La Batalla del San Lorenzo

Descripción: Durante la noche del 11 al 12 mayo de 1942, los habitantes de Cloridorme, fueron despertados por una explosión que sacudió sus casas.

Etiquetas del tema: Batalla del San Lorenzo

Moderador: cocinilla

Responder
Avatar de Usuario
toryu
Kaigun Taisa
Kaigun Taisa
Mensajes: 3316
Registrado: 10 07 2009 20:00
Zona/Región: En alguna isla del pacifico

La Batalla del San Lorenzo

Mensaje por toryu » 31 05 2011 19:28

La Batalla del San Lorenzo


Introducción:

Durante la noche del 11 al 12 mayo de 1942, los habitantes de Cloridorme, una comunidad de pescadores de la península de Gaspé, en el Golfo del Río San Lorenzo, fueron despertados por una explosión que sacudió sus casas como solo un terremoto puede hacerlo. Algunas luces se veían en la superficie del agua que poco a poco se fueron desvaneciendo. Por la mañana, botes salvavidas arriban a tierra, eran los supervivientes de un buque carguero británico torpedeado por un submarino alemán.


Antecedentes:

En el verano de 1942, los submarinos alemanes reinaban en el Atlántico. Las manadas de lobos devastaban a los convoyes aliados, hundiendo más buques de los que los que los aliados podían construir. La entrada de los Estados Unidos en la guerra había atraído aún más submarinos a la costa este de América del Norte. Desplegados desde el Mar de Barents hasta el Golfo de México, a través de Gibraltar y bordeando el Cabo de Buena Esperanza, era cuestión de tiempo que entraran en aguas territoriales canadienses, dando lugar a una batalla que es aún poco conocida tanto dentro como fuera de Canadá: la Batalla del San Lorenzo. Algunos consideran a este episodio una humillación para Canadá, mientras que otros lo ven como el precio que debió pagar Canadá por combatir al enemigo lejos de su casa.

La otrora poderosa Marina Real Canadiense (RCN), que había alineado más de 150 buques al final de la Primera Guerra Mundial, tenía sólo seis destructores y 2.000 hombres de tropa en 1939. Debilitada por los recortes presupuestarios, la RCN tuvo que reconstruir sus fuerzas en medio de una guerra, entrenando a sus oficiales y personal subalterno sobre la marcha. Encarga de avituallar a Gran Bretaña y ayudando a defender el último bastión contra la amenaza nazi, no tenía más remedio que descuidar la protección de sus propias aguas. El Almirantazgo era consciente del peligro, pero sólo podían cruzar los dedos y esperar que los submarinos no se aprovecharían de la situación, y en cambio desarrollarían sus operaciones lejos de costa de Canadá.

Cuando la guerra comenzó, los alemanes sabían que la RCN fue una mera sombra de lo que fué, y qué, como en la Gran Guerra, su misión de proteger los convoyes aliados destinados a Gran Bretaña pondría en grave peligro la protección de sus aguas territoriales. Debido a la importancia del puerto de Halifax, los U-boote patrullaban las aguas de Terranova y Nueva Escocia, el lógico punto de partida para cualquier convoy destinado a Gran Bretaña. Dado que ya estaban tan cerca de la costa de Canadá, sería muy fácil para los submarinos alemanes infiltrarse en el río San Lorenzo, el gran río cuyo curso llega casi hasta el centro del país. Sin embargo, la marina alemana no había preparado ningún plan de operaciones sobre el río San Lorenzo, y los U-boote que entraron en el río lo hicieron por su propia voluntad o por accidente, como lo demuestra su primer ataque.

