijo. El Coronel sorprendido le dijo a su vez, “No creo que podamos hacer demasiado con dos pistolas contra una ametralladora”. “Oh, no lo entiende… Quería decir que si llegamos a estar en peligro de ser capturados, le dispararé primero a usted y luego me pegaré yo un tiro. Después de todo, sigo siendo su Oficial Superior”.

Tal respuesta era un poquito exagerada, incluso para un General “con un par de narices” como Donovan, pero en aquellos momentos y en aquella situación era lo que el trabajo requería. No en vano el General de División William Donovan era el Jefe de la Oficina de Servicios Estratégicos, (OSS), el brazo unificado del espionaje y las operaciones especiales del Ejército Americano. Y el Coronel Bruce era el Jefe de la Oficina de la OSS en Londres.

Donovan y Bruce vivieron para ver el final de aquel día, aunque aquella no fue ni la primera ni la última vez que el destino les colocaba en esa tesitura. Se presentaba de nuevo ante ellos la cruda realidad de que uno de sus principales cometidos era el de nunca ser capturado.

La OSS dejó un legado de audacia e innovación que ha influenciado las ideas sobre la Inteligencia Militar del Ejército de los Estados Unidos desde la 2ª Guerra Mundial. La OSS le debe sus éxitos a múltiples factores, pero sobre todo a la visión adelantada a su tiempo del General de División William Donovan, que supo darles una unidad de objetivos a las diferentes misiones. Y teniendo en cuenta la dureza de los adversarios, y la dificultad de los cometidos asignados, tanto el General Donovan como sus lugartenientes pueden sentirse realmente orgullosos de los logros que consiguieron.
General William Wild Bill Donovan. Jefe de la OSSGeneral William Wild Bill Donovan. Jefe de la OSS

David K.E. Bruce. Jefe de la OSS en EuropaDavid K.E. Bruce. Jefe de la OSS en Europa
Irónicamente, al final de la Guerra, habían hecho tan bien su trabajo que fueron considerados prescindibles para que la OSS siguiera funcionando en la nueva etapa de paz que se avecinaba. Aunque también habría que tener en cuenta que cuando el Gobierno de los EE.UU., decide retirar al General Donovan en 1945, también se ocupan de mantener dispuestos a todos aquellos “elementos” que consideran esenciales y valiosos para las instituciones de la Inteligencia del país. La actual Agencia Central de Inteligencia de los EE.UU., (CIA), hereda un significativo legado institucional y “espiritual” de la antigua OSS. Este legado es en muchos casos muy fácilmente identificable. Personal clave, ficheros, fondos, procedimientos y contactos adquiridos durante la 2GM, llegan a la CIA más ó menos intactos. En otros casos el legado es menos “tangible” pero no por ello menos real.

Por norma general las Agencias de Inteligencia de todo el mundo son sólo mostradas al público cuando la nación matriz es derrotada y los vencedores “exhiben” sus ficheros y archivos. El caso de la OSS es quizás único en la historia, ya que la disección de sus acciones, ficheros e historia se han hecho de una forma voluntaria. Durante las últimas dos décadas, la CIA, heredera de la OSS, ha ido transfiriendo casi todos los ficheros y archivos de la OSS a la Administración Nacional de Archivos y Grabaciones de los EE.UU., en College Park en Maryland, donde multitud de estudiantes y escritores están dándole forma a una creciente bibliografía, que ofrece una visión muy atinada y desde el punto de vista interno de lo que fueron los trabajos de la OSS.

La OSS ha sido quizás demasiado grande y prolija en sus operaciones, como para describirla en un solo ensayo. El General Donovan ofreció a su unidad como voluntaria para una gran diversidad y multitud de misiones, pero dejó bastante de lado el trabajo administrativo y centró a la OSS en el trabajo operacional, no intentando nunca llegar a crear una verdadera unidad de trabajo con capacidad administrativa propia. La OSS se reestructuró tantas veces y de una manera tan rápida que una simple descripción u organigrama sería tremendamente impreciso. De hecho la rápida proliferación de las diferentes oficinas y destacamentos, con una ingente cantidad de personal asignada a los mismos, hace que no se pueda centrar el trabajo en unos u otros, y se tenga que enfocar de una manera que permita una visión de conjunto que permita percibir lo que fue la OSS en el contexto de la 2GM.


2. ORÍGENES

Antes de la 2GM, el Gobierno de los EE.UU. siempre había dejado los temas de Inteligencia en manos de los principales actores de la política exterior americana. El Departamento de Estado y el Comité de Servicios Armados. Los diplomáticos y agregados de las diferentes Embajadas y Consulados, recogían el grueso de la información del extranjero, tanto en actos de asuntos estrictamente oficiales como en reuniones clandestinas con contactos secretos. En Washington, una serie de oficinistas revisaban sus informes en los servicios de Inteligencia Militar, tanto la Oficina de Información Naval cómo la División de Inteligencia Militar del Departamento de Guerra, (G-2). La información que era considerada como importante o relevante, se transmitía a la cadena de Mando y llegaba en ocasiones hasta el mismo Presidente de los EE.UU. Pero la verdad era que nadie se ocupaba de recopilar, almacenar y archivar esos informes. El Gobierno y el Ejército desarrollaban cada uno sus propios procedimientos de seguridad y contrainteligencia, e incluso el Ejército y la Armada tenían cada uno de ellos sus propias oficinas para descifrar y leer las comunicaciones que eran recogidas en el extranjero. El diplomático Robert Murphy declaró años más tarde que “debo confesar que en 1940 nuestra organización de inteligencia era primitiva e inadecuada. Era tímida, casera, y operaba estrictamente con los patrones existentes desde la Guerra contra España de finales del S. XIX”.

Pero la amenaza que en 1930 se comenzaba a cernir sobre Europa, que hacía vislumbrar otra Guerra, y la posibilidad de que existieran en los EE.UU. agentes “quintacolumnistas” tanto fascistas como comunistas, hicieron que el Presidente Franklin D. Roosvelt empezara a demandar una mayor coordinación entre las distintas ramas ocupadas de los asuntos de Inteligencia. Pero sus deseos fueron “desoídos” y en la primavera del año 1941, ya con la Guerra plenamente activa e Europa, volvió a insistir en la idea de dotar a los servicios de inteligencia de la nación de la entidad que requerían los desafíos a los que se enfrentaba. Y como a las pocas semanas seguía esperando por las soluciones que solicitaba, recurrió a una estratagema clásica de su mandato. El 11 de julio de 1941 Roosevelt creó una nueva organización que duplicara los servicios de las ya existentes, y designó la General William “Wild Bill” Donovan como Coordinador de Información, (COI), (con la misión de subsanar todos los “líos” que existían en materia de Inteligencia), que sería el líder de una nueva oficina civil dependiente directamente de la Casa Blanca.

La Oficina del COI, era la primera organización que no dependía de ninguno de los Departamentos gubernamentales que funcionaba en tiempos de paz. Contaba entre sus cometidos el recopilar y analizar toda la información y datos que llegaban desde las legaciones en el extranjero, y poner todos esos datos e información en condiciones de ser utilizados por los Departamentos y el propio Presidente para poder adoptar las medidas complementarias que se determinasen. Además tenían que asegurar esos documentos, datos e información para que no fuesen utilizados con fines distintos a aquellos para los que se habían recopilado.

Con la designación de William Donovan como su Coordinación de Información, el Presidente Roosevelt eligió a un civil muy enérgico que estaba dispuesto a hacer todo lo que fuera necesario para resistir al nazismo y al peligro que éste representaba para América. Donovan poseía un currículo brillante, con un brillante servicio militar, con experiencia legal y ejecutiva, y al que añadía un especial interés por la política de Asuntos Exteriores y una visión “privilegiada” de cómo deberían enfocarse los asuntos relacionados con la Inteligencia Militar.

Donovan era un hombre, nativo de Buffalo, en el estado de Nueva York, que se había licenciado en Derecho en la Universidad de Columbia. Se alistó en el Ejército, dónde alcanzaría el empleo de Comandante, siendo destinado al 165º Regimiento de Infantería, (heredero de las tradiciones del “69º Luchador”), con el que combatió en la 1ª Guerra Mundial, siendo condecorado en el transcurso de la misma con la Medalla de Honor del Congreso, con la Cruz de Servicios Distinguidos y con el Corazón Púrpura, finalizando la contienda ostentando el empleo de Coronel.
William Donovan, entonces Comandante, durante la Primera Guerra MundialWilliam Donovan, entonces Comandante, durante la Primera Guerra Mundial
Tras la guerra viajó por el mundo visitando Japón, Europa, y Siberia, y trabajó como Asistente del Fiscal General, en el marco de la Administración del Presidente Coolidge, supervisando entre otros cometidos el recién creado FBI y a un joven J. Edgar Hoover… En 1932 se presentó, y perdió, como candidato republicano a Gobernador del Estado de Nueva York. Así mismo, y mientras cultivaba su interés por la política exterior, empezó a establecer y a mantener una red de contactos con personas relevantes del ámbito legal y financiero, tales como Frank Knox, David Bruce ó los hermanos Allen Dulles y John Foster Dulles.
Frank Knox fue uno de los contactos y valedores del General Donovan durante los inicios de la OSSFrank Knox fue uno de los contactos y valedores del General Donovan durante los inicios de la OSS
Cuando Frank Knox fue nombrado nuevo Secretario de la Marina en 1940 le habló al Presidente Roosevelt acerca de William Donovan, del que el propio Presidente había sido contemporáneo en la Universidad de Columbia aunque no habían llegado a ser compañeros. En el verano de ese año el Roosevelt le pidió a Donovan, de manera extraoficial y confidencial, que averiguase y le informase sobre la determinación de los británicos de responder y resistir los embates del nazismo. Los británicos entendieron en seguida la misión de Donovan y el Primer Ministro Churchill, desesperado por poder sumar el potencial americano al esfuerzo de guerra de Inglaterra, se aseguró de que Donovan pudiera ver todo aquello que le pudiera ser de interés. Y eso incluía un acceso especial y extraordinario a instalaciones de defensa y a ciertos documentos calificados de secretos. Así mismo, a principios de 1941, Donovan se adelantó hasta los Balcanes a los destacamentos de los británicos en el Mediterráneo.

