Albert Speer

Descripción: Arquitecto Jefe de Hitler. Llamado también “El primer arquitecto del Tercer Reich” en 1942 llegó a Ministro de Armamento en el Gobierno alemán.

Etiquetas del tema: Albert Speer

Los protagonistas de la Segunda Guerra Mundial

Moderadores: Erwin Rommel, abhang

Responder
Avatar de Usuario
Currahee
First Lieutenant
First Lieutenant
Mensajes: 1481
Registrado: 14 10 2012 04:24
País 2GM: Francia
Zona/Región: Normandía/Holanda/Bastogne
Ubicación: Galicia (España)

Albert Speer

Mensaje por Currahee » 25 01 2014 04:07

Albert Speer

Albert SpeerAlbert Speer

Albert Speer, (Mannheim, 19 de marzo de 1905 – Londres, 1 de septiembre de 1981), fue Arquitecto Jefe de Hitler en la Alemania Nazi. Llamado también “El primer arquitecto del Tercer Reich” o "El arquitecto del diablo", en 1942 llegó a Ministro de Armamento en el Gobierno alemán.


  1. Primeros años.
  2. Ingreso y ascenso en el Partido Nazi, (NSDAP).
  3. Arquitecto Jefe del Partido.
    3.1. La nueva Cancillería.
    3.2. El gran proyecto de Germania.
    3.3. El proyecto crece.
    3.4. Las grandes avenidas.
    3.5. El Große Halle.
  4. Ministro de Armamento.
  5. Juicio de Núremberg y encarcelamiento.
  6. Liberación y años posteriores.
  7. La verdad sobre Speer, “el nazi bueno”.
  8. Anexos:
    A. Cargos del tribunal.
    B. Extractos del “Diario de Spandau”.
    C. Testamento político de Hitler.
  9. Galería Fotográfica.
  10. Documentales.
  11. Fuentes.



1. Primeros años
Berthold Konrad Hermann Albert Speer nació el 19 de marzo de 1905 en Mannheim, (Alemania), en el seno de una familia acomodada de clase media, siendo el mediano de tres hermanos varones. Hijo y nieto de arquitectos, descendía de una familia que había heredado fortuna de su abuelo, Hermann Hommel, quien además fue un próspero comerciante de herramientas. Esto les permitió disfrutar de una buena situación económica, algo privilegiado en la Alemania de los años 20. Junto a sus padres, Albert Friedrich y Luise Speer, y sus otros dos hermanos, Hermann y Ernst, pasó su infancia en la residencia familiar de Mannheim.

El clima afectivo en la familia Speer no era demasiado bueno. A la apatía y poca calidez que imperaban en el hogar se unía el trato discriminatorio que recibía respecto de sus hermanos. Este ambiente familiar forjó en el joven Speer una personalidad retraída y poco emotiva, con una débil capacidad para mostrar empatía y actitudes cariñosas. Por contra, desarrolló una fuerte capacidad intelectual y una rígida personalidad que unida a su presencia caballerosa le dotaban de cierta imponencia natural. Desde los primeros años de escuela demostró dotes especiales para las matemáticas y la estadística. En 1918 la familia se traslada permanentemente a su vivienda de verano en Heidelberg.

Albert era un practicante de deportes como el alpinismo, el esquí, el remo e incluso el rugby, algo inusual en Alemania, por tanto gozaba de una buena forma física que repercutía en su imagen carismática. A la edad de 15 años entabla amistad con Margret Weber, (1905-1987), la que sería su futura mujer. En 1923 inicia sus estudios en la modesta Universidad de Karlsruhe. Ese año de recesión y desastrosa situación económica provocada por la enorme inflación no permitía a la economía familiar ofrecerle una facultad de mayor nivel. En 1924, con la mejora económica se traslada a la Universidad Técnica de Múnich, mucho más prestigiosa. Al año siguiente se traslada de nuevo, esta vez a la Escuela Técnica Superior de Berlín-Charlottenburg, donde será alumno de su admirado Heinrich Tessenow.

En 1927, con 22 años, se convierte en colaborador de Tessenow impartiendo algunas clases, actividad que compagina con sus estudios de posgrado. Durante su formación universitaria Albert conoce a Rudolf Wolters, arquitecto y funcionario con quien mantendría una estrecha amistad durante más de 50 años. Rudolf colabora con Speer durante sus años de cautiverio, hasta 1966, sirviendo de enlace entre éste y el mundo exterior. Esta amistad se deteriorará con los años hasta el punto de desaparecer totalmente en la última década de vida de Speer, motivado en gran parte por la negativa de Wolters a condenar la política de Hitler. Entre las pocas relaciones que establece en su estancia universitaria también estarían personas como Raphael Geis, de origen judío y posteriormente un ferviente activista antinazi.

El 28 de agosto de 1928, terminados ya sus estudios, se casa con Margret Weber ante la oposición de sus progenitores, que la consideran de clase baja e inadecuada para Albert. Tendrían que pasar siete años para que Margret fuera aceptada en la casa paterna de Albert. El matrimonio tuvo seis hijos: Albert, Fritz, Arnold, Hilde, Margret y Ernst. Este mismo año acepta el cargo de arquitecto de la Corte del soberano de Afganistán, Amán Allah, que deseaba contratar especialistas alemanes para llevar a cabo reformas en su país. Sin embargo, Amán fue derrocado antes de que Speer se trasladara a Afganistán.



2. Ingreso y ascenso en el Partido Nazi (NSDAP)
En 1930, Speer asiste por recomendación de sus alumnos a un mitin del NSDAP en el parque Hasenheide de Berlín, donde quedaría fascinado por el poder de oratoria de Hitler. Poco después le ocurre otro tanto durante un discurso del futuro Ministro de Propaganda Joseph Goebbels. En marzo de 1931 se une al Partido Nazi con el número de afiliación 474.481, iniciando así una carrera política que duraría catorce años. El primer cargo de Speer en el Partido Nazi fue el de jefe del Cuerpo de Motoristas Nacional-Socialistas del suburbio berlinés de Wannsee, pues era el único miembro del partido en la ciudad con coche propio. Aunque fue asignado a las SS con labores de correo, por un error administrativo nunca figuró en ningún registro, lo que posteriormente le salvaría de una posible condena a muerte durante los juicios de Núremberg.

Después de renunciar a su puesto como ayudante de cátedra de Tessenow debido a los recortes salariales, regresa a Mannheim para tratar de ayudarse de las influencias de su padre pero no tiene demasiado éxito. Se dedica únicamente a gestionar los bienes familiares. En julio de 1932, los Speer visitan Berlín para ayudar al partido antes de las elecciones al Reichstag. Durante esta estancia el entonces Diputado del Reichstag y posteriormente Secretario de Estado de Goebbels y Director Ministerial de Cultura, Karl Hanke, contrata sin honorarios a Speer para re-decorar una villa que acababa de alquilar. Hanke queda encantado con el trabajo y recomienda a Joseph Goebbels al joven arquitecto para renovar la sede del Partido en Berlín. Speer acepta la tarea y suspende entonces sus vacaciones en Prusia Oriental para llevar a cabo el trabajo. Una vez finalizado éste, regresa a Mannheim donde permanecerá hasta la llegada de Hitler al poder en 1933.

Ese año es requerido nuevamente por Goebbels, esta vez para remodelar la oficina principal de su Ministerio de Propaganda en Wilhelmplatz. Goebbels queda impresionado con su trabajo y comienza a recomendarlo a Hitler. Speer se encarga también de los preparativos para la conmemoración del Día del Trabajador en Berlín. Los organizadores del Congreso del Partido Nazi en Núremberg llaman a Speer para que presente sus propuestas, poniéndole en contacto con Hitler por primera vez. Ni los organizadores ni Rudolf Hess llegaban a un acuerdo sobre el plan adecuado, por lo que Hess envía a Speer al apartamento de Hitler en Múnich en busca de su aprobación. Hitler lo hace sin siquiera mirar a Albert a la cara. Pero al final este trabajo le vale a Speer un puesto como Comisionado para la Presentación Artística y Técnica de los Congresos y Demostraciones del Partido.

El siguiente cometido de Albert Speer es servir de enlace en Berlín durante la obras de remodelación de la Cancillería, que estaban siendo dirigidas por el afamado arquitecto Paul Ludwig Troost. Una de las contribuciones más notables fue el balcón desde el que Hitler se dirigía a la multitud que se congregaba en la Wilhemplatz. Este trabajo le puso en contacto diario con Hitler, con el que almorzaba o cenaba mientras mantenían conversaciones sobre el avance de las obras y Hitler le describía los proyectos de su nueva Alemania. Hitler valoraba cada vez más las dotes y personalidad de Speer, hasta incluirlo en su círculo más íntimo de amistades, lo que le proporciona una gran cantidad de encargos por parte del gobierno.