Golfo y Río San LorenzoGolfo y Río San Lorenzo

Desarrollo:

La batalla del Golfo de San Lorenzo, que vio los submarinos alemanes penetrar en el estrecho de Cabot y en el estrecho de Belle Isle y hundir 23 barcos entre 1942 y 1944, marcó la única vez desde la guerra de 1812 que buques de guerra enemigos atacaron las aguas interiores de Canadá. De pronto la guerra, que estaba lejana, al otro lado del mar, se había convertido en algo cercano, amenazador, y muy real. La Batalla del Golfo de San Lorenzo fue parte de un conflicto más grande llamado La Batalla del Atlántico, que incluyó todo el Océano Atlántico, entre América del Norte y Europa, y se libró entre 1939 y 1945.

La interrupción por parte de los U-Boot del tráfico fluvial era grave, porque el mayor volumen del transporte marítimo canadiense pasaba a través de puertos en el río San Lorenzo. A pesar de que Halifax y Sydney fueron áreas cruciales para los convoyes en el extranjero, en 1939 Montreal exportó más toneladas que todos los demás puertos de la costa este de Canadá combinados. Incluso en 1941 los puertos de Montreal, Trois-Rivières y Quebec seguían representando más de la mitad de los envíos de la costa este de Canadá. Además, el tiempo de navegación desde Montreal a Liverpool, el punto de llegada más importante de los convoyes en Gran Bretaña, era más corto que el de Nueva York a Liverpool. Cualquier actividad que obstaculizara el envío a través del río San Lorenzo, con su excelente acceso al corazón industrial de Canadá, era una amenaza muy seria.

El 1 de mayo de 1942, se inaugura la base naval de Fort Ramsay en la península de Gaspé, las espaciosas instalaciones solo tienen asignada una nave:el HMCS Venning de sólo 18 m de eslora; muy pronto iban a despertar de su letargo.

Los primeros disparos de la Batalla de San Lorenzo fueron hechos por el U-553, un submarino que había partido el 19 de abril de Saint Nazaire, en el marco de su 8va patrulla, que había rastreado la costa este de los Estados Unidos en busca de los convoyes de la carrera Boston-Halifax. Problemas en el motor hizo que cambiara de rumbo hacia el río San Lorenzo, que se consideraba un sector más tranquilo, donde podía llevar a cabo reparaciones y luego buscar objetivos fáciles. En la noche del 11 al 12 de mayo 1942 , el Korvkpt. Karl Thurmann avistó la silueta de una motonave, el silencio y la oscuridad nocturnas fueron interrumpidos por los torpedos del U-553, que alcanzaron al carguero británico Nicoya, que arrumbaba a mar abierto con carga bélica, a pocos kilómetros de la isla de Anticosti y a 15 km de Pointe-à-la-Frégate. Menos de dos horas después, antes del amanecer, el submarino persigue y hunde al carguero holandés Leto, que estalla (como le gusta decir a los anglosajones ) en una bola de fuego en cercanías de Rivière-la-Madeleine. Después de haber traído la guerra a menos de 600 km de la ciudad de Quebec, habiendo hundido 2 barcos y matado a unos 18 tripulantes, el U-553 dejó el estuario del San Lorenzo y volvió hacia el Atlántico.

El NicoyaEl Nicoya

Los supervivientes del Nicoya arriban a tierraLos supervivientes del Nicoya arriban a tierra

El LetoEl Leto

Korvkpt. Karl Thurmann, comandante del U-553Korvkpt. Karl Thurmann, comandante del U-553
Como se imaginarán, el ataque del sumergible alemán "pateó el hormiguero" de la opinión pública, de modo que el Cuartel General del Servicio Naval (Naval Service Headquarters) anunció que:

"... El primer ataque enemigo a la navegación en el río San Lorenzo tuvo lugar el 11 de mayo, cuando un carguero fue hundido. Cuarenta y un supervivientes han sido rescatados de este barco. La navegación en el río está siendo vigilada de cerca, y los largamente elaborados planes para su especial protección... están en operaciones. Cualquier posible hundimiento futuro en este ámbito no se hará público, a fin de retener información que puede ser valiosa para el enemigo."