Roosevelt quedó impresionado con los informes remitidos por Donovan, así como por sus ideas en el terreno de la Inteligencia y el lugar que debía ocupar en la guerra moderna. Así que cuando el Presidente decidió forzar a los distintos departamentos de inteligencia, civiles y militares, a que cooperasen en el terreno de la inteligencia y la información, Donovan fue el hombre elegido para llevar a cabo esa misión.

Así que en ese mismo año 1941, Donovan empezó a trabajar para la administración Roosevelt imprimiendo desde el primer momento su peculiar carisma a las funciones y cometidos que le iban siendo encomendadas como COI. En diciembre de 1941, y tras la entrada de los EE.UU. en la guerra después del ataque japonés a Pearl Harbor, el Coronel William Donovan esperaba poder recibir un Mando en el Ejército y comandar unidades en alguno de los frentes de la guerra. Sus esperanzas quedaron arruinadas a las pocas semanas, ya que un accidente de automóvil sufrido en la primavera de 1942 agravó una antigua herida de guerra y el Coronel Donovan se dio cuenta de que no podría comandar tropas en combate. Y aún así, debido a su carisma dentro del Estado Mayor Conjunto, fue declarado como apto para el servicio siendo comisionado hasta el final de la contienda. Esto, unido a su nombramiento como Director de la OSS, le permitió ejercer el Mando sobre centenares de soldados y llegar a ostentar los empleos de General de Brigada en 1943 y de General de División en 1944.

El historiador Thomas F. Troy dijo que el COI fue un “intento novelesco en la historia de los EE.UU. de poner en marcha y desarrollar un programa de Inteligencia, Subversión, Propaganda y Operaciones Especiales, como un único cometido integrado dentro del concepto de guerra moderna. Una suerte de cuarto brazo del Ejército que sumar al de Tierra, a la Armada y a las Fuerzas Aéreas”. La oficina del COI creció de una manera muy rápida en el otoño anterior al ataque a Pearl Harbor, con Donovan, (todavía como civil), acogiendo a multitud de oficinas y plantillas “huérfanas” de los diferentes departamentos de origen.

Donovan se encontró entonces con una de las misiones que era totalmente desconocida para él, y por lo tanto nueva. El espionaje. Donovan había concebido la obtención clandestina de información como una herramienta a utilizar para nutrir a los brazos de Propaganda y Análisis. Nunca había pensado en asumir unas funciones que estaban claramente encomendadas a las Fuerzas Armadas. Pero como ocurría que esas mismas Fuerzas Armadas solían encontrarse incómodas haciendo aquellas tareas en tiempo de paz, la propia Oficina de Inteligencia Naval y la División de Inteligencia del Ejército le cedieron a su personal e infraestructura. Y con esa cesión, el COI se llevaba también la asignación de fondos de libre disposición del presupuesto de emergencia de la Casa Blanca. Ese dinero era la “sangre” que hacía posible que el organismo de las operaciones encubiertas pudiese seguir funcionando. Eran fondos proporcionados por el Congreso y que el Presidente ó uno de sus Asesores, (en este caso el COI), podían gastar como considerasen oportuno. No eran auditados al detalle y la simple firma de Donovan daban acceso a los mismos sin necesidad de muchos más trámites. Esos fondos y la “autoridad” para los cometidos de espionaje, sembraron la “semilla” de la actual Dirección de Operaciones de la CIA.

Donovan empezó a reclutar a ciudadanos americanos que hubieran viajado por el mundo ó que hubieran estudiado especialidades relacionadas con las políticas de asuntos exteriores ó las relaciones internacionales. Y, en aquella época, eso significaba frecuentemente el tener dirigirse a las Universidades de la Costa Este para poder encontrar a “los mejores y más brillantes” candidatos a esos puestos. Y a medida que la amenaza de una guerra contra Hitler se iba extendiendo, Donovan se encontraba con que no pocos americanos considerados “líderes” por sus entornos, estaban dispuestos a combatir el nazismo allá donde fuera necesario.

El propio Donovan había viajado mucho por el mundo, después de su servicio militar en la 1ª Guerra Mundial, observando todo el contexto social, político y militar de los diferentes países que había ido visitando. Y de la misma forma, en el desarrollo de su experiencia legal corporativa había ido documentando pacientemente esa información. Cómo COI, se dio cuenta de que sus experiencias le daban una magnífica oportunidad de poner en marcha una de las “habilidades” de su nueva agencia. Después de conseguir la cooperación del bibliotecario del Congreso, el poeta Archibald McLeish, comenzó un análisis de las debilidades y fortalezas de los países miembros del Eje. Y de manera simultánea el COI estableció una rama de Desarrollo y Análisis, para poder comprobar la exactitud de las hipótesis de Donovan:

“Hemos revisado multitud de memorándums y documentos de varios departamentos de nuestro gobierno, con tratados de potenciales de los ejércitos, las armadas y las fuerzas aéreas de los diferentes países del Eje, así como su potencial económico, los cuales estudiados con detalle, por personal instruido y con dominio de las diferentes leguas, y puestos todos en conjunto, pueden proveernos de unos resultados muy valiosos y que a la postre pueden resultar decisivos”.

En otoño de 1941, Donovan remitía orgulloso sus primeros informes, meticulosamente elaborados y preparados, al Presidente Roosvelt. La Sección de Desarrollo y Análisis era todavía muy pequeña y estaba totalmente centrada en el conflicto europeo, así que no puede achacársele responsabilidad alguna, ni operacional ni de inteligencia, en el cercano desastre del ataque a Pearl Harbor.


3. La OSS en la 2ª Guerra Mundial

Con la entrada en diciembre de 1941 de los EE.UU. en la 2GM se empezó a valorar la asignación de un nuevo rol para el COI y su organización, así como la búsqueda de un nuevo emplazamiento. Donovan y su nueva Agencia, con su presupuesto de 10 millones de dólares, sus 600 empleados y su carismático Director, habían suscitado el recelo del FBI, del G-2 del Ejército y de otras tantas agencias estatales para la Guerra. El Estado Mayor Conjunto, (EMC), recién creado, también compartía esa suspicacia inicial ya que tenían considerado a Donovan como un civil “advenedizo”, pero que podría serles útil si operase directamente bajo las órdenes de ese Estado Mayor. Y, para sorpresa de ellos, el propio Donovan fue el más dispuesto a ese nuevo rol y ese nuevo organigrama. En colaboración con el Secretario del EMC, el General de Brigada Walter B. Smith, Donovan empezó a diseñar un plan para poner el COI al servicio del EMC, de tal manera que pudiera mantener la autonomía de la Agencia y además tener acceso a los recursos y fuentes del Ejército.
Teniente General Walter B. Smith. Secretario del Jefe de Estado Mayor Conjunto en 1941Teniente General Walter B. Smith. Secretario del Jefe de Estado Mayor Conjunto en 1941
El Presidente Roosvelt aceptó el cambio de rol del COI, aunque su idea previa era mantener el Servicio de Información Extranjera del COI, que incluía las emisiones radiofónicas en los países ocupados, fuera del control del Ejército. De esa manera separó las misiones de propaganda en “blancas” y “negras”, de tal forma que las primeras pasaron a la nueva Oficina de Información de Guerra, junto con la mitad de la plantilla permanente del COI.

El resto del COI, el 13 de junio de 1942, pasa a denominarse de forma oficial Oficina de Servicios Estratégicos, (OSS). Y aunque el cambio de nombre, implicaba la anteriormente mencionada escisión de la Agencia y la pérdida de las misiones de propaganda “blancas”, la nueva denominación ya incluía el concepto de “estratégico” para definir las misiones de la OSS, y eso era algo que, al reincorporado al servicio activo, Coronel Donovan le colmaba en una buena parte de sus aspiraciones de poner al nivel que se merecían las operaciones de inteligencia y clandestinas dentro de la Guerra Moderna.