En 1934 se le asigna el puesto de Jefe del Departamento de Despacho de Rudolf Hess, donde entabla amistad con la famosa documentalista y fotógrafa Leni Riefenstahl. Ese mismo año, Hitler le encarga la mejora de las condiciones de trabajo en la construcción de las autopistas, (autobahn), elementos clave de la modernización alemana. Para ello diseña nuevos modelos de barracones para los obreros. Dentro del DAF, (Deutsche Arbeitsfront o Frente del Trabajo Alemán), existía la organización recreativa KDF, (Kraft durch Freude o Fuerza por la Alegría), con la que también colaboró mejorando las condiciones estéticas en las fábricas y talleres.



3. Arquitecto Jefe del Partido
El arquitecto Paul Troost fallece en este mismo año, 1934, por lo que Speer pasa a ser nombrado dirigente de la Oficina Principal de la Construcción y Arquitecto Jefe del Partido. Uno de los primeros encargos que recibe tras el ascenso, (y quizá el más conocido), es el diseño de la enorme tribuna del Zeppelinfeld, el campo de desfiles y mítines de Núremberg, que se puede ver en la obra maestra de la propaganda “El triunfo de la voluntad” dirigida por Leni Riefenstahl. En sus “Memorias”, Speer menciona que viendo sobre el escritorio de Hanke el diseño original del campo, señaló que el sitio se asemejaba a un campo de tiro. Hanke lo invitó a crear un diseño mejor y éste así lo hizo. Speer supo más tarde que su proyecto, acompañado de enormes banderas, había entusiasmado a Hitler. El lugar, capaz de albergar a 240.000 personas, se inspiró en la arquitectura dórica del Altar de Pérgamo, en Anatolia, pero a una escala mucho mayor.

Aconsejado por Leni Riefenstahl, Speer mandó rodear el área con más de cien proyectores antiaéreos creando un efecto de “catedral de luz”. Así era la grandilocuente puesta en escena del partido nazi.
El escultor Arno Breker realizando en 1940 un busto de Speer, derechaEl escultor Arno Breker realizando en 1940 un busto de Speer (derecha)
Speer pretendió ser el creador del “valor de la ruina”, aunque este concepto ya existía previamente. La idea consistía en edificar de tal modo que con el transcurrir del tiempo, las construcciones se transformaran en unas ruinas hermosas e imponentes que, a modo de vestigios griegos o romanos, fueran testigo de la grandeza del Tercer Reich.

En su libro “Memorias” lo menciona así:

“Las obras del Zeppelinfeld comenzaron inmediatamente (…) El hangar de los tranvías de Nuremberg tuvo que dar paso a la nueva tribuna. Pasé ante el amasijo que formaban los restos de hormigón armado del hangar tras su voladura; las barras de hierro asomaban por doquier y habían empezado a oxidarse. Era fácil imaginar su ulterior descomposición. Aquella desoladora imagen me llevó a una reflexión que expuse a Hitler bajo el título algo pretencioso de “teoría del valor como ruina” de una construcción. Su punto de partida era que las construcciones modernas no eran muy apropiadas para constituir el “puente de tradición” hacia futuras generaciones: resultaba inimaginable que unos escombros oxidados transmitieran el espíritu heroico de los monumentos del pasado. Mi “teoría” tenía por objeto resolver este dilema: el empleo de materiales especiales, así como la consideración de ciertas leyes estructurales específicas, debía permitir la construcción de edificios que, cuando llegaran a la decadencia, al cabo de cientos o miles de años (así calculábamos nosotros), pudieran asemejarse un poco a sus modelos romanos.

Para lograr este fin, pretendíamos renunciar en la medida de lo posible al hormigón armado y a la estructura de acero en todos los elementos constructivos que estuvieran expuestos a la acción de los agentes atmosféricos; los muros, incluso los de gran altura, debían seguir resistiendo la presión del viendo cuando ya no tuvieran tejados o techos que los apuntalaran. Su estructura se calculaba en función de ello.

Para ilustrar mis ideas, hice dibujar una imagen romántica del aspecto que tendría la tribuna del Zeppelinfeld después de varias generaciones de descuido: cubierta de hiedra, con los pilares derruidos y los muros rotos por aquí y allá, pero todavía claramente reconocible (…). A Hitler aquella reflexión le pareció evidente y lógica. Ordenó que, en lo sucesivo, las principales edificaciones de su Reich se construyeran de acuerdo con la “ley de las ruinas”.”


Enlace al artículo del foro: El Zeppelinfeld.

Núremberg iba a ser el escenario de muchos otros edificios oficiales nazis más, la mayoría de los cuales nunca se construyeron. Un ejemplo es el gran Estadio Alemán que habría acomodado a 350.000 espectadores y en el que se celebrarían los Juegos Arios, un sucedáneo de los Juegos Olímpicos ideado por Hitler. En el Campo de Marzo, la Wehrmacht debía realizar desfiles y ejercicios de combate anuales ante más de 160.000 espectadores, sentados en tribunas coronadas por una estatua femenina de 60 metros de altura. Por encargo personal del mismísimo Hitler, Albert Speer en colaboración con su colega Ernst Sagebield, lleva a cabo la ampliación del Aeropuerto de Tempelhof. Diseñan una inmensa mole de kilómetro y medio decorada con águilas sobre esvásticas que, hasta la construcción del Pentágono, fue el edificio más grande del mundo.

Las obras de la descomunal terminal se inician en 1936 y finalizan en 1941. No fue usado como aeródromo de guerra pero en sus enormes sótanos y túneles de comunicación se instalaron talleres para el ensamblaje de motores de aviones Stuka. En la actualidad se encuentra cerrado por no ser rentable económicamente. El 30 de Enero de 1937 Hitler nombró a Speer, Generalbauinspektor, (Inspector General de la Construcción), con rango de Subsecretario de Estado del Reich. Albert acomete entonces la reforma del Estadio Olímpico de Berlín diseñado por Werner March para los Juegos Olímpicos de 1936.

El proyecto original de March fue rechazado por Hitler por considerarlo demasiado moderno. Speer le añadió una cubierta exterior de piedra para darle un estilo más clásico.
Pabellón alemán de Speer, izquierda frente al pabellón soviético, derecha en la Exposición Internacional de París de 1937Pabellón alemán de Speer (izquierda) frente al pabellón soviético (derecha) en la Exposición Internacional de París de 1937
En 1937, Speer proyecta el pabellón alemán de la Exposición Internacional de ese mismo año en París. Anecdóticamente este pabellón estaba situado justo enfrente del pabellón soviético que, por una filtración de los planos, se sabía tendría dos figuras de gran tamaño en posición de avanzar hacia el pabellón alemán. Speer modificó entonces su diseño interponiendo una enorme estructura cúbica coronada por un águila que miraba desde arriba a las dos figuras soviéticas. Su diseño pretendía representar una defensa sólida contra los embates del comunismo. Ambos pabellones fueron galardonados con sendas medallas de oro por sus diseños.
Speer y Hitler examinando unos planos en el Berghof en 1938Speer y Hitler examinando unos planos en el Berghof en 1938
Speer se rodeó de un equipo de arquitectos y ayudantes como por ejemplo Peter Klinke, Hans Stephan y Willie Schelkes, quienes fueron sus colaboradores en sus respectivas especialidades en la oficina del GBI, (Generalbauinspektor). También se unió Annemarie Kempf, su secretaria personal y su colega de la universidad Rudolf Wolters. Speer quiso contar con la colaboración de su mentor Tessenow, pero éste gentilmente rehusó el ofrecimiento. Estas primeras grandes obras inician el magno proyecto de transformar Berlín en la imponente capital del Tercer Reich, que Hitler rebautizaría como Germania. El estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939 llevaría a la postergación y finalmente al abandono de la mayor parte de estos descabellados planes, materializándose solo una pequeña parte de los mismos entre 1937 y 1943.



3.1. La nueva Cancillería
El Führer opinaba que la antigua Cancillería de Bismarck era “más adecuada para una fábrica de jabón que como sede de un gran Reich Alemán”. Por tanto, en enero de 1938, Hitler encarga a Speer la tarea de construir una nueva Cancillería, (Reichskanzlei), sobre la estructura ya existente. Por razones políticas el plazo máximo para la ejecución de las obras era de un año, ya que el 10 de enero de 1939 tendría lugar una recepción de diplomáticos y todo debía estar en orden para la fecha. El escaso margen de tiempo unido a que la Cancillería se encontraría en pleno uso durante las obras, tanto como residencia oficial de Hitler como lugar de actos oficiales, supuso un reto muy importante para Speer. Hitler dio carta blanca a Speer en cuanto a gastos: el presupuesto no sería un problema. Quería una estructura sólida con grandes estancias que “causen impresión en el visitante”. Prueba de ello es la gran galería llamada Galería de Mármol de 146 metros de largo, el doble que el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles.