De inmediato se reforzó la fuerza disponible en Gaspé mediante la creación de la "Fuerza de Escolta del Golfo " con dos corbetas, cinco dragaminas clase Bangor, tres lanchas Fairmile y un yate armado. Esta fuerza asumió la responsabilidad primordial de escolta de convoyes entre Québec y Sydney, en Nueva Escocia. Junto con el Grupo de Sydney, que consta de dos dragaminas Bangor, seis lanchas y dos yates Fairmile armados, constituían las principales fuerzas navales disponibles para la protección del Golfo. Además se asentaron varias escuadrillas de aviones que patrullaban el Golfo, a pesar de los refuerzos se siguió considerando al San Lorenzo un frente secundario.

En julio, el U-132 del Kptlt. Ernst Vogelsang, que había iniciado su tercera patrulla de combate el 10 de junio, penetra en el Golfo. El 6 de julio, en un encuentro de menos de media hora, hundió tres de los doce buques del convoy QS-15: los británicos Dinaric y Hainaut y el griego Anastassios Pateras. Atacado con cargas de profundidad por el dragaminas HMCS Drummondville, al mando del Teniente JP Fraser, el submarino se afondó, donde permaneció durante 12 horas. Cuatro cazas Curtiss Kittyhawk del 130° Escuadrón en Mont-Joli, liderados por el Squadron Leader JAJ Chevrier, se apresuraron a unirse al ataque. El avión de Chevrier desapareció durante la misión, para nunca ser encontrado.

El 20 de julio, Vogelsang añade otro a su cuenta. Antes de abandonar el Golfo torpedea al buque mercante británico Frederika Lensen al oeste de Pointe-à-la-Frégate, muriendo 10 marineros mercantes.

DinaricDinaric

HainatHainat

Anastassios PaterasAnastassios Pateras

Frederika LensenFrederika Lensen
A finales de agosto, el comandante de las fuerzas submarinas Alemanas, el almirante Karl Dönitz, desplegó tres submarinos frente al estrecho de Belle Isle, el U-513, U-517 y U-165, donde podrían atacar los convoyes que asistían la construcción de nuevas instalaciones estadounidenses en Goose Bay, Labrador, o los convoyes que se dirigían desde Sydney a Groenlandia. Así comenzó el Blitz del U-517 de Paul Hartwig y el U-165 de Eberhard Hoffman , lo que causaría las mayores pérdidas de transportes de la campaña del Golfo de San Lorenzo.


El terror de los convoyes y el cierre del golfo:

Kptlt. Paul HartwigKptlt. Paul Hartwig
El 27 de agosto, en pleno día, el LN-6, un pequeño convoy que se dirigía de Quebec a Goose Bay, y el SG-6, un convoy con escolta estadounidense que saldría de Sydney a Groenlandia, navegaban juntos. En el momento que los dos convoyes entraron en el estrecho de Belle Isle, Hartwig torpedeó el transporte de tropas Chatham del Ejército de los EE.UU., que transportaba 562 pasajeros. El buque se convertiría en el primer transporte de tropas estadounidense perdido durante la Segunda Guerra Mundial. Teniente GS Hall, al mando del escolta HMCS Trail del convoy LN-6 , se separó del mismo y se unió a las labores de rescate que siguieron, ayudando a rescatar de las frías aguas a los supervivientes, mojados y cubiertos de petróleo, sólo hubo 13 muertos.

Al día siguiente el dúo submarino atacó al SG-6 otra vez. El U-165 torpedeó al mercante Laramie, mientras que el U-517 atacó al Arlyn. El Laramie, averiado, se dirigió a Sydney, Nueva Escocia, pero el Arlyn y 9 tripulantes encontraron su última morada en las profundidades del estrecho de Belle Isle.

El primer día de septiembre, el U-517 ingresa al Golfo de San Lorenzo, siendo avistado y atacado por una patrulla aérea, sin consecuencias.