Pero justo un mes después, las aspiraciones del Coronel Donovan recibían un serio revés. La aprobación de un Decreto de la Presidencia, a instancias del Departamento de Estado y del Comité de Servicios Armados, prohibía a la OSS el acceso y la decodificación de las comunicaciones del Eje interceptadas. Y a pesar de las protestas del Coronel Donovan, a las que las agencias del Gobierno hicieron oídos sordos, el resultado fue que la OSS no podía acceder a las comunicaciones interceptadas procedentes de Japón, (con el nombre en clave MAGIC), y sólo podía acceder a algunas comunicaciones procedentes de Europa, (con el nombre en clave ULTRA). Además empezaron a publicarse otra serie de edictos que limitaban de una forma notable la eficacia y la eficiencia de la OSS. Tanto el FBI cómo el G-2 y la Oficina de Información Naval, hicieron “piña” para preservar su monopolio de los trabajos de contrainteligencia domésticos. La OSS había desarrollado un notable aparato de contrainteligencia en ultramar, la Sección X-2, pero no tenía autorización para operar en el hemisferio oriental, que dominaban el FBI y la oficina del Coordinador de Asuntos Interamericanos, Nelson Rockefeller.

En 1942 la OSS empezó a desplegarse en el extranjero en todos los teatros de operaciones en los que el Coronel Donovan lo consideró oportuno. Los hombres que el Coronel Donovan había enviado en 1941 a las posiciones francesas del norte de África como “Vicecónsules”, habían elaborado sus propias redes de información que, con la información que habían ido obteniendo y elaborando, en noviembre de 1942 fueron de una utilidad importantísima para guiar los desembarcos de los Aliados durante la “Operación Torch”. Y fue el éxito de la “Operación Torch” uno de los principales motivos de la ganancia de prestigio y de apoyos en Washington por parte de la OSS. Desafortunadamente el General MacArthur y el Almirante Nimitz no consideraron necesario el apoyo de la OSS para el teatro de operaciones del Pacífico Central y la OSS quedó relegada de las principales operaciones del Ejército Americano contra el Imperio de Japón.

Nimitz y MacArthur rechazaron la intervención de la OSS, a gran escala, en el teatro de operaciones del PacíficoNimitz y MacArthur rechazaron la intervención de la OSS, a gran escala, en el teatro de operaciones del Pacífico
A pesar de todo ello, el Coronel Donovan siguió adelante con su proyecto y esperó a “tiempos mejores”. Y mientras tanto iba forjando, utilizando para la mayor parte de sus misiones una cobertura oficial del Ejército y para una pequeña de los Oficiales una cobertura diplomática no oficial, una verdadera red de operaciones clandestinas por todo el mundo.

Esta implantación a nivel mundial, se vió muy beneficiada por los contactos establecidos con el Ejército Británico. Los británicos tenían mucho que enseñarles a sus “pupilos” americanos cuando en noviembre de 1941 el COI abrió su sucursal en Londres. Ambas partes salieron ganando en una especie de relación de simbiosis. La OSS necesitaba información, entrenamiento y experiencia, que eran cuestiones en las que los británicos estaban más que versados., y los británicos por su parte esperaban el apoyo de la OSS y de otras agencias norteamericanas para poder desarrollar sus propias operaciones contra los países del Eje. A pesar del mutuo deseo de colaboración, la colaboración entre los británicos y la OSS llevó su tiempo para fraguar entre ambas partes.

Esa lenta maduración de la cooperación interaliada, tuvo muchas causas. Los Servicios de Inteligencia británicos ya tenían en marcha un cierto número de operaciones y temían que trabajar demasiado “codo con codo” con los inexperimentados norteamericanos pudiera poner en peligro esas operaciones en la Europa ocupada. Ese recelo de los británicos hizo que los americanos desempeñasen un rol de “ayudantes” durante una buena parte del conflicto, sobre todo en los previos a lo concerniente al Día D. Por su parte los oficiales americanos estaban preocupados por hacer de su agencia algo subsidiario de otro servicio de inteligencia de un país aliado. Además la política también influía en esa relación de confianza entre los servicios de ambos países, sobre todo en lo referente a Asia y al Oriente Medio, ya que muchos de los oficiales americanos se oponían, (de una forma discreta y en privado), a lo que ellos consideraban que podía ser una maniobra de los ingleses para expandir el Imperio Británico. Pero a pesar de esas diferencias y esos recelos, los objetivos comunes de la lucha contra el Eje y los sacrificios compartidos por ambas partes, hicieron que esa relación de confianza se tornase lo suficientemente firme para poder limar las asperezas y hacer que los cuarteles generales de ambos países alcanzasen el grado de colaboración suficiente.

En su máximo “pico” de operatividad, la OSS empleó a 13000 hombres y mujeres, que en términos relativos era poco menos que una División de Infantería del Ejército. El General Donovan empleó a miles de oficiales, suboficiales y soldados, y también encontró roles y funciones para multitud de hombres y mujeres que llegaron a la OSS como civiles. Dos tercios de sus efectivos pertenecían al Ejército, y el resto provenían de la Armada, de los Marines y de la Guardia Costera. Así mismo un cuarto de esos efectivos eran civiles que provenían de una multitud de oficios y roles de la vida civil. Unos 7500 estuvieron desplegados en ultramar, de ellos 900 eran mujeres. En el año fiscal de 1945 la OSS gastó unos 43 millones de dólares, ascendiendo el gasto total durante los cuatro años de su existencia a unos 135 millones de dólares.
Frank Goldberg, en el centro, fundador de Golberg Advertising, con otros miembros de la OSS, civiles y militaresFrank Goldberg, en el centro, (fundador de Golberg Advertising), con otros miembros de la OSS, civiles y militares

4. Sección de Análisis y Desarrollo
Una parte del personal destinado en la OSS, en su mayoría civiles expertos del ámbito académico, fueron los responsables de poner en marcha una Sección que se encargaría del análisis estratégico para la inteligencia. Siguiendo la idea del Coronel Donovan de un servicio que pudiera recopilar y analizar todas las informaciones, independientemente de la fuente de procedencia ó del Departamento gubernamental de origen, los analistas de la Sección de Análisis y Desarrollo llegaron a formar una formidable fuente de inteligencia e información.

Aunque la sección sufrió en ocasiones alguna escisión y tuvo que colaborar “compartida” con otras agencias internas y que, por otro lado, algunas veces sus informes no eran tenidos en cuenta por nadie, los expertos de la sección llegaron a establecer una nutrida red de contactos, a veces incluso con contactos dentro de otras agencias rivales de la propia OSS. Incluso los críticos más acérrimos con la OSS, moderan el tono de esas críticas al referirse a la Sección de Análisis y Desarrollo, (A&D), y a las contribuciones que hizo durante el conflicto, y cuando al final de la guerra se decidió que la OSS debía disolverse, la Sección A&D fue una de las que todo el mundo estuvo de acuerdo en que había que mantener para el futuro.

Encabezados por el historiador de Harvard William Langer, la A&D llegó a contar con unos 900 analistas. El reclutamiento nunca fue un verdadero problema y la A&D se nutría de historiadores, economistas, politólogos, geógrafos, psicólogos, antropólogos, y diplomáticos.
William Langer. Jefe de la Sección de Análisis y DesarrolloWilliam Langer. Jefe de la Sección de Análisis y Desarrollo
Gran cantidad de Profesores a lo largo y ancho de los EE.UU., aceptaban de buen grado la oportunidad que se les ofrecía de contribuir al esfuerzo de guerra con sus habilidades. Y si echamos un vistazo rápido al “quién es quién” de la A&D, podremos observar que entre ellos figuraron Arthur Schlesinger Jr., Walt W. Rostow, Edward Shils, Herbert Marcuse, H. Stuart Hughes, Gordon Craig, Crane Brinton, John King Fairbank, Sherman Kent, Ralph Bunche, y un buen número de distinguidos colegas que como ellos se unieron en algún momento a la Sección. De hecho entre los veteranos de la A&D se puede observar que hay siete futuros presidentes de la Asociación de Historia Americana, cinco presidentes de la Asociación Económica Americana y dos Premios Nobel.

La Sección A&D hizo sus principales contribuciones durante las campañas de bombardeo de objetivos en Europa. Los análisis elaborados por la Unidad de Objetivos Enemigos, un equipo de economistas de la A&D destinados en la Embajada de EE.UU., en Londres, enviaron a los bombarderos aliados sobre las fábricas de aviones alemanas en los años 1943 y 1944. Después de debilitar las defensas de intercepción de la Luftwaffe, los bombarderos aliados podían golpear sobre la producción de petróleo de los alemanes, que la UOE identificaba como el punto vital del esfuerzo de la maquinaria de guerra alemana. Y aunque la idea no era original de la OSS, los precisos y bien documentados informes de la UOE le dieron la suficiente entidad y credibilidad como para que los Comandantes de las Fuerzas Aéreas en Europa, decidieran ponerla en práctica. Cuando los bombarderos norteamericanos empezaron a bombardear las plantas de refinado de combustible alemanas, el sistema de interceptación de mensaje ULTRA detectó una serie de comunicaciones que indicaban que el alto mando alemán estaba en una situación cercana al pánico. Posteriormente y debido a la ofensiva del Día D, los bombarderos se pospusieron y no fue hasta el otoño de 1944 cuando se retomaron las “Ofensivas del Combustible”, que hicieron que a finales de 1944, y debido a la escasez de combustible, la Luftwaffe careciese prácticamente de capacidades operativas y que miles de tanques y camiones del Ejército Alemán estuviesen parados en los diferentes frentes europeos.


