Pescar municiones de la Segunda Guerra Mundial con un imán: el peligroso hobby de chicos alemanes

Descripción: Tres chicos en el este de Alemania ​pescaron en un estanque casquillos y balas oxidadas usadas durante la Segunda Guerra Mundial usando un poderoso imán.

Banco de noticias de actualidad sobre la Segunda Guerra Mundial

Moderador: abhang

Responder
Avatar de Usuario
Bertram
General of the Army
General of the Army
Mensajes: 11310
Registrado: 31 08 2007 09:42
País 2GM: Reino Unido
Zona/Región: Norte de África
Ubicación: España
Contactar:

Pescar municiones de la Segunda Guerra Mundial con un imán: el peligroso hobby de chicos alemanes

Mensaje por Bertram » 19 11 2019 08:12

Balas oxidadas de la Segunda Guerra Mundial, pescadas por niños en Alemania. Policía alemanaBalas oxidadas de la Segunda Guerra Mundial, pescadas por niños en Alemania./ Policía alemana

Tres chicos en el este de Alemania ​pescaron en un estanque casquillos y balas oxidadas usadas durante la Segunda Guerra Mundial usando un poderoso imán. Tuvieron suerte: no se hicieron ningún daño. Pero las autoridades advirtieron que este peligroso juego podría tener graves consecuencias.

Los chicos llamaron a la policía cuando hicieron su descubrimiento cerca de la ciudad de Ohrdruf, según informó la cadena británica BBC.

La policía acordonó el área y llamó a los vecinos a informar de inmediato sobre tales hallazgos y dejar en paz las municiones. No está claro por qué esas balas y casquillos habían sido arrojados al estanque, ni desde cuándo estaban allí.

Es frecuente que en Alemania se encuentren bombas sin estallar de la Segunda Guerra Mundial. Esto ha provocado evacuaciones masivas en varias ciudades a lo largo de los últimos años.

Alemania estuvo llena de explosivos después de la guerra debido a los intensos ataques aéreos de bombarderos británicos, estadounidenses y soviéticos.

Los expertos en eliminación de bombas tienen que lidiar con los hallazgos, ya que un viejo detonador puede hacer estallar una bomba por sí mismo. Los descubrimientos a menudo se realizan en sitios de construcción.

Los riesgos de la pesca con imanes

La pesca con imán, a través de la cual se busca metal sumergido en canales y ríos, está aumentando en popularidad no sólo en Alemania sino en otros países europeos, con miles de videos que suben de sus hallazgos en YouTube. Pero hay advertencias severas sobre este pasatiempo potencialmente peligroso.

"Lo miras después y piensas, 'eso podría haberse disparado'", dijo el británico Nigel Lamford, a la BBC.

El hombre descubrió una presunta granada en julio. El camino estuvo cerrado durante seis horas mientras la policía y el escuadrón de bombas se ocuparon de ello.

Esta no era la primera vez que uno de sus descubrimientos había destrozado la paz del lado del canal con sirenas y luces azules intermitentes. Tampoco fue la primera granada: sacó al menos otra de las aguas de Northamptonshire, además de 100 balas y 13 cañones.

"Cuando levantas algo como una granada, obtienes una descarga de adrenalina", dijo. "Me aseguro de que la gente se mantenga alejada", aclaró.

Incidentes como este son ahora una consecuencia frecuente de la pesca con imán, que consiste en colgar un imán unido a una cuerda en el agua para localizar hallazgos metálicos. Ha encontrado popularidad en las redes sociales, en particular, YouTube, donde hay más de 500,000 resultados relacionados con el hobby.

Los entusiastas señalan dos factores para su atractivo. En primer lugar, a diferencia de la pesca tradicional, rara vez vas a casa con las manos vacías. En segundo lugar, está el misterio de lo desconocido. Ambos parecen superar los peligros.

Las granadas, como la que se encontró en julio en Lancashire, por ejemplo, aparecen regularmente. Algunas capturas pueden ser aún más alarmantes: en marzo, los pescadores de imanes en el río Itchen en Woodmill en Southampton encontraron el cuerpo de un hombre esposado.

Aún más en serio, un padre y un hijo murieron en Gran Bretaña mientras pescaban con imán en 2018, lo que provocó una advertencia del forense sobre los "peligros inherentes" del pasatiempo.

Martin Andrews, de 43 años, y Jack, de 19, estaban usando un imán muy potente en una cuerda para "atrapar" piezas de metal en el Canal Huddersfield. Según mostró luego la investigación, sus cuerpos fueron encontrados "sumergidos verticalmente".


Fuente Clarín
Distinguished Service (1) Mannerheim-risti (1) British Flying Cross (1) Navy Medal of Honor (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (6) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Victoria Cross (1) Légion d'Honneur (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Pour le mèrite (1) Laureada de San Fernando (1) George Cross (1)

Responder