El 3 de septiembre la siguiente víctima de Hartwig fue el primer buque mercante canadiense hundido durante la Batalla del Golfo de San Lorenzo. El Donald Stewart, se dirigía a Labrador cargado de combustible de aviación y cemento a granel para ser utilizado por la Fuerza Aérea de los EE.UU. en la construcción de pistas de aterrizaje en Goose Bay.

A las 1:30 de la mañana del 3 de septiembre, un torpedo atravesó el casco del mercante por delante de la sala de máquinas, convirtiendo la nave en un infierno flotante y matando a tres tripulantes. El teniente Tom Golby al mando del escolta HMCS Weyburn, vió al submarino y se dirigió a toda marcha, con la esperanza de embestirlo. Luego le disparó con el cañón de 4 pulgadas de la corbeta, y finalmente dejó caer un par de cargas de profundidad cuando el submarino se sumergió. Hartwig logró escapar de sus atacantes, en gran medida debido a problemas de la corbeta con el sistema ASDIC (sonar), problema que afectaría a todos los buques más adelante .

Éste hundimiento atrasó la construcción de las instalaciones de Goose Bay por varios meses. Horas después del ataque, un avión del 10° Squadron avistó al U-517 y lo atacó, lanzando sus cargas de profundidad a tan sólo 45 metros sobre la superficie del agua. Por desgracia, sus cargas de profundidad se lanzaron antes de tiempo, haciendo más daño al avión que al submarino.

Donald StewartDonald Stewart
La noche del 6 al 7 de septiembre el U-165 ataca al convoy QS-33, compuesto de 8 mercantes y 5 escoltas, amparado en la niebla, a las 10:10 pm lanza un torpedo que alcanza al mercante griego Aeas, que se hunde muy rápidamente. El HMCS Arrowhead lanza bengalas para iluminar la zona y recoger a los supervivientes, y sus vigías ven claramente al HMCS Racoon (ex- yate privado Halonia) navegar en zigzag detrás del convoy, al parecer en persecución del submarino. El HMCS Racoon no es un barco de guerra pero en los difíciles momentos que se están viviendo, fué equipado con un lanzador de cargas de profundidad, pero no dispone de equipo de radio, comunicándose con los demás a través de banderas y señales luminosas.

A eso de la 01:12 se escuchan 2 explosiones y se divisan dos grandes columnas de agua, se supone que el HMCS Racoon ha localizado al submarino y lanzado cargas de profundidad sobre él, es lo último que se supo sobre el yate, desapareció con toda su tripulación, las explosiones eran de torpedos.

AeasAeas

HMCS RacoonHMCS Racoon
A la noche siguiente, el QS-33 es atacado nuevamente, ésta vez por el U-517. El submarino acechaba en cercanías del cabo Gaspé, cuando advirtió que entre la niebla el convoy se dirigía hacia él, amparado en ella inicia un ataque que hunde a las motonaves Mount Pindus y Mount Taygetus, griegas y al Oakton, canadiense.

Monte TaygetusMonte Taygetus

OaktonOakton
Frente a un número cada vez mayor de perdidas materiales y humanas, el gobierno canadiense cerró el San Lorenzo a cualquier forma de navegación transatlántica el 9 de septiembre de 1942, y limitado los convoyes costeros a los niveles esenciales. Ésto dejaba aún para proteger el 40 por ciento del tráfico naval en el corredor entre Sydney y Quebec.

Esta decisión, que fue más política que militar, generó polémica y fue un reconocimiento abierto de la aparente incapacidad de Canadá para proteger sus aguas territoriales. Fue una de las decisiones más duramente criticadas del gobierno de William Lyon Mackenzie King. Algunos críticos opinaron que Canadá estaba tratando de cumplir sus compromisos con la Royal Navy, no importa cuál sea el costo, en detrimento de las propias aguas territoriales. Señalaron como evidencia la decisión del Almirante Percy Nelles de desplegar una flota de alrededor de 20 corbetas, necesarias para proteger la navegación desde el río San Lorenzo hasta el Golfo de México, en apoyo de la "Operación Torch" en el Mediterráneo. Otros vieron el cierre del San Lorenzo como una sabia decisión , tomada para reducir la pérdida de vidas, tiempo y equipo. Como consecuencia del cierre, la carga que normalmente llegaba a los puertos de Montreal y Quebec fue desviada a Halifax, por ferrocarril. Ésta decisión, si bien sobrecargó el sistema ferroviario, significaba que todos los convoyes de Halifax y Nueva York ya no tendría que esperar a los que venían de Quebec y Montreal antes de partir para el Reino Unido .