En sus “Memorias”, Speer describió así la impresión que la Reichskanzlei causaba en el visitante:

“La serie de habitaciones que componen el acceso a la galería de la recepción de Hitler estaban decoradas con una gran variedad de materiales y colores, y alcanzaba los 220 m de longitud. La galería en sí era de 145 m de largo. La propia oficina de Hitler era de 400 metros cuadrados de superficie. Desde el exterior, la cancillería tenía un aspecto severo y autoritario. Desde la Wilhelmplatz, los visitantes entraban en la Cancillería a través de la Corte de Honor (Ehrenhof). La entrada principal del edificio estaba flanqueada por dos estatuas de bronce del escultor Arno Breker: "Wehrmacht" y "Partei" ("Fuerzas Armadas" y "Fiesta").
Galería de Mármol de la nueva Cancillería del ReichGalería de Mármol de la nueva Cancillería del Reich
El estudio, con una gran mesa de mármol, se convirtió en una parte importante del edificio y en sede de conferencias militares del líder nazi. El Gabinete, en cambio, nunca fue utilizado para el fin previsto. Más de 4000 trabajadores fueron empleados en dos turnos y a pesar de que el lugar no acabó de acondicionarse hasta abril del 39, en solo nueve meses el edificio estaba terminado y fue presentado a Hitler con dos días de antelación, una proeza destacable. El coste total de las obras ascendió a más de 90 millones de Reichsmark, al cambio más de mil millones de dólares actuales.

Hitler concedió a Speer la Insignia Dorada del Partido Nazi como premio a su trabajo, siendo inusualmente generoso en elogios hacia Albert, a quien calificó de “genio”. En 1945 el ejército soviético, a su entrada en Berlín, destruye la segunda cancillería. Posteriormente con sus restos se erigió el monumento-cementerio militar de Treptow, a las afueras de la ciudad. Hitler planeaba levantar una tercera Cancillería, aún mayor, aunque este proyecto nunca llegó a empezarse.



3.2. El gran proyecto de Germania
El 23 de Junio de 1940 y tras la capitulación de Francia, Hitler llega de visita triunfal a París acompañado entre otros por Albert Speer. En primer lugar visitan uno de los edificios más emblemáticos de París y uno de los más admirados por Hitler: la Ópera de Garnier. La visita continua por los Campos Elíseos, la Madeleine, el Trocadero y la Torre Eiffel, donde se toma la famosa fotografía. Después de ver el Arco del Triunfo con el monumento al Soldado Desconocido, Hitler y su séquito se dirigen a Los Inválidos, donde el Führer contempla en silencio la tumba de Napoleón para luego declarar: “Ha sido el momento más bello de mi vida”.

Albert Speer, a la izq. y Arno Breker a la dcha. de Hitler, en ParísAlbert Speer, a la izq. y Arno Breker a la dcha. de Hitler, en París
[/i]Hitler, en cambio, se mostró más indiferente ante Notre-Dame, la Sainte-Chapelle, el Louvre o el Sacre-Coeur.

Finalizada la visita, Hitler confiesa a Speer: “Poder ver París ha sido el sueño de toda mi vida. No puedo expresar todo lo feliz que soy al ver cumplido hoy este deseo”.

A partir de este momento, Hitler y Speer entran en un “estado de éxtasis”, como el propio Speer lo calificaría. Comenzaron a sucederse los proyectos para culminar esa fantástica capital que sería Germania y que debería estar terminada para 1950.
Maqueta de Welthauptstadt GermaniaMaqueta de Welthauptstadt Germania



3.3. El proyecto crece
En la planta baja de la Cancillería y ocupando una gigantesca sala se instaló la famosa maqueta del gran proyecto de Germania en la que el Führer pasaba horas y horas. Según declaró Hitler a Speer, en esa maqueta veía una imagen de su legado tras su muerte. El padre de Speer, al ver la maqueta les preguntó a su hijo y sus colaboradores si se habían vuelto totalmente locos. Speer admitió que estaba totalmente fascinado con la atención que Hitler le había prestado. Speer mismo reconocería posteriormente y una vez finalizada la guerra, que los proyectos de Hitler eran disparatados. También le causó cierta perplejidad el proyecto anteriormente mencionado del Estadio Olímpico para 350.000 espectadores en Nuremberg. Hitler deseaba que, terminada la guerra, los Juegos Arios se celebraran siempre en Berlín. A Speer, que como sabemos era gran deportista, no le gustó nada la idea.

La reconstrucción de Berlín a gran escala, con inmensos edificios, amplias avenidas y un nuevo sistema de transporte empezó a gestarse en las mentes de Hitler y Speer, que comenzaban a ver a Alemania como la gran capital del mundo. “Welthauptstadt Germania” ("Capital Mundial Germania"), sería el nombre acuñado por Speer en sus “Memorias” de 1969 para este sueño utópico y megalómano de una gran ciudad que haría pequeñas a las mayores urbes, aunque Hitler y Speer ya se referían con anterioridad a Berlín como la Capital del Tercer Reich. El título “Welthauptstadt” fue elegido por considerarse que la arquitectura de Berlín era demasiado austera en comparación con otras capitales del mundo como Londres, París y sobre todo Roma.



3.4. Las grandes avenidas
Uno de los elementos más significativos era la Prachtstraße o “Calle de la Magnificencia”, un inmenso bulevar de casi 5 kilómetros de largo de norte a sur al que Speer llamó "Eje Norte-Sur". En el extremo norte de la avenida, Speer planeó construir la Volkshalle, un gran salón de actos con una cúpula que habría sido de más de 210 metros de altura y espacio para 180.000 personas, mientras que en el extremo sur se levantaría un gran Arco del Triunfo de casi 120 metros de altura y 49 veces mayor que el de París, de hecho el arco parisino hubiera cabido bajo él. Se crearía también un gran eje este-oeste en la ciudad, con la ampliación de la Charlottenburger Chaussee, (actualmente la Straße des 17. Juni). La inmensa Columna de la Victoria de Berlín, originalmente ubicada frente al Reichstag, fue trasladada hasta el punto central de la avenida. Tras la derrota alemana los franceses quisieron derribarla, pero la oposición angloamericana lo evitó. No obstante Francia arrancó del monumento los relieves que aludían a su derrota.



3.5. El Große Halle
Maqueta del Große HalleMaqueta del Große Halle
En el extremo norte del eje norte-sur o Avenida de la Victoria se encontraría la Große Platz, una superficie abierta de unos 350.000 m² circundada por los edificios más grandes de la ciudad: el palacio del Führer en el lado oeste, el Reichstag al este y la Cancillería del Tercer Reich y el alto mando del Ejército alemán en el lado sur. La majestuosidad de la gigantesca plaza y de la nueva capital quedaría patente en el más representativo edificio de este proyecto, situado en el extremo norte de la Große Platz. Se trataría de la descomunal cúpula del Große Halle o Volkshalle, (Gran Hall o Hall del pueblo), ideada y bocetada por el propio Hitler en los años 20 y claramente inspirada en el Panteón de Adriano. Estaba sostenida por un círculo de columnas y a su vez erguida sobre un edificio base de planta cuadrada de 315 metros de lado y 74 de altura. La Große Halle, que nunca llegó a empezarse, habría sido el mayor espacio cerrado jamás construido, con unas dimensiones de 200 metros de altura y 250 de diámetro, siendo así 16 veces más grande que la cúpula de San Pedro en Roma, que cabría en el óculo de 46 metros de diámetro.
Entrega del Escudo del águila para el profesor Kreis por parte de Joseph Goebbels con la presencia de Albert Speer. 17 de marzo de 1943Entrega del Escudo del águila para el profesor Kreis por parte de Joseph Goebbels con la presencia de Albert Speer. 17 de marzo de 1943
Dos esculturas monumentales de Arno Breker, cada una de 15 metros de altura, flanquearían la fachada norte del edificio: en su extremo occidental un Atlas sosteniendo el cielo, en su extremo oriental una imagen de Tellus dando apoyo a la Tierra. En el interior se encontraría un gran nicho de 50 metros de alto por 28 de ancho tapizado con mosaicos de oro y conteniendo un gran águila de 24 metros de altura posada sobre un globo terráqueo, figura muy común en la iconografía romana clásica. A los pies de esta abertura se situaría el estrado desde donde Hitler pronunciaría sus discursos bajo el cielo representado por el techo abovedado. Se dirigiría a unos 180.000 oyentes repartidos entre la pista central de 140 metros de diámetro y los tres niveles concéntricos de gradas de concepción similar a las del Salón del Congreso de Ludwig Ruff en Nuremberg, inspirado a su vez en el Coliseo.
Adolf Hitler y Albert Speer en 1933Adolf Hitler y Albert Speer en 1933
La Große Halle se convertiría así en la pieza arquitectónica central de la ciudad tanto por su tamaño como por su simbolismo, por lo que Hitler llegó a temer que, dadas sus dimensiones, fuese un objetivo fácil para los ataques, pero Hermann Göring le aseguró que ningún avión enemigo sobrevolaría el Reich. Por inconcebibles que parezcan estos colosos, lo cierto es que técnicamente podrían ser viables. Lo que si no está tan claro es que los terrenos pantanosos de la zona pudieran sostener semejantes estructuras. Para probar la solidez del terreno se construyó un enorme cilindro de hormigón llamado Schwerbelastungskörper, que literalmente significa “pesada carga física” y que aún existe en la actualidad. Mediante los instrumentos adecuados se medía el hundimiento del bloque en el suelo, llegando a siete pulgadas en tres años cuando el límite admisible era de dos y media. Quedaba así patente la insuficiente consistencia del terreno para soportar construcciones de esa magnitud.
Albert Speer mira el interior de un Panther, Alemania, 1944Albert Speer mira el interior de un Panther, Alemania, 1944
Después de completar las obras de la Welthauptstadt Germania, Hitler planeaba celebrar una gran Feria Mundial de Berlín en 1950 para luego retirarse. En 1940, Speer solicitó a Hitler el cargo de Comisionado del NSDAP para la Arquitectura y Planificación Urbanas. La razón no era otra que uniformar estilos y coordinar las obras en las más de 30 ciudades alemanas que inmersas en reformas. La solicitud le fue rechazada. En 1941, Speer dirige simultáneamente varios proyectos, entre ellos construir los refugios antiaéreos en Berlín así como fábricas en Brünn, Graz y Viena y varias más dedicadas a la producción al servicio del esfuerzo bélico alemán. En Noruega proyecta la construcción de un enorme astillero para submarinos.