5. Sección de Operaciones Especiales

La rama de Operaciones Especiales, (OE), desarrolló operaciones de guerra de guerrillas en los frentes de Europa y de Asia. Al igual que en las otras facetas que llevó a cabo la OSS, la organización y doctrina de la Sección OE se guio por las experiencias del Ejército Británico en el emergente campo de la “guerra psicológica”. Los estrategas británicos, en el periodo de tiempo transcurrido entre la caída de París en 1940 y la invasión de Rusia en 1941, se habían estado preguntando como Inglaterra, (muy falta de recursos para acometer la invasión de Europa en esos momentos), podía debilitar y, en fin, derrotar a Hitler. Y en Londres se decidió optar por una estrategia en tres fases que pudiese llevarse a cabo utilizando únicamente los medios existentes. Bloqueo naval, bombardeo aéreo constante y subversión del gobierno nazi en los territorios ocupados.

El énfasis que pusieron en la guerra de guerrillas y en los sabotajes, encajó a la perfección con la visión que tenía el General Donovan de una ofensiva en profundidad en la cual las guerrillas, los saboteadores, los comandos y los agentes detrás de las líneas enemigas, serían el apoyo necesario para el avance de las fuerzas aliadas. La OSS parecía el punto de contacto natural con el Ejecutivo de Operaciones Especiales, (SOE), del Ejército Británico, para la planificación y ejecución de operaciones, una vez que el Estado Mayor conjunto de las fuerzas británicas y estadounidenses decidió en 1942 que los EE.UU. se unirían a los británicos en la guerra subversiva. De esta manera la Sección OE se convertía en el acompañante americano del SOE británico.
El General Donovan con varios Oficiales de la Sección de Operaciones EspecialesEl General Donovan con varios Oficiales de la Sección de Operaciones Especiales
Juntos la Sección OE y el SOE crearon los famosos “Equipos Jedburgh”, que saltaron en paracaídas sobre Francia en el verano de 1944 para preparar el Desembarco de Normandía. Los Jedburghs fueron un total de 93 equipos, de tres hombres cada uno, (dos Oficiales, uno de la OSS y otro del SOE, y un Suboficial ó Tropa, de las fuerzas de la Francia Libre del General De Gaulle, como operador de Radio), que se unieron a los grupos de la Resistencia Francesa para luchar contra las fuerzas de ocupación alemanas.
Miembros de un Equipo Jedburgh preparándose para una misiónMiembros de un Equipo Jedburgh preparándose para una misión

Todos ellos habían recibido entrenamiento paracaidista y de comandos en las instalaciones del SOE en Milton Hall, y formaban un colorido y capacitado grupo, del que formaron parte el escritor Stewart Alsop ó el futuro Director de la CIA William Colby. Se desarrolló un ambiente de gran camaradería, sin distinción entre Oficiales, Suboficiales y Tropa, (más allá del mantenimiento de la disciplina militar), ya que una vez en suelo francés, los rangos quedaban “relegados” por la valentía y las capacidades de cada uno.
Comandante William Colby en la época en la que estaba encuadrado en uno de los Equipos Jedburgh. Fue Director de la CIA desde 1971 a 1975Comandante William Colby en la época en la que estaba encuadrado en uno de los Equipos Jedburgh. Fue Director de la CIA desde 1971 a 1975
Entre los efectivos más conocidos de la Sección OE de la OSS, figura también Virginia Hall, quien llevó a cabo misiones para la OSS en territorio francés y alemán que la llevaron a ser condecorada con la Cruz de Servicios Distinguidos y a ser la única mujer civil merecedora de tal condecoración durante la SGM.
Virginia Hall siendo condecorada por el General DonovanVirginia Hall siendo condecorada por el General Donovan
Con respecto a las operaciones en el frente de Asia – Pacífico, fue el Destacamento 101 en Birmania el que más se acercó a los objetivos que se había fijado el General Donovan de apoyo estratégico a las operaciones de combate regulares. El Destacamento 101 se tomó muy en serio el “tejer” una red de cooperación con los guías y agentes nativos, y en el plazo de un año aproximadamente, el Destacamento y sus cientos de informantes de las tribus Kachin habían empezado a conseguir importantes avances sobre las posiciones de las tropas japonesas en la jungla.
Guerrilleros Kachin avanzan por un río junto con soldados de la OSSGuerrilleros Kachin avanzan por un río junto con soldados de la OSS
Con unos efectivos de unos 120 militares estadounidenses, se consiguió reclutar alrededor de unos 11.000 guerrilleros de las tribus Kachin para luchar contra las tropas del Imperio Japonés. Cuando las tropas aliadas invadieron Birmania en 1944, los equipos avanzados del Destacamento 101 habían ido recopilando informes de inteligencia, difundiendo falsos rumores, saboteando instalaciones clave, habían rescatado a aviadores aliados que habían sido derribados y atacado a campamentos japoneses aislados. El Destacamento 101 recibió la Citación Presidencial a la Unidad Distinguida por su papel en la ofensiva que liberó Rangún en 1945.
Un Oficial y un Suboficial de la OSS son condecorados. Se puede observar en su brazo el emblema del Destacamento 101Un Oficial y un Suboficial de la OSS son condecorados. Se puede observar en su brazo el emblema del Destacamento 101
A finales de 1942, el Estado Mayor Conjunto del Ejército de EE.UU. autorizó a la OSS el despliegue de unidades de tipo comando detrás de las líneas enemigas. Se crearon a tal efecto los Grupos Operativos, que eran pequeñas unidades de soldados especialmente entrenados, (muchos de ellos reclutados de las minorías étnicas de los EE.UU. por el conocimiento de idiomas como el italiano, el francés, el griego…), que luchaban de uniforme de tal forma que su conexión con la OSS no fuese tan obvia y evitar así su fusilamiento por espionaje.

El General Donovan revistando a miembros de los Grupos Operativos de la OSSEl General Donovan revistando a miembros de los Grupos Operativos de la OSS
Se les encuadró a todos ellos en el 2671 Batallón Especial de Reconocimiento y llevaron a cabo una cantidad ingente de misiones en Francia, Italia, Grecia, Yugoslavia, Birmania, Malasia, China…, casi siempre en colaboración con grupos de partisanos ó de la resistencia.
Cabo del 2671 Batallón de Reconocimiento EspecialCabo del 2671 Batallón de Reconocimiento Especial
El entrenamiento de estos Grupos Operativos consistía en educación física, orientación y navegación con mapas, combate nocturno, operaciones de demolición, uso de armas especiales, guerra de guerrillas tipo comando, combate cuerpo a cuerpo con el Teniente Coronel William Fairbairn del Ejército Británico, y en general uso y entrenamiento de todo tipo de armas, ya fueran de los ejércitos aliados ó de los del Eje. Además todos ellos recibían instrucción paracaidista, y muchos de ellos instrucción anfibia ó de vida en montaña.
Utilicen siempre un cuchillo. Ya limpiaran la sangre de sus uniformes más tarde. Los consejos del Teniente Coronel FairbairnUtilicen siempre un cuchillo. Ya limpiaran la sangre de sus uniformes más tarde. Los consejos del Teniente Coronel Fairbairn
La composición típica de estos grupos operativos consistía en dos Oficiales y trece hombres entre Suboficiales y Tropa,(todos ellos Cabos ó Sargentos, no había soldados), siendo cómo mínimo uno de ellos especialista en medicina de combate y otro en comunicaciones. Todos ellos tenían las mismas capacidades operativas, (a excepción del médico y del operador de radio), lo que hacía que durante las misiones se pudiesen flexibilizar los cometidos de cada uno de los componentes del Grupo.
Miembros del Grupo Operativo Nº2 de la OSS en territorio griegoMiembros del Grupo Operativo Nº2 de la OSS en territorio griego
Durante una de las operaciones que llevaron a cabo, la “Operación Ginny II” en la costa de Italia, 15 miembros de uno de esos Grupos Operativos fueron asesinados en aplicación de la criminal Orden Comando de Hitler.
Placa conmemorativa a los 15 militares de la OSS asesinados en Framura. ItaliaPlaca conmemorativa a los 15 militares de la OSS asesinados en Framura. Italia
La “Operación Ginny II”, que se llevó a cabo el 22 de marzo de 1944 tenía por objetivo principal la voladura del túnel de la localidad de Framura por el que pasaba la línea férrea estratégica entre Génova y La Spezia. Durante la noche dos lanchas torpederas de la Armada de los EE.UU. salían de la base de la OSS de Córcega en dirección a la costa de la Liguria, cerca de la localidad de Framura.
Túneles de Framura en la actualidad. Objetivo principal de la Operación Ginny IITúneles de Framura en la actualidad. Objetivo principal de la Operación Ginny II
Una vez allí arriaron tres botes de goma, cada uno de ellos con cinco hombres, del Grupo Operativo al mando del Teniente Vincent Russo, que ejercería el mando sobre el grupo de asalto y el Teniente Paul Traficante que era el responsable del grupo de seguridad.