A las críticas se agregó el desastroso asalto de los aliados en Dieppe el 19 de agosto de 1942. Los ataques de submarinos también proporcionan más argumentos a los nacionalistas franco-canadiense que se oponían a la participación de Canadá en la guerra. Desde 1939, los nacionalistas habían sostenido que el Canadá nada tenía que hacer en la guerra, que era un asunto estrictamente europeo. Y 1942 fue también el año de un plebiscito muy publicitado sobre el reclutamiento, que fue denostado por la población franco-canadiense.

El Comando Aéreo estacionó un "Destacamento Especial Antisubmarino", el 113º Escuadrón, en Chatham, Nueva Brunswick. Ellos hicieron su primer ataque submarino el 09 de septiembre, cuando el oficial piloto RS Keetley ataca al U-165, a unos 32 kilómetros al sur de la isla de Anticosti. No hizo mucho daño al submarino, pero el aumento de las actividades navales y aéreas en la zona frustró los esfuerzos de los submarinos por atacar a otros convoyes.

Sin embargo, las pérdidas siguieron, la HMCS Charlottetown, una corbeta clase Flower, que había escoltado a 11 convoyes con éxito entre Quebec y Sydney, fue víctima del U-517 el 11 de septiembre. Teniendo lugar en plena luz del día, el ataque tuvo horrorizados espectadores, que vieron la debacle de la costa. El barco se hundió en cuatro minutos.

HMCS CharlottetownHMCS Charlottetown
El submarino de Hartwig continuó su reinado de terror en el San Lorenzo el 15 de septiembre con un ataque contra el convoy SQ-36, añadiendo el Saturnus, holandés y al Elisabeth Inger, noruego, a su cuenta mortal. A pesar del ataque de la fuerte escolta que incluía al destructor HMS Salisbury de la Royal Navy y otros cinco buques de guerra y aviones, U-517 sólo sufrió daños menores, a pesar de que una carga de profundidad lanzada por un avión quedó apoyada en la cubierta del submarino durante largos instantes, hasta que se deslizó y siguió hundiéndose hasta estallar. Si el submarino se hubiera seguido sumergiendo a mayor profundidad seguramente la carga hubiera estallado y hundido al buque. El 21 de septiembre, fue avistado por un escolta mientras se preparaba para atacar el convoy SQ-38 y atacado por cargas de profundidad por 2 horas, tras lo cual se lo vió emerger, girar y sumergirse nuevamente, parecía el fin del cazador, pero no fue así.

SaturnusSaturnus
Tras dos días alejado reparando sus daños fue visto, ésta vez por aviones, el 24 de septiembre en siete ocasiones y atacado 3 veces a lo largo del golfo. El 29 de septiembre fue avistado una vez más y atacado por un avión que le lanzó cargas de profundidad que le causaron daños graves, pero no lo hundieron, abandonó el golfo llegando sin más incidentes a Lorient el 19 de octubre. También el U-165 abandonó el golfo.

Dönitz decide estacionar otros 5 submarinos en el golfo para reemplazar los que regresaban, éstos encuentran un muy activo patrullaje aéreo y una más cerrada escolta de los convoyes.

Sin embargo el U-69 fue capaz de avanzar río arriba por el río San Lorenzo hasta cerca de 300 kilómetros de la ciudad de Quebec. Allí, el 9 de octubre en Méttis Beach hundió al carguero canadiense Carolus, que formaba parte del convoy NL-9.