4. Ministro de Armamento
A principios de 1942, Speer fue destinado a Dnepopestrovsk, en Kiev, para la reconstrucción de los nudos ferroviarios en colaboración con la Organización Todt. El 8 de febrero de 1942 el Ministro de Armamento y Producción Bélica, Fritz Todt, fallece en un accidente aéreo. Hitler nombra entonces a Albert Speer como su sucesor en el cargo, muy a pesar de Hermann Göring que había tratado de usar su influencia para asumir el puesto. Speer toma las riendas del Ministerio y de la Organización Todt y manteniene a prestigiosos colaboradores de su antecesor como Xaver Dorsch o Karl Saur. Comienza aquí la etapa más oscura y y comprometida de Speer con el nazismo, pero también la más productiva y eficiente en cuanto al funcionamiento de la industria armamentística alemana, alcanzando un nivel hasta entonces desconocido en cuanto a producción y desarrollo tecnológico.
Speer inspeccionando un tanque soviético T-34 capturado, junio de 1943Speer inspeccionando un tanque soviético T-34 capturado (junio de 1943)
Speer lideró la gestión de la industria, tanto en suelo alemán como en los países ocupados, centralizando en sí mismo toda la autoridad hasta entonces dividida en varios altos departamentos, reorientándola a la producción armamentística, introduciendo la especialización en un determinado producto y aplicando lo que él llamó “autorresponsabilidad” en la empresa. Visitaba las fábricas y se sorprendía del escaso número de mujeres trabajadoras, de la ausencia de turnos de noche y de la deficiente coordinación. Reforzó entonces los departamentos, de cuyos comités él era el supervisor, con personal experimentado a los que impuso un límite de edad para evitar la “dejadez y arrogancia” de la excesiva veteranía, e introdujo turnos de trabajo las 24 horas.

Speer era cada vez más valorado y su influencia y poder iban en aumento hasta el punto de obtener la total confianza de Hitler e incluso posteriormente barajarse como su sucesor, pero esto no evitó que en ocasiones también se desoyeran sus consejos, como por ejemplo cuando propuso a Karl Hanke como Jefe de Mano de Obra de los trabajadores alemanes, pero en su lugar y por influencia de Martin Bormann, Hitler nombró en su lugar a Fritz Sauckel, el cual incorporó a trabajadores de los países ocupados en un régimen prácticamente de esclavitud.
Speer, derecha, galardonado con el anillo de la Organización Todt por Hitler, mayo de 1943Speer (derecha) galardonado con el anillo de la Organización Todt por Hitler (mayo de 1943)
Tanto es así que en diciembre de 1943, durante una visita a la factoría Mittelwerk de cohetes V-1 y V-2, Speer pudo comprobar las terribles condiciones de trabajo del lugar. La fábrica de Mittelwerk, fundada por el propio Speer, estaba ubicada en unos túneles que desde 1917 habían sido minas de yesos y posteriormente almacén de materias primas. Confiscadas las instalaciones por el gobierno nazi, se trasladaron allí los primeros prisioneros procedentes de Buchenwald, realojados en el campo anexo de Mittelbau-Dora. En ese mes fallecieron cerca de un 6% de los trabajadores, lo que llevó a Speer a ordenar mejoras en las condiciones de la planta y del campo. A pesar de estas mejoras, la mitad de los internos no sobrevivieron, lo que según el propio Speer le acarrearía un sentimiento de culpa que le acompañaría el resto de sus días. En enero de 1943, Speer vive una trágica experiencia familiar, cuando intenta localizar y liberar a su hermano que había sido atrapado en el sitio de Stalingrado, (conocido como “kessel” o “caldera”). Sus esfuerzos son vanos ya que toda la unidad es declarada como desaparecida en acción.
Speer observa con el mariscal de campo Erhard Milch durante unas pruebas de armasSpeer observa con el mariscal de campo Erhard Milch durante unas pruebas de armas
A estas alturas de la guerra, los aliados tenían tomada la medida al espacio aéreo alemán, y las incursiones y bombardeos sobre ciudades y plantas de fabricación estratégicas eran cada vez más frecuentes. Speer consiguió superar este contratiempo y además aumentó considerablemente la producción armamentística. Los Aliados desembarcan en Sicilia utilizando el trampolín del norte de África y avanzan por Italia. Mussolini es derrocado e Italia declara la guerra a Alemania. A principios de 1944 Speer permanece alejado de sus funciones ministeriales a causa de una inflamación de rodilla, hecho que aprovechan Göring, Bormann y hasta el mismísimo Himmler para tratar de socavar parte de su poder político. Consiguen arrebatarle responsabilidades en políticas sobre construcción, tras lo cual Speer escribe muy afectado a Hitler presentándole su dimisión. Hitler responde enviándole al mariscal de campo Erhard Milch para convencerle de que recapacite, pese a lo cual Speer se mantiene en su negativa. Por fin, en abril de ese mismo año, Speer se reúne con el Führer y éste decide finalmente devolverle todas sus responsabilidades, con lo cual Speer retoma sus funciones íntegramente.
Speer, pensativo, volando en avión, 1943Speer, pensativo, volando en avión (1943)
El 6 de junio de 1944, Día D, los aliados desembarcan en Normandía, (Operación Overlord). El declive del III Reich y del Imperio Japonés era evidente, aunque ambos continuaban luchando por cada palmo de tierra. El 20 de julio de 1944 se produce el fallido atentado contra Hitler en la Operación Valkiria. En la lista elaborada por los conspiradores en la que se incluía el nombre de los futuros miembros del gobierno que se habría de instaurar, aparecía el de Speer pero con un interrogante y la anotación “persuadir”, hecho este que posiblemente le libró de la salvaje purga que Hitler llevó a cabo con los implicados, sus afines y familiares. A comienzos de 1945 el Eje definitivamente camina hacia el desmoronamiento.

La URSS avanza por el este ocupando Rumanía, Hungría y Polonia hasta entrar en Alemania, los Aliados avanzan por el oeste y el sur liberando Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo hasta alcanzar la frontera germana. En el Pacífico, EE.UU libera Manila y ocupa Iwo Jima alcanzando Japón.
Speer informa al Führer en su sede, junio de 1942Speer informa al Führer en su sede, junio de 1942
El Reich se hundía y Hitler desesperado ordena una política de tierra quemada con la destrucción total de Alemania en la llamada Operación Nerón. Speer, que había sido nombrado ahora también Ministro de Transportes, pone en riesgo su carrera e incluso su vida, dada la brutal severidad del propio régimen al que servía, al incurrir en varias insubordinaciones, negándose a cumplir estas órdenes directas de Hitler de destruir toda la infraestructura industrial en suelo alemán y ocupado. Hitler le había ordenado además producir gases tóxicos para una guerra química contra el invasor ruso, orden que también fue ignorada por Speer. El 29 de abril, Hitler redacta su testamento político, (ver Anexo C), en el que no incluye a Speer entre los nombrados para la sucesión tras su muerte, quedando el cargo de nuevo Ministro de Armamento en la persona de Karl Saur, subordinado de Speer.

Albert Speer se reúne con Hitler en el bunker para una última charla de una hora, en la que le confiesa los desacatos cometidos, a lo que Hitler responde con absoluta indiferencia y frialdad. Hitler le comunica su intención de suicidarse.

Sería la última vez que estarían juntos. Speer trató de convencer a Magda Goebbels de que desistiese de la idea de suicidarse y llevarse a la muerte con ella a sus hijos, pero Joseph Goebbels se lo impidió interrumpiendo bruscamente la conversación. Tras despedirse de Eva Braun, evacua a su familia a Berghof y se reúne con el general Gotthard Heinrici para ordenar a las tropas del frente oriental que se rindieran y se entregaran a los americanos.
El Reichsminister Speer descansa sentado en un escalónEl Reichsminister Speer descansa sentado en un escalón
Al enterarse del suicidio de Hitler cae en una profunda depresión, de la que se recupera cuando es requerido por Karl Dönitz en Plön, en la frontera con Dinamarca, para formar el gabinete del nuevo gobierno alemán, como sustituto de Martin Bormann. Este gobierno, autodenominado Gobierno de Flensburgo, estaría encabezado por el propio Dönitz, aunque sólo duró unos 20 días y nunca fue reconocido por los aliados. En definitiva, a pesar del enorme impulso que supuso Speer para la industria alemana, éste llegaría demasiado tarde lo que, unido a los sucesivos errores estratégicos de Hitler, acabaría por conducir el rumbo de la guerra hacia el nefasto final para la Alemania nazi.