En un desastroso giro de los acontecimientos, los equipos de los botes perdieron la comunicación con las torpederas que les iban a servir de apoyo y que además se vieron obligadas a retirarse ante la aparición de una patrullera alemana. La ausencia de las torpederas americanas además de dejarles sin apoyo de fuego y sin transmisiones, ocasionó que los soldados del Grupo Operativo se equivocasen de promontorio, debido a la ausencia de radar, y acabasen en uno que a pesar de estar cercano a los túneles que tenían que volar, no tenía acceso directo a los mismos. Intentaron encontrar el otro acceso, pero lo escarpado del terreno hacía que fuera extremadamente complicado y decidieron ocultarse hasta la mañana siguiente en la que el Teniente Russo y el Sargento Dominique Mauro, decidieron ir al pueblo cercano, (conocedores ambos del dialecto genovés de la zona), en busca de comida e información. Tras contactar con un lugareño llamado Franco Lagaxo, este accedió a ayudarles y consiguieron localizar su objetivo en la mañana del 23 de marzo. Pero las cosas seguían torciéndose. A pesar de recuperar las comunicaciones, se produjo la avería de una de las torpederas que había regresado a la zona y que se vió obligada a volver a Córcega, mientras que la otra tuvo que ocultarse ante la aparición de nuevo de las patrulleras de la Armada alemana. Eso forzó a una nueva jornada de ocultamiento de los hombres del Grupo Operativo. Pero la mañana del 25 de marzo se produjo el desenlace definitivo al ser detectados los botes de goma por un pescador local que informó del hallazgo a las autoridades de Bonassola. El área de búsqueda de las fuerzas enemigas se fue extendiendo hasta que dieron con una chica que les informó de que había visto a varios forasteros armados en las proximidades de una granja abandonada cerca de su casa. Rodeados por fuerzas italianas y alemanas, los soldados se vieron obligados a rendirse. Fueron interrogados en primera instancia por las fuerzas fascistas italianas de Bonassola, y posteriormente transferidos a la custodia de la 135ª Brigada de la Fortaleza de La Spezia. Allí fueron interrogados de nuevo y aunque no hay muchos detalles de esos interrogatorios sí que parece seguro que alguno de los militares del Grupo Operativo reveló los detalles de la operación. La certeza de la jerarquía nazi local de que se encontraban ante un golpe de mano de una unidad de comandos aliada hizo que se informara de inmediato al General Anton Dostler, Jefe del 75º Cuerpo de Ejército, quién la mañana del 26 remitió un cable al Comandante en Jefe de la 135ª Brigada, Coronel Almers, exigiéndole la ejecución inmediata de los militares capturados en aplicación de la Orden Comando de Adolf Hitler.
General Anton Dostler. Jefe del 75º Cuerpo de Ejército alemánGeneral Anton Dostler. Jefe del 75º Cuerpo de Ejército alemán
El Coronel Almers informó al General Dostler de que los prisioneros vestían uniformes del Ejército americano y que portaban sus distintivos de empleo y unidad, por lo que solicitó que se revocase la orden de ejecución. El General Dostler le recordó su juramento de lealtad al Führer y que éste estaba por encima de la Convención de Ginebra. A pesar de ello, el Coronel Almers y dos de los interrogadores presentes en La Spezia, (los Capitanes de la Kriegsmarine Klaps y Sessler, que aunque parezca increíble conocían a alguno de los soldados con anterioridad a la guerra), volvieron a solicitar por escrito y por teléfono que se reconsiderase la ejecución de los prisioneros de guerra, pero fueron nuevamente ignorados por el General Dostler.

El Comandante Alexander zu Dohna-Schlobitten, ayudante del General Dostler, se negó a su vez a firmar la orden de ejecución por lo que fue procesado por insubordinación y expulsado de la Wehrmacht. La mañana del 26 de marzo, los 15 militares americanos, (aún vestidos con sus uniformes), fueron llevados a la localidad de Punta Bianca, un saliente rocoso sobre la costa de la Península de Ameglia , dónde fueron ejecutados y posteriormente enterrados en una fosa común en La Ferrara. Las circunstancias que rodean al hecho dejan bastante claro que los autores de la ejecución sabían que se trataba de un asesinato vil y de un crimen de guerra. No se les fusiló, (once de ellos murieron por un fuerte golpe en el cráneo), para evitar testigos alertados por el ruido. Se escogió un lugar apartado para su asesinato y entierro. Dos días después se elaboró un informe falso que decía que los 15 soldados habían muerto en combate. Cuatro días después el Mariscal de Campo Kesselring, Comandante en Jefe de las fuerzas alemanas en Italia, ordenaba que se destruyeran todos los informes y comunicaciones relativas a los hechos.
Mariscal de Campo Albert Kesselring. También implicado en los asesinatosMariscal de Campo Albert Kesselring. También implicado en los asesinatos
En los días siguientes a la liberación de Italia se dio prioridad a la búsqueda de los soldados que constaban aún como desaparecidos en combate. Las informaciones obtenidas de los prisioneros de guerra alemanes y de los habitantes de la zona condujeron a que se encontrara la tumba oculta de los soldados e hicieron que se diera prioridad máxima a la captura del General Dostler. El General Dostler fue capturado y juzgado ante la Comisión Militar Americana en Roma el 8 de octubre de 1945. Su defensa se basó en que debía obedecer las órdenes impartidas por Adolf Hitler relativas a las unidades de comandos. El Principio IV de los Principios de Nuremberg declaró que las órdenes recibidas por el personal militar nunca podían ir en contra de los valores superiores como la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El General Dostler fue encontrado culpable y fusilado el 1 de diciembre de 1945.
El General Anton Dostler instantes antes de ser fusilado por los asesinatos de la Operación Ginny IIEl General Anton Dostler instantes antes de ser fusilado por los asesinatos de la Operación Ginny II
También dentro de estos Grupos Operativos surgió una Sección independiente que muchos consideran el germen de los actuales SEAL de la Armada de EE.UU. La Sección Marítima de la OSS se nutrió principalmente de hombres procedentes de la Guardia Costera y llevaron a cabo acciones de infiltración y sabotaje en el teatro de operaciones de Asia – Pacífico.
Miembros de la Sección Marítima de la OSS, procedentes en su mayoría de la Guardia CosteraMiembros de la Sección Marítima de la OSS, procedentes en su mayoría de la Guardia Costera
En 1943 el Grupo de Operaciones de Moral, (MO), se separó de la Sección OE para poder llevar a cabo con una mayor eficacia las operaciones de propaganda “negra” que habían quedado aparcadas al separarse el Coordinador de Información de la OSS el año anterior. La propaganda “negra” se entendía como un instrumento para desmoralizar a las tropas del Eje y para incrementar la resistencia de los disidentes de los regímenes de Berlín y Tokio. Al Grupo MO le costó más de un año encontrar su “lugar de trabajo” en Washington, pero a mediados de 1944 ya estaban trabajando con una notable eficiencia. Se encargaban de difundir rumores sobre la salud física, (y mental), de Hitler, de crear y repartir grandes cantidades de panfletos, pegatinas, sellos y periódicos de carácter subversivo, de lanzar al aire emisiones de radio para los grupos de resistencia y los disidentes, (con emisiones de, por ejemplo, Marlene Dietrich cantando “Lili Marlen”). Entre las operaciones que llevaron a cabo, la más importante y mejor documentada fue la bautizada como “Operación Cornflakes”. Al final la guerra, los responsables del Grupo MO habían convencido a los políticos de Washington de la necesidad de que en las guerras sucesivas debía prestarse la misma atención a los campos de batalla “psicológicos” que a los “económicos”.


