Página 1 de 1

Sibs: rumores de guerra

Publicado: 16 09 2009 00:23
por Bertram
A los rumores propagandísticos extendidos durante la II Guerra Mundial por los británicos se les llamó “sibs” (del latín “sibillare”, murmurar). Aunque algunos podían clasificarse como negros, los británicos hacían creer a las fuerzas del Eje que la información procedía de su propio bando, la mayoría podían clasificarse como grises, es decir, no estaba claro cuál era el origen de la información.
Cartel propagandístico con el mensaje de no difundir rumoresCartel propagandístico con el mensaje de no difundir rumores
Los “sibs” debían de enmarcarse en un plan global, los rumores inconexos hacían más daño que bien. Debían ser escuetos al notar que los rumores breves tendían a perfeccionarse con su circulación mientras que los extensos pierden su palabrería cuando se propagan. Por descontado, si tratan sobre dirigentes enemigos, los detalles lascivos aumentan su efectividad.

La transmisión
El problema está ahora en conseguir que el rumor que se elaboró en una oficina británica llegue a Alemania sin que se identifique como propaganda aliada. Conscientes del interés de muchas personas por conocer los detalles picantes de sus dirigentes locales o el interés que sentimos por poseer una información secreta o poco conocida para poder transmitirla a nuestro círculo de amigos sabían que el trabajo estaba hecho cuando el rumor llegara al país enemigo.

Los “sibs” podían llegar a Alemania a través de la correspondencia con países neutrales o mediante el cuchicheo diplomático de embajadas y legaciones británicas, incluso podían llegar a arriesgar a algunos agentes haciendo que enviaran las cartas desde la propia Alemania. Otros agentes charlaban amistosamente con la tripulación y los pasajeros en puertos y aeropuertos a punto de viajar, se comentaba desenfadadamente la información con personas sospechosas de estar en relación con el enemigo. Aparecían en la prensa británica y en ocasiones en la prensa de países neutrales gracias al trabajo de periodistas colaboradores.

Toda esta tarea se realizaba con el máximo cuidado ya que el mismo rumor no podía llegar simultáneamente desde Madrid, Ankara y Estocolmo. Cada rumor tenía su vía de llegada.

Algunos de los “sibs” que circularon

Al principio de la guerra los “sibs” la mayoría eran infantiles y endebles, no se podía decir que fueran muy efectivos:
  • El Gobierno Británico había importado de Australia 200 tiburones “come hombres” y los había dejado en libertad en el Canal de la Mancha como medida contra la invasión.
  • Von Ribbentrop había ordenado al cardenal Innitzer de Viena que pidiera al Papa la canonización de la madre de Hitler.
Sin embargo en esos días se puso en circulación uno de los rumores que más éxito tuvo en la guerra y que frenaría cualquier intento de invasión marítima de Inglaterra ya que “fuentes bien informadas” confirmaban que: “Los ingleses han desarrollado un método para prender fuego al mar”.
Durante el desarrollo de la guerra aparecieron muchos mas:
  • Los bancos de sangre alemanes estaban contaminados con la sangre extraída a prisioneros de guerra rusos afectados de enfermedades venéreas y otras infecciones bacterianas.
  • Ya no se ven gaviotas en el Mediterráneo. Todas han muerto por culpa de la gasolina vertida por los petroleros alemanes. Han sido hundidos cuando intentaban suministrársela a Rommel.
  • Inglaterra ya dispone de un “foco invisible” que ilumina a la tripulación de un avión sin que este lo sepa.
  • A los soldados gravemente heridos les están dando por compasión inyecciones letales para impedir que sean una carga para el Estado.
  • Los motores del nuevo avión He 177 tienden a incendiarse en el aire. (Era cierto que había problemas con esos motores).
  • La piel de las mujeres que trabajan en la industria de guerra amarillea. Las jóvenes alemanas están perdiendo sus atractivos, así como su capacidad para tener hijos. (En la primera Guerra Mundial fue una enfermedad común, las mujeres que trabajaban en la fabricación de ciertos tipo de munición recibieron la denominación de “mujeres canario” por su color amarillento).
  • Hitler ha dado instrucciones a Goebbles para que no se haga más referencia alguna a que había sido cabo.
En la fase final de la guerra aparecieron “sibs” de otro tipo:
  • Las SS están obligando a los soldados del ejército regular a intercambiarse uniformes e identificaciones con ellos.
  • Solo los oficiales que están seguros de ser ejecutados como criminales de guerra están al mando de las últimas defensas.
  • Los trabajadores extranjeros están organizados en batallones militares dirigidos por oficiales de paracaidistas británicos y estadounidenses. Están cortando las líneas de ferrocarril y las carreteras en la retaguardia de las tropas alemanas.
La redacción de otros “sibs” era más complicada. Por ejemplo se hizo creer que la destrucción de las presas del Ruhr por los bombarderos rompediques de la RAF era una pantalla, quien había destruido las presas era una organización secreta de trabajadores extranjeros, la acción de la RAF sólo era un camuflaje para los saboteadores. Con ello se buscaba que la Gestapo dedicara medios a la búsqueda de una organización inexistente. En otra ocasión cuando un piloto alemán atacó al “HMS Ark Royal” recibió una condecoración por hundirlo, sin embargo el barco solo estaba dañado y no sería enviado al fondo hasta más adelante.

La propaganda alemana tenía ahora un problema: ignorar este hundimiento o reconocer que antes se habían equivocado (o mentido). Sin embargo no tuvieron que pasar por esa disyuntiva porque se les adelantaron los británicos: Los dos hundimientos eran reales, los ingleses habían violado el pacto naval angloalemán anterior a la guerra botando dos “Ark Royal gemelos. ¿Dónde está el beneficio en afirmar que les habían hundido dos barcos?

La desagradable conclusión -para los alemanes- era que si había dos “Ark Royal” también podía haber otros dos de los mejores navíos ingleses.



Fuentes:
Libro: * La propaganda negra en la Segunda Guerra Mundial, Stanley Newcourt-Nowodworski
Enlaces: * Exapamicron
* Sex and Psychological Operations

Re: Sibs

Publicado: 20 02 2011 00:23
por Aleister Von Stein
Interesantísimo se debe reconocer el ingenio para crear estos "sibs" además de que debían de parecer lo mas reales y menos descabellados posibles para que pudieran llegar a creerse.

"Solo los oficiales que están seguros de ser ejecutados como criminales de guerra están al mando de las últimas defensas."
Me parece que no era tan descabellado jaja, aunque sea cruel que podrían perder estos oficiales????

Saludos

Aleister Von Stein

Re: Sibs: rumores de guerra

Publicado: 17 10 2016 11:16
por abhang
Artículo revisado