5. Juicio de Núremberg y encarcelamiento
Speer es arrestado por los norteamericanos el 12 de mayo de 1945 y tres días después es interrogado duramente por la comisión de técnicos aliados encargada del control de la situación en Alemania. Se exhibió la conocida fotografía de 1944 en la que Speer se pasea por el campo de concentración de Mauthausen en Austria, poniendo en evidencia las afirmaciones de Speer sobre el desconocimiento de la terrible realidad del exterminio judío. No obstante se barajó la hipótesis de que la visita fue preparada para ocultar a Speer la verdadera y atroz naturaleza de las instalaciones.

Speer también estuvo presente en la Conferencia de Posen, el 6 de octubre de 1943, en la que Himmler dio un discurso en que detallaba a los líderes nazis el Holocausto que ya se estaba produciendo. Speer omitió esta evidencia en sus “Memorias” y posteriormente, al ser acusado en 1971 de este hecho, lo justificó diciendo que había tenido que retirarse antes de la intervención de Himmler.
Los acusados en los juicios de Núremberg escuchan los procedimientos. Speer, sentado en la fila superior, es el quinto por la derechaLos acusados en los juicios de Núremberg escuchan los procedimientos (Speer, sentado en la fila superior, es el quinto por la derecha)
Speers colaboró revelando información muy valiosa que permitió la continuidad de Alemania como nación, ayudando a conocer los efectos de los bombardeos aliados sobre objetivos estratégicos pero también sobre la población civil. Los primeros estuvieron a punto de acabar con el potencial industrial alemán, los segundos, (como los de Hamburgo y Dresden), sólo consiguieron reforzar el sentimiento de resistencia de la población e incrementar su odio hacia los aliados.

El 23 de mayo, dos semanas después de la capitulación alemana, los aliados arrestan a los miembros del Gobierno de Flensburgo, y ponen fin formalmente a la Alemania nazi.

Después de ser interrogado en centros de detención para oficiales nazis, en septiembre de 1945 se decide juzgarlo por crímenes de guerra y es trasladado a Núremberg y encarcelado. El juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos, Robert H. Jackson, sustenta el cargo de fiscal jefe estadounidense durante los juicios, e insiste en el papel de Speer como uno de los principales responsables de la explotación y la esclavitud a la que se sometieron los trabajadores forzados empleados en el esfuerzo industrial bélico del Reich. Por su parte, el abogado de la defensa Hans Flächsner, presentó a Speer como una persona ajena a la ideología nazi y poco menos que arrastrada por las circunstancias a servir a un régimen político con el que no comulgaba.
Albert Speer durante los juicios de NúrembergAlbert Speer durante los juicios de Núremberg
Speer declaró durante el juicio:

“Me gustaría decir algo de importancia fundamental. Esta guerra ha provocado una catástrofe inimaginable en el pueblo alemán y, de hecho, comenzó una catástrofe mundial. Por lo tanto, es mi deber incuestionable asumir mi parte de culpabilidad en este desastre ante el pueblo alemán. Esta es mi obligación, ya que el Jefe del Gobierno ha evitado la responsabilidad ante el pueblo alemán y ante el mundo. Yo, como un miembro importante de la dirección del Reich comparto la responsabilidad total a partir de 1942".

Ante esta declaración se le preguntó:

"Herr Speer, el testigo Stahl dijo en su interrogatorio por escrito que a mediados de febrero de 1945 le había una que le proporcionara una muestra de los nuevos gases venenosos para asesinar a Hitler, Bormann y Goebbels. ¿Por qué quiso hacer esto?".

Speer contestó:

"Pensaba que no había otra salida. En mi desesperación he querido dar este paso, ya que se había hecho evidente para mí, desde el comienzo de febrero, que Hitler intentaba seguir con la guerra a toda costa, sin piedad y sin consideración por el pueblo alemán. Era obvio para mí que la guerra estaba perdida, que confundió su propio destino con el del pueblo alemán y que en su propio fin, él vio el de su pueblo. Estaba claro que la guerra se había perdido tan completamente que la rendición incondicional tendría que ser aceptada".

Los cargos que se le imputaron fueron los de participar en crímenes contra la paz y guerras de agresión así como crímenes de guerra y contra la humanidad. El periodista y escritor William L. Shirer, observador durante el juicio, afirmó que Speer causó una impresión general de ser uno de los acusados que mayor arrepentimiento mostraron. Speer efectivamente mostró arrepentimiento, declarándose culpable pero negando el conocimiento del Holocausto.

Posteriormente confesaría que el sentimiento de culpa le acompañaría el resto de su vida. También confesó que había planeado acabar con la vida de Hitler al comprender el desastre al que el líder nazi estaba llevando a Alemania, pero esta afirmación no fue tomada muy en serio.

Finalmente Speer es condenado a 20 años de cárcel junto a otros seis acusados, por los cargos de crímenes de guerra y contra la humanidad y absuelto de los otros dos cargos. La decisión fue muy discutida durante dos días y provocó enfrentamientos entre los jueces soviéticos y norteamericanos, ocho en total, tres de los cuales pedían su condena a muerte. Doce acusados más fueron sentenciados a muerte y tres absueltos.

Fueron varios los motivos que le llevaron a librarse de la pena capital, como el hecho de mostrar arrepentimiento, el error burocrático que, como se dijo anteriormente, impidió que se conociera su afiliación a las SS, (se habían consultado registros anteriores a 1942), la actitud enfrentada de Speer en los últimos momentos de la guerra, con los desacatos y la negativa a seguir la política de tierra quemada y la inseguridad en aquel momento sobre si conocía o no la verdadera naturaleza del Holocausto.

Enlace al artículo del foro: Los Juicios de Núremberg.

El 18 de julio de 1947, Albet Speer es trasladado de la cárcel de Núremberg a la prisión berlinesa de Spandau e ingresado con el número 5. Su estancia en la prisión fue en un principio más dura debido al aislamiento al que estaba sometido. En los turnos de custodia por parte de los países aliados occidentales, (EEUU, Francia e Inglaterra), gozaba de una mayor laxitud en el confinamiento, permitiéndole el contacto con otros reclusos.

Speer decidió emplear su tiempo en prisión no solo en leer sino también en redactar y esbozar varios libros autobiográficos. Las normas internas de censura prohibían estas actividades, por lo que tuvo que recurrir a ayudas externas y sacar adelante sus obras en la clandestinidad. Su antiguo subordinado, Rudolf Wolters, ejerció el papel de contacto externo, haciéndose cargo de transcribir las 20.000 hojas que componían la obra “Memorias: Hitler y el Tercer Reich vistos desde dentro”, terminado en 1954 y publicadas tras su liberación. Wolters también se ocupó de otras tareas como la recaudación de fondos para ayudar a la familia de Speer. Desde 1953 se venían produciendo roces con Wolters ya que este se oponía a que Speer tratara a Hitler de criminal en sus escritos. Un segundo libro comenzaría a gestarse en base a las numerosas cartas que escribió a sus hijos, se trata de “Diario de Spandau”, publicado en 1975. Junto con sus “Memorias” se convirtió en un auténtico best seller, siempre envuelto en la polémica y la sospecha de manipulación, entre otros motivos para sostener la idea, a juicio de muchos tremendamente ingenua, del desconocimiento de Speer sobre el exterminio judío.
Speer en su celda durante los juicios de Núremberg, 1945Speer en su celda durante los juicios de Núremberg (1945)
En años posteriores tras la liberación de Speer y, tal y como este había presagiado, la amistad entre ambos se iría deteriorando de tal manera que, en 1980, Wolters sacó a la luz unos documentos que demostraban que Speer era conocedor de la persecución judía. No sería la única amistad que tendría que sacrificar, otras como la del escultor Arno Becker o la del piloto personal de Hitler, Hans Baur, también se verían perjudicadas, siendo incluso víctima de sus burlas e ironías. Otro entretenimiento más prosaico para tratar de eludir la monótona opresión del cautiverio fue la jardinería, a la que dedicaba parte de su tiempo en lo que se conoció irónicamente como “El Jardín del Edén de Speer”. También realizaba grandes caminatas por los patios de la prisión, calculando las distancias recorridas e imaginándose los países por los que hipotéticamente pasaría. Durante su encarcelamiento fueron muchos los que reclamaron insistentemente su liberación, entre ellos el presidente francés Charles de Gaulle,el diplomático estadounidense George Ball, el Ex Alto Comisionado John J. McCloy, el que fuera fiscal en Núremberg, Hartley Shawcross y Willy Brandt, presidente del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) y posterior Canciller Federal de Alemania. Este último logró incluso impedir la confiscación de los bienes de Speer paralizando el proceso de “desnazificación” contra él. La rotunda oposición de la Unión Soviética obligó a Speer al cumplimiento íntegro de la pena.