El 14 de octubre, hunde al ferry Caribou que formaba parte del mismo convoy, en el Estrecho de Cabot.

CarolusCarolus

CaribouCaribou
El U-106 informó de malas condiciones climáticas al ingresar al golfo a través del estrecho de Cabot, a pesar de ello atacó al convoy BS-31 el 11 de octubre, hundiendo al Waterton, atacado por aviones y la escolta, permaneció sumergido durante 8 horas. A pesar de permanecer en el golfo 3 semanas, no consiguió más victorias.

El 9 de noviembre, el U-518 desembarca al agente Werner von Janowski en New Carlisle, en la bahía de Chaleur en la región de Gaspé. Von Janowski fue capturado por la Real Policía Montada del Canadá al día siguiente.


1943

Pero la tripulación de los submarinos alemanes tuvieron poco tiempo para disfrutar de sus victorias en aguas canadienses. Se les ordenó distribuirse por el Atlántico Norte, a la caza de convoyes con destino a Gran Bretaña. Basándose en la experiencia de los británicos, constantes patrullas aéreas estadounidenses y canadienses expulsaron a los submarinos de la costa. Aunque los pilotos canadienses no pudieron hundir ningún submarino , el almirante Dönitz estaba impresionado por el número de sus ataques, y por su éxito en estorbar las misiones de los U-boots.

En noviembre de 1943 hubo un intento de fuga de submarinistas alemanes encarcelados en Bowmanville, Ontario. Los prisioneros de guerra estaban tratando de llegar a la Bahía de Chaleur, donde iban a ser recogidos por el U-536. No llegaron a su destino, fueron atrapados antes, y la RCN, enterada del plan, trató de atrapar al submarino en la Bahía, pero éste se las arregló para escapar justo a tiempo .

El año 1943 fue un punto de inflexión en la Batalla del Atlántico.Los U-Boots continuaron haciendo estragos en los convoyes, pero ahora tenían que hacer frente a un tipo diferente de adversario, en forma de una muy aguerrida Marina Real Canadiense. Las filas de la RCN habían aumentado considerablemente, lo que supuso un reto considerable. Las tripulaciones canadienses mejor entrenadas y con buques mejor equipados, constituyen el 48% de los escoltas de los convoyes del Atlántico Norte, eran más que un reto para los submarinos. Como resultado, a finales de 1943, el Gran Almirante Dönitz, quien acababa de perder a su hijo, un submarinista, declaró: "Hemos perdido la batalla del Atlántico" Las manadas de lobos se había convertido en rebaños de corderos, y el San Lorenzo se volvió a abrir en abril de 1944.


Las últimas acciones

La vida media de un U-boot era de tres misiones, por lo que la tripulación estaba siempre ansiosa de encontrar un blanco fácil. Los submarinos regresaron al San Lorenzo en 1944, ahora estaban equipados con un snorkel, un sistema telescópico que permite aspirar aire y recargar sus baterías sin necesidad de salir a la superficie. Mediante el uso de este sistema, el U-1223 del Oblt. Albert Kneip entró en el San Lorenzo sin ser detectado, y dañó seriamente la fragata HMCS Magog el 14 de octubre y ataca y daña al carguero canadiense Fort Thompson el 02 de noviembre.

El U-1228 había tenido problemas con su snorkel y trataba de repararlo. La noche del 24 de noviembre, aprovechando la luna llena, se hallaba probando su snorkel, su comandante Oblt. Friedrich-Wilhelm Marienfeld, viendo que no funcionaba bien, decidió regresar a Alemania. Cuando daba órdenes al piloto de dirigirlo hacia el Atlántico, divisó al HMCS Shawinigan. A las 2:30, el U-1228, que no había realizado ningún ataque, lanzó un torpedo acústico.