6. Sección de Inteligencia

A pesar de que el General Donovan no había concebido la OSS como una agencia de espionaje al uso, para llevar a cabo cometidos de información en diferentes capitales extranjeras, en seguida se dio cuenta de que para poder llevar a cabo los cometidos que él había dispuesto de apoyo a las operaciones de análisis, de comandos, de propaganda,…, tenía que contar, necesariamente, con la inestimable labor de los informantes que se encontraban sobre el terreno. Para ello, establece en 1942 la Sección de Inteligencia, SI, con el fin de abrir estaciones de información, entrenar a Oficiales extranjeros, poner en marcha operaciones sobre el terreno y proveer de informes a las oficinas de Washington. Encabezada desde 1943 por el ejecutivo y abogado de prestigio internacional Whitney H. Shepardson, al final de la guerra la SI había llegado a ser un verdadero servicio de inteligencia exterior con esctaciones en Asia, Europa, y Oriente Medio, con buenas redes de colaboración con servicios extranjeros, y con un creciente cuerpo doctrinal de operaciones.
Whitney Shepardson. Jefe de la Sección de InteligenciaWhitney Shepardson. Jefe de la Sección de Inteligencia
En 1942, el más famoso Jefe de Estación de la OSS, Allen W. Dulles, abrió su “tienda” en el patio trasero de Adolf Hitler. La legación americana en Berna, Suiza. Dulles adoptó rápidamente lo que quedaba de la estructura que poseía el servicio de inteligencia del Ejército de la Francia Libre y empezó a recibir informes sobre los despliegues de las fuerzas alemanas en Francia, que fueron muy útiles para las fuerzas aliadas de cara a planear la invasión del continente.
Allen Dulles en 1942. Posteriormente fue el primer Director civil de la CIA, entre 1953 y 1961Allen Dulles en 1942. Posteriormente fue el primer Director civil de la CIA, entre 1953 y 1961
También se dio cuenta de que enviar agentes aliados a Alemania, suponía una escasa esperanza de que estos pudiesen esquivar a la Gestapo. Pero también supo que el viaje entre Alemania y la neutral Suiza era lo suficientemente libre para que un ciudadano alemán pudiese realizarlo sin levantar excesivas sospechas. Contactó con emigrados alemanes, miembros de la resistencia y Oficiales de inteligencia contrarios a Hitler, quienes a través de la figura de Hans Bernd Gisevius, le pusieron en contacto con la pequeña, pero muy valiente, resistencia que se oponía a Hitler en la propia Alemania. Aunque Washington le prohibió llegar a acuerdos con los conspiradores del intento de atentado contra Hitler del 20 de julio de 1944, algunos de ellos sí que le proporcionaron informes muy precisos, (aunque incompletos), sobre el desarrollo de las bombas V1 y V2. Dulles además fue contactado por un funcionario del Ministerio de Exteriores alemán, Fritz Kolbe, quién se ofreció voluntariamente para informar sobre los acontecimientos relevantes que ocurriesen en Berlín. Los informes periódicos de Kolbe facilitaron a los aliados valiosas informaciones sobre la política exterior y sobre asuntos militares del Gobierno del Reich, además de ayudar a descubrir al espía alemán “Cicero” que trabajaba en la Embajada Británica en Turquía.

En 1945, la SI había extendido sus operaciones más allá de aquellas que ya estaban en curso e intentaba afrontar la infiltración de agentes en la Alemania Nazi. Donovan quería reproducir el éxito de la misión de la SI en Argelia, que había conseguido formar una red de informantes en el sur de Francia. Pero la falta en Alemania de una estructura como la de la Resistencia Francesa dificultaba en extremo la operación. Y las pocas posibilidades de supervivencia que tendrían los agentes aliados una vez en suelo alemán añadían todavía más obstáculos al desarrollo de la operación. Pero el Director de la SI en Londres pensó que podrían reclutar a agentes entre los cientos de prisioneros de guerra que había en Inglaterra. A aquellos que se presentaron voluntarios para la misión, se les entrenó y se les equipó y unos 200 fueron lanzados en paracaídas sobre Alemania, y se establecieron formando equipos en Munich, Bremen, Mainz, Dusseldorf, Essen, Stuttgart, y Viena, y algunos incluso en Berlín. Pagaron un alto precio en bajas, (36 fueron fusilados y asesinados y otros muchos desaparecieron), pero consiguieron valiosas informaciones sobre instalaciones claves y objetivos militares significativos que fueron decisivas para el avance aliado sobre Alemania.

Con la inminente derrota de Alemania en la primavera de 1945, la SI de Dulles hicieron una de sus más grandes contribuciones al “esfuerzo de guerra”. Algunos Generales alemanes y otros Oficiales de alto rango de las SS, (inlcuído el propio Heinrich Himmler), habían empezado a hacer ofertas de paz a los aliados. Pero la política de rendición incondicional, sumada a las suspicacias que podían provocar esas conversaciones de paz en Josif Stalin, hacían que los diplomáticos británicos y americanos no pudiesen mantener esos contactos de manera “oficial”. Sin embargo, desde Washington, se autorizó a Dulles a mantener contactos discretos, desde su oficina de Suiza, con el General de las SS Karl Wolff, quien se había ofrecido a pactar la rendición de las fuerzas nazis en Italia. Esos contactos se mantuvieron en el marco de la “Operación Sunrise”, que en el mes de Abril de 1945 finalizó con la rendición de las tropas alemanas, acortando la guerra en Italia y salvando cientos, sino miles, de vidas de soldados aliados.
General de las SS Karl Wolff, quien llegó a un acuerdo con Allen Dulles para la rendición de los nazis en Italia en el marco de la Operación SunriseGeneral de las SS Karl Wolff, quien llegó a un acuerdo con Allen Dulles para la rendición de los nazis en Italia en el marco de la Operación Sunrise
En el teatro de operaciones de Asia – Pacífico también se desplegaron efectivos de la Sección de Inteligencia, que llevaron a cabo numerosas acciones de espionaje y de contrainteligencia contra el Ejército Imperial de Japón. Hombres como el Sargento Richard Sakakida ó el Sargento Arthur Komori, llegaron formar parte de los servicios de información japoneses en las Islas Filipinas al mando del General Yamashita, hecho que incluso les acarreó ciertos problemas al final de la guerra y que les llevó a ser duramente interrogados por sus antiguos colegas de la propia OSS.
Sargento Arthur Komori. Miembro de la Sección de Inteligencia de la OSS en el PacíficoSargento Arthur Komori. Miembro de la Sección de Inteligencia de la OSS en el Pacífico

Sargento Richard Sakakida. Miembro de la Sección de Inteligencia de la OSS en el PacíficoSargento Richard Sakakida. Miembro de la Sección de Inteligencia de la OSS en el Pacífico
Hubo también un número importante de mujeres como Julia Child en Ceylán, (se hizo muy famosa como presentadora de un programa de cocina después de la guerra), Elisabeth MacIntosh en la India, ó Claire Philips en las Islas Filipinas fueron de una importancia que no ha sido bien ponderada, dedicadas al descifrado de mensajes, a la obtención de información ó a la ayuda de prisioneros de guerra evadidos para que pudieran alcanzar las líneas propias.
Julia Child durante su estancia en Ceylán al servicio de la OSSJulia Child durante su estancia en Ceylán al servicio de la OSS

Elisabeth MacIntosh. Corresponsal de Guerra y agente de la OSSElisabeth MacIntosh. Corresponsal de Guerra y agente de la OSS

Claire Phillips. Agente de la OSS en Filipinas. Ayudó a multitud de prisioneros evadidosClaire Phillips. Agente de la OSS en Filipinas. Ayudó a multitud de prisioneros evadidos


7. La Sección X-2
Cualquier semblanza que quiera hacerse sobre la importancia de los cometidos que se llevaron a cabo por parte de la OSS, debe partir del hecho de que el mejor sistema de información que poseían los británicos y los americanos provenía de la interceptación y descifrado de mensajes de los países del Eje. Sin los sistemas ULTRA y MAGIC, la guerra podría haber tenido un desenlace diferente. Aún así la OSS compartió solo una pequeña parte de su “botín” de información, oficialmente porque el Ejército y la Armada, (respaldados por el Estado Mayor Conjunto), habían rechazado darle a la agencia del General Donovan un rol decisivo en la interceptación, descifrado y análisis de esos mensajes. Pero había una importante excepción a esa “prohibición” del flujo de información. La Sección de Contrainteligencia de la OSS, la X-2, hizo un muy buen uso del sistema ULTRA de los alemanes y para el final de la guerra habían conseguido establecer por sí mismos una formidable estructura para la puesta en marcha de operaciones clandestinas.

El General Donovan creó la X-2 a principios de 1943 para establecer con los británicos una cooperación en la explotación de los mensajes interceptados del sistema ULTRA, con las que habían conseguido capturar a varios agentes alemanes que operaban desde suelo del Reino Unido. Algunos de esos agentes alemanes fueron “doblados” para que siguieran enviando mensajes a Berlín, plausibles pero convenientemente modificados. Los británicos querían contar con los americanos para esta campaña, pero insistían en que los americanos imitasen los procedimientos de seguridad británicos. La sección resultante de este trato fue la X-2. Esta Sección contaría con sus propias estaciones en ultramar, sus propios canales de comunicaciones y cooperaría estrechamente con las agencias de información británicas, tanto domésticas como en países extranjeros.

Encabezada desde el principio por el Fiscal James Murphy, la X-2 se fue convirtiendo de una manera paulatina en una “elite de la elite”. Sus Oficiales poseían las claves secretas apropiadas para cada momento de la guerra y podían vetar las operaciones propuestas por la SI ó la OE, sin más explicaciones que la propia negativa. Tal “poder” percibido por los integrantes de la OSS, hacía que la X-2 no tuviera problemas en captar a los valores más prometedores de la agencia. Pero al mismo tiempo fue creando una sensación de desapego por parte de las otras Secciones de la OSS.