6. Liberación y años posteriores
En noviembre de 1966, el periódico alemán Der Spiegel se hacía eco de las primeras declaraciones públicas y relevantes de Speer tras su liberación, en las que se reiteraba en asumir su responsabilidad y culpabilidad de los crímenes de guerra por los que fuera juzgado. Hubo dos facetas de su vida que fue incapaz de retomar, una el ejercicio de la profesión de arquitecto; otra la relación personal y afectiva con sus hijos, incluso con Albert, quien también siguió los pasos profesionales de su padre convirtiéndose en un arquitecto de reconocido prestigio internacional. Ayudado y asesorado por Joachim Fest y Wolf Jobst Siedler publica sus obras que son recogidas con entusiasmo tanto por el público como por los historiadores, que ven en ellas un valioso reflejo de muchas de las personalidades de la oscura época en la que colaboró con el régimen nazi. No obstante también se le acusa de evadir su propia responsabilidad en los desmanes del gobierno nacionalsocialista, ya que él mismo confesó que en muchas ocasiones prefirió “mirar hacia otro lado”. Como un acto más de arrepentimiento, quizá sincero o tal vez interesado, dona el 80% de las ganancias en derechos de autor a asociaciones benéficas judías.
Albert Speer
En octubre de 1973, Speer vuela a Londres con la intención de realizar una entrevista para un programa de la BBC. Es detenido en el aeropuerto y descubierta la falsa identidad con la que viajaba, a pesar de ello se le permite permanecer en el país durante 48 horas. El 1 de septiembre de 1981 y durante una segunda visita a Londres para otra nueva entrevista en la BBC, Albert Speer sufre un derrame cerebral y fallece acompañado de una mujer inglesa de origen alemán con quien mantenía una relación. De su legado administrativo quedaría la Arbeitsstab Wiederaufbau Zerstörter Städte, (Grupo de trabajo para la reconstrucción de las ciudades destruidas), autorizado por Speer en 1943 para reconstruir la ciudades alemanes bombardeadas y hacerlas más habitables. Las recomendaciones del Arbeitsstab sirvieron como base para los planes de desarrollo y la reconstrucción de muchas ciudades europeas en la posguerra. De sus obras arquitectónicas poco queda, tan solo algunos retazos urbanísticos, una torre antiaérea, los restos semiderruidos de las gradas del Campo Zeppelin de Núremberg y el interior de la embajada alemana en Inglaterra. La gran mayoría de sus proyectos, como ya sabemos, no pasaron de ser un megalómano sueño.



7. La verdad sobre Speer, “el nazi bueno”
Juntar en una misma frase las palabras “nazi” y “bueno” resulta desde el principio chirriante para toda aquella persona de moral sana. Speer siempre sostuvo que nada sabía acerca de la Solución Final que se llevaba a cabo en los campos de concentración, o mejor dicho, del grado de exterminio y terror que allí se vivía, aún a pesar de las evidencias fotográficas y de lo que nos dicta el sentido común. ¿Cómo uno de los más altos cargos del Reich y el que fue de los más allegados a Hitler y admirados por él podía no conocer lo que estaba pasando realmente?. Cuando menos se nos antoja una afirmación ingenua e hipócrita y en el mejor de los casos nos lleva a pensar que Speer simplemente, aunque no compartiera plenamente estas políticas deleznables, no quisiera ver lo que tenía delante y se lavara las manos.

Su propia hija Margret Nissen afirma en su libro “¿Es usted la hija de Speer?”, que su padre se llevaría a la tumba el verdadero alcance de su implicación y grado de conocimiento del Holocausto. Su estrategia durante el juicio pasó de basarse en la ingenuidad y el desconocimiento del horror del que participaba, a una postura de arrepentimiento y aceptación de su parte de responsabilidad, una hábil maniobra que le salvó el cuello. Pero, ¿era Speer en realidad la educada, tímida, culta y encantadora persona que parecía ser?. Speer fue el presunto responsable de la expulsión de sus viviendas y posterior deportación de unos 50.000 judíos, exceptuando a aquellos que trabajarían en las plantas de producción que ocuparían los nuevos espacios confiscados. Este episodio se conoció como “El asunto de los pisos judíos”. Esta podría ser quizá la acción más directamente achacable a Speer en relación con los crímenes contra el pueblo semita.

En el año 2005 salieron a la luz unos documentos de las SS entre los que figuraban sus proyectos de ampliación del campo de Auschwitz, esto hubiera supuesto sin duda un cambio radical en la historia que estamos contando. Pero Speer consiguió hasta el final de sus días mantener de forma bastante aceptable su imagen aséptica de simple gestor y planificador de los recursos fabriles y armamentísticos del Reich. La investigación de la Historia le ha jugado, aunque póstumamente, una amarga pasada. La figura de Speer sirvió de coartada para otros correligionarios nazis que se escudaron en él para justificarse. El argumento, muy sencillo: “Si el mejor amigo del Führer no sabía nada cómo lo iba a saber yo”.

Respecto a esta amistad, Speer afirmó algunas cosas sobre Hitler como:

- "Si Hitler hubiera tenido un amigo, éste habría sido yo...Hitler, (...) era incapaz de sentir amistad por nadie, no creo que supiera lo que esta significaba...”

- “A pesar que de estuve mucho tiempo a su lado, nunca llegué a conocerlo. No sé quién fue exactamente Adolf Hitler."

- “En el pecho de Hitler, en el lugar donde debía existir un corazón, había solo un hueco".

- “Hitler fue lo mejor para Alemania. Sin embargo, Alemania no fue lo mejor para él..."


En una conversación entre Speer y Simon Wiesenthal, éste le dijo a Speer: “Si hubiéramos sabido lo que sabemos ahora, a usted le hubieran ahorcado en Nüremberg en 1946”.

Speer, que mantuvo hasta el final que no sabía nada del Holocausto, guardó silencio.

Wiesenthal entonces dijo: “Sabía que tenía razón”.



8. Anexos:

A. Cargos del tribunal.

Original del día 1 del juicio:
“El acusado Speer fue entre 1932 y 1945: Miembro del NSDAP, Reichsleiter, miembro del Reichstag, Ministro de Armamento y Municiones del Reich, Jefe de la Organización Todt, Plenipotenciario General para Armamentos en la Oficina del Plan de Cuatro Años y Presidente del Consejo de Armamentos.

El acusado Speer usó los cargos mencionados y su influencia personal de tal forma que: Participó en la planificación militar y económica y la preparación de los conspiradores nazis de Guerras de Agresión y Guerras en Violación de Tratados Internacionales, Acuerdos y Garantías expuestas en los Cargos Primero y Segundo de la Acusación; y autorizó, dirigió y participó en los Crímenes de Guerra expuestos en el Tercer Cargo de la Acusación, y en los Crímenes contra la Humanidad expuestos en el Cuarto Cargo, incluyendo en particular el abuso y explotación de seres humanos para trabajos forzados durante el transcurso de guerras de agresión”.



B. Extractos del “Diario de Spandau”.

-Primer año:
Septiembre de 1946, prisión de Núremberg.

“…los presos de la planta baja han sido condenados a muerte. Respecto a nosotros siete, el ministro de Economía del Reich, Walter Funk, el almirante Erich Raeder y Rudolff Hess, heredero de Hitler, han sido condenados a prisión perpetua; el Jefe de las Juventudes del Reich, Von Schirach y yo, veinte años; Constantin Von Neurath, primer ministro del Exterior y luego gobernador de Bohemia y Moravia, quince años y, por último, diez años para el almirante Karl Dönitz.”
(…)
“…yo tenía veintiséis años cuando oí hablar por primera vez a Hitler, quien no me había interesado en absoluto hasta entonces; y él puso todo un mundo a mis pies cuando cumplí los treinta años. Yo no lo ayudé a encumbrarse, ni financié su rearme. Mis sueños siguieron girando en torno a la arquitectura. No ambicioné poder alguno, sólo quise ser un segundo Schinkel.”
(…)
“Me espantan sin cesar los horribles cuadros que tuvimos ocasión de presenciar durante el proceso; la documentación acusatoria describía ejecuciones masivas y muertes múltiples en cámaras de gas que jamás podré olvidar.”
(…)
“Varios días de aletargamiento. Espesa niebla fuera. Los guardianes opinan unánimemente que Hitler vive todavía.”
(…)
“Hoy, durante la ducha, Hess reveló que su amnesia era ficticia. […] él […] dijo […] Cuando yo ya estaba a punto de ceder, se me careó con mi secretaria. Por tanto hube de fingir que no la reconocía. Ella prorrumpió en llanto.”
(…)
“Tras un riguroso examen de conciencia, debo manifestar que yo no fui antisemita.”
(…)
“¿Cómo no evidencié nunca mi desagrado cuando Hitler hablaba de “aniquilamiento” o “exterminio” […]?. Sin duda se simplificaría la cuestión acusándome de oportunismo o cobardía. Lo fatídico, lo más intranquilizador para mí es que aquel vocabulario no me extrañó, no me produjo jamás verdadera consternación.”
(…)
“Ése fue el caso de Hitler. Una buena parte de su éxito estribó, creo yo, en su osadía para hacerse pasar por un gran hombre.”
(…)
3 de enero, 1947.
“Según calculo, he recorrido ya unos cuatrocientos kilómetros en el patio de la prisión.”
(…)
“…a estas alturas me ha pasado el arrebato, y aunque tuviese el valor necesario para suicidarme, me falta ya la propensión.”
(…)
“…esa victoria que se nos fue de las manos por incapacidad, arrogancia y egoísmo. […] la superioridad técnica es el factor determinativo de las guerras modernas, y nosotros no la poseíamos.”
(…)

Julio de 1947, prisión de Spandau.