Exactamente cuatro minutos más tarde, el HMCS Shawinigan desapareció en una nube de agua y una lluvia de chispas. Todos los miembros de su tripulación murieron. Fue mayor la pérdida de la Real Armada Canadiense durante la Batalla del Golfo de San Lorenzo. Poco después de la tragedia, el hielo del invierno volvió al Golfo de México y los submarinos ya no volvieron.

HMCS ShawiniganHMCS Shawinigan

Conclusiones:

Buques hundidos en el Golfo de San LorenzoBuques hundidos en el Golfo de San Lorenzo
1) SS Nicoya, 2) SS Leto3) SS Dinaric, 4) SS Hainaut, 5) SS Anastasios, 6) Frederika Lensen, 11) SS Aeas, 12) HMCS Raccoon, 13) SS Mount Pindus, 14) SS Mount Taygetus, 15) SS Oakton, 16) HMCS Charlottetown, 17) SS Saturnus, 18) SS Inger Elizabeth, 19) SS Joannis, 20) SS Essex Lance, 21) SS Carolus, 24) HMCS Magog, 25) SS Fort Thompson


Localidades:

A) Cap Chat, B) Saint-Yvon, C) Cap des Rosiers, D) Gaspé, E) Percé, F) New Carlisle

Ésta batalla no fue decisiva, ni involucró grandes cantidades de naves, ni distrajo grandes recursos, y ni el número de barcos hundidos, ni el cierre del San Lorenzo proporcionó ninguna ganancia estratégica para el Tercer Reich. De los 2.500 buques hundidos durante la batalla del Atlántico, sólo 23 (incluyendo a tres buques de guerra) fueron hundidos por media docena de submarinos en el Golfo de San Lorenzo. Esta Batalla se ganó en última instancia, en el Atlántico, la RCN obtuvo el éxito creciente a medida que adquirió más experiencia y mejor equipo. Hizo 25.343 cruces, entregó 165 millones de toneladas de provisiones y equipos, y destruyó 33 submarinos alemanes e italianos. Al final de la guerra, la Marina Real Canadiense era la 3° potencia naval del mundo, con 90.000 hombres y 400 buques.

Sin embargo la lucha fue intensa en un lugar climatológicamente adverso, donde la niebla y los chubascos eran comunes, donde el ASDIC no era eficaz debido a las especiales características de las aguas del golfo, debido a la mezcla de corrientes de agua de distintas temperaturas y densidades, la circulación en distinto sentido de las corrientes a distintas profundidades, la mezcla de agua dulce y salada que otorgaron ventajas a los submarinos en un principio.
Para la historia fue un frente secundario pero para los hombres que lucharon en ella fué una muy dura batalla.

Fuentes:

The Battle of the Gulf of St. Lawrence, Royal Canadian Minister of Veterans Affairs, 2005 (pdf)
http://www.junobeach.org
http://www.vac-acc.gc.ca
http://www.uboat.net
http://www.ubootwaffe.net
http://www.forces.gc.ca
http://www.wrecksite.eu
http://www.republiquelibre.org
http://www.naval-museum.mb.ca
Jugun Kisho (1) Kyuokujitsu-sho (1) Africa Star (1) Atlantic Star (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (2) Conspicuous Gallantry (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Eisernes Kreuz (1) Medal of Honor (1) Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco (1)

Avatar de Usuario
guti99
Major
Major
Mensajes: 2059
Registrado: 25 04 2011 21:31
País 2GM: Alemania
Zona/Región: Normandía
Ubicación: España (Zaragoza)

Re: La Batalla del San Lorenzo

Mensaje por guti99 » 31 05 2011 21:11

Excelente articulo sobre algo que desconocia totalmente de la 2GM igualmente que nada sabia de que al acabar la guerra la marina canadiense era tan numerosa
Soldier’s Medal (1) Purple Heart (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Conspicuous Gallantry (1) Commendation Medal (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Eisernes Kreuz (1) Cruz al mérito militar con distintivo rojo (1)

Responder