La X-2 funcionó muy bien en el teatro de operaciones Europeo, pero el Cuartel General de la OSS en Washington, podría haber sacado todavía más provecho de las operaciones de contrainteligencia llevadas a cabo por la X-2. Y si ese aprovechamiento no se produjo, fue porque desde Washington se seguía teniendo la sensación de que la X-2 tenía un serio problema de seguridad. Las agencias ya establecidas, como el FBI y el G-2, tenían el convencimiento de que la OSS, (y en especial la X-2), debido al peculiar proceso de selección de personal del General Donovan, había “trufado” la OSS de personas subversivas y potenciales espías. Y aunque de hecho no existen pruebas de que la OSS hubiera llegado a estar infiltrada por efectivos del Eje, sí es cierto que simpatizantes de la Unión Soviética llegaron a trabajar en ciertos puestos de la OSS. De hecho algunos de ellos fueron reclutados precisamente por el hecho de tener un pasado comunista, ya que el General Donovan pensaba que serían útiles a la hora de contactar con grupos de partisanos en los territorios de la Europa ocupada. Pero otros que no eran sospechosos de ser comunistas, (tales como Duncan C. Lee, ayudante personal del General Donovan, el economista de la Sección A&D Donald Wheeler, la experta en MO en Indonesia Jane Foster Zlatowski, and y el especialista en Latinoamérica de la Sección A&D Maurice Halperin), le pasaron sin embargo informaciones a Moscú.
Documentación china perteneciente al Ayudante Personal del General Donovan, Duncan C. LeeDocumentación china perteneciente al Ayudante Personal del General Donovan, Duncan C. Lee

8. Armamento y Equipo
Las actividades de la OSS crearon una constante y creciente demanda de artilugios, dispositivos e instrumentos, que pudiesen ser utilizados para engañar, atacar ó desmoralizar al enemigo. Y como no resultaba fácil encontrar nuevas agencias dispuestas a aceptar estos trabajos de poco volumen y altamente especializados, el General Donovan promovió una serie de instalaciones domésticas que fabricasen las herramientas que la OSS necesitaba para sus misiones clandestinas. Los ingenieros asignados a la OSS, habían conseguido para el final de la guerra, una auténtica estructura de laboratorios, talleres y expertos que, en ocasiones, habían conseguido darle a los aliados la ventaja necesaria para superar a sus colegas del Eje.

Las Secciones OE y SI, pedían con frecuencia esas “proezas técnicas” a la recién creada Sección de Investigación y Desarrollo, (I&D), al frente de la cual el General Donovan había puesto al químico y ejecutivo de Boston, Stanley P. Lovell, (quién con posterioridad se vio envuelto en un asunto turbio de experimentos con “sueros de la verdad”), para que fuera su “Profesor Moriarty”.
Stanley Lovell durante su época de estudiante universitarioStanley Lovell durante su época de estudiante universitario
Los productos de la Sección I&D iban desde pistolas con silenciador a bombas lapa, pasando por los “Explosivos Tía Jemima”, llamados así por presentarse en forma de paquetes de levadura de esa marca, diminutas cámaras fotográficas, sistemas de comunicaciones que permitían contactar con aviones que sobrevolaban territorio enemigo a gran altura, dispositivos de vigilancia, balizas electrónicas de señales.
Equipo standard de un agente de la OSSEquipo standard de un agente de la OSS

Minipistola FP-45 LiberatorMinipistola FP-45 Liberator

Minicámara de fotos camuflada de caja de cerillasMinicámara de fotos camuflada de caja de cerillas
Además la Sección I&D era también la encargada de proporcionar a los agentes sobre el terreno toda la documentación necesaria para poder construirse una coartada creíble detrás de las líneas enemigas. Cartillas de racionamiento, permisos de trabajo, tarjetas de identidad, moneda de los territorios ocupados… En palabras de los responsables de la OSS, “cada agente tenía que ser equipado con ropa cosida exactamente como lo habría sido si se realizara en la zona para la cual estaba destinado; sus gafas, empastes, cepillo de dientes, maquinilla de afeitar, maletín, bolsa de viaje, zapatos y todos los objetos personales tenían que ser cuidadosamente reproducidas”.
Radio portátil utilizada por los agentes de la Sección de InteligenciaRadio portátil utilizada por los agentes de la Sección de Inteligencia
Con el creciente número de misiones costeras de infiltración y sabotaje que la OSS llevaba a cabo, la Sección I&D centró una buena parte de sus labores en desarrollar barcos especializados, equipos y explosivos, así como equipos de respiración subacuática, (como el primero autónomo desarrollado por el Comandante Chirstian Lambertsen), relojes y brújulas estancos, o un kayak de dos hombres que resultó tan prometedor que 275 de ellos fueron encargados por los británicos.
Teniente Christian Lambertsen en 1942 antes de su incorporación a la OSS. Pueden observarse sobre su uniforme las insignias del Cuerpo Médico MilitarTeniente Christian Lambertsen en 1942 antes de su incorporación a la OSS. Pueden observarse sobre su uniforme las insignias del Cuerpo Médico Militar

Imágenes del LARU. Lambertsen Amphibious Respiratory UnitImágenes del LARU. Lambertsen Amphibious Respiratory Unit
Aunque también hay que reconocer que algunos de los “inventos” de la OSS pueden resultar un tanto cómicos con el paso del tiempo. Por ejemplo el “Proyecto Campbell”, consistió en la fabricación de un bote de goma, camuflado como un pesquero local, que guiado por control remoto se utilizaría para intentar hundir navíos de guerra japoneses anclados en algún puerto. Y aunque en alguno de los ensayos consiguieron dañar al navío objetivo, la realidad hizo descartar el proyecto por el peligro que entrañaba arriesgar la vida de un operativo que sería el encargado de “botar” el barco teledirigido.


9. Desmantelamiento de la OSS. Origen de la CIA

Y se llegó al final del inusual “experimento” que había supuesto la OSS. Se había intentado determinar si un grupo de ciudadanos estadounidenses, (civiles y militares), con diferentes orígenes raciales, diferentes talentos y temperamentos, diferentes habilidades y capacidades…, podían trabajar juntos y afrontar el reto de enfrentarse a unas organizaciones enemigas bien entrenadas con una larga tradición y una vasta experiencia. Y se había logrado el poder demostrar al pueblo estadounidense que sólo desde la toma de decisiones en un ámbito nacional, basadas en una precisa información previa, se podía aspirar a una paz que fuera realmente duradera, que evitase una tercera contienda mundial.

La OSS se disolvió el 1 de octubre de 1945. Pero afortunadamente el Asistente del Secretario de Defensa, John J. McCloy, había conseguido “salvar” las Secciones SI y X-2 para poder constituir un servicio de información que operase en tiempos de paz. McCloy, que era amigo personal del General Donovan, interpretó de la manera menos restrictiva posible la orden del Presidente Truman y comunicó al Director Delegado para Inteligencia, General de Brigada John Magruder, que debía mantener las Secciones SI y X-2 como “operación en marcha” de una nueva agencia que el propio McCloy designó como Unidad de Servicios Estratégicos, SSU. El Secretario de Defensa, Robert Patterson, confirmó la directiva y ordenó al General Magruder que mantuviera operativas las secciones, “en tanto se evaluaba su operatividad y valor en tiempos de paz”.

En el plazo de dos años el Presidente Truman y el Congreso encontraron un nuevo hogar para el personal y los bienes de la SSU, bajo mando del Coronel William W. Quinn. Se agregaron a una nueva organización llamada la Grupo Central de Inteligencia (CIG), hasta que la Ley de Seguridad Nacional de 1947 convirtió la CIG en la Agencia Central de inteligencia, CIA, asignándole muchas de las misiones que el General Donovan había promovido para su propuesta del servicio de inteligencia en tiempos de paz. Aunque la CIA se diferenció de la OSS de manera importante, (razón por la cual el Presidente Truman la aprobó y no lo hizo con la OSS), Donovan y su oficina merecen el crédito como antepasados de la Agencia. Sin la defensa incansable del General Donovan de un servicio de inteligencia, la administración Truman se habría tomado más tiempo para crear la nueva Agencia Central de Inteligencia.