“Ya ha transcurrido un mes en Spandau.
Me agacho a menudo para recoger las migas que caen de la mesa. Por la noche me acuesto hambriento; […]”(…)

“El reciente vuelo sobre Berlín me ha mostrado que aquella gran misión a la cual di tanto crédito, se ha quedado en proyecto.”(…)

“Debemos trabajar desde las ocho de la mañana hasta las once y media, y desde las dos de la tarde hasta las cuatro y media. Se me concede el tiempo restante para mis propias ocupaciones. No me siento infortunado.”


C. Testamento político de Hitler.


Testamento político de Hitler



9. Galería Fotográfica

El general Friedrich Fromm, dos marineros, Albert Speer, el gran almirante Karl Doenitz y Hans Kehrl frente al casco de un barco en 1942El general Friedrich Fromm, dos marineros, Albert Speer, el gran almirante Karl Doenitz y Hans Kehrl frente al casco de un barco en 1942

Große HalleGroße Halle

Albert Speer, Adolf Hitler y el arquitecto Ruff, Ludwig Ruff o Franz Ruff, con planos y maquetas de Nuremberg, 1934Albert Speer, Adolf Hitler y el arquitecto Ruff (Ludwig Ruff o Franz Ruff) con planos y maquetas de Nuremberg, 1934

Albert Speer, delante, y Erhard Milch, detrás, durante su visita a una fábrica de aviones en marzo de 1944Albert Speer (delante) y Erhard Milch (detrás) durante su visita a una fábrica de aviones en marzo de 1944

Karl Doenitz, Albert Speer y Xaver Dorsch observando unos ejercicios en 1943Karl Doenitz, Albert Speer y Xaver Dorsch observando unos ejercicios en 1943

De izquierda a derecha Prof. Bruckmann, Lord Mayor Liebel, von Ribbentrop, Adolf Hitler y Prof. Speer. 27 de junio de 1937De izquierda a derecha: Bruckmann, Liebel, von Ribbentrop, Adolf Hitler y Speer. 27 de junio de 1937

Hermann Goering, Adolf Hitler y Albert Speer el 10 de agosto de 1943Hermann Goering, Adolf Hitler y Albert Speer el 10 de agosto de 1943

Adolf Hitler con Albert Speer, Nuremberg antes de 1937Adolf Hitler con Albert Speer, Nuremberg antes de 1937

Tumba de Albert Speer en HeidelbergTumba de Albert Speer en Heidelberg



10. Documentales.

Cazadores de nazis: Albert Speer. (El Nazi Bueno).





Serie: Speer y Hitler


1. Alemania, el engaño



2. El proceso



3. Spandau, la condena



4. Epílogo




11. Fuentes


Escritas:

“Diario de Spandau”, Albert Speer. Editorial Plaza & Janes S.A., 1977. ISBN: 84.01.41124-6

Internet:

http://deutschlandostmark.blogspot.com. ... tects.html
http://elsecretodezara.blogspot.com.es/ ... itler.html
http://www.spartacus.schoolnet.co.uk/GERspeer.htm
http://www.elholocausto.net/parte01/01cr03.htm
http://www.hislibris.com/diario-de-span ... ert-speer/
http://otraarquitecturaesposible.blogsp ... e-las.html
http://www.lasegundaguerra.com/viewtopi ... 260&t=9200
http://www.aeropuertosarg.com.ar/losfor ... ic=22615.0
http://es.wikipedia.org/wiki/Welthauptstadt_Germania
http://es.wikipedia.org/wiki/Rudolf_Wolters
http://www.fotocommunity.de/pc/pc/display/10920316
http://www.tumblr.com/tagged/albert-speer
http://www.exordio.com/1939-1945/personajes/speer.html
http://www.exordio.com/1939-1945/milita ... o/v-2.html
http://instanteshistoria.blogspot.com.e ... chive.html
http://blogs.independent.co.uk/2013/01/ ... au-ballet/
http://www.panzertruppen.org/2010/politica/mh021.pdf
http://noticias.arq.com.mx/Detalles/623 ... thSS2yA0yU
http://paxaugusta.blogspot.com.es/2013/ ... bueno.html
http://www.youtube.com
http://www.lasegundaguerra.com/viewtopi ... 260&t=9200
http://www.lasegundaguerra.com/viewtopi ... 23&t=12039
http://www.lasegundaguerra.com/viewtopi ... 47#p147447
"3 miles up and 3 miles down!!!"


Unidad: 101st Airborne Division 'Screaming Eagles'
WWII Victory Medal (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Polemikos Stauros (1) Onderscheidingsteken voor langdurige (1) Cruz al mérito militar con distintivo rojo (1) Légion d'Honneur (1)

Avatar de Usuario
Currahee
First Lieutenant
First Lieutenant
Mensajes: 1481
Registrado: 14 10 2012 04:24
País 2GM: Francia
Zona/Región: Normandía/Holanda/Bastogne
Ubicación: Galicia (España)

Agradecimientos y nota.

Mensaje por Currahee » 25 01 2014 04:20

Agradecimientos:

Han colaborado en esta biografía los camaradas Cocinilla, en el aporte fotográfico y la presentación general, y el camarada Volkssturmmann en la parte de Documentales.

Muchas gracias a ambos por vuestra ayuda.

Nota:

El anexo "Extractos del Diario de Spandau" pretende ser un breve recopilatorio de pasajes significativos del libro, que iré ampliando poco a poco a medida que vaya repasando la obra. Si alguien desea agregar alguno, adelante, sólo os pediría que indiquéis el año de cautiverio correspondiente, (primero, segundo, tercero, etc).

Un saludo.
"3 miles up and 3 miles down!!!"


Unidad: 101st Airborne Division 'Screaming Eagles'
WWII Victory Medal (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Polemikos Stauros (1) Onderscheidingsteken voor langdurige (1) Cruz al mérito militar con distintivo rojo (1) Légion d'Honneur (1)

Avatar de Usuario
cocinilla
Grande Ammiraglio
Grande Ammiraglio
Mensajes: 6711
Registrado: 17 09 2009 17:58
País 2GM: Italia
Zona/Región: Mediterráneo
Ubicación: España

Re: Albert Speer

Mensaje por cocinilla » 25 01 2014 04:39

Saludos

Solo he puesto mi granito a tan magnifica biografías que has elaborado, te felicito.

Un Saludo
Cocinilla


Unidad: Decima Flottiglia MAS
Imagen
US Antarctic Expedition (1) Orden Lenina (2) Distinguished Service Cross (1) Kriegsverdienstkreuz Schwerter (1) Order of Merit (1) Panzerkampfwagenabzeichen (1) Navy Cross (1) Ordre du Mérite Maritime (1) Distinguished Service Cross (1) Flotten-Kriegsabzeichen (1) Croce al Valore di Guerra (1) Kyuokujitsu-sho (1) Distinguished Flying Cross (1) Médaille Commemorative de la Guerre (1) Flugzeugführerabzeichen (1) Japón (1) Purple Heart (1) Infanterie-Sturmabzeichen (1) Corpo di Spedizione Italiano in Russia (1) Battle of the Bulge (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (9) Orden del Millón de Elefantes (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Medalla militar individual (1) Pour le mèrite (1)

Avatar de Usuario
albertoa
Major General
Major General
Mensajes: 5827
Registrado: 04 04 2008 00:05
País 2GM: U.S.A
Zona/Región: Normandía. Playa Omaha
Ubicación: España

Re: Albert Speer

Mensaje por albertoa » 25 01 2014 11:37

Mis felicitaciones por tan excelente biografía. Ciertamente nos encontramos ante un personaje singular, que encarna como nadie a la élite alemana de aquella época. En mi opinión, un hipócrita que supo exactamente lo que ocurría y que participó directa e indirectamente en la muerte de miles de personas, pero como hacía casi todo el resto de Alemania, miraba para otro lado como si eso no fuera con él. Me parece injusto que este señor pasase sus últimos años en libertad, por mucho que donase sus ganancias a asociaciones judías o por mucho que se arrepintiera. ¿No sabía que sus demenciales y patéticas ocurrencias estaban siendo hechas por trabajadores esclavos que morían a miles? ¿No sabía nada de la "solución final"? No me lo creo.

Saludos.

Unidad: 29th Infantry Division (U.S Army)



"Aunque el engaño sea detestable en otras actividades, su empleo en la guerra es laudable y glorioso, y el que vence a un enemigo por medio del engaño merece tantas alabanzas como el que lo logra por la fuerza."
Nicolás Maquiavelo.
Ordre de la Libération (1) British Flying Cross (1) Purple Heart (1) Africa Star (1) Kinshi Kunsho (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (5) Conspicuous Gallantry (3) Commendation Medal (1) Polemikos Stauros (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Cruz al Mérito Naval con distintivo blanco (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Pour le mèrite (1)

tavoohio
First Lieutenant
First Lieutenant
Mensajes: 1310
Registrado: 14 05 2013 21:11
País 2GM: Estados Unidos
Zona/Región: Pacifico

Re: Albert Speer

Mensaje por tavoohio » 25 01 2014 14:30

Muy buen trabajo. Amena a la lectura!
“Mess With One MARINE You Mess With Them All!”
US Antarctic Expedition (1) Kriegsverdienstkreuz Schwerter (2) Navy Cross (1) Flotten-Kriegsabzeichen (1) United States Medal of Freedom (1) Voyenny Orden Sviatogo Velikomuchenika i Pobedonos (1) Magyar Vitézségi Érem (1) Onderscheidingsteken voor langdurige (1) Eisernes Kreuz (1) Cruz al mérito militar con distintivo rojo (1) Pour le mèrite (1)

Avatar de Usuario
STUKALEMAN
Second Lieutenant
Second Lieutenant
Mensajes: 1125
Registrado: 01 02 2012 21:01
País 2GM: Francia
Zona/Región: Ste-Mére Eglise

Re: Albert Speer

Mensaje por STUKALEMAN » 25 01 2014 19:27

Una biografía amena y muy completa
gracias

Avatar de Usuario
Gualtier Malde
Lieutenant Colonel
Lieutenant Colonel
Mensajes: 2352
Registrado: 19 08 2011 23:10
Ubicación: Eso me gustaria saber, donde estoy y como he llegado hasta aquí

Re: Albert Speer

Mensaje por Gualtier Malde » 25 01 2014 20:13

Excelente biografía Currahee; este trabajo se une directamente al de los grandes trabajos de este foro.

En otro orden de cosas, estoy en total acuerdo con la opinión de albertoa. Speer es un ejemplo perfecto de la clasificación prejuzgada en la que se encuentran a los distintos personajes de la SGM -Göring el inútil, Speer el nazi bueno, Rommel el militar capaz, etc-y que necesitan de la constante revisión.
"No existe un camino para la paz, la paz es el camino". Ghandi.

Avatar de Usuario
abhang
General der Flieger
General der Flieger
Mensajes: 7107
Registrado: 18 06 2010 18:09
País 2GM: Alemania
Zona/Región: Montecassino
Ubicación: España

Re: Albert Speer

Mensaje por abhang » 26 01 2014 12:06

Magnífica biografía, muy amena e interesante, te felicito camarada;

verdad, cuesta creer que con su responsabilidad, no supiera nada del Holocausto, máxime su implicación con los miles de trabajadores que tuvo a sus órdenes.

Saludos.
El sudor ahorra sangre, la sangre ahorra vidas, y el cerebro, las dos cosas. (Erwin Rommel)


Unidad: 1. Fallschirmjäger Division
Orden Lenina (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (4) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Cruz al Mérito Naval con distintivo blanco (1) Légion d'Honneur (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Medalla militar individual (1) Pour le mèrite (1)

Avatar de Usuario
Bertram
General of the Army
General of the Army
Mensajes: 11317
Registrado: 31 08 2007 09:42
País 2GM: Reino Unido
Zona/Región: Norte de África
Ubicación: España
Contactar:

Re: Albert Speer

Mensaje por Bertram » 26 01 2014 20:47

Yo no me lo creo. A ver si va a resultar que el único enterado era Himmler.

El artículo inmejorable, directo al Hall de la fama
Distinguished Service (1) Mannerheim-risti (1) British Flying Cross (1) Navy Medal of Honor (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (6) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Victoria Cross (1) Légion d'Honneur (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Pour le mèrite (1) Laureada de San Fernando (1) George Cross (1)

Erwin Rommel
Generalfeldmarschall
Generalfeldmarschall
Mensajes: 10881
Registrado: 16 07 2009 03:20
País 2GM: Alemania
Zona/Región: Cirenaica

Re: Albert Speer

Mensaje por Erwin Rommel » 27 01 2014 02:13

Impresionante trabajo, felicidades. Me buscaré un ratito para leerlo con calma y luego lo comentamos.


Saludos y gracias por tu trabajo
Orden Lenina (1) Kriegsverdienstkreuz Schwerter (1) Croix des Evadés (1) Distinguished Service Cross (1) Infanterie-Sturmabzeichen (1) Ostmedaille (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (3) Conspicuous Gallantry (4) Commendation Medal (1) Voyenny Orden Sviatogo Velikomuchenika i Pobedonos (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Victoria Cross (1) Légion d'Honneur (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Pour le mèrite (1) Laureada de San Fernando (1)

Avatar de Usuario
Volkssturmmann
Hauptmann
Hauptmann
Mensajes: 1751
Registrado: 09 12 2011 01:47
País 2GM: Alemania
Zona/Región: Berlín
Ubicación: Al sur del sur

Re: Albert Speer

Mensaje por Volkssturmmann » 27 01 2014 21:58

Magnífica biografía de un personaje fundamental durante el Tercer Reich y que hasta ahora no teníamos su biografía en el Foro. Yo tampoco me creo de ninguna manera que Speer ignorase La solución final, es imposible que no se enterase de nada. Miente como un bellaco en su afán de presentarse como el nazi arrepentido.

Gracias a ti por tu trabajo currahee yo solo he aportado un minúsculo grano de arena a tu trabajo :D


Un saludo,
"La guerra es la continuación de la política por otros medios"
- Carl von Clausewitz -

guscano
Colonel
Colonel
Mensajes: 3179
Registrado: 30 07 2009 22:40
Zona/Región: Bosque Hürtgen

Re: Albert Speer

Mensaje por guscano » 28 01 2014 03:50

Camarada Currahee,

Mi más sincera enhorabuena por una biografía tan completa y trabajada. Ha sido un auténtico placer leerla, la cantidad de datos, algunos de los cuales desconocía, es abrumadora. Se nota que está bastante bien investigada y mejor planteada.
Un autentico referente del foro a partir de ahora de un personaje del Tercer Reich de lo más peculiar.


Saludos,



Guscano

Unidad: 165th Signal Photo Company
Ordre de la Libération (1) Mannerheim-risti (2) Distinguished Service Cross (2) Atlantic Star (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (2) Polemikos Stauros (1) Voyenny Orden Sviatogo Velikomuchenika i Pobedonos (1) Magyar Vitézségi Érem (1) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Victoria Cross (1) Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1)

Avatar de Usuario
Mariscal Panzer
Expulsado
Expulsado
Mensajes: 4509
Registrado: 09 07 2009 18:29
Zona/Región: Esquiando en Stalingrado

Re: Albert Speer

Mensaje por Mariscal Panzer » 28 01 2014 14:12

Excelente y completa biografía compañero. Se merece buscar un hueco y leerla con detenimiento. :wink:

Saludos

Avatar de Usuario
Currahee
First Lieutenant
First Lieutenant
Mensajes: 1481
Registrado: 14 10 2012 04:24
País 2GM: Francia
Zona/Región: Normandía/Holanda/Bastogne
Ubicación: Galicia (España)

Re: Albert Speer

Mensaje por Currahee » 28 01 2014 23:01

Gracias a todos compañeros. Como autocrítica diré que quizá me haya quedado una redacción un poco telegráfica, muy basada en párrafos cortos, sin perjuicio de otros muchos fallos que tendrá y que siempre se pueden ir corrigiendo con ayuda de todos. Me alegro que os haya gustado e insisto, de granitos de arena nada, la colaboración de los camaradas Cocinilla y Volkssturmmann le ha dado un toque magnífico al artículo.

Saludos a todos.
"3 miles up and 3 miles down!!!"


Unidad: 101st Airborne Division 'Screaming Eagles'
WWII Victory Medal (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (1) Polemikos Stauros (1) Onderscheidingsteken voor langdurige (1) Cruz al mérito militar con distintivo rojo (1) Légion d'Honneur (1)

Avatar de Usuario
LewisNixon
Master Sergeant
Master Sergeant
Mensajes: 776
Registrado: 05 07 2013 21:40
País 2GM: USA
Zona/Región: Europa
Ubicación: Valparaíso, Chile

Re: Albert Speer

Mensaje por LewisNixon » 29 01 2014 18:00

Camaradas,

Tremendo trabajao. Felicitaciones a todos quienes participaron de él.

Unidad: 101st Airborne Division 'Screaming Eagles'
Onderscheidingsteken voor langdurige (1) División Española de Voluntarios en Rusia 1943 (1)

Responder