10. Galería Fotográfica

Coronel Carl Eifler. Jefe del Destacamento 101 de la OSS hasta 1943Coronel Carl Eifler. Jefe del Destacamento 101 de la OSS hasta 1943

Diferentes emblemas del Destacamento 101. Todos ellos son extraoficialesDiferentes emblemas del Destacamento 101. Todos ellos son extraoficiales

Militares de la OSS durante un ejercicio de tiro con pistolaMilitares de la OSS durante un ejercicio de tiro con pistola

Miembro de la Sección Marítima de la OSS practicando con el LARUMiembro de la Sección Marítima de la OSS practicando con el LARU

El Comandante William Colby con otros Oficiales que tomaron parte en la Operación RYPE en Noruega. El Capitán Saher, izquierda, y el Teniente Langeland, derecha, provenían del 99º Batallón de Infantería IndependienteEl Comandante William Colby con otros Oficiales que tomaron parte en la "Operación RYPE" en Noruega. El Capitán Saher, (izquierda), y el Teniente Langeland, (derecha), provenían del 99º Batallón de Infantería Independiente

Miembros de un Grupo Operativo de la OSS listos para el saltoMiembros de un Grupo Operativo de la OSS listos para el salto

Miembros de los Equipos Jedburgh en una reunión previa a una de sus misiones. Su contribución el Día-D es considerada decisiva por algunosMiembros de los Equipos Jedburgh en una reunión previa a una de sus misiones. Su contribución el Día-D es considerada decisiva por algunos

Sargento Harry Pulos. Miembro de un Grupo Operativo de la OSS. El parche del 3º Contingente y el de los Comandos, no eran reglamentarios en la uniformidadSargento Harry Pulos. Miembro de un Grupo Operativo de la OSS. El parche del 3º Contingente y el de los Comandos, no eran reglamentarios en la uniformidad

Entrenamiento con balsas neumáticas de miembros de la Sección Marítima de la OSSEntrenamiento con balsas neumáticas de miembros de la Sección Marítima de la OSS

Emblema de brazo que distinguía a los militares de la OSS de los Grupos Operativos. Empiezan a llevar las siglas SF de Special ForcesEmblema de brazo que distinguía a los militares de la OSS de los Grupos Operativos. Empiezan a llevar las siglas SF de Special Forces

El Comandante Lambertsen durante una demostración de uno de sus equiposEl Comandante Lambertsen durante una demostración de uno de sus equipos

Miembros de un Grupo Operativo de la OSSMiembros de un Grupo Operativo de la OSS

Fuentes:

http://www.ossog.org/index.html
https://www.cia.gov/
http://www.osssociety.org/
http://en.wikipedia.org/wiki/Office_of_ ... c_Services
http://www.americainwwii.com/articles/c ... y-the-oss/
Nº 2 Commando
Unidad: Nº 2 Commando
No me digas cuantos son. Dime dónde están.

Avatar de Usuario
James Doolittle
Sub-Lieutenant
Sub-Lieutenant
Mensajes: 1220
Registrado: 21 11 2011 02:20
País 2GM: USA
Zona/Región: Islas Marshall Task Force (TF) 16
Ubicación: Barquisimeto, Venezuela

Re: La OSS (Oficina de Servicios Estratégicos)

Mensaje por James Doolittle » 24 06 2015 03:06

Excelente trabajo, muy bien documentado y buenas imágenes.
Navy Cross (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (2) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Cruz al mérito militar con distintivo rojo (1)

Avatar de Usuario
albertoa
Major General
Major General
Mensajes: 5827
Registrado: 04 04 2008 00:05
País 2GM: U.S.A
Zona/Región: Normandía. Playa Omaha
Ubicación: España

Re: La OSS (Oficina de Servicios Estratégicos)

Mensaje por albertoa » 24 06 2015 16:47

Estupendo artículo. Muy interesante.

Saludos.

Unidad: 29th Infantry Division (U.S Army)



"Aunque el engaño sea detestable en otras actividades, su empleo en la guerra es laudable y glorioso, y el que vence a un enemigo por medio del engaño merece tantas alabanzas como el que lo logra por la fuerza."
Nicolás Maquiavelo.
Ordre de la Libération (1) British Flying Cross (1) Purple Heart (1) Africa Star (1) Kinshi Kunsho (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (5) Conspicuous Gallantry (3) Commendation Medal (1) Polemikos Stauros (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Cruz al Mérito Naval con distintivo blanco (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Pour le mèrite (1)

Avatar de Usuario
tigerwittmann
Oberst
Oberst
Mensajes: 2969
Registrado: 13 04 2009 19:28
Zona/Región: En mi Pzkpfw VI Tiger en Villers Bocage
Ubicación: España

Re: La OSS (Oficina de Servicios Estratégicos)

Mensaje por tigerwittmann » 24 06 2015 16:57

Saludos camaradas.

Estupendo trabajo camarada Oerlikon.
Parece que los servicios de inteligencia de los Estados Unidos antes de la guerra eran algo caóticos y gracias a la organización dirigida por el general Donovan se pudieron centralizar las informaciones.

Gracias por el artículo.

Saludos.



Unidad: Division Großdeutschland
Orden Lenina (1) United States Medal of Freedom (2) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Conspicuous Gallantry (2) Commendation Medal (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco (1) Victoria Cross (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1)

Avatar de Usuario
abhang
General der Flieger
General der Flieger
Mensajes: 7055
Registrado: 18 06 2010 18:09
País 2GM: Alemania
Zona/Región: Montecassino
Ubicación: España

Re: La OSS (Oficina de Servicios Estratégicos)

Mensaje por abhang » 25 06 2015 09:25

Excelente artículo, camarada, lo he leído con bastante atención, ya que este servicio se menciona varias veces durante la guerra, pero no se tenía la historia de esta organización.

Recuerdo la biografía de George Musulin.

Saludos y enhorabuena!!
El sudor ahorra sangre, la sangre ahorra vidas, y el cerebro, las dos cosas. (Erwin Rommel)


Unidad: 1. Fallschirmjäger Division
Orden Lenina (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (4) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Cruz al Mérito Naval con distintivo blanco (1) Légion d'Honneur (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Medalla militar individual (1) Pour le mèrite (1)

Avatar de Usuario
Foxcat
Starszy Szeregowy
Starszy Szeregowy
Mensajes: 58
Registrado: 23 05 2015 16:39
País 2GM: Polonia
Zona/Región: Varsovia
Ubicación: Argentina

Re: La OSS (Oficina de Servicios Estratégicos)

Mensaje por Foxcat » 29 08 2015 00:27

Leyendo atentamente el artículo reparé en esta declaración que desconocía (no es que tenga muchos conocimientos al respecto todavía): "El Principio IV de los Principios de Nuremberg declaró que las órdenes recibidas por el personal militar nunca podían ir en contra de los valores superiores como la Declaración Universal de los Derechos Humanos", me parece correcta pero en base a ésta afirmación habría que juzgar muchos militares aliados, sobretodo soviéticos me parece. Pero como dice la frase: "la historia la escriben los que ganan".....
"No sé con qué armas se peleará la Tercera Guerra Mundial, pero si sé con cuáles lo harán en la Cuarta Guerra Mundial: piedras y palos" Albert Einstein

Avatar de Usuario
Oerlikon
Staff Sergeant
Staff Sergeant
Mensajes: 208
Registrado: 18 02 2009 17:57
País 2GM: Gran Bretaña
Zona/Región: Atlántico Norte
Ubicación: España

Re: La OSS (Oficina de Servicios Estratégicos)

Mensaje por Oerlikon » 01 09 2015 20:12

Hola:

El Principio IV de los Juicios de Nuremberg quiere esclarecer que la excusa, "Me lo ordenó mi Oficial superior", nunca puede ser válida para amparar ciertos comportamientos en la guerra...

Un saludo.
Nº 2 Commando
Unidad: Nº 2 Commando
No me digas cuantos son. Dime dónde están.

Avatar de Usuario
Foxcat
Starszy Szeregowy
Starszy Szeregowy
Mensajes: 58
Registrado: 23 05 2015 16:39
País 2GM: Polonia
Zona/Región: Varsovia
Ubicación: Argentina

Re: La OSS (Oficina de Servicios Estratégicos)

Mensaje por Foxcat » 02 09 2015 00:36

Exacto eso es lo que quise especificar. Acá en Argentina (siempre a la vanguardia en temas de justicia....) luego del juicio a las juntas militares en la década del 80 que dieron el golpe de estado en 1976 y que lograron encarcelar a gran cantidad de los genocidas que estuvieron a cargo del aparato represivo del estado, a principios de los '90 se dictó la "Ley de punto final" y "Obediencia debida" que justamente exculpaba a todos los subordinados e impedía seguir investigando los crímenes que cometieron. Acá nos caracterizamos en el ámbito jurídico por estar siempre a favor del más débil y de las víctimas....(Esto último es con una buena cuota de sarcasmo, por las dudas aclaro).
Saludos
"No sé con qué armas se peleará la Tercera Guerra Mundial, pero si sé con cuáles lo harán en la Cuarta Guerra Mundial: piedras y palos" Albert Einstein

Avatar de Usuario
Amarok
Oberst
Oberst
Mensajes: 3019
Registrado: 10 04 2009 18:42
Ubicación: Costa Blanca

Re: La OSS (Oficina de Servicios Estratégicos)

Mensaje por Amarok » 02 09 2015 08:59

Bueno, acá tampoco andamos muy a la zaga, que digamos... pero siempre los habrá más "punteros", seguro.

En todo caso, acorde a ese punto IV (y a muchos otros) muchos soldados y mandos aliados hubiesen debido ser efectivamente juzgados y condenados... pero...
Imagen
Unidad: Schwere (Heeres-) Panzerabteilung 501


If you want to get laid, go to college. If you want an education, go to the library. - Frank Zappa
Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (2) Conspicuous Gallantry (2) Commendation Medal (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco (1) Légion d'Honneur (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1)